¿Los españoles delinquimos más?

“Los que vienen de fuera no delinquen más que los españoles”. Esto lo dice hoy el diario Público, que considera “mentira” y “racismo” afirmar lo contrario. Soy cristiano y para mí todos los seres humanos son mis hermanos. No me gustan las generalizaciones, pues entre los extranjeros que llegan a España hay bastante gente buena, pero lo cierto es que también hay muchos que delinquen. Decir esto no es racismo, ni xenofobia ni mentira: es simple y llana estadística.

En Público, sin embargo, niegan la mayor (y subrayo en negrita):

Otra de las percepciones extendidas que derrumba la Secretaría de Estado de Seguridad es que los inmigrantes delinquen más. Al contrario, destacan que en 2002, con la mitad de inmigrantes que en 2006, la tasa de criminalidad fue 1,5 puntos superior.”

Cuando Público indica que no es cierto que los inmigrantes cometan más delitos, sino “al contrario”, lo que está afirmando indirectamente es que los españoles somos los que más delinquimos. Sin embargo, el diario no aporta ningún dato que respalde dicha afirmación.

Ya que el hijo no nos da esos datos, tendremos que ir a buscarlos al periódico de su padre, que dirige el diario también prosocialista 20 Minutos, en el que encontramos esto (15 de octubre de 2007):

De los 66.313 reclusos que hay en las prisiones españolas, 22.733 (el 34,2%) son extranjeros”

Cualquier progre logsero dirá: “ves, Público tiene razón: hay más presos españoles que extranjeros”. Sin embargo, según el último padrón hecho por el INE en enero de 2006, hay en España un 9,3% de extranjeros. La desproporción es evidente: no llegando al 10% de la población, los extranjeros suman más del 30% de los presos.

Sé que algún hooligan de Escolar estará deseando ver alguna conspiración xenófoba para meter a extranjeros en la cárcel, pero la realidad está a la vista. Entre los extranjeros hay una tasa de criminalidad mucho mayor: casi 25 puntos por encima de la tasa española. Negar la evidencia es hacer como las avestruces, que esconden la cabeza creyendo que así se esfuman los problemas.

Si entre los extranjeros hay una mayor tasa de criminalidad, habrá que buscar la causa y poner los medios para resolver ese problema, que es bastante serio. Los problemas no se arreglan negando la realidad ni anatemizando a los que nos atrevemos a exponer las estadísticas como son, sin ocultarlas ni manipularlas.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Añadiré más cifras. No llegando al 10% de la población, en algunas localidades cometen el 75% de los delitos. En casos como asaltos a chalets, alunizajes… Llegan hasta el 90%.

    Lo que está claro es que no sólo vale la excusa del si no encuentran trabajo de algo tienen que comer. Delinquen porque en España ser criminal sale barato. Los menores que atracan, violan o apuñalan, que forman bandas, saben que nada les puede pasar con la ley del menor. Los mayores saben que hasta que les pillan pueden pasar años viviendo como reyes. Y cuando les cogen, lo que en su páis serían 30 años en una celda con 40 presos, sin salir más que 30 minutos al patio al día, aquí son 10 años de los que a los 4 en la calle, con piscina, pista deportiva, universidad gratuita, economato, y a la salida casa y trabajo cortesía de papá Estado.

  2. Vamos a ver. Es que tu no cuentas a la Resistencia. ¿Como no va a subir la delincuencia?. Tu y yo y todos estamos delinquiendo en estos momentos, cada vez que comentamos, posteamos o respiramos, estamos delinquiendo. ¿Como no va a subir?. Si deberían fusilarnos a todos… Es que no lo pilláis…

  3. Público se ha convertido en la hoja parroquial del PSOE. Su cabecera sigue este orden de prioridad:

    1.-Sacar un titular gordo en contra del PP.

    2.-En caso de que el capítulo 1 no se cumpla, sacar un titular gordo de “gente relacionada con el PP” como la COPE, la Iglesia o personas así.

    3.-Nunca bajo ningún concepto sacar un titular contra el PSOE. Y siempre tener en sus contenidos principales noticias buenas que haya hecho el gobierno de ZP por España.

    De hecho es que en su redacción hay periodistas que se ruborizan del trabajo que están haciendo… me da a mí la impresión que habrá una desbandada en breve de dicho periódico.

    Por cierto, ¿os habéis fijado que no salen datos de audiencia de Público en ningún lado?

    Saludos.

  4. En realidad, a la patulea progre le trae sin cuidado la suerte de los inmigrantes radicados en España. Pese a no mover un dedo por nadie, únicamente les importa preservar su presunta bonhomía y en consecuencia, considerarse mejores que quienes no piensan como ellos. Ahora resultará que Na-Che-Te “El Hijo de Papá” Escolar reside en los bajos fondos de Madrid y tiene que partirse la cara todos los días con los camellos de su barrio que amenazan con descuajeringarle su 124; no te digo…

  5. Lo cierto es que siempre ha estado mal visto el decir la verdad cuando esta verdad afecta a otra raza, pero lo veo más justo que mentir o intentar manipular las cifras. Por mas que se empeñe Rubalcaba en marcar directrices a los medios, todos leemos y escuchamos las noticias, la estadística me la hago yo mismo, saludos.:mrgreen:

  6. Lo cierto es que siempre ha estado mal visto el decir la verdad cuando esta verdad afecta a otra raza, pero lo veo más justo que mentir o intentar manipular las cifras. Por mas que se empeñe Rubalcaba en marcar directrices a los medios, todos leemos y escuchamos las noticias, la estadística me la hago yo mismo, saludos.:mrgreen:

  7. Una vez de vuelta te diré que, Rubalcaba..Público…El Plural…y demás patulea son maestros en eso de manipular cifras y otras menundencias. Que a nadie le extrañe como salen las cuentas si los mismos son juez y parte en el asunto. Esto es lo de siempre, embustes y patrañas.

  8. Marcial

    Bueno, la verdad es que Mienmano, Roldán, Vera, etc. etc. etc. etc. etc., eran producto autóctono.

  9. Muy oportuno lo que comenta Astur. ¿Andandarán los datos de audiencia de Público? ¿Tan malos han sido sus primeros meses que no se atreven a publicar esos datos?

  10. ¿Para que van a delinquir en la calle los extranjeros si consiguen lo mismo por otros medios?

    Aunque hay que reconocer que siguen lo de ‘adonde fueres haz lo que vieres’ y eZPaña está llena de aprovechados.

  11. Amigo Elentir,

    Ya sé que puedo ser tachado de demagogo, pero ¿se te ha ocurrido pensar que la delincuencia puede ser mayor en las clases bajas? ¿Y que hay más inmigrantes en las clases bajas? Quizá de ahí venga lo de que los españoles delinquen más.

    De todos modos no he leído la noticia, así que es sólo una propuesta, al menos no tan cruda como la de la “raza”, que se menciona algo más arriba. Por cierto, ¿de qué raza soy yo?, ¿español como un andaluz de piel morena y ojos oscuros?. ¿O gallego porque tengo los ojos y el pelo claros? ¿O tengo una derivación racial que no me hace cercano al “proptotipo racial español”? Europeo seguro que no soy, a no ser que los españoles sean de otra raza. Quizás caucasiano ¿o más bien latino? ¿Llevo en los genes las ganas de trabajar (más bien pocas) que me separan de los vagos y maleantes africanos?

  12. Pablo, si hay una tasa de criminalidad muy superior entre los inmigrantes que entre los españoles, eso de que los españoles delinquen más no es cierto. Esto lo sabe cualquiera con una mínima noción de estadística.

    Por supuesto que hay más criminalidad entre los inmigrantes porque la mayoría de ellos vive en situaciones muy desesperadas, ¿quién lo niega? Yo me he limitado a constatar un hecho estadístico, y eso después de decir que como cristiano considero que todos los seres humanos son mis hermanos. Lo de las razas lo has sacado tú, no yo. Yo no creo en el determinismo biológico como lo hacían los nazis. No creo que la nacionalidad o la raza de una persona la hagan más propensa a cometer un delito, esto es un disparate.

    Lo que sí me parece demagogia, y en esto te doy la razón, es contrarrestar un dato estadístico que puede servir para reflexionar sobre un problema e intentar resolverlo, sacando todos los disparates raciales que acabas de escribir. ¿A cuento de qué viene esto? ¿Hablando de razas se solucionan los problemas que sufren los inmigrantes en España? ¿Van a dejar de morirse de hambre o van a dejar de padecer frío por el simple hecho de que ocultemos hechos estadísticos y nos pongamos a hacer discursitos demagógicos sobre disparates raciales?

  13. Yo no estoy de acuerdo con la afirmación de Pablo. Los datos de delincuencia del año pasado sobre menores demostraban que ya no eran de familias de clase baja sino media acomodada. Ahora se delinque más porque se sabe que no conlleva castigo. Tony King no estaba en una situación desesperada. Ni los dos chavales que mataron a otro este fin de semana. Lo que hay es culto a la violencia, al dinero fácil y al pillarme si podéis. Porque los datos también dicen que hay delitos en los que los porcentajes hablan de 30-40% de casos resueltos, o sea, 7-6 que están en casa sin que les hayan cogido.

  14. Iosumadre

    Yo no creo que la alta delincuencia entre los inmigrantes se explique recurriendo tan sólo a la desesperación y la pobreza, ni mucho menos. Estas cosas no siguen necesariamente una relación directa de causa-efecto (en términos de “pobre, luego conflictivo”), de hecho ocurre muy a menudo a la inversa. ETA no mata en un país del Tercer Mundo, mata en una de las regiones de España con mayor riqueza e independencia autonómica y riqueza más elevada. Galicia (o la Bretaña francesa, por poner un ejemplo no español) nunca han contado con terrorismos equiparables a ETA, y han sido siempre comunidades bastante más pobres e ignoradas por el poder central que Euskadi. Bin Laden es hijo de millonarios saudíes.

    Lo que sí ocurre, más bien, es que aquellos individuos y colectivos que han sufrido una opresión, han atravesado una etapa histórica difícil o han padecido crisis económicas, incurren a menudo en violencia EN CUANTO SU SITUACIÓN EMPIEZA A MEJORAR, quizá como una especie de desquite o de “sacar pecho”, o como reflejo de sus problemáticas internas de adaptación. El terrorismo bretón del ARB (limitado a sabotajes, eso sí, y que desapareció en cuanto ocasionó por error su primera víctima mortal) surgió en cuanto Bretaña empezó a ser más boyante económicamente y con más desarrollo industrial, no antes. ETA ha matado más y con más saña en democracia que en dictadura. En realidad, el odio suele manifestarse después, no durante.

    En este sentido, las segundas y terceras generaciones (no precisamente pobres) de inmigrantes suelen ser las más dadas a la violencia y a la delincuencia, por la mezcla de su juventud y de una fuerte crisis de identidad. Los recién llegados, muy conservadores, bastante tienen con prosperar y con adaptarse mal que bien.

    Otro tema es que allí donde puede haber dificultades o reivindicaciones más o menos legítimas (o al menos discutibles) se desarrollan o se fortalecen siempre fenómenos AUTÓNOMOS de violencia, antisocialidad y crimen, más o menos organizados. Los terroristas de cualquier pelaje siempre dicen hablar en nombre de algún pueblo, pero eso no significa que el terrorismo sea la voluntad de ese pueblo, o de su mayor parte. El radicalismo y el crimen medran cuando existe (o ha existido) una situación social que les sirve de justificación, pero no son su consecuencia directa.

    Las bandas latinas se han hecho comunes en Latinoamérica, en gran medida, debido a la pobreza y la desesperanza. Pero aquí, en España, ya no tienen excusa: si esa delincuencia ha sido transplantada a nuestro país, es porque está arraigada estructuralmente en gran parte de la juventud latina, no porque aquí estén oprimidos o no tengan esperanza de una mejoría económica. La pequeña delincuencia y el chabolismo tradicionalmente asociados a los gitanos españoles es en gran parte resultado de la persecución a que siempre fueron sometidos, pero a medida que surge un entendimiento cada vez mayor con los payos se hace más y más insostenible defender que esas lacras provienen de la miseria.

    Hace falta entendimiento, pero también realismo. A los inmigrantes hay que ofrecerles comprensión, pero también exigencias. Es preciso que analicen sus propias contradicciones, y que entiendan que la actitud vital con la que se enfrentaban las durísimas condiciones de vida de sus países de origen no les beneficia aquí, sino todo lo contrario. Eso no se consigue con rechazo, pero tampoco con vista gorda y discriminaciones positivas a punta pala.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]