Seres humanos en peligro de extinción

Esta niña tan guapa y con esa contagiosa sonrisa «Matutano» se llama Lourdes. Tiene algo en común con el más joven -y el mejor y más cariñoso- de mis tíos: ambos tienen el síndrome de Down. Lourdes y mi tío son noticia, pues son seres humanos en peligro de extinción.

Como recoge el número de este mes de la revista Nuestro Tiempo, hace 15 años nacía con el síndrome un bebé de cada 600: hoy ya sólo es uno de cada 1000. Los que faltan han sido «descartados» gracias a una prueba, la amniocentesis, que ha desencadenado un exterminio que se cobra, además, las vidas de bebés totalmente normales. Hace poco provocaron la muerte de dos gemelas, Andrea y Paula, en un hospital de Milán. Sólo una de ellas tenía el síndrome.

En Esparta los tiraban por un barranco. Muchos lo hemos visto con horror en el cine, al inicio de ese éxito de taquilla que fue 300. Hoy les eliminan en el vientre de sus madres, y rechazar esto es «políticamente incorrecto». ¿Somos mejores que Lourdes o que mi tío? ¿Por qué tenemos más derecho a vivir que ellos? ¿Vale más la vida de un lince ibérico, protegido por el Estado, que la vida de esa niña tan sonriente, totalmente desamparada por las leyes?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Que bonita niña, dale un beso de mi parte, y a tu tio, también. Me enamora esa sonrisa tan limpia, tan hermosa.
    La verdad es que tienes razón, en una sociedad sin moral, sin principios, ¡SIN DIOS!, ¿que vamos a esperar?. Si no existe ningún freno, vamos al precipicio más hondo, somos peor que los animales. Degradante y patético mundo, alguien ha de parar esto

  2. Y QUE OJAZOS….. ¡BONITAAA!

  3. Que conste que yo a la niña no la conozco en persona, viene en el reportaje de la revista Nuestro Tiempo. 😉 Desde luego, es una preciosidad. Todas las personas con síndrome de Down que he conocido -y son unas cuantas- son como ángeles de carne y hueso. Ya hablé aquí las pasadas navidades del Belén viviendo que montan en el Colegio San Francisco de Vigo:

    http://www.outono.net/elentir/?p=628

    Por cierto, no creo que sea cosa de creer o dejar de creer en Dios, sino de tener un poco de buen corazón. Basta con eso.

  4. El asunto es jugar a ser Dios.
    No entender la naturaleza y estar con ella, sino enmendarla: vale la eugenesia, la eutanasia, vale el crimen, siempre que demuestre bajo un halo cientifista que es «por el bien comun» o «de la persona»
    Es la eugenesia nazi.
    Paradojico en si mismo. Es el mal, la confusión, el lío, y España va hundiendose todo occidente va hundiendose.
    Y lo de Esparta es una leyenda. Simplemente: quien no daba la talla no podía ser ciudadano, no es que lo mataran, lo de arrojarlos de la roca es metafórico. Ahora, si no eres progre, politica sexual socialmente correcto, eres un especimen a agotar: eutanasia. Y la sociedad es así, y el pp no es la solución porque van todos en la misma dirección, y no hay que modificar la deriva, hay que cambiar el rumbo.
    Sigue asi.

  5. Considérate afortunado. Esas personas las puso Dios en el mundo para que a través de su inocencia viéramos cuan horrorosos somos. Dices bien, son ángeles.

  6. He estado muy cerca de los niños con discapacidad intelectual.
    Aquí hay varias instituciones amigas, que prestan una atención muy especial. Ese era mi desempeño por un tiempo largo, como asesora de imagen de estas instituciones. Igual con la discapacidad funcional. Abandoné todo ello para estar ahora en esto que pareciera que no tendrá fin, ya que a la gente le ha dado por seguir los adoradores de asesinos. Muy linda niña, linda, linda. Un abrazo, Martha Colmenares

    Un abrazo Martha Colmenares
    http://www.marthacolmenares.com/2007/10/29/bestial-tortura-a-un-monje-birmano-fotos/

  7. Hoy he visto en la prensa en papel –no la tengo ahora a mano– que se ha comenzado a comercializar una ‘muñeca con síndrome de Down’ para ayudar a concienciar sobre el tema y recaudar fondos para ayudar a los afectados.

    Por lo demás, firmo lo que dice HdZP.

  8. Javier

    Lo que la naturaleza acepta, qué no lo desprecie el hombre. Hagamos una sociedad en la que nos sintamos a gusto todos, empezando por los más débiles.

    Un abrazo.

  9. Recuerdo las palabras de un amigo mío que dijo que ojalá Dios le bendijera con un hijo con Sindrome de Down. Este chico sabe de lo que habla, tiene una hermana así.

  10. Xobre

    Desgraciadamente, conozco varios casos en los que se ha animado a abortar a madres «en caso de duda», una de ellas era mi hermana. Ella (como otras muchas madres) no hizo caso y siguió adelante, el resultado ha sido un niño al que hubo que extirpar un riñón (el otro le funciona perfectamente), juega al futbol de maravilla y con siete años es el más listo de su clase.
    Desgraciadamente, estoy de acuerdo en que estamos perdiendo el norte, y mientras tanto nos van a hablar de «valores» en EPC.
    Afortunadamente, todavía hay ginecólogos que te dicen «si vais a seguir adelante con el embarazo, os recomiendo que no te hagas pruebas».

  11. Elentir, te olvidas de algo que no se dice nunca y que hay que conseguir que se sepa, y es que toda esta selección de niños, lleva aparejadas otras victimas colaterales de las que no se habla, casi toda ellas sanas del todo, son las víctimas de la propia prueba, de la amniocentesis. La muestra de líquido amniótico se toma, con una aguja, de detrás de la nuca del nonato. Si en ese momento el niño se mueve, cosa que sucede más a menudo de lo que la gente se piensa, la aguja descabella al niño provocándole la muerte. Pero eso no se cuenta porque tampoco interesa a los amigos de creerse Dios.

    Los obstetras tienen la obligación de informar a las embarazadas de la posibilidad de hacerte esa prueba, pero si el médico es un tío normal, aconsejará que, si no se tiene intención de abortar, no se haga la prueba por los peligros que encierra para el feto, pero estos médicos son los menos.

  12. Prevención para evitar acciones de «selección».

  13. Me has tocado la fibra sensible Elentir.

    Recuerdo cuando mi mujer se quedó embarazada de nuestro segundo hijo (hija realmente). Por aquél entonces, mi santa esposa tenía más de treinta años y en medios ginecológicos la denominaron como «madre añosa» (tiene huevos la cosa).

    Pues bien, como era «madre añosa» tenía un riesgo de tener un niño con síndrome de Down y que su consejo era hacerse la amniocentesis (en realidad era el ecógrafo quién lo comentó. La ginecóloga nos lo dijo porque era su obligación pero que entendía que no se la hiciera sobre todo después de haber estado durante seis años con tratamientos de fertilización in vitro). Eso sí, nos dijeron que la prueba de marras no daba una fiabilidad del 100%.

    Nos negamos en rotundo pues sería tan hijo nuestro como el mayor y que sería lo que Dios quisiera.

    La niña nació sin ningún problema, pero aún en el caso de que se hubiera hecho la amniocentesis y hubiera dado positivo, habríamos seguido adelante con el embarazo y estoy seguro de que tendría una niña igualmente preciosa, aunque tuviera el síndrome de Down.

    Conozco muy pocos casos de niños que tengan el síndrome, pero los poquitos que conozco son niños muy tiernos, dulces y cariñosos que tienen todo el derecho del mundo a vivir.

  14. En fin, me dejáis sin palabras con vuestras intervenciones. Disculpadme que no conteste a todas una a una.

    Desde luego, ya estaba informado de los riesgos de la prueba de la amniocentesis, y es cierto que se cobra muchas vidas. Es sorprendente como una prueba médica se hace con desprecio de la vida del feto y también de la salud de la madre, pues esta prueba puede provocar infecciones.

    Es mu triste, desde luego, leer las salvajadas que hicieron los nazis para conseguir una «raza pura», cargándose a enfermos, esterilizando a discapacitados y cosas así. Justo lo mismo que reclaman hoy algunos en nombre del «progreso». Es algo que me hiela la sangre.

    Ayer mismo leí el caso del Rector de una Facultad de Estados Unidos que propone que se pueda matar al propio hijo hasta 28 días después de su nacimiento, bajo la idea de que hasta ese día no es una persona. Una simple arbitrariedad como ésta basta para defender un atentado contra la vida más inocente. ¿En qué mundo vivimos?

  15. Patroclo

    En esta dificil encrucijada de la historia donde a veces tan poco vale una vida humana, solo se me ocurre decir…
    ¡Qué Dios bendiga a estos niños y a sus padres que siguen pensando que la vida es sagrada y es el mejor regalo!

    Un beso muy fuerte para todos y cada de ellos!

  16. Que gran casualidad Elentir, mi tío Kiko, es el más joven de todos mis tíos (sólo un año más que yo, fíjate) también tiene síndrome de Down, y lo quiero más que a mi propia vida.

  17. Supongo que coincidirá en que sean los más jóvenes porque suele haber más casos de síndrome de Down en mujeres que dan a luz a más edad. Lo «curioso» es que ahora que la edad de dar a luz ha avanzado más que antes, haya menos casos. Eso deja en evidencia lo que están haciendo con estos pequeños. 🙄

  18. Una pareja muy amiga mía tuvo un pequeño con síndrome de Down. El chico más dulce, cariñoso y amable que nunca he conocido.

    De hecho, cuando nuestros amigos salían, en casa nos peleabamos por quedarnos con él, aunque tenían más para repartir. Si alguien no sabe cómo son estas personas, sólo decirles que únicamente son «diferentes», y tengo muy claro que para mejor.

  19. A nosotros, en el colegio, el sacerdote siempre nos decía que esos niños se iban derechos al cielo, que eran como ángeles. Y qué razón tenía el tío. 🙂

  20. kargar

    somos los padres de esta niña que aparece en la foto. Se llama Lourdes y es la cosa más grande que nos ha podido pasar en esta vida…No os podeis imaginar lo que disfrutamos de ella y lo que hace disfrutar a todos los que se cruzan con ella (es rápida como un rayo y si pilla a alguien con gafas en un ascensor, en la calle o en un supermercado, el siguiente lugar al que acude esa persona es a la óptica a arreglarse las gafas…). Sus hermanos la adoran y a nosotros nos ha dado mucha luz para entender que son diferentes pero no peores, que solo se preocupan de dar cariño y de recibirlo y que no tienen maldad. No les preocupa demasiado si un día están guapos, llevan ropa de marca, etc ellos están centrados en ser felices y hacerlo a los demás. Esa sonrisa de la foto la vemos todos los días desde hace 2 años y medio y es lo que nos da la alegría de vivir que tenemos y la fuerza para sacarla adelante a pesar de que mucha gente piensa que tener a un niño así es truncar toda una vida.

  21. Muchas gracias por vuestro mensaje y por el honor que me hacéis con él. Tenéis una hija majísima, es un sol. 🙂 Y no hace falta deciros que me dais envidia, pues sois los padres más afortunados del mundo. 😉

    Aquí tenéis siempre un amigo para lo que necesitéis. 😀

  22. manuela

    hola soy de Argentina… y estudio una carrera relacionada con estos niños tan maravillosos….
    gracias a ello descubri que la vida es linda y que vale la pena vivirla…. y me descubri a mi misma….
    😀 soy muy afortunada no?

  23. Carlos A. Alvarado A.

    Muchas felicidades por su niña y tío, yo tengo una niña y soy feliz, estoy tratando de conseguir la muñeca para ella y su escuela.

  24. mami

    Esa niña es una preciosidad.

    A ver, estos niños, frecuentemente tienen asociadas algunas patologías que te tienen en un «sinvivir»; problemas de salud. Algunas veces, no muchas, pero algunas, imagino que dependerá también de la educación, quizás si sus padres son muy mayores, o les desatienden, pueden ser algo violentos (aunque ahora lo son más muchos llamados «normales»).
    Pero la paternidad asume cualquier contratiempo. ¿Queremos hijos «a la carta»?. Pues mucha gente elegiría a Lourdes entre un montón.
    Tengo 43 años y mi cuarto hijo tiene un añito. El ginecólogo insistía en la prueba, a la que me negué rotundamente. No hubiera matado a mi bebé por nada, y menos por un síndrome de Down (no fue el caso y, sinceramente, me alegré). No creo que nadie pida tener un niño con ningún síndrome, pero me parece que unos padres que desprecian un niño así, de manera que ponen en riesgo la vida de un bebé que ni siquiera es probable que lo padezca, no merecen tener ningún hijo.

  25. Rafa

    si, que tienes mucha razón, agradezco tus comentarios.

  26. lo

    no se porque tantas personas discriminan a estos niños tan lindos que como dice en otro comentario anterior son unos angelitos de carne y hueso. Yo no tengo un amigo asi y es el mejor amigo que uno puede tener son re cariñosos y cuando te abrazan se siente que lo hacen con el corazon. Lo que nos queda es pedirle a DIOS por todos aquellos que no se tientan el corazon para hacerle daño a niños como ellos para que recapaciten y se den cuenta que ellos valen igual que todos.

  27. Yina

    Esta preciosa niña me recuerda a la mia la cual desafortunadamente murio de leucemia a los 8 años…Mi hija tenía sindrome de Down pero, a pesar de las dificultades la amaba y la sigo amando profundamente, pues fue mi unica hija.

  28. Luisa

    Hola!por 25 años tuve la fortuna de tener una hermanita con Sindrome de Down,gracias ella soy un poquito mejor persona!

    Siempre nos dio alegria a todos,a su familia inmediata,al resto de la familia,a los vecinos y a todo el que la conocio!

    Es cierto son angeles que Dios envia y como dijo una vez un sacerdote,no es lo que hacemos por ello,ES LO QUE ELLOS HACEN POR NOSOTROS!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.