Durán Lleida quiere “abortar” la COPE

El tiempo es un eficaz suero de la verdad que va quitando la careta a todo el que presume de lo que no es. Éste es el caso de Durán Lleida, un político que se autodefine como “demócrata-cristiano”, pero que hace un año no dudó en afirmar que “la Iglesia no puede permitirse ni un día más” la línea editorial de la Cadena COPE. ¿La razón? Pues que la emisora criticaba el nuevo Estatuto catalán -por laicista, intervencionista e inconstitucional- que él apoyaba.

Hoy, martes, Josep Antoni Durán Lleida ha lamentado que la Iglesia no sea “capaz de abortar una emisora que crea discordia”, otra vez en referencia a la COPE. O lo que es lo mismo, el gerifalte de CiU quiere que la Iglesia cierre la COPE porque sus opiniones no gustan a Durán Lleida. Este individuo tiene de “demócrata-cristiano” lo que yo de marxista-leninista: no es más que un totalitario de pacotilla.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. También quiero yo que con mis impuestos no se pague el sueldo de gentuza como él que niegan su nación y mira. Ajo y agua.

  2. Patroclo

    Sencillamente el que quiere silenciar a un medio de comunicación, no cree en la libertad de expresión.
    Los únicos que crean discordia en este país son los naZionalseparatistas como él que odian a España.
    Y lo de abortar…es que les traiciona el subconsciente.

  3. Me uno a tu iniciativa, Hartos de ZPorky: ¿para cuándo una casilla para cada partido político en la declaración de la Renta lo mismo que ya la hay para la Iglesia Católica? Yo quiero tener derecho a decidir que mis impuestos no vayan para el partido de un personaje tan intolerante como Durán Lleida.

    Acertado apunte, Patroclo: tiene narices que un nacionalista, precisamente un nacionalista, sea el que viene a acusar a otros de “sembrar la discordia”, que es lo que el nacionalismo hace por sistema y por ideología. Qué cínicos son.

  4. Suelo escribir correos de apoyo a la COPE.

    Que sepan que no están solos:

    http://www.cope.es/emails.php

  5. los hipócritas liberticidas disfrazados dan más asco que los que no se esconden.

  6. Me encanta la democracia de esta gente, callando las voces discordantes por la fuerza, intentando acabar así con la libertad de expresión: me recuerda a dictaduras y repúblicas bananeras, como las de Chavez o Castro.

  7. Tengo la sensación de que esta campaña para taparle la boca a la COPE llega ahora porque se prepara algo gordo y no quieren tener a esta emisora “molestando”. Mis sospechas se refieren a un hecho muy concreto del que hablaré esta noche en el blog.

  8. Patroclo

    ¿Tiene que ver con Marruecos?

  9. Desde cualquier punto de vista es lamentable ver a estos supuestos “demócratas” maquinando como acabar con los medios de comunicación NO afines, y les da absolutamente igual que la gente no tenga casa, que los precios suban o la inseguridad, entre otras. Y luego hablaran de la famosa libertad de expresión, esta progresia es muy hipócrita.

    Saludos…

  10. Bingo, Patroclo.

    Y sí, Gazulin, ya ves, se pasan todo el día hablando de “libertad de expresión”, y al mismo tiempo la pisotean cuando son los demás los que reclaman su normal ejercicio. Son así de coherentes.

  11. De demócrata nada. Este señor es un radical como Carod-Rovira, Montilla o Saura. Ojo con su jugueteo con PSOE y PP de vista a las Generales. Un saludo.

  12. Si un partido que defiende la comisión de un delito, como por ejemplo el asesinato, es ilegal, los nacionalismos deberían ser ilegales pro defender la NO unidad española, luego defienden una idea anticonstitucional.

    Por otro lado, el nacionalismo es, por definición, totalitario a la vez que contradice el principio de solidaridad territorial, lo cual va radicalmente en contra de la democracia. Una democracia no puede tener en su seno a su más radical enemigo, luego los partidos nacionalistas deberían ser ilegales también por esto.

    Reclamo la ilegalización de los partidos nacionalistas.

  13. Tamerlán

    Creo que la constitución alemana recoge una idea similar a la tuya, interruptor, pero tengo que contrastar el dato.

    Saludos.

  14. Yo no estoy a favor de la ilegalización de los partidos nacionalistas, mientras éstos acaten la Constitución y las leyes. Cosa que empieza a ser muy cuestionable en el caso de varios partidos nacionalistas que hay en el País Vasco y Cataluña. Desde luego, lo que no se puede tolerar es que los enemigos de un régimen democrático como el nuestro se aprovechen de sus instituciones y de las libertades de todos para demolerlas y cargarse la unidad del país.

  15. Desde aquí mi más sincero apoyo a Losantos, César Vidal e Ignacio Villa. E, igualmente, a Alejo Vidal-Quadras por las opiniones que han manifestado en libertad en sus programas.

    No soy oyente habitual de ninguno de ellos, puesto que suelo oir a carlos Herrera; pero que cualquier persona declare que se debería “abortar” cualquier emisora no tiene nombre. y mucho menos si esa persona es Durán y Lleida, una persona tan “poco apostólica”

  16. ELenti, dices que no estás de acuerdo con la ilegalización mientras respeten la Constitución, pero es que por simple definición de nacionalismo, no respetan la Constitución. En la Constitución se habla de solidaridad territorial y eso está frontalmente opuesto a las tesis defendidas por el nacionalismo. Además, el nacionalismo se basa en la idea de que no todos somos iguales, cada cual piensa que él es mejor, lo cual va en contra de todas las leyes.

    Los nacionalistas no acatan la Constitución ni la legalidad en general. Luego deberían estar ilegalizados todos ellos.

  17. Perdón, Elentir, he escrito mal tu nick 😳 Discúlpame, pero es que, como ya he dicho alguna vez, no tengo dedos, tengo un catálogo de chorizos :S

  18. Roberto Alcázar

    Hola, estaba leyendo este post y me parece que aquí la gente que se encuentra a la derecha, tanto la de las regiones como la centralista ha elegido la batalla equivocada.

    Nada más echar un vistazo a las calles o las escuelas del centro de Barcelona, es evidente que el problema no está entre los españoles que hablan catalán y los que hablan primariamente castellano. El problema es otro diferente.

    Hay poca gente que lo reconozca en público, y Duran Lleida es una excepción. Hace poco tuvo una intervención en este sentido en un programa de TV nacional en el que participaba una señora marroquí también.
    http://es.youtube.com/watch?v=t7TQLRPb-gw

    Creo que ni FJL hace bien al criticar a los catalanes ni los de Unió al promover exclusivamente los intereses de su región. Cataluña y el catalán son parte de España y estas luchas de gente que en muchos sentidos, son muy similares, no nos lleva como país a ninguna parte.

    Saludos

  19. Interruptor, yo distingo, en todo caso, nacionalismos más bien civilizados, como el canario, de nacionalismos chulescos como el catalán, el gallego y el vasco. Por eso no me gusta hacer tabla rasa.

    Roberto, no he escuchado nunca a Federico criticando a los catalanes, más que nada porque en su programa tiene invitados a catalanes como Girauta. A quienes sí critica es a los nacionalistas, y tiene motivos de sobra. Si vives en Cataluña ya sabrás por qué.

  20. Elentir, no se trata de hacer tabla rasa. Yo no me refiero a unos nacionalistas o a otros, se trata del concepto de nacionalismo en sí mismo, que es antidemocrático y anticonstitucional, independientemente de que quienes lo defiendan lo hagan a tiros o con palabras amables, sin insultos ni agresiones, y ajustándose a las reglas parlamentarias. Es el mismo concepto de nacionalismo el que no es compatible con una democracia y con nuestra constitución. Es por ello que yo defiendo la ilegalización de los nacionalismos, sean como sean.

    Pero ojo, no confundamos el nacionalismo con el regionalismo. No tiene nada que ver el nacionalismo del BNG con los primero galleguistas, con Manuel Murguía y compañía, que si levantaran la cabeza se enfrentarían con uñas y dientes a los actuales nacionalistas, porque ellos eran regionalistas y sus reivindicaciones eran poco políticas y muy culturales.

    Espero haberme explicado.

  21. En esto último estamos de acuerdo, Interruptor. Poco tiene que ver el nacionalismo gallego actual con el regionalismo del siglo XIX, aunque aquél haya bebido bastante de ciertos disparates de éste, eso sí.

    Sobre el nacionalismo, en fin, yo prefiero ser prudente a la hora de prohibir planteamientos políticos en una democracia, eso puede tener el efecto justamente contrario al perseguido.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.