O la sentencia me complace, o montaré un follón

Anoche en Contando Estrelas me refería a la postura que ha adoptado el PSOE ante la sentencia del 11-M que se conocerá mañana miércoles. Mi conclusión es que le importa un rábano lo que diga la sentencia, del mismo modo que le ha importado poco toda la cadena de alteraciones, destrucción e incluso invención de pruebas que ha dejado al descubierto el juicio sobre los atentados de Madrid. El PSOE ya tienen su “verdad” fabricada de antemano, y consiste en lanzar a la opinión pública una idea: que la culpa del atentado fue de Aznar y, por extensión, del PP.

A esta idea se sumó de forma entusiasta y desde el primer momento la madre de una de las víctimas de aquellos atentados, doña Pilar Manjón. Veterana militante del Partido Comunista de España, esta mujer se ha convertido en la portavoz del ala más radical de los defensores del “dogma oficial” sobre el 11-M. Precisamente fue en el órgano oficial del PCE, Mundo Obrero, donde doña Pilar hizo sus declaraciones más escandalosas y sectarias en relación con estos atentados, en una entrevista concedida en octubre de 2004: “quiero que sean llamados a declarar como imputados en la causa penal el ex ministro de Interior, Angel Acebes, y el ex presidente de Gobierno, José María Aznar”. Manjón afirmó, además, que la imputación de ambos dirigentes del PP por aquellos atentados terroristas era su “objetivo final”.

No habiéndolo conseguido, hoy Manjón ha vuelto a la carga, descalificando a priori cualquier contenido de la sentencia que no se ajuste a sus exigencias políticas, en unas manifestaciones que revelan a las claras el absoluto desprecio por la independencia judicial que vienen demostrando amplios sectores de la izquierda. En una nueva entrevista, esta vez concedida a la televisión prosocialista Cuatro, doña Pilar ha declarado que si en el fallo judicial no aparece que la causa del 11-M fue la guerra de Iraq, recurrirá la sentencia “por política”.

Lo que la señora Manjón transmite a la sociedad es que o la sentencia del 11-M se sube al barco de la manipulación política de los atentados que pusieron en marcha los defensores del “dogma oficial”, o darán la sentencia por no válida. O dicho de forma más vulgar, y como he titulado estas líneas: “o la sentencia me complace, o montaré un follón”. ¿Cabe imaginar mayor y más burdo intento de coaccionar la acción de la Justicia?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.