A Monseñor Sistach no le gusta la COPE

Soy católico y me siento avergonzado ante las declaraciones del cardenal Lluís Martínez Sistach, Arzobispo de Barcelona, publicadas ayer en La Vanguardia. En referencia a la Cadena COPE, el prelado catalán comenta: «El programa matinal, y algún otro, no fomentan la concordia ni la serenidad, sino la agitación y la crispación.» Como fotocopiado del manual de consignas del PSOE, oiga.

Monseñor Martínez Sistach señala, además, que en Cataluña los obispos constatan «cómo algunos programas de la cadena contribuyen a la desafección de muchas personas respecto a la Iglesia.» ¿Han constatado también cuánta desafección ha provocado la militancia abiertamente nacionalista de buena parte de los Obispos catalanes, empezando por él, y lo difícil que es para muchos feligreses encontrar misas en castellano?

Feligreses catalanes indignados con la tibieza de Sistach

Si quiere saber las causas de la desafección de muchos católicos catalanes, Monseñor Sistach haría bien en empezar con un autoexamen de conciencia, en vez de andar señalando la paja en el ojo ajeno. Léase, por ejemplo, los foros de la asociación catalana E-Cristians, en los que se criticaba el mutismo y la escasa contundencia de Sistach ante el nuevo Estatuto catalán, de carácter netamente laicista y que ha supuesto una de las mayores agresiones legales contra las libertades individuales que han sufrido los catalanes en todas estas décadas de democracia.

Muestra de la tibieza de buena parte del episcopado catalán es lo que Monseñor Sistach declara sobre las relaciones entre los Obispos y el Gobierno tripartito de Cataluña: «son buenas, fruto de una idiosincrasia catalana tendente al entendimiento y al diálogo», señala. ¿Esa «idiosincracia catalana» es lo que Sistach ve detrás de pactos antidemocráticos como el del Tinell, firmado por ese mismo tripartito, o tras el acoso y las agresiones a todo aquel que se atreve a denunciar la imposición nacionalista?

El cardenal pide respeto para quienes no respetan

El Arzobispo de Barcelona reclama a la COPE, además, respeto por las instituciones, «entre ellas, las autonómicas». ¿Se refiere, por ejemplo, a la Generalitat cuyos dirigentes se burlaban hace tres años de la corona de espinas con la que fue torturado Jesucristo?

Sistach añade: «Y se produce, también, una repercusión negativa en la decisión de muchos contribuyentes a la hora de decidir la aportación tributaria a la Iglesia.» Pues mire: yo, como católico, pienso marcar la casilla de la Iglesia en el IRPF gracias a la Cadena COPE, pero lo haré a pesar de los Obispos nacionalistas catalanes y vascos, que han conseguido que Cataluña y el País Vasco sean las regiones con menos católicos de España. ¿Le echarán también la culpa a la Cadena COPE, o piensan hacer autocrítica acerca de la labor pastoral que han hecho para que se llegue a este extremo?

Sistach viola el secreto de las deliberaciones de la CEE

Lo que más asombro me ha causado, pese a todo lo dicho, es esto que Sistach comenta en el segundo párrafo de la entrevista: «En la última reunión del comité ejecutivo de la CEE fuimos informados del propósito del consejo de administración de la Cope de renovar el contrato al señor Federico Jiménez Losantos. Manifesté mi desacuerdo.» Flipante. ¿Hay que recordarle a este señor que como miembro del comité ejecutivo de la Conferencia Episcopal está obligado a guardar el secreto de las deliberaciones de todas las reuniones que celebran? Sólo por esta declaración Sistach debería dimitir de forma inmediata como miembro de ese comité.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Se puede decir más alto pero no más claro. Felicidades por el artículo.

  2. Lo mismo digo, felicidades. Este tío por mucha casulla es un aprovechado y un ********* del nacionalismo. Vaya ojo que tienen en Roma para nombrar purpurados. Vamos, digno heredero de Monseñor Carles…

    Saludos

  3. yo

    Elentir, la religión laica del nacionalismo, no admite competencia.

  4. Catalán tenia que ser!

  5. Catalanes los hay muy nobles y valientes, Pere. Girauta, por ejemplo, es catalán y no tiene pelos en la lengua a la hora de denunciar el nacionalismo.

    El problema no está en ser catalán, vasco o gallego. El problema está en el nacionalismo, sea cual sea su procedencia.

  6. Roberto Gómez-The Postman

    Transcribo citas o pensamientos de Losantos:

    «“…la disputa ideológica entre el inquisidor Ratzinger y ese franciscano brasileño llamado Leonardo Boff… Esta es una de las razones básicas por las que no soy católico: no admito que ningún sacerdote ordene mi pensamiento o coarte mi imaginación.”

    «…“¿Y lo que va a mejorar nuestra calidad de vida sexual? Bellísimas monjitas, apenas púberes, anunciándonos la novena, rezándonos jaculatorias perfumadas”.

    “Hace unos 35 años que no me confieso, no soy creyente. (…) cuando alguno de mis hijos me dice si podía decir las cosas de otra manera les respondo: ya, e ibas a estudiar tú en una universidad americana”.

    “La derecha ha de asumir y defender un laicismo radical, dejando las creencias para las conciencias y las leyes limpias de los resabios teológicos. (…) Debe olvidarse de la Doctrina Social de la Iglesia y que el liberalismo tal vez sea el pasado, pero es un pecado socialmente deseable”.

    “Y es que la cuestión del aborto es de principio: o decide la madre el futuro -o no futuro- del feto o lo decide la sociedad -médicos, jueces, etcétera-”.

    “El nuncio se dio el pico con Zapatero, pero no fue a la manifestación de dos millones de católicos en defensa de la familia católica. ¿Esto es un nuncio o un hermano? Ya saben, no de La Salle precisamente”.(Refiriéndose a masón)

    Sin comentarios.

  7. Roberto, ¿por qué no citas las fuentes y las fechas de las citas que incluyes en tu comentario? Para ahorrarte trabajo, te las voy a facilitar yo:

    – La primera es de hace 23 años, publicada en Diario 16.
    – La segunda es de hace 25 años, publicada en Diario 16.
    – La tercera es de hace dos años, en El Mundo.
    – La cuarta es de hace 21 años, en Cambio 16.
    – La quinta es también de la década de 1980, publicada en Cambio 16.
    – La sexta es reciente, de febrero de este mismo año… y la publicó la web de Enric Sopena, de donde la copiaron otros medios de los tantos que ponen a caldo al director de La Mañana.

    Me parece penoso intentar desprestigiar a Federico trayendo citas de hace más de dos décadas como si las hubiese dicho ayer, como si en ese tiempo nadie cambiase de opinión. Jiménez Losantos, de hecho, ha dicho cosas en La Mañana de la COPE que desdicen abiertamente lo que publicó hace dos décadas. ¿Será que eso no les importa ni un bledo a los que recurren a todo para desprestigiarle y -lo digo sin rodeos- para taparle la boca?

  8. H

    Te sales Elentir.

  9. Elentir: Simplemente, inmejorable.

    Y encima el listillo del comentarista 6 ha quedado como un…

  10. Muy fácil: si no le gusta, que no la escuche. 😆

  11. José C. Muñoz

    El cardenal Martínez Sistach, tan condescendiente con la programación de Ràdio Estel (emisora del Arzobispado de Barcelona), se muestra muy exigente con la de la COPE.

    Él sabrá por qué.

  12. Magistral post de Elentir

  13. Patroclo

    Porque antes de ser sacerdote de Cristo es naZionalista.

  14. Sobre lo que comenta José C. Muñoz de Ràdio Estel creo que es importante hacer hincapié: en esa emisora, que depende directamente del Arzobispado de Barcelona, hay programas literalmente «tomados» por simpatizantes de ERC. Eso no molesta a Sistach, por lo que parece. Sólo le molesta la COPE.

  15. Mi más sincera felicitación por el artículo. Cumbre.
    Yo me pregunto por qué existe esa tibieza por parte de la CEE, esa permisividad hacia obispos vascos y catalanes… Setién no era ni siquiera cristiano. Un tio falto de caridad hacia los Guardias Civiles asesinados no es un emisario de la palabra de Dios, es u8n perro nacionalista malo de verdad. Este catalán que consigue tener a su feligresía en constante disminución debería ser premiado con un despido.
    Hace falta una buena purguita. Son muchos años de la Conferencia Episcopal tragando…

  16. Antes nazionalista que católico. Lógico, no se puede servir a dos señores…
    Magistral, Elentir.

  17. Registrador

    Pues esperemos que esa enfermedad no se trasmita por aquí. Es demencial que una iglesia que se declara universal se pliegue antes semejantes estupideces.

  18. Ioputa

    Elentir, yo soy catalán y, como Sistach, creo que Losantos se pasa tres pueblos. La Iglesia (y no sólo Sistach) se ve perjudicada por alguien como Losantos, que le meterá toda la caña que quieras al sectarismo de izquierda pero que de imparcial y misericordioso tiene bien poco (y no lo digo por criticar la increencia de Losantos, yo también soy agnóstico). Mira que considero demasiado «buenista»a Sistach y opino que nuestro carácter, el carácter catalán en general, es demasiado blando (de hecho, el propio Sistach reconoció el otro día en La Vanguardia que a Cataluña le falta algo más de autoestima y de espíritu guerrero), pero no es cuestión de caer en un extremo por evitar otro. Para mí Losantos será un excelente propagandista y una persona sin pelos en la lengua, pero también un radical ofensivo y demagógico.

    Por cierto: amar tu tierra y defender tu lengua no significa necesariamente ser nacionalista. Seguro que tú amas el gallego, te gusta expresarte en él, te gustará mucho ver que se defiende y se potencia, más de una vez has escrito en gallego en un blog que leen muchos no gallegos… y es evidente que de nacionalista tienes bien poco. Además, no tiene nada de malo ser nacionalista y católico. Cualquier católico patriota español es católico y nacionalista (sí, nacionalista). Se puede ser nacionalista catalán y al mismo tiempo entender y respetar el concepto de la unidad española, del mismo modo que hay nacionalistas que no lo hacen y quieren romperla. No todos los nacionalistas son iguales. No todas las concepciones del nacionalismo desean romper el país, ni muchísimo menos.

  19. Ioputa

    «Sobre lo que comenta José C. Muñoz de Ràdio Estel creo que es importante hacer hincapié: en esa emisora, que depende directamente del Arzobispado de Barcelona, hay programas literalmente “tomados” por simpatizantes de ERC. Eso no molesta a Sistach, por lo que parece. Sólo le molesta la COPE.»

    En eso sí estoy de acuerdo contigo. Pero es que en todas partes cuecen habas y todos barren para casa, disculpando antes lo propio que lo ajeno (aunque no esté bien). Es, hasta cierto punto, lógico.

  20. Ioputa, patriotismo y nacionalismo son cosas muy distintas, por no decir opuestas. El patriotismo es el amor al propio país, un sentimiento de lo más natural. El nacionalismo es una ideología política que pasa, las más de las veces, por imponerle tus sentimientos a los demás.

    En este sentido, yo amo profundamente a Galicia y me gusta utilizar el gallego, pero no me gusta nada ver como otros lo usan para imponer sus ideas. Lo siento, pero yo no soy para nada nacionalista, y no acabo de entender cómo puede casar una ideología tan excluyente con una fe religiosa basada en el amor al prójimo.

  21. Ioputa

    Elentir, depende de lo que entiendas por nacionalismo.

    Tienes que tener en cuenta que lo español se da por hecho, mientras que lo catalán, precisamente por estar englobado dentro de la realidad española más amplia, no tanto. Un segoviano sólo posee una identidad lingüística, un catalán posee dos. De ahí que, sin necesidad de negar la pertenencia de Cataluña a España, se pueda abrazar una defensa ideológica de lo catalán JUNTO a lo castellano, sin olvidar que Cataluña también es española. El segoviano no lo necesita, claro, pero porque sólo tiene una lengua, no coexiste con ninguna otra y no se va a ver mermado, cuestionado o amenazado su uso.

    Estoy seguro de que tú darás esa identidad compartida por hecha, que el catalán o el gallego son tan españoles como el resto y por tanto defenderlos no equivale a romper nada, no lo dudo, pero muchas otras personas del resto de España no lo ven así. Yo he conocido a mucha gente que piensa que el catalán (y el gallego, y el vasco) son «dialectos» anacrónicos que deben desaparecer para que así todos hablemos castellano (como están acostumbrados, como ellos han hecho siempre… pero no nosotros, que para bien o para mal no somos como ellos dado que poseemos dos lenguas vernáculas). También hay no pocos exaltados que creen que cada vez que Cataluña reafirma su identidad de algún modo, por democrática y respetuosa que sea al hacerlo, eso es una intentona separatista. Cuando esto ocurre, 10 jóvenes catalanes más se apuntan a Esquerra Republicana.

    En un comentario anterior has dicho que la laxitud de la Iglesia catalana y su permisividad con cierto nacionalismo alimenta la escasez de seguidores en la comunidad. En parte es verdad, pero es que eso también lo hace la COPE, al menos en la misma medida. Muchos creyentes (y no creyentes) catalanes odian a la Conferencia Episcopal y tienen una visión nefasta y sesgada, injusta, de la Iglesia por culpa de lo que escuchan en una emisora que sienten que no respeta lo más mínimo a Cataluña.

  22. No, Ioputa, esto no depende de lo que yo entienda o deje de entender. Hablamos un mismo idioma y en ese idioma cada palabra significa una cosa distinta. Me remito a la RAE:

    Patriotismo: Amor a la patria.

    Nacionalismo: Ideología que atribuye entidad propia y diferenciada a un territorio y a sus ciudadanos, y en la que se fundan aspiraciones políticas muy diversas.

    En cuanto a los idiomas, conozco muchos patriotas españoles que hablan gallego sin problemas (yo soy uno de ellos), y que no sienten odio alguno hacia el gallego, el catalán o el vascuence.

    Ahora vete a cualquiera de esas tres regiones y mira lo que están haciendo sus respectivos nacionalismos por una cosa muy sencilla: odio a España y a sus signos de identidad, entre ellos la lengua castellana.

    Lo que no se puede pretender es que esto ocurra desde hace décadas y el nacionalismo aún venga con discursos victimistas, cuando miles de catalanes, vascos y gallegos estamos hasta el moño de ver pisoteadas nuestras libertades individuales en aras del nacionalismo identitario. Ya está bien.

  23. Ioputa

    Elentir, no me hace falta irme a una de esas regiones porque ya estoy en una de esas regiones (por cierto, esas regiones también son diferentes entre sí: el nacionalismo vasco, por ejemplo. no es como el catalán ni como el gallego).

    «Patriotismo: Amor a la patria.»

    Claro, pero ¿qué es patria? Patria es el país, sí, pero también está la «patria chica». Y, como digo, eso no supone ningún problema para el segoviano, que habla el mismo idioma que en toda España, pero sí para el catalán. Para el catalán, la patria puede ser España pero también Cataluña, y en la misma medida, no por capricho, sino porque Segovia o Murcia no tienen una lengua propia igual de compleja, diferenciada y desarrollada que el castellano y que se habla exclusivamente en su territorio. La identidad catalana no es como la de otras regiones de España, es más compleja, de ahí que surjan aspiraciones nacionalistas (más o menos democráticas, más o menos demagógicas, más o menos justas o injustas) en Cataluña que en otros lugares no se dan. Es lógico, independientemente de que uno se sienta nacionalista o no. Un vallisoletano no será nacionalista. ¡Claro! No hay en Valladolid «entidad propia y diferenciada» no castellanoparlante sobre la que fundar «aspiraciones políticas muy diversas» (muy diversas, no tienen por qué ser aspiraciones separatistas, reivindicar no equivale necesariamente a dividir, aunque soy consciente de que los nacionalismos vasco y catalán muy a menudo no han tenido nada clara esta distinción).

    Respecto a la lengua castellana en Cataluña: te puedo asegurar que no está en absoluto amenazada, por muchos mensajes apocalípticos que se lancen al respecto. De hecho, hay zonas en las que el castellano (y actualmente muchas otras lenguas más) han ganado terreno al catalán nativo, yo vivo en una de ellas, y aquí no se desprecia ni discrimina a nadie por ser castellanoparlante (mi familia lo es, y tan campante). No sólo eso: te lo dice alguien que considera inútiles y contraproducentes muchas de las medidas lingüísticas adoptadas por la Generalitat. Créeme, de Cataluña se pueden decir muchas cosas, pero en relación al tratamiento ciudadano y práctico del idioma (otra cosa es lo que hagan o dejen de hacer los políticos) hay mucha exageración. La convivencia catalán-castellano es muy buena, no es como algunos la pintan desde fuera.

    Elentir, yo soy catalán castellanoparlante y catalanoparlante, y no veo pisoteadas mis libertades individuales. No creo que haya que exagerar tanto. Si te refieres, por ejemplo, a la exigencia de enseñar sólo en catalán en las escuelas catalanas, es la misma que la de estudiar sólo en castellano en el resto de España (no he visto aún ninguna escuela española sólo en árabe). Evidentemente, al ser Cataluña española el castellano debe también potenciarse, y la asignatura en castellano se conserva, y muy bien enseñada, de modo que todos los jóvenes catalanes conocen perfectamente (bueno, tan mal como en el resto del Estado, mejor dicho) tanto el catalán como el castellano. A eso hay que añadir que, al menos en Barcelona y la zona metropolitana (quizá en el interior es diferente, porque allí hay menos bilingüismo, como es natural), los jóvenes aprenden el castellano muy pronto y de forma muy espontánea porque muchísimos son hijos de inmigrantes, así que la enseñanza mayoritariamente en catalán (se esté de acuerdo o no con ella) no les afecta, ya que su lengua de uso más corriente es el castellano y lo aprenden con naturalidad aunque en la escuela les hablen mayoritariamente en catalán.

    Como ves, se puede decir que en Cataluña el catalán está o no está amenazado, pero que el castellano no lo está, eso puedes darlo por seguro. Esta cuestión se manipula y se exagera mucho. Yo mismo hablo y escribo castellano perfectamente, y dejando de lado mi esfuerzo personal, es en gran medida porque en la escuela (catalana) se preocuparon mucho para que fuera así.

    «cuando miles de catalanes, vascos y gallegos estamos hasta el moño de ver pisoteadas nuestras libertades individuales en aras del nacionalismo identitario.»

    Yo no he visto aún mi libertad individual pisoteada por ningún nacionalismo identitario, salvo quizá en la hipocresía de que en una zona mayoritariamente castellanoparlante como la mía todo lo relacionado con la actividad pública deba estar escrito y hablado en catalán (que a veces, sí, me ha jodido, no lo niego). Por lo demás, hablando castellano y catalán y entendiendo la idiosincrasia dividida de esta comunidad, nunca he exagerado nada más de la cuenta. Soy consciente de donde vivo y de los problemas (aunque también ventajas) que conlleva una identidad así. Pero pocas veces lo he sentido como una imposición. Aquí no hay dictadura nacionalista ni nada por el estilo, es algo mucho más complejo.

    En fin: que Cataluña tiene «entidad propia y diferenciada», sin que tal cosa suponga mermar el «amor a la patria» española. Eso me parece innegable y no debiera escandalizar tanto. El problema (tanto por parte de muchos catalanes como de muchos no catalanes) es confundir la identidad, incluso un cierto nacionalismo bien entendido, con el separatismo.

  24. Ioputa, si no tienes claro cuál es tu patria, vete a tu cartera y mira tu DNI, a ver qué pone…

    Por cierto, a esos jóvenes catalanes que aprenden el castellano tan pronto no les están admitiendo en algunos trabajos en otros sitios de España por su pobre dominio de la lengua común de todos los españoles.

    Sobre la situación lingüística, seguro que muchos padres catalanes te estarían eternamente agradecidos si les facilitases la dirección de un colegio catalán en el que puedan escolarizar a sus hijos en castellano. Ellos no son capaces de encontrarlo.

  25. Ioputa: el tono es muy suave pero la falsedad es la misma. Lo digas como lo digas SI es un problema ser castellanoparlante en Cataluña. SI es un problema educar a tus hijos en castellano, en Cataluña. SI es un problema tener un comercio y recibir multas rotular en castellano (da igual que no lo entiendas). Sólo con ver las subvenciones y partidas para «estudios» absurdos sobre el catalán que derrocha la Generalitat por una obsesiva persecución del castellano. SI ews un problema para las empresas turísticas que reciben la queja de los visitantes al estar todas las indicaciones verticales urbanas sólo en catalán. Y SI es un problema para lows que tenemos imversiones en Ctaluña asistir a un consejo de administración de una empresa de la que soy socio y no poder enterarme de la mayoría de las cosas. Y no me digas que aprenda catalán porque tengo negocios en Bilbao, Alicante, Lugo…¿ Además de poner la pasta tengo que aprender todos los idiomas ?
    Ni al cine es fácil ir en Barcelona

  26. Como ese hay muchos en Cacalunya, que primero son nazionali$ta que cualquier otra cosa.

  27. pues eso

    Saludos

  28. Mandoble

    Muy bueno Elentir! menudo manipulador está hecho ese tío.
    Gracias,
    Mandoble

  29. A Monseñor Cañizares, por lo que se ve, tampoco le gustan Federico y César

  30. Justo pasé antes por esta entrada. Es curioso las coincidencias que han provocado las afinidades políticas de ciertos prelados.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.