Rebeldes del Swing

Hablar del jazz, y más en concreto de una de sus variantes más populares en la década de 1930, el swing, implica necesariamente hablar de uno de los mejores clarinetistas de la historia, un tipo sonriente que se llama Benny Goodman. Este señor estuvo de moda 40 años antes de que yo naciese, y no me enteré de que existía hasta que hace algo más de una década vi una película que me impresionó: «Swing Kids» (en España, Rebeldes del Swing).

Ambientado en los primeros momentos del nazismo, el filme nos muestra a un grupo de chavales afanados por divertirse. Por aquellos años, ser joven y querer divertirse se unía muy a menudo con los clubes de jazz y con los alocados y frenéticos bailes del swing. En ese mundillo, Goodman era considerado «el Rey».

Daba la casualidad de que este señor era judío. El jazz, además, echó a andar en círculos afroamericanos de Estados Unidos. Por si esto no fuera bastante inconveniente para el nuevo régimen racista de Alemania, los nazis consideraban que el swing era un baile desenfrenado y, por tanto, poco idóneo para una juventud alemana a la que Hitler reservaba otros planes más serios y graves.

En un primer momento, el régimen nazi empezó imponiendo todo tipo de restricciones absurdas a las bandas y locales de swing, incluyendo normas sobre cómo debía ejecutarse la música, qué arreglos debían tocarse y cuáles estaban prohibidos. Miembros de las Juventudes Hitlerianas intentaron controlar los clubes de jazz, y en último término, ante la falta de resultados, la dictadura intentó promover un «jazz alemán». El propio Ministro de Propaganda nazi, Joseph Goebbels, fundó una big band con el nombre de «Charlie and His Orchestra», cuyo repertorio estaba plagado de mensajes racistas que pretendían contrarrestar el auténtico espíritu del jazz.

Finalmente, el swing pasó a la clandestinidad, después de ser tachado por Goebbels de «música judeo-negroide del capitalismo norteamericano», una forma de «arte degenerado» que en su opinión era «desagradable al alma germana». El swing se convirtió, finalmente, en todo un signo de rebeldía frente al empeño de los totalitarios por imponer a los alemanes lo que podían o no bailar.

¿Qué me enseñó a mí aquella película? Pues qué es lo que pasa si dejamos que el Estado se meta en nuestras vidas, diciéndonos cosas que incluso ahora se están asumiendo con pasmosa normalidad, como qué no debemos comer, qué idioma hemos de usar, qué educación has de dar a tus hijos o incluso qué ideas tienen que aprender. Ceder en derechos individuales que deberían ser irrenunciables es el primer paso para perder nuestra libertad.

Y en fin, disculpándome por la extensión de estas líneas, os dejo aquí con un estracto de la película, en el que podéis escuchar una de las composiciones de baile más famosas del genial Benny Goodman, titulada -muy a propósito- «Sing sing sing»:

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Siempre he dicho que el baile es la sublime e inteligente proyección vertical de un deseo horizontal. Y que cuando se le obstaculiza con castañuelas en las manos o se le dota de chabacanas expresiones, como el perrea perrea de la Sexta Secta, deja de ser baile para convertirse en una cosa mojigata o grosera, o lo que es peor, en grosera mojigatería. De todas formas, a mi me gusta más el agarrao.

  2. Don Bernardino

    Oye, qué cosa más curiosa que cuando los liberales (los de Red Liberal, ¡ojo!) queréis poner un ejemplo de enemigo de las libertades siempre recurrís a Hitler, en lo cual no os falta ninguna razón, aunque la maldad intínseca de aquel personaje radicaba en algo muchísimo más grave que cercenar la libertad. Pero, teniendo mucho más a mano, y más castizo, a un ejemplar como Paquito Franco, que además era paisano tuyo, ¿por qué nunca le mencionáis ni para bien, ni para mal? ¿Os da pudor, o es que no le encasilláis en la categoría de anti-liberal?

  3. Uy, uy, Carlos, acabas de ganarte el título de «maketo», y sino léete a otro ideólogo racista como Sabino Arana Goiri:

    Si hubieran estudiado una miaja de Geografía política y hubiesen tenido al estudiarla una pizca de sentido común, sabrían que al norte de Marruecos hay un pueblo cuyos bailes peculiares son indecentes hasta la fetidez, y que al norte de este segundo pueblo hay otro cuyas danzas nacionales son honestas y decorosas hasta la perfección; y entonces no les chocaría que el alcalde de un pueblo euskeriano prohibiese el bailar al uso maketo, como es el hacerlo abrazado asquerosamente a la pareja, para restaurar en su lugar el baile nacional de Euskeria.

    Desternillante. 😆

    Don Bernardino, ¿le molesta a usted que haya criticado el nazismo? ¿Debo compensar esa crítica, acaso, con críticas a Franco para que se sienta usted aliviado? Por cierto, Pablo Iglesias -socialista- también era paisano mío. Y Rosalía de Castro. Y Castelao. Lo digo por si ha tenido usted la peregrina idea de que ser gallego viene a ser algo así como ser franquista. Ayyy… 😆

  4. Don Bernardino

    ¡Ah! Y para que no digáis que me desvío del tema, yo soy un gran amante del jazz y a Benny Goodman le conozco algunas décadas antes que tú (su música, claro), pero no forma parte de mis favoritos. Es más, ni siquiera me atrevo a considerar el swing como una variante del jazz, sino como la réplica que los norteamericanos tan blanquitos, tan puritanos, tan racistas, tan antidemocráticos ellos, se sacaron de la chistera para tratar de contrarrestar el auge y la fuerza de la música negra. Oye, Carlos Muñoz, lo del «deseo horizontal» sí que queda finísimo y nada grosero. ¡Oh, qué metáfora tan elegante!

  5. Don Bernardino

    No debes hacer nada que no consideres oportuno, Elentir, puesto que yo -por socialista- jamás osaría imponerte nada, ni en pensamiento, ni en acción. Tan sólo respóndeme, si te apetece: ¿por qué en Red Liberal, que visito muy a menudo, jamás he leído una crítica contra la dictadura franquista? Razones, a probos liberales como vosotros, creo que no os han de faltar.

  6. 😆 😆 😆 Ya, ya, claro, si los norteamericanos son la mar de antidemocráticos, juas… 😆 Por eso su democracia es 200 años más antigua que la nuestra, claro… 😆

    Lo más gracioso es que atribuyes a «blanquitos racistas» un estilo de baile que empezó a ser bailado en comunidades negras de ciudades como Nueva Orleáns. La ignorancia es así de atrevida.

    En fin, a estos progres les pierde el antiamericanismo… 🙂

    Por cierto, si no has leído nunca en la RL una crítica al franquismo será porque acabas de descubrir la Red Liberal, machote. La RL se inventó hace cuatro años.

    En cuanto a lo de imponer, ¿quieres que hablemos de la EpC, del CAC y de otros inventos por el estilo que han hecho los socialistas? ¿Hablamos, por ejemplo, de la imposición lingüística que lleva a cabo el PSOE con sus colegas nacionalistas de Galicia y Cataluña?

    Para terminar, ya que eres socialista, ¿por qué no explicas a todos los que leen este blog la actitud complaciente de muchos socialistas -incluyendo Zapatero- con la dictadura cubana? Hace falta ser hipócrita para venir aquí a hablar de una dictadura pasada que los liberales rechazamos, mientras muchos socialistas como tú se callan como corderitos ante el régimen castrista. Qué poca vergüenza.

    P.D.: otra cosa más… Si quieres hablar de racismo, podemos hablar del antisemitismo descarado que practican algunos aliados del PSOE, como el BNG, el mismo partido que impidió hace no mucho una condena del Parlamento gallego al nazismo, sin que sus socios socialistas hayan dicho ni pío al respecto.

  7. framling

    «¿por qué en Red Liberal, que visito muy a menudo, jamás he leído una crítica contra la dictadura franquista?»

    Hombre, don Bernardino, quizá porque solo lee lo que quiere leer, casualmente vengo de buscar entre post antiguos de desde el exilio y al leer su comentario he recordado esta cita de Luis:

    http://www.desdeelexilio.com/2005/11/19/espana-ya-no-es-un-pais-democratico/

    Luis I. Gomez November 20th, 2005 22:55 :

    Erik, no entiendo bien este empeño tuyo por convertirte en editor de este blog. De todos modos, y sin que sirva de precedente, te dejo con una cita de esta misma publicación:
    “Sobre lo nefando de la dictadura franquista no es necesario discutir mucho. Todos estamos de acuerdo en ello. Nadie quiere volver a sufrir un régimen dictatorial fascista. Nosotros como liberales, menos que nadie.” Hay muchas como ésta en este blog, pero claro, eso te supondría leerlo entero y corres el riesgo de sufrir una intoxicación neocon. No te lo recomiendo.
    Cuando se cumpla el aniversario de la muerte de Stalin o de Mao, también llamarás sinvergüenzas a quienes les apoyan? Te preocupará menos? Me lo recordarás si no lo comento?

    En cuanto a este comentario de Elentir en particular no se si ha observado que se utiliza como escusa una película, y claro, teniendo en cuenta el ínfimo nivel del cine español es difícil usarlo como pie de nada. Del nivel del cine español tiene gran parte de culpa las subvenciones que no se si se iniciaron en el régimen franquista, pero que desde luego fue en éste donde se consolidaron y crecieron a la vez que disminuía la calidad del cine. Ale dos por el precio de una.

  8. Don Bernardino

    No hijo, no. El swing ni de coña se inició entre la población negra de Nueva Orleans. Repásate el Google, anda. O mejor búscate otra referencia más seria. Pero sigues sin responderme, ya incluso dudo de que efectivamente seas gallego, más bien pienso que eres andaluz (por aquello de Úbeda): ¿por qué no condenáis enfáticamente el franquismo en Red Liberal? ¿Tendrá algo que ver con vuestra dependencia de Libertad Digital y los sectores más ultra-reaccionarios de la sociedad española?

  9. Bend3r

    No me acordaba de que salía el Dr. Wilson (el amigo del Dr. House).

  10. Lo que yo pongo en duda es que Don Bernardino haya leído la Red Liberal estos cuatro años, ni cuatro días, ni cuatro minutos. Ni falta que le hace. Este tipo viene a mentir y difamar a la Red Liberal, diciendo que no condena el franquismo, cosa que no es cierta como acaba de demostrar Framling, dejando a don Bernardino en ridículo y dejando en evidencia los embustes de este socialista.

    El caso es que don Bernardino tacha de «ultra-reaccionario» a un diario liberal como Libertad Digital, después de que él mismo se haya sentido molesto por mis críticas al nazismo, de que se niegue a hablar siquiera del antisemitismo de los aliados nacionalistas del PSOE y eluda toda respuesta a mi pregunta sobre la dictadura cubana. Don Bernardino sí que demuestra ser un ultra-reaccionario de tomo y lomo.

    Y es que los liberales rechazamos todas las dictaduras, también la franquista, pero muchos socialistas callan cuan corderitos ante dictaduras socialistas como la cubana, igual que a hecho él, que incluso se muestra molesto si un liberal critica el nazismo (¿será porque lo de «nacional-SOCIALISMO?» le hace tilín?). Y aún tiene huevos de tachar a alguien de «reaccionario» el tipo éste, manda carallo.

  11. Registrador

    No hay como un amargado y acomplejado para estropear la diversión a la gente. Claro que el régimen nacional-socialista les gusta mucho, ya que es anti-americano, anti-liberal, anti-semita y pretenden controlarlo todo, incluso la forma de divertirse y pensar de la gente. Son como una secta.

  12. Perfecto, sencillamente. Benny Goodman era grande pero sin duda mi favorito es Glenn Miller y su American Patrol. La BSO perfecta para imaginarse a las tropas aliadas aplastando a los hijos de puta nazis ¡Tomad democracia, cabrones!

    Fonseca

  13. Hombre, en esto, Fonseca, te reconozco que me encantan «Moonlight Serenade», pero tampoco la veo como música de combate. 🙂

  14. Para eso inventaron la Banda Sonora de Patton.

    Pena de que el General, la no tuviera a su disposición antes de que se rodara la película. El Tercer Ejército hubiera llegado a Moscú.

  15. http://psoepontedeume.wordpress.com/2008/05/26/los-%e2%80%9cblogs-pro-rajoy%e2%80%9d-estan-ahora-contra-rajoy/

    elentir, mira otra joyitta más de los sociallistas.

    Los “blogs pro Rajoy” están ahora contra Rajoy

  16. Gabitorren, seguro que eres el único lector que tiene ese blog además de su autor. No merece la pena perder ni un minuto con ellos…

  17. De Lescure

    Creo que la aversión de los nazis al jazz procede, entre otros precedentes, de Spengler. Éste decía en La decadencia de Occidente que este tipo de música ya existía en la Roma antigua, como otras cosas que él condenaba en las grandes ciudades de su tiempo. Seguramente el jazz tampoco le gustaba a Heidegger.

    Sobre el grupo musical de Goebbels: debe de estar amenizando las veladas del infierno.

    Sobre música relacionada con la II Guerra Mundial: mi propuesta es Preludio y Fuga de Spitfire, de William Walton. Eso es grandeza.

    Saludos cordiales (desde el común agradecimiento a los que desembarcaron en Normandía y salvaron occidente desde los cielos de Inglaterra. Un buen libro, al respecto: Pilotos de Caza, de Patric Bishop, Ed. Inédita).

  18. Dudo mucho que los nazis hiciesen muchas consideraciones filosóficas sobre el jazz, De Lescure. El hecho de que el autor de Swing más famoso fuese judío y este estilo musical tuviese procedencia negra ya les bastaba para condenarlo. Lo mismo hicieron con todas las obras que clasificaron como «arte degenerado», a veces por las razones más peregrinas.

  19. Efectivamente es así Elentir.
    El Estado siempre tiende a controlar y dirigir la vida de los ciudadanos, sea en democracia sea con la tiranía. Pero ya que has hablado del arte de la música, y has recordado con acierto la idea de «arte degenerado» del nazismo, quiero recordar que algo parecido ocurrió en la edad media con el arte definido por el italiano Giorgio Vasari como «gótico».
    Lo «gótico» era utilizado de forma peyorativa como expresión de lo «godo» o sea, de lo «bárbaro», como sinónimo de pueblos salvajes e incultos frente a la cultura y los valores de Grecia y Roma. Y sin embargo, ¿quién se atreve hoy día a cuestionar el arte gótico?. ¿Cómo negar la belleza y el esplendor de catedrales como la de Burgos, León, por citar solamente algunas de las existentes en España?
    Algo así ha ocurrido con el jazz y con sus variantes (el swing, entre ellas). Podrá gustar o no gustar, pero no se puede decir que esto es un «arte degenerado». Has puesto un buen ejemplo de ello (Benny Goodman). Si te gusta la música de clarinete no dejes de oir a Sidney Bechet, si te gusta la guitarra para jazz, Jim Hall, si el saxo, Stan Getz o el gran Parker.
    En fin, que si lo de «arte degenerado», que a veces se predica desde el poder político del estado, es esto, pues bienvenido sea.

  20. De Lescure

    Elentir y Nunca Mais:

    Por supuesto que en su persecución de tal estilo musical pesaba fundamentalmente el factor racista. Pero también los mitos agraristas y antiurbanos de gran divulgación en los medios propagandísticos nazis y reaccionarios, de raiz antimoderna. El jazz representaba también Estados Unidos, las «potencias plutocráticas», la decadencia del liberalismo, etc. Curiosamente, lo mismo que los soviéticos llamaban «cosmopolitismo».
    De la relación entre la ciudad y el jazz procede la consideración de éste, por parte de los nazis, como Asphaltkakophonie (cacofonía del asfalto).
    (Sobre esto y otras cosas trata, por ejemplo, Mercé Sala Rose en una obra que publicó hace unos años en El Acantilado, prologada por Rafael Argullol.).

    (Saludos y menos mal que nos salvaron los americanos, que escuchaban a Louis Amstrong, Shirley Temple, country y canciones de Bing Crosby. Que Dios los bendiga).

  21. Anti Don Bernardino

    Ni puto caso al bernardino, es un troll pagado por el PSOE para desviar debates y criminalizar periodistas un auténtico cibermilitante, por Extremadura dicen que es el hijo de un nazi que bombardeó guernika con la legión cóndor y está por Cáceres. Vive prácticamente en la clandestinidad, por los medios de Extremadura lo veréis mucho, lo ponen a parir, dicen que se llama Miguel Bolz Fernandez de Velasco hijo del comandante aviador Helmut Felix Bolz

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.