Homofobia se escribe con H de herejía

Como bien recuerda hoy Retroferran, la RAE define “homofobia” como la “aversión obsesiva hacia las personas homosexuales”. La propia definición indica que estamos ante un comportamiento mentalmente patológico, por cuanto hablamos de una forma de obsesión. Esto no impide que ese término se use con tal facilidad que ya no se utilice para describir comportamientos patológicos, sino “opiniones erróneas”, como hace mi colega de la Red Liberal.

Así, si defines matrimonio justo como lo hace la RAE, esto es, la “unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales”, entonces eres “homófobo”. Paradojas de la vida, se ha pasado de estigmatizar a los homosexuales tachándolos de “enfermos”, a definir como obsesos a todos los que, simplemente, no estamos de acuerdo con que la institución matrimonial sea la respuesta adecuada para dar cobertura legal a realidades distintas de la unión entre un hombre y una mujer.

Esto da como resultado que no sólo adolece de “homofobia” la Real Academia Española, que no admite que el matrimonio sea otra cosa distinta de esa unión entre hombre y mujer, sino también la amplia mayoría de los países del mundo (incluídas las democracias más consolidadas), que mantienen esa regulación de la institución matrimonial acorde con la naturaleza humana.

Resulta, además, que el uso a la ligera del término “homofobia” lleva, nueva paradoja, a que muchos homosexuales sean tachados otra vez como enfermos, y es que muchos de ellos tampoco están de acuerdo con que el matrimonio como institución sirva para dar cabida a las parejas del mismo sexo. En la Red Liberal, sin ir más lejos, hemos tenido a un gay como Aquiles que dejó bastante clara y bien argumentada su posición contraria al matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Será que Aquiles, que es gay, también siente una “aversión obsesiva hacia las personas homosexuales”?

Retroferran también advierte que “se presenta la homofobia bajo la hipócrita y malintencionada argumentación de la defensa de los niños, llegándo incluso quienes desaprueban el derecho a la adopción”. La afirmación me parece torticera ya de entrada, por cuanto pone en tela de juicio no sólo la autenticidad de la preocupación por los derechos de los niños de muchas personas que piensan así, sino que incluso prejuzga como malas sus intenciones a la hora argumentar. El rechazo de la discrepancia se convierte, así, en un don de adivinación sobre la sinceridad y las intenciones de millones de personas que Retroferran no conoce.

En cuanto a lo que él llama “derecho a la adopción”, me remito al Artículo 175 del Código Civil en su punto 4: “Fuera de la adopción por ambos cónyuges, nadie puede ser adoptado por más de una persona.” ¿Qué propósito tiene esta limitación? Pues, simplemente, procurar un ámbito óptimo de acogida para el menor adoptado. Y es que el derecho de adopción no se ejerce sobre un objeto, sino sobre una persona en su edad más vulnerable. En una adopción, el interés del menor siempre es lo que ha de primar sobre cualquier otra consideración. Anteponer a ese interés planteamientos de tipo ideológico me parece una gran irresponsabilidad.

Podría citar aquí estudios de diversa índole que afirman que el ámbito idóneo de adopción para un niño huérfano es un matrimonio, pero no hace falta ser un especialista para caer en la cuenta de que una de las claves para la formación de la personalidad de un niño es la presencia en el hogar de un padre y una madre. Claro que si ahora resulta que no querer negarle a un niño huérfano la oportunidad de tener un padre y una madre es ser un “homófobo”, pues apaga y vámonos.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. buenísimo ensayo. Había otro hoy en el ABC, escrito por creo que es Carrascal, no recuerdo muy bien. Lo que pasa es que Carrascal mezcla demasiados temas en una misma columna. Pero en fín, me gusta más tu versión.

    saludos

  2. H

    Se escriben tantas cosas con H… :)))

  3. Eigen

    Es todo un logro de la retórica el equiparar con tanto desparpajo a opositores del matrimonio homosexual con persecutores de homosexuales. Es posible identificar más de una falacia en ello. Llevan jugando a eso mucho tiempo. Si te opones a ayudar a los países pobres con dinero público, eres insensible ante la pobreza. Si te opones a medidas que se pronuncien sobre la distribución forzada de niños en los colegios con el fin de que no haya desproporciones raciales que den lugar a discriminación, eres un racista. Si crees que un empleador puede despedir a una embarazada por motivo de la disminución de su productividad, eres un machista. Si no quieres que se ayude a los inmigrantes con el dinero de los contribuyentes, eres un fascista.

    Afortunadamente, me parece que eso está terminando.

  4. Elentir: espero no abusar de la confianza de tu blog en mi respuesta.

    1. No reconocer que existen sectores homófobos en la sociedad es ridículo, y es por una cuestión (a mi juicio) de imágen que considero que estos sectores utilizan recursos como los que describo en mi post. En ningún momento digo que quien no esté de acuerdo con el matrimonio gay es homófobo sino que “los sectores homófobos de la sociedad vuelven a instalar en la opinión pública el debate sobre los derechos homosexuales, ahora como resultado de la decisión del Tribunal Supremo de California”. Decir que es lo mismo es como decir que, ante los casos de pederastía en miembros de la Iglesia católica, todos los curas son pederastas (para eso ya está “Publico”…). O dicho de otra manera: yo no estoy de acuerdo con el límite de velocidad en las rondas de Barcelona y eso no me convierte en un conductor temerario, aunque estoy seguro que ningún conductor temerario está de acuerdo con los límites de velocidad de las rondas de Barcelona.

    2. Leyendo el post de Aquiles coincido en algo central: llamar matrimonio al matrimonio gay (o como se quiera llamar) fue una provocación del gobierno Zapatero a la Iglesia, de eso no cabe duda, como no caben dudas que el PP pasó por el aro olimpicamente y quedo encorsetado en una figura de “homóbofos” que no le correspondía, en general. Hay un comentarista en el mismo post que creo que da en la tecla: ¿toda esta discusión viene por la palabra matrimonio? ¡Llámale como quieras! Me consta (nos consta) que los gays exigen iguales derechos, el resto son cuentos…

    3. Y lo de los niños y el derecho a la adopción es muy complejo, ni yo mismo tengo una posición tomada. Lo que te puedo asegurar es que la psicología actual ya no habla al 100% de padre y madre en sentido “físico” sino en términos de “rol paterno”, “rol materno” y el apego por alimentación o por afecto, aunque extendernos en esto creo que excede la misión de nuestros blogs (podeis ver las experiencias del “apego” de Harry Harlow en YouTube).

    En suma: que me sorprende escuchar a gente que se declara liberal clamar por un colectivo superior para que limite los derechos de un tercero por cuestiones morales o religiosas, que el cuestionamiento tan encarnizado sobre el matrimonio gay en un simple síntoma de una aversión mucho mas importante y que estoy convencido que defender la plena igualdad de derechos ciudadanos al colectivo gay es un verdadero acto liberal. Ni en la bragueta ni en la cartera (la verdad que la frase de Sala-i-Martín es buenísima y la foto de Donald Shuterland que elegiste es incomparable).

  5. ¿Tiene especial animadversión por Ignacio Escolar? Pásese un momento por “mi” blog para darle cuenta del gran equipo de periodismo que pulula por las oficinas de Público.

  6. Retroferran, contesto lo que comentas:

    1.- Yo no he negado que haya homófobos en nuestra sociedad. Lo que me niego a aceptar es que un debate sobre el matrimonio gay, como el que tiene lugar a raíz de lo ocurrido en California, se suceda entre argumentos por un lado y anatemas por el otro. Por desgracia, esto se está convirtiendo en una costumbre, a mí ya me ha pasado más veces.

    2.- El problema de las palabras es que significan cosas, no se usan al azar. Y desde luego, el PSOE las manipula bien a gusto. Ha desnaturalizado la palabra matrimonio, ha ensuciado la palabra paz, ha falsificado la palabra diálogo y ha vaciado de contenido otras tantas palabras. Y el problema es que la derecha cede y asume esa manipulación. ¿Quién hablaba de homofobia en España hace diez años? Pues casi nadie, sólo una muy reducida minoría. Ahora, sin embargo, se utiliza para cortar por lo sano cualquier discrepancias de la “mariprogresía”.

    3. – Una muestra más de lo que digo en el párrafo anterior es lo que tú señalas de que ya no se habla de padre y madre, sino de “rol paterno” y “rol materno”, como si la paternidad o la maternidad fuesen roles adquiribles en un cursillo. Une a esto la ideología de género y verás por dónde van los tiros.

    En cuanto a los homosexuales, yo jamás he pedido que se le recorte a nadie ningún derecho por el simple hecho de gustarle las personas del mismo sexo, pero es que aquí no estamos hablando de eso, sino de una institución surgida de una realidad específica y que tiene un fin específico. El matrimonio goza de protección jurídica porque es la forma de convivencia sociológica y biológicamente asociada a la procreación, esto es, a la generación de nuevas vidas humanas y también a su cría y educación, lo cual es un bien para la sociedad. Ni esa realidad ni esos fines específicos tienen nada que ver con la unión de dos personas del mismo sexo.

    Un saludo.

  7. Ioputa

    Bueno, mucha gente ya sabe lo que yo pienso de la homosexualidad (no de las personas que sufren estos impulsos ni de su legítima libertad, por autodestructiva que sea), su narcisismo, sus orígenes PSICOAFECTIVOS y de la tremenda y contradictoria empanada mental en que la sociedad, por un mal entendido complejo de culpa, está sumida alrededor de este asunto. Sí, ya sabe todo el mundo lo que pienso yo y lo que piensa cualquiera que haya tenido auténtica experiencia sobre este delicado y peliagudo tema (lo demás son tonterías buenrollistas).

    Pero prefiero no darle más vueltas. Allá cada uno con su libertad. A veces es mejor dejar que las cosas sigan su cauce, sea el que sea. Ya nos pegaremos todos la ostia tarde o temprano y dejaremos entonces de hacer el paripé y de ir contra natura. Eso sí, espero que no a costa de demasiadas vidas arruinadas por la falsedad.

    “Lo que te puedo asegurar es que la psicología actual ya no habla al 100% de padre y madre en sentido “físico” sino en términos de “rol paterno”, “rol materno””

    La psicología actual es capaz de decir que un cactus puede hacer de madre y una percha de padre con tal de quedar estupendísima, solidarísima, correctísima y fetén.

    Supongo que a la psicología actual le importa un pimiento que tú, yo y cualquier otra persona hayamos salido de la vagina de nuestra madre previamente fecundada por un padre. Supongo que tampoco le importa que el hombre y la mujer sean complementarios no sólo desde el punto de vista físico-sexual, sino también psíquico e interno. Supongo que tampoco le importa que toda perpetuación del ser humano se base en una familia de hombre y mujer que tienen hijos, que a su vez forman pareja con otro individuo del sexo opuesto, y así sucesivamente. Supongo que tampoco le importa que, si aceptamos como válida la tesis de que no hay padre ni madre sino “roles”, entonces una familia puede estar compuesta por un niño, la vecina del quinto haciendo de padre y el hermano del hijo haciendo de madre. Es más, supongo que a la psicología actual no le importa nada porque es muy posmoderna y muy chachiguachi.

    Carca, que eres un carca. Mira que decir que una pareja de hombre y hombre no es pareja… ¿Qué será lo próximo? ¿Decir que comemos lechugas, carne y pescado, en vez de piedras y astillas de madera? Antiguo, más que antiguo. Y el cielo también: ¡antiguo! ¿A quién se le ocurre seguir siendo azul, cuando deberías ser verde porque a mí me sale de los cojones?

    En fin…

  8. >Mira que decir que una pareja de hombre y hombre no es pareja…

    Caramba, Ioputa; y yo que pienso que las de la Guardia Civil sí son parejas aunque ambos números se dejen bigote…

  9. Ioputa

    Respecto a lo de la “homofobia”, no voy ni a hablar. ¿Acaso debería ser nadie “alcoholicófobo” (odiar a los alcohólicos)? ¿O “depresófobo” (odiar a los que padecen complejos depresivos)? ¿O, incluso, “fobófobo” (odiar a la persona que odia, quizá a lo que más cuesta resistirse, pues es muy difícil amar al que no ama)?

    Yo hace ya tiempo que estoy plenamente convencido de que la homosexualidad no es natural, que es parte de un cuadro psicológico y emocional negativo, de traumas no resueltos. ¿Tengo que odiar a nadie por ello? No. Al contrario, dado que sé lo que les ocurre y lo mal que lo pasan, puedo comprenderlos. No los odio en absoluto. La homosexualidad me entristece (por lo que tiene de complejo neurótico y también de pantomima mantenida y jaleada por toda la sociedad, tristeza infinita bajo un falso maquillaje rosa), pero no me enfurece.

    Enfurece lo que no se conoce, lo que uno no se ha molestado en entender (y entender no significa necesariamente aprobar).

    Es homófobo el animal que ve a dos tíos besándose y los insulta o agrede llamándolos degenerados. No el que sabe qué es realmente la homosexualidad y respeta profundamente a las personas que la practican, independientemente de su opinión acerca de la homosexualidad en sí (opinión que no tiene por qué ser complaciente para ser siempre tolerante y amable con la persona, como se nos empeña continuamente en hacer creer).

  10. Ioputa

    “Caramba, Ioputa; y yo que pienso que las de la Guardia Civil sí son parejas aunque ambos números se dejen bigote…”

    Es obvio que una pareja sentimental no es lo mismo que una pareja de la Guardia Civil, y no hablemos ya de una pareja PARENTAL (familiar, con hijos). Creo que es evidente a qué tipo de pareja me refiero (otra cosa es que para muchos hoy en día todo lo mismo da que da lo mismo).

  11. Cite, cite lo estudios, caramba. Y las fuentes, a ver qué prueban.

    • “Homosexual parents. Adolescence”. P. Cameron y K. Cameron (1996)
    • “Psychol Rep”. P. Cameron y K. Cameron (2002)
    • “Children of lesbians: their point of viewtheir point of viewtheir point of view”. Karen Gail Lewis (1980)
    • “When mom or dad comes out: Helping adolescents cope with homophobia” S. Deevy (1989)
    • “The children of homosexual and heterosexual single mothersabout same-sex parenting.” G. Javaid (1993)
    • “Archives of Disease in Childhood”. C. Tripp (1998)
    • “Parental factors, mass media influences, and the onset of eating disorders in a prospective population-based cohort”. M.A. Martinez-Gonzalez (2003)
    • “Parenting Behavior and Children’s Social, Psychological and Academic Adjustment in Diverse Family Structure”. P. Bronstein (1993)
    • “Homosexual Parenting: Placing Children at Risk.” T.J. Dailey (2001)
    • “On the way to the water”. S. Asch (1997)

    Podría seguir, pero creo que con esto Berlin Smith ya tiene bastante, sobre todo teniendo en cuenta que necesitará tiempo para escribir los argumentos, razonamientos o siquiera afirmaciones que no se ha molestado en escribir en su comentario a respecto de las cosas que se tratan en esta entrada.

  12. Lady

    Yo no tengo ningún tipo de trauma y, pese a ello, soy homosexual.
    Exigimos derechos como todo mortal, porque ante todo somos PERSONAS, aunque algunos consideren que somos “enfermos” o “depósitos de traumas infantiles”.

    Abran los ojos, por favor. Miren a su alrededor. Seguro que incluso en sus familias hay homosexuales, los hay hasta en las mejores familias…
    ¿Se atreverían, pues, a negar el derecho a su familia a contraer matrimonio con la persona que le hace feliz por el simple hecho de ser del mismo sexo?

    Sí, definitivamente son unos retrógrados y unos carcas.

  13. Lady, ¿he dicho yo que los homosexuales seais enfermos, acaso? Rebusca en este blog, haz el favor, y no encontrarás nada así. Aunque no comparta vuestra homosexualidad, como ya he dicho otras veces, respeto que améis a quien os parezca, faltaría más.

    Eso sí, que tengáis una orientación sexual determinada no significa que tengamos que cambiar una institución milenaria basada en una realidad distinta a la de las parejas homosexuales. En este sentido te puedo asegurar que tener un familiar con una u otra peculiaridad no me ha motivado nunca a exigir que toda la sociedad cambie sus bases para adaptarse a esas peculiaridades. Y el caso es que el matrimonio es una de las bases de toda sociedad humana civilizada, por cuanto es un ámbito de procreación de nuevas vidas, de crianza y educación de los hijos.

    La naturaleza ha querido que los seres humanos estuviésemos divididos en hombre y mujeres y que la procreación se hiciese de una determinada forma (la naturaleza es así de carca y de retrógrada, ya ves). Es a esa naturaleza a la que responde la institución matrimonial. Que haya otras formas de convivencia no significa que tengamos que equipararlas todas con el matrimonio.

    Dicho esto, yo respeto que no opines como yo, y nunca se me ocurrirá insultarte ni por tu orientación sexual ni por el hecho de que tus opiniones sean diferentes a las mías. Algo que tú no haces, en vista de la despedida que has escrito.

  14. Ya sabes como se manipulan las palabras hoy día.

    PD:Tienes un premio Unidad en mi blog, puedes recogerlo aquí

  15. Muchísimas gracias por el premio. 😉

  16. Hola,

    En primer lugar dejar claro que no tengo nada de homófobo. Y a partir de aquí, decir que no me parece bien que la unión de personas del mismo sexo se deba llamar matrimonio, lo cual no quiere decir que no deban reglarse estas uniones, pero ¿por qué tocar las narices innecesariamente llamándolo matrimonio? Llamese pareja de hecho, unión estable o como se quiera, pero un matrimonio es lo que es…en mi humilde opinión.

    Aún así, pensando que no debería llamarse matrimonio, tampoco creo que deba perder más tiempo en ello, quiero decir, que si se llama matrimonio, pues bueno, no me parece oportuno pero tampoco me voy a cortar las venas.

    Respecto a la adopción, aquí si tengo una postura muy clara y contraria al respecto. Para un niño, lo ideal es crecer en lo que en la naturaleza es la única opción posible: un padre y una madre, y mientras existan posibilidades de entregar en adopción a una pareja heterosexual estable con las debidas condiciones (me refiero a que sean realmente estable, que nio sean alcohoólicos ni drogadictos…etc) ¿por qué hurtarle a los niños ese derecho? Si me dicen que es que no hay parejas heterosexuales que quieran adoptar niños, pues mejor una pareja homosexual que un orfanato…pero habiendo posibilidad…¿por qué robarles ese derecho a los niños?

    saludos,

    famos

  17. Elentir: agradezco tu respuesta.

    Estamos de acuerdo en que el PSOE ha utilizado palabras como paz, matrimonio o diálogo a su antojo y la derecha ha caído en todas sus trampas (siempre le he reconocido un talento especial a la izquierda en la propaganda), pero puedo asegurarte que el influjo de ZP no es tan grande como para inventarse los conceptos de “rol paterno” y “rol materno”, y sé de lo que hablo (mi mujer es psicóloga, profesora de la universidad para mas inri, y ayer -a efectos de nuestro debate- me ha explicado el tema, hasta donde dió mi publicitario intelecto).

    Me consta que tu no has reclamado nunca que se les recorten derechos a los gays ni los has considerado enfermos, pero hay comentaristas que sí lo hacen, en este mismo post o en sus propios blogs. Pero así es la libertad, la que tu y yo defendemos (recordemos la famosa frase que dicen que dijo Voltaire).

    De todas maneras he buscado en Google info sobre esa lista de textos que citas, y la mitad que encontré son de páginas cristianas militantes. Vale, son válidas, pero independientemente de saber si has leído alguno de ellos, sería bueno contrastarla con algun otro texto, al menos académico, porque si no caemos en la “gran Collin Powell” y acabaremos diciendo que por los informes de la CIA en Irak hay armas de destrucción masiva… 😉

    El problema es la ignorancia. Porque una cosa es que se defiendan posiciones religiosas en general y cristianas en particular, discutibles pero válidas y con contenido, y otra es llegar al punto de decir que la homosexualidad es fruto de traumas… y quedarse tan ancho. ¿Que diferencia hay entre este comentario y el famoso que salió en la COPE, de la tía aquella que estudiaba “neurociencia” y que manifestaba que las ovejas (como los gays) no se reproducian cuando “el semen se mezclaba con caca”?

    Da gusto debatir en tu blog. Por algo tienes las lecturas que tienes. Saludos,

  18. Sobre el uso retorcido que hace el actual gobierno del lenguaje, pongo este enlace ilustrativo escrito ya hace tiempo, con lo que supongo que hoy habría que añadirle muchos términos nuevos.

    Sobre el tema tratado, personalmente pienso, al igual que mucha otra gente, que si el tema era dar a los homosexuales los derechos de los que no disfrutaban, era tan sencillo como ampliar la ley da parejas de hecho, pero no había ninguna necesidad de adaptar al figura jurídica del matrimonio para incluir a parejas homosexuales.

    Respecto a mi opinión sobre la homosexualidad, no tengo nada en contra de los homosexuales porque los sentimientos no se pueden controlar, pero los comportamientos sí, ya que no somos animales, y considero la homosexualidad un comportamiento antihumano. De cualquier forma, el que quiera practicar la homosexualidad, que lo haga, siempre y cuando no me obligue a presenciarlo ni se empeñe en contarle a mis hijos que la práctica de la homosexualidad es algo maravilloso.

    El ejemplo que siempre pongo par explicar lo que pienso: yo no puedo evitar sentirme atraído por la vecina del quinto (25 años, alta, rubia, delgada, ojos azules, cuerpo escultural, inteligente y simpática) porque los sentimientos no son controlables, pero lo que si puedo evitar es ponerle los cuernos a mi mujer con la vecina del quinto, porque soy una persona y no un animal y sé que ese comportamiento es censurable (por mí sobre todo). No por ello odio a quien pone los cuernos a su señora o a su señor con la vecina o el vecino, cada cual es dueño de su vida pero que no pretendan imponerme que lo apruebe ni pretendan enseñarle a mis hijos en el colegio que eso es lo normal y lo plausible.

    Por otro lado, el tema de la adopción es lo más delicado de todo este asunto, pero es que el gran problema viene de que se considera la adopción como un derecho de los padres, cuando eso es ABSOLUTAMENTE FALSO, la adopción es un derecho de los niños, que tienen derecho a ser adoptados. De hecho, si el derecho fuese de los padres, no se podría negar una adopción a nadie, ni por motivos económicos, ni por inestabilidad laboral ni emocional, porque tendría derecho a ello. Pero es que el derecho es del niño y no se puede entregar a un niño en adopción para que esté en una situación emocionalmente más insegura que la que tiene y negarle así la posibilidad de ser adoptado por una familia que le pueda dar lo que realmente necesita para desarrollarse como una persona completa y estable.

    Si estar en contra de la adopción por parte de parejas homosexuales (y también de solteros) es ser homófobo (o solterófobo), pues lo seré, aunque no lo creo pero me da igual si eso es lo que piensan de mí, seguiré defendiendo lo que creo que es fundamental para el buen desarrollo de los niños.

  19. Acabo de poner un comentario y no sale 😯
    ¿El akismet me ha cogido manía? 🙁
    ¿Es porque he puesto un enlace?

  20. Interruptor: creo que si. A mi tambien me pasa (probablemente cuando Elentir entre al blog le pedirá que autorice)

  21. Las personas solteras también pueden adoptar (sin importar la orientación sexual, ya que, además, en esto, llegado el caso…siempre se puede mentir) .
    El hecho de que se regule que los “matrimonios homosexuales” puedan hacerlo es algo que, simplemente, falta escribir sobre papel. Cualquier homosexual que lo desee puede “acceder” a tener un hijo de muy diversas maneras, otra cosa es la trascendencia de que sea algo “legal”.
    Este tema no es el del post…sin embargo el problema de fondo sí lo es: “Todo vale”, “todo da igual”, “tengo derechos” y “soy libre”.
    Como siempre, los que no pueden decir lo mismo son aquellos a quienes afectan nuestras acciones y no pueden defenderse…o aquellos, que pudiendo defenderse, son insultados y tachados de muchas cosas, por el mero hecho de pensar diferente.

  22. Cris, efectivamente, el problema es ese: “tengo derechos” y “soy libre”.
    Una de las cosas que ponía en el comentario que no ha salido (supongo que Elentir lo aprobará en cuanto pueda) es precisamente una aclaración sobre lo que es el derecho a adoptar, que NO es un derecho de los padres, sino un derecho de los niños a ser adoptados. Por tanto el razonamiento de “tengo derecho a adoptar” no es válido en este caso, puesto que el planteamiento correcto es “el niño tiene derecho a ser adoptado por una familia”, y lógicamente, debemos velar porque ese derecho sea aplicado de forma correcta y no de forma que le perjudique.

  23. “Respecto a mi opinión sobre la homosexualidad, no tengo nada en contra de los homosexuales porque los sentimientos no se pueden controlar, pero los comportamientos sí, ya que no somos animales, y considero la homosexualidad un comportamiento antihumano. De cualquier forma, el que quiera practicar la homosexualidad, que lo haga, siempre y cuando no me obligue a presenciarlo ni se empeñe en contarle a mis hijos que la práctica de la homosexualidad es algo maravilloso”.

    Vaya, vaya, y eso que no eres homófobo.pero consideras la homosexualidad “antihumano” (sic), osea ¿que dos personas se amen y follen es antihumano? me dejas sin palabras.

    Respecto a que “me obliguen a presenciarlo”. ¿a qué se refiere? ¿a que nos pongamos a follar delante de sus hijos?, además de absurdo, me imagino que usted no lo hará delante de los suyos.

    Y por desde luego que no tiene que explicarle nada a sus hijos de si es maravilloso o no, ya que eso ya lo sabrán por sí mismos si son heterosexuales u homosexuales. A mi tampoco me tienen que explicar que la practica hetrososexual es maravillosa, será maravillosa para quien sea hetero, está claro que no lo será para quien sea gay.

    ¡Yo no sé en qué siglo viven algunos!

  24. Os pido a todos, por favor, que evitéis determinadas expresiones. Os recuerdo que este blog lo leen menores de edad, y no quiero que determinados sistemas de antispam o filtros parentales acaben bloqueando el blog al registrar determinadas palabras.

  25. Fanfatal, lo primero, trátame de tú, por favor.

    Que dos personas se amen y practiquen sexo no es antihumano si son de distinto sexo. Si son del mismo sexo sí lo es. La cosa es tan sencilla como que el sexo existe porque es el sistema de perpetuación de la especie, y eso sólo se consigue entre dos personas de diferente sexo. La naturaleza es así de homófoba. La práctica sexual entre personas del mismo sexo es antihumana en tanto en cuanto va en contra de la naturaleza humana. Si eso te deja sin palabras, lo siento.

    Lo de que no soy homófobo, pues a mí me parece que no lo soy y de hecho he tenido en mi vida más de un amigo homosexual, y ambos sabíamos lo que el otro pensaba. Ellos no me han acusado jamás de homófobo. De cualquier modo, ya he dicho que si s eme califica de homófobo por mis opiniones me da exactamente igual, mis opiniones son las mismas se las etiquete o no, y sea correcta o incorrecta la etiqueta que se ponga.

    Con lo de que no me obliguen a presenciarlo me refiero a que a menudo tengo que presenciar en al calle cómo alguna pareja de homosexuales se refriega y manosea en público. Ese comportamiento no es exclusivo de los homosexuales, por supuesto, hay muchos heterosexuales que también lo hacen, pero por norma, los homosexuales son mucho más dados a ello y lo suelen hacer de manera más ostentosa, al menos los que yo me encuentro, a lo mejor es que tengo muy mala suerte.

    Y por supuesto que tengo cosas que explicarle a mis hijos, porque aún no están formados y por tanto es muy fácil deformar su criterio, de eso van la ideología de género y la EpC.

    Vivo en este mundo, en este país llamado España, desgobernado y dirigido por una neoprogresía sectaria, y en el siglo XXI.

    Saludos.

  26. Aclaración: pongo que he tenido más de un amigo homosexual y a continuación digo “ambos sabíamos lo que el otro pensaba”, como si hubiese sido tan solo uno. La realidad es que han sido varios (en este momento me vienen a la cabeza cuatro, puede que haya habido más) y todos sabían cómo pensaba yo, pero al escribirlo antes estaba pensando en uno concreto con el que tuve varias conversaciones sobre el tema.

  27. Luis Carlos

    Doctor, doctor, creo que soy homofobo porque despues de pienso que hay cestas con mayor proporción de manzanas podridas.

    ” Según el estudio del Colegio John Jay para la Justicia Criminal, (sobre los abusos sexuales a menores por miembros de la jerarquia católica norteamericana); el 81 por ciento de las víctimas eran varones ”

    O estas webs;

    http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=9259

    http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=13676

    ¿Tendrá cura mi presunta homofobia doctor? Yo la verdad es que siento pena por ellos, porque las estadisticas dicen que tienen menos esperanza de vida, y mayor índice de rupturas y violencia domestica. ¡Cuánto deben sufrir los pobrecitos!

  28. Mira Interruptur, si voy por la calle y me apetece darle un beso a mi novio. se lo doy y si a ti t, pe molesta pues te fastidias,yo tambien veo parejas hetero dándose el lote o por supuesto que ni me molesta ni me llevo las manos a la cabeza como parece que te pasa a ti.

    Lo de que tienes amigos gays…. además de estar muy oído, me gustaría saber que tal le sienta a sus supuestos amigos gays, que tú digas de ellos que son antihumanos o de que no muestren su cariño delante de sus hijos (sic)

    De verdad, que miedo me daría de tener un padre como tú, que pensara que soy antihumano, que no pudiera decirle que soy gay y que no pudiera presentarle a mi pareja, por temor a lo que me dijera.

    Y desde luego lo que es una enfermedad es la homofobia y la intolerancia de algunas personas, pero no te preocupes que tiene cura.

  29. Fanfatal, es que también me molesta ver a una pareja heterosexual dándose el lote. No me parece normal que las personas se comporten como animales y den rienda suelta a sus pasiones en público. Y no me refiero a darse un beso, sino a refregarse.

    Si está muy oído lo de tener amigos gays lo siento, pero es verdad que los he tenido, aunque también es verdad que ahora he perdido el contacto con ellos. Y, al menos al que comentaba ayer que tuve varias conversaciones con él sobre este tema, no le parecía mal que considerase su comportamiento antihumano, simplemente él no lo veía así, o más bien le daba exactamente igual si era antihumano o no.

    No sé si habrás tecleado mal o me has entendido mal, pero me da igual lo que ellos hagan delante de sus hijos, me refería a que no lo hagan ante MIS hijos, igual que yo no me refriego con mi mujer delante de mis hijos, pero conozco parejas que sí lo hacen. No estoy de acuerdo con eso, pero cada uno educa a sus hijos como le parece mejor.

    Si algún día un hijo mío resultara ser homosexual, no creo que tuviese mayores problemas en decírmelo porque dialogo con ellos todo lo que puedo, así que espero que no tengan reparo en contarme lo que quieran, no los voy a echar de casa ni a desheredar por ello.

    Y te corrijo en una cosa, la intolerancia no está en las ideas que uno tenga o deje de tener, sino en sus comportamientos. No es intolerancia pensar que la homosexualidad va contra la naturaleza humana, lo intolerante es intentar imponer a los homosexuales el comportamiento que yo quiera, y eso no lo hago. Por mí parte, si eres homosexual, no voy a intentar imponerte nada ni a intentar que dejes de serlo, sólo espero que respetes mi derecho a no tener que presenciar intimidades en lugares públicos y a educar a mis hijos como a mí me parezca mejor. Tú puedes tener todas las relaciones que quieras, sean homo, hetero o de ambas a la vez, eres libre y espero que lo sigas siendo siempre. Y no necesito curarme de nada, no sufro ninguna enfermedad. Gracias por tu preocupación.

  30. carlos

    ylo que mas me gusta todas la cosa que se escriben con h jajajja me ayuda mucho

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.