Tres


Leí hace tiempo que un año en la red pasa, para la vida de uno, como cinco años en la vida real. El ritmo es tan intenso, son tantas cosas las que están a nuestro alcance, que el tiempo pasa de una forma distinta.

Hace ahora tres años recibí por email de un conocido -ya no recuerdo quién- un correo en el que se me animaba a firmar una alerta que tampoco soy capaz de recordar de qué iba. La cuestión es que me metí en esa web y me puse a curiosear. Me llamó la atención la imagen moderna, la variedad de temas, y que todo aquello llevase la marca de una iniciativa de inspiración cristiana. Nunca había visto nada así.

Ese mismo día me suscribí a los foros. Era el 21 de abril de 2003, tal día como hoy. Yo ya había estado en los foros de la plataforma Cultura contra la Guerra, que también tenían formato PHPbb, y me había aficionado a esta forma de participación en internet. Aquella nueva experiencia resultó apasionante. Ese nuevo foro que descubrí apenas tenía entonces ciento y algo usuarios (ahora ronda los 5.000). El foro tenía nivel y resultaba apasionante debatir allí.

A los pocos días fue la última visita de Juan Pablo II a Madrid, y mi familia y yo nos fuimos para allá. Fue un fin de semana apasionante, y volví de Madrid con ganas de comerme el mundo, pero no sabía por dónde empezar. Así que me decidí a empezar por aquel foro al que me acababa de suscribir. Y así me convertí en miembro de HazteOir.org. Entonces éramos muy poquitos, ahora la cosa ha crecido un montón. Parece mentira lo que un grupo de jóvenes decididos pueden ser capaces de hacer en apenas tres años.

En fin, han pasado muchas cosas desde entonces. A veces tengo la sensación de que llevo aquí toda la vida, tal vez porque esto me ha cambiado la vida a mejor. Como en todo lo que uno hace en la vida, ha habido también momentos desagradables, pero los buenos recuerdos son mayoría. He conocido magníficas personas, y HO me ha ayudado a adquirir muchos conocimientos que no tenía. No sabría resumir con palabras todo lo vivido en estos tres años, no creo que haya palabras que lo describan. Así que me conformaré, siendo justo, con decir “gracias”. Gracias por dar sentido a mi vida, por hacerme más libre y por permitir, dentro de mis limitaciones, que ponga un poco de mi mano para cambiar las cosas a mejor.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.