¿Sabes?

¿Sabes? Ya no siento
aquella cálida brisa
y la frescura del agua.
Vivo en un escaparate
con la luna empañada
por mi aliento.

He vuelto y me he sentado.
He pensado, y al momento:
“qué disparate”.
Las palmeras tuercen la mirada
porque me saben pensando
aquel instante.

¿Sabes? Corro y me desangro
en fragmentos
de ruínas que dejé atrás.
Pero ahora y en tanto
me juro y rezo “no más”
me digo una confesión… “Miento”.

(16 de octubre de 2002)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.