A esta moda sí que me apunto


¡Por fin! Uno empezaba a pensar que la canción del verano siempre iba a estar monopolizada por las cancioncitas del niño pijo o de la niña pija de turno, por los plastas de “Operación Triunfo” o por los cantamañanas que verano tras verano nos vienen con sonidos que parecen calcos de los emitidos el año anterior. Y he aquí que se mete por internet un paleto -dicho sea con todo el orgullo que le mete el tío al término- y manda a tomar viento fresco a los niños pijos, a las niñas pijas, a los Bisbales y a los peñazos veraniegos de cada año. ¡Caray, ya era hora!

Me encanta la idea de que un currante del pueblo llano tenga el desparpajo de salir en un vídeo -que se lo ha currado bien- tocando una canción original, rockera -jo, cómo esperaba algo cañero en verano, siempre con el mismo rollo salsero-, pegadiza e inocentona, apareciendo con su perra, con sus cabras, sus conejos y demás animales de granja. ¿De qué avergonzarse, si millones de españoles viven honradamente trabajando en el mundo rural? Cuando escucho esto me acuerdo del pastor Alfonso y de su mujer Cándida, que en paz descansen los dos, con los que charlábamos cuando íbamos a Prado, cerca del Aloya, de excursión, y nos los encontrábamos llevando de vuelta a las vacas con el atardecer. Alfonso no había salido del pueblo más que para ir a la mili, en tiempos de María Castaña, pero él y su mujer eran dos cielos. Personas rudas, pero auténticas, de las que no engañan. Qué diferencia con la ciudad.

Y es eso lo que uno encuentra en El Koala: una autenticidad que no existe en las estrellas veraniegas de turno. Qué collóns: un aplauso para este paleto, que entre tanto niño pijo y tanta piel bronceada en cacharros de rayos uva, ver como triunfa un paisano le llena a uno de alegría.

Si quieres ver el vídeo de El Koala, pulsa aquí.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.