Seis españoles asesinados en el Líbano

Jefferson Vargas Moya (21 años), Jackson Castaño Abadía (20), Juan Erickson Posada (20), Jonathan Galea García (18), Juan Vidoria Díaz (20) y David Puerta Ruiz (19). Viendo sus edades se me caen las lágrimas. Yo tengo 31 años, y ellos tenían toda la vida por delante. Unos malnacidos les han asesinado en el Líbano, donde servían a España en las filas de la Segunda Bandera de la Brigada Paracaidista. Vayan desde aquí mi recuerdo, mi homenaje y mis oraciones para ellos, y mis condolencias, mi cariño y un fuerte abrazo para sus familias, sus amigos y sus compañeros de armas.

[audio:http://www.contandoestrelas.info/radioblog/lamuertenoeselfinal2.mp3]

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Drow_male

    No tengo palabras, la verdad. Nunca entenderé cómo se pueden encontrar razones para arrebatar así la vida a otro ser humano. Nunca entenderé cómo unas ideas (políticas o religiosas) pueden llevar a alguien a tratar de imponerlas por la fuerza, por medio del miedo.

    Lo peor de todo es que quienes pusieron la bomba creen que hicieron bien, están orgullosos de haber atacado al “infiel”, y nunca se han parado a pensar que estos soldados tienen familia también.

    Como sabes no soy muy religioso, así que sólo añadiré que espero que sus familias reciban el mejor trato posible, y que los heridos se recuperen cuanto antes.

    Ojalá de aquí a unos años, el terrorismo en Oriente Medio no sea más que un triste recuerdo.

  2. Desde luego dentro de unos años el terrorismo en Oriente Medio será un recuerdo….. lo tendremos enterito en Europa.
    Lo más triste es la tierna edad de los fallecidos y el poco reconocimiento de las fuerzas armadas, pero no olvidemos, por mucho que duela, que como soldados todos tienen una bala (o algo peor) con su nombre. Pero no deja de ser lamentable el saber que han muerto por nada, pues estoy segura que los terroristas no saben ni a quién están matando, van a bulto, a erradica todo aquello que no huela a mugrinto hedor islámico.
    Descansen en Paz, al menos ellos, ya que sus famílias no podrán.

  3. Drow, sobre matar por creencias políticas o religiosas, supongo que pasa como en todo: cuando se trata de matar, cualquier excusa vale. Lo preocupante es que haya grupos políticos y religiosos radicales que se dedican a sustentar ese discurso terrorista, y que haya países que los toleran e incluso los financian (y ya no hace falta irse a Irán: Arabia Saudí, mismamente).

    Sahndrah, espero que no ocurra así, pero desde luego las perspectivas no pintan bien… 🙄

  4. Lo que es increible es que nuestros soldados en zonas de guerra no tengan ni el más mínimo instrumental para defenderse de situaciones más que previstas.

    Lo del no tener inhibidores de ondas es auténticamente escandaloso.

    Pero en este país nunca pasa nada… Los del No a la Guerra… ¿ya han convocado concentraciones en Ferraz?

  5. Javier

    Qué el sacrificio de nuestros soldados sirva para algo. Mi más sentido pésame a sus familiares y a todos nosotros por tan sensible pérdida. No es momento de reproches pero me atrevo a pedir que no se escatimen medios para avituallar convenientemente a nuestras Fuerzas Armadas.

  6. Lo peor es que ya sabían desde hace meses el peligro terrorista que afrontaban nuestras tropas en el Líbano, y a pesar de ello no dotaron con las medidas de seguridad necesarias a nuestras tropas allí. Una cosa tan sencilla como un inhibidor de frecuencias va montado en cualquier coche oficial. No salen a la calle sin ellos. Sin embargo, a nuestros soldaditos los envían al Líbano en medio de esos grupos terroristas a arriesgar el pellejo con lo puesto.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.