Dentistas con lado cómico

Me lo he encontrado en Brainstorm #9. Se trata de una campaña de Colgate para dar a conocer su cepillo de dientes “Colgate Smile”, para lo cual han repartido estas curiosas máscaras para dentistas, que llevan el lema “No hay que tener miedo del dentista con los cepillos de dientes Colgate Smile”. Sinceramente, no sé qué me aterra más, si los dentistas con sus mascarillas habituales, o éstos que me recuerdan al payaso asesino de “It”, de Stephen King.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. En España llevan una máscara parecida los de Hacienda 😀

  2. Saulo

    Precisamente ayer estuve en el dentista. Creo que no llevaba esta máscara porque, mientras esperaba mi turno junto a otras personas en una sala, se oían unos quejidos de un niño que fueron aumentando de volumen paulatinamente hasta convertirse en auténticos gritos de dolor, llanto y llamadas desesperadas a su madre. Vamos, que parecía como si lo estuviesen torturando, que se nos pusieron los pelos como escarpias a los allí presentes. Sospecho que a más de uno nos dieron ganas de salir corriendo.
    🙁
    No sé yo si serán eficaces esas caretas con los más jóvenes. Lo que sí creo es que el pequeñín de ayer salió de la consulta muy motivado para cepillarse los dientes con frecuencia y evitar así más visitas desagradables al médico más temido.

  3. Saulo, acabas de hacer que me acuerde de una extracción de muela que me hizo cuando era pequeño una dentista que era algo así como una especie de Crueva Deville. ¡Ufff, fue horroroso! Me echo a temblar cada vez que lo recuerdo… 🙄

    Por cierto, Cerrajero, a los de Hacienda, al menos aquí en Vigo, creo que se les ha caído la sonrisa de la máscara. Me ha atendido gente con una cara de lo más aburrida (eso cuando estaban, claro, recuerdo cuando me fui a dar de alta como autónomo: en pleno papeleo, la funcionaria que me atendía plantó todo y se fue a tomar un café… ¡y eso que eran las 10 de la mañana!). :S

  4. Eos

    A mi lo que más miedo me da del dentista es la factura al salir 😉

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.