Manuel María Bru, los liberales y la COPE

Las duras críticas de Monseñor Martínez Sistach a la Cadena COPE han provocado reaciones. Federico Jiménez Losantos contestó ayer en su programa de la forma que podemos escuchar en este audio:

[audio:http://www.contandoestrelas.info/radio/20080602_federico_a_las_7.mp3]

Con estas palabras, el director de La Mañana de la COPE dejaba en evidencia que las acusaciones de “crispación” lanzadas por Sistach contra la emisora desde La Vanguardia no sólo son injustas, sino que además olvidan que quien lleva cuatro años subido a la estrategia de la tensión no es la COPE, sino el Gobierno, como el propio Zapatero le confesaba por bajines a Iñaki Gabilondo.

Jiménez Losantos también ha evidenciado lo paradójico que resulta que se escandalice por la COPE un Cardenal que mantiene en su Archidiócesis a un cura que ha financiado abortos, y encomienda parte de la formación pastoral y litúrgica diocesana a militantes comunistas, añado yo. Y eso mientras la Archidiócesis se desvela por echar el cierre a una web católica que ha denunciado ambos casos, como recordaba ayer Luis Fernando Pérez Bustamante.

Este reproche, sin embargo, no ha gustado al director del área sociorreligiosa de la COPE, el sacerdote Manuel María Bru. En un artículo publicado en su blog en Cope.es, don Manuel, por quien siento una gran estima, escribía ayer lo siguiente:

Otro tema, que en conciencia no puedo pasar por alto. Esta mañana se ha cuestionado la libertad de expresión de una persona que siempre debería ser especialmente respetada en esta casa, el Cardenal Arzobispo de Barcelona. Más aún cuando de lo que habla es de esta casa.

El padre Bru no atribuye a nadie esas palabras, pero señala que ha sido “en esta casa” y “esta mañana”. Más claro, agua. En el audio que os he puesto no se dice nada semejante, como tampoco se dijo ayer en todo el programa de La Mañana, y están sus archivos sonoros para atestiguarlo. Si esta afirmación me sorprende, más me sorprende, en todo caso, que alguien de la propia emisora calle ante las injustas críticas de Sistach a la COPE y sólo se atreva a lanzar un también injusto reproche a sus compañeros.

Lo que más me entristece, sin embargo, es lo que escribe Manuel María Bru a continuación:

Nunca me ha convencido la defensa de la libertad de los “liberales”, por muy natural que parezca que un liberal defienda la libertad. La razón de mi desconfianza es doble: primero porque el liberal puro, al no tener una visión trascendente de la vida, no suele dar mucha importancia al respeto a la dignidad humana de los demás a la hora de ejercer su libre albedrío. Segundo, porque su característico individualismo autosuficiente le lleva a magnificar el derecho a su propia libertad, y minimizar, cuando no negar, el derecho a la libertad de los demás.

Según este retrato, la amplia mayoría de católicos que había entre los redactores de nuestra Constitución liberal de 1812 y los protestantes liberales que protagonizaron la Revolución americana no eran “liberales puros”: qué ironía. Y no sólo eso, sino que para él ese “liberal puro” es alguien a quien no le importa la dignidad humana y que minimiza o incluso niega la libertad de los demás. Llegado a este punto, empiezo a pensar que Bru está confundiendo el liberalismo con la ideología marxista-leninista…

El caso es que el padre Bru empieza su alegato refiriéndose, en general, a los “liberales”. Entre comilla y comilla se caen miles de españoles que se han dejado mucho tiempo y energías luchando contra el laicismo estos últimos años, defendiendo a la COPE de muchos ataques e incluso reivindicando la libertad de expresión de los ministros de la Iglesia ante el empeño del Gobierno por mandarles callar. Y entre ellos hay que contar a muchos liberales que desarrollan su labor profesional en la Cadena COPE junto al padre Bru y que, de hecho, han contribuido de forma decisiva a que esta emisora católica sea la segunda en oyentes de España.

Es muy triste, en fin, leerle a alguien tan honrado y culto como Manuel María Bru unas valoraciones tan injustas que afectan -de lleno- a miles de oyentes de la Cadena COPE que somos católicos y liberales, entre ellos muchos que sentimos un sincero aprecio por este sacerdote. Si es así como nos trata nuestro pastor, ¿qué hemos de esperar de los que se consideran nuestros enemigos?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. “No suele dar mucha importancia al respeto de la dignidad humana…” Elentir siento que admirases a quien es capaz de decir algo así. Este señor con sotana deja de merecer ninguna consideración ni por sus palabras ni por su flojera ante personajes como Sistach. Este monseñor llorón y permisivo hasta la naúsea en casos como el que citas de la financiación de abortos por uno de sus subordinados.
    Aquí la otra mejilla sólo la pone un sector de la Iglesia. En él están esos otros que denuncian en sus webs.
    Yo sigo en mis trece: es necesaria una purga en la Iglesia. Así el que quiera ser sindicalista y progre-abortista lo puede ser sin disimulo, el que quiera ir a ver a sus pobres presos etarras irá de frente… pero fuera de la Institución a la que dañan cada día más.

  2. Manuel María Bru es muy buena persona, Caco, mucho mejor persona que yo, eso dalo por seguro. Él no tiene nada que ver con esos sacerdotes -hasta me cuesta llamarlos así- cuya actitud avergüenza a cualquier católico. Basta con leer el libro que el padre Bru le dedicó a la historia de la COPE para darse cuenta de ello (y lo digo porque lo compré).

    Ahora bien, que sea una excelente persona no significa que siempre acierte. Errores los cometemos todos y creo que en esta ocasión se ha equivocado. En fin, personalmente, que piense que los liberales somos así es algo que me duele y mucho. Si se lleva mal con algún liberal no es justo que todos paguemos la factura.

  3. major_tom

    Pues despues de ver como esta el patio, ni FJL ni Vidal tendrian que haberse quedado. Que sacaran los meapilas a flote la cadena con los de Diegos, Apezarenas y Pradines. Al anyo siguiente ERE, y en menos de 2 anyos se declara en venta. La compra UNEDISA y asunto arreglado, la COPE seria laica y ya no pintarian nada los meapilas y obispos progres.

  4. Liberal

    Federico ha demostrado que no se achanta ni con los dueños de la emisora. He ahí un tío con un par de narices.

    En cuanto al cardenal Sistach, una sola pregunta: ¿es separatista como casi todos los mandamases de la iglesia catalana? Porque si es así, todo está dicho.

  5. Nicolás Sánchez

    Es triste leer lo que dices, major-tom, pero si el padre Bru, por lo demás tan valiente y claro, sigue defendiendo a Mons Martínez Sistach incluso en sus errores y acusando erróneamente a FJL de impedir su derecho a la libre expresión a tan eximio (y algo “despistado”) cardenal, muy bien podría terminar ocurriendo lo que pronosticas. Recuerdo una vez, hace años, cuando FJL replicó de modo parecido a una declaraciones desafortunadas (“Desautorizo a la COPE”) del predecesor de Mons M Sistach, es decir, de Mons. Carles. No me consta que el director de los servicios sociorreligiosos de la cadena criticara su respuesta.
    De todas formas mientras el padre Bru se limite a expresar su opinión (a lo que tiene derecho, por supuesto) y no impida la libertad de expresión de los periodistas de la cadena (invitándoles a cambiar de línea o…), no habrá demasiados problemas. Confiemos, por el bien de la libertad en España y de la propia Iglesia, en que así sea.

  6. Liberal, a Monseñor Martínez Sistach se le suele presentar como un nacionalista moderado. Sus primeras críticas a la COPE, que yo recuerde, las hizo porque decía que como catalán se sentía ofendido por cosas que escuchaba en la emisora. Todavía me sigo preguntando qué cosas: ¿las críticas al nuevo Estatuto, por ejemplo?

  7. El problema es que FJL militó muchos años en partidos izquierdantes y se las sabe todas. Y claro, les sacude con su misma medicina y no con la complacencia y el buenismo de gran parte de la derecha española. Y eso duele. Le pasa lo mismo que le sucede a Moa: no hay nada peor que que te saquen los colores con tus propios archivos (léase: los archivos de la Fundación Pablo Iglesias).

    Por eso lo quieren callar sí o sí.

  8. manuel

    bueno, si sistach ha opinado de política tambien debe aguantar que le critiquen sus opiniones políticas y su falta de coherencia. Lo malo de todos estos cobardones es que prertenden hacer creer que sus ideologías políticas son palabra de Dios… . Y lo digo por los miró ardevol , sistach y compañía.

  9. Bend3r

    Otro que no tiene ni puñetera idea de lo que es un liberal. ¿Este no sabe que los que defienden las libertades individuales DE TODOS son los liberales? ¿Este no sabe que los que defienden la dignidad humana son los liberales, frente a un socialismo que desprecia al hombre y que pretende educarlo y adoctrinarlo? Resultan ridículas las opiniones de este señor. Además, alguien debería explicarle a este señor lo que es la libertad de expresión. Libertad de expresión es poder decir lo que quieras (con un mínimo de respeto hacia los demás) sin que la policía golpee tu puerta. Libertad de expresión es que un periodista pueda decir algo sin la aprobación de un consejo de comunicaciones (como en EEUU o en Cataluña), todo eso lo defienden los liberales. Lo que no es libertad de expresión es la inmunidad para con los críticos, porque si a mí, o a Fede, lo que dice el señor Sistach nos repatea los cojones, tenemos perfecto derecho a decirlo, sin que por ello se nos acuse de querer coartar la libertad de nadie (hablando de fijarse sólo en los derechos propios sin tener en cuenta los de los demás). En fin, que sólo por las incoherencias que muestra este señor ya parece de izquierdas. Lasallista en estado puro.

  10. Diego

    Lo que ha dicho Manuel María Bru más allá del lógico respeto que se debe a los obispos desde una cadena católica (recordemos que Losantos se permitió llamar masón a Monteiro de Castro, representante del Papa en España), no es otra cosa que lo que la Iglesia ha condenado en reiterada ocasiones como exaltación de una libertad sin límites que conduce a la esclavitud del pecado.

    .Los liberales predican la total independencia de la razón de cualquier entidad superior, Dios, y, también la plena autonomía, de cualquiera autoridad terrena. Tal cosa ha sido condenada por la Iglesia incluso en el Concilio Vaticano II en la Gaudium et spes:

    “Esta autonomía no significa que las cosas no dependan de Dios y que el hombre pueda usarlas sin referirlas a Dios.”

    Ahora resulta que Jimenes Losantos, abortista de pro, le molesta que la Iglesia no sea represiva con sus sacerdotes. Ya claro.

  11. Yo soy liberal y no predico eso que tú dices, Diego, por la sencilla razón de que para ser liberal no es necesario ser racionalista.

    Por cierto, ya puestos a condenar, ¿qué dice la Iglesia sobre la difamación? Te lo pregunto por la que acabas de lanzar contra Federico llamándole “abortista de pro”.

    En fin, con “críticos” como tú, Jiménez Losantos puede estar tranquilo.

  12. Jacques Apotre

    “…Cuando diversas fuerzas, guiadas a menudo por una FALSA ideología de la libertad, tratan de apoderarse de este terreno … Cuando una ruidosa propaganda de LIBERALISMO, DE LIBERTAD SIN VERDAD NI RESPONSABILIDAD se intensifica también en nuestro país, los pastores de la Iglesia no pueden dejar de anunciar la UNICA e infalible filosofía de la libertad, que es la verdad de la cruz de Cristo….”

    (Juan Pablo II, Homilía en Cracovia, expalanada Blonie, 18-agosto-2002)

  13. Enfoque

    Federico apoyando el dificil consenso

    LibertadDigital.com ; Diálogo del 15 de septiembre con Federico Jiménez Losantos
    http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_20504.html
    (…)
    P: ¿Qué le parece la vigente normativa referente al aborto, en especial la contenida en el Código penal –los tres supuestos de despenalización–?

    R: Creo que había un cierto consenso –siempre difícil en algo tan delicado, que afecta a creyentes y no creyentes– pero que el PSOE se empeña en dinamitar sistemáticamente. Como no tiene ideas sobre economía o política, se empeña en cambiar la moral y las costumbres.
    (…)

  14. Jacques, el planteamiento del liberalismo que tenemos muchos liberales, y entre ellos muchos que somos católicos, no tiene nada que ver con el que denunciaba Juan Pablo II, a quien por cierto admiramos muchos liberales. La libertad sin responsabilidad es pura anarquía, y la libertad sin la verdad se queda reducida a una forma de relativismo.

    Al respecto te recomiendo este artículo de Aceprensa.

    En cuanto a la relación entre el liberalismo y la Doctrina Social de la Iglesia, te recomiendo leer este artículo de un conocido católico y liberal, el ya fallecido Rafael Termes. Creo que te aclarará muchos conceptos.

    Enfoque, sinceramente, ¿es eso todo lo que puedes alegar para justificar que alguien llame a Jiménez Losantos “abortista de pro”? En fin…

  15. De Lescure

    Históricamente la actitud de la jerarquía eclesiástica, del clero y de los movimientos católicos con el liberalismo es frecuentemente muy crítica, cuando no claramente contraria.

    Políticamente, desde el siglo XIX, las posiciones clericales han sido siempre antiliberales claramente o de forma más velada: tradicionalistas, conservadoras/corporativas y, desde el Vaticano II, prevalecen las de un izquierdismo difuso (personalistas, comunitaristas) o claramente militante (Teología de la Liberación y sus epígonos).

    De alguna forma el espíritu del Syllabus sigue vivo, aunque ahora la condena del liberalismo como pecado no lleva al tradicionalismo sino al socialismo.

    Actualmente si se accede a cualquier publicación católica el discurso suele ser de este signo, más que conservador, con claras condenas del “neoliberalismo”, “el consumismo”, “la dictadura del mercado”, etc. Desde las más modestas hojas parroquiales a las revistas más académicas. Los propios jesuitas, antes bastión de las posiciones más conservadoras, se constituyen como la vanguardia del antiliberalismo. Véase la publicación de Cristianismo y Justicia y otras similares.

    Como católico creo que es una auténtica pena, la incomprensión del liberalismo por parte de estos sectores. ¿Es quizás consecuencia de una nostalgia por las sociedades cerradas y orgánicas?. Es más, creo que la Iglesia sólo podrá desenvolverse y prosperar en sociedades libres, con convicciones liberales arraigadas.

    Saludos.

  16. Bend3r

    Libertad sin responsabilidad es querer eximir a Sistach de cualquier reacción a sus palabras. Tiene todo derecho a pronunciarlas, y nosotros a criticarlas. Cuando habláis de libertad sin responsabilidad estáis tirando piedras contra vuestro propio tejado. Si la libertad exige la responsabilidad de asumir las consecuencias de nuestras elecciones, cosa que suscribo, eso debe aplicarse también al señor Sistach y al señor Bru. ¿O es que acaso ellos están por encima del bien y del mal?

  17. Ataruxo

    Es más, creo que la Iglesia sólo podrá desenvolverse y prosperar en sociedades libres, con convicciones liberales arraigadas.
    _____________________________________________________

    Claro, por eso progresó con el imperio romano, las invasiones bárbaras, las invasiones otomanas, las invasiones vikingas, las invasiones protestantes, las invasiones revolucionarias, las invasiones liberales, las invasiones nazis, las invasiones marxistas y ahora otra vez con las invasiones neoliberales.

    Pues no amigo. Las puertas de infierno no prevalecerán en medio del cualquier ideología que nos regale el cielo en la tierra marxista, nazi, liberal, … o al que la ideología de turno le parezca.

  18. Bend3r

    Mirad que ejemplo de “liberalismo” de nuevo en Galicia. Ahora los monolingüistas pasan directamente a la apología del terrorismo. Ver: http://www.libertaddigital.com/index.php?action=desanoti&cpn=1276331802
    y el video de la polémica: http://www.libertaddigital.com/index.php?action=NavigateInside&url=http://blip.tv/file/912060/
    Para mear y no echar gota.

  19. Ataruxo, ¿¿”invasiones liberales”?? 😯 😯 😯 Dios mío, qué cosas les estoy leyendo a algunos…

    Por cierto, Bend3r, estoy preparando un reportaje sobre ese vídeo que denuncia LD, con capturas del mismo. Vais a flipar.

  20. Roncal

    Cuando se empleaban los términos correctamente, por liberales se conocían a aquellos sujetos que afirmaban la independencia de lo público respecto a la Religión Católica; es decir, aquellos que contravenían el magisterio de la Iglesia. De ahí que se autodenominaran liberales: querían “liberar” al poder temporal de Dios para legislar según les viniera en gana (las consecuencias las padecemos hoy con cien mil abortos anuales y cada vez más familias rotas).

    Por éso el término “liberal” empleado por Bru hacia Losantos es acertado, y el repocre que le hace el autor de este blog al sacerdote es erróneo. Y, efecivamente, como bien dice Bru, el liberal, más si es español, se caracteriza en su vida social por amar su libertad y despreciar la del prójimo.

    Pd. Muchos más católicos murieron contra los “católicos liberales” en el XIX. No olvide, caballero, que el liberalismo fue introducido en España por las élites en contra de las costumbres y el sentir de la generalidad del pueblo español.

  21. No olvido, tampoco, todos los crímenes que se cometieron en nombre de Dios a manos de los ejércitos carlistas.

    En cuanto a lo que dice usted de que “el liberal, más si es español, se caracteriza en su vida social por amar su libertad y despreciar la del prójimo”, me parece un disparate del tamaño de un piano de cola. Tiene narices, desde luego, que digan estas cosas quienes se benefician precisamente de la libertad de expresión de la que se goza en toda democracia liberal, y que si fuese por ellos no existiría para quienes no pensamos como ellos quieren.

  22. Ataruxo

    Pues yo lo veo como el tal Roncal. Por ejemplo el liberal de Don Federico ama su libertad pero desprecia la del prójimo. En su programa de radio siempre entrevista a los suyos como por ejemplo a Rouco Varela pero no a quienes no están de acuerdo con él aunque sean propietarios de la cadena como el cardenal Sistarch.

    Liberal en todo caso el cardenal Sistach que aguanta que un empleado suyo se le suba a las barbas. Como yo soy antiliberal me gustaría ver como el Cardenal Sistach cesa a Don Federico.

  23. Ataruxo

    y por supuesto que hay invasiones liberales.

    Por ejemplo las de los EEU contra Mejico o contra España o las del Reino Unido cuando extiende el imperio a sangfre y fuego o las de la liberal Francia invadiendo media Europa con Napoleón para imponer sus ideas de ilustración.

    Y para invasiones neoliberales tenemos la de Panamá y la de Irak y la que vendrá después.

  24. de lescure

    Roncal:

    Respecto al liberalismo español del siglo XIX:

    1. La inmensa totalidad de los liberales españoles eran católicos.
    2. Todas las constituciones liberales españolas reconocían la religión católica como oficial. Comenzando por la de 1812. Ni siquiera admitían la total libertad religiosa, a excepción de la de 1869, aunque de manera un tanto ambigua.
    3. Afortunadamente las persecuciones religiosas impulsadas por los liberales fueron excepcionales y de gran brevedad (sin que, por supuesto, esto las justifique), y en nada comparables a las de los jacobinos franceses y no digamos a las del totalitarismo del siglo XX.
    4. Reconozco que las desamortizaciones (necesarias y pésimamente gestionadas, un auténtico pelotazo para muchos) y la disolución de las órdenes religiosas (una medida contradictoria con la propia ideología liberal) fueron un desastre.
    5. Respecto a la libertad del prójimo de los antiliberales españoles, me permito recordarle la restauración del Santo Oficio por Fernando VII, las persecuciones de los liberales por el mismo monarca, los procesos de purificación, etc.
    6. Respecto al carácter elitista del liberalismo:según y como. El liberalismo tuvo una gran extracción popular en los núcleos urbanos más activos y prósperos (Madrid, Cádiz, Bilbao, Málaga).
    7. Sobre los excesos y muertes: en las guerras carlistas se hicieron barbaridades por los dos bandos. Zumalacárregui o el cura Santa Cruz no fueron precisamente discípulos de Gandhi. Tampoco Ramón Cabrera, que después hastiado y exiliado en Inglaterra aceptó la Monarquía liberal.

    Saludos.

  25. Aturuxo: “Como yo soy antiliberal me gustaría ver como el Cardenal Sistach cesa a Don Federico.” Hombre, ya puestos, pide además que le obligue a cantar “Els Segadors” puño en alto, ¿no? 🙄

    Aturuxo: “y por supuesto que hay invasiones liberales. Por ejemplo las de los EEU contra Mejico o contra España”

    Entonces, la conquista de América ¿qué fue? ¿una invasión católica? ¿o quizás una invasión absolutista?

    Por cierto, llamar “liberal” a una Francia gobernada por un emperador absolutista como Napoleón me parece un chiste malo…

  26. Ataruxo

    Pues sí. La consquista de América fue una conquista y no una romería. Y fue católica por los clavos de Cristo que así fue.

    Lo que ocurre es que los españoles invadiamos y guerreamos por hacer cristianos y no por extender el mercado.

    Nosotros fundábamos iglesias y misiones y en cambio los anglosajones compañías occidentales u orientales de Indias o que se yo.

    Puestos a elegir el Cardenal Sistach y yo lo tenemos claro. Otros como don Federico y sus fans pues no tanto.

    Y además digo GIBRALTAR ESPAÑOL, el CANAL PARA LOS PANAMEÑOS y EL PETRÓLEO IRAKÍ PARA LOS IRAKIES, que demonios.,

  27. Roncal

    Siempre se sacan a relucir los excesos por parte de los carlistas, pero siempre se ignoran los liberales. Se habla, por ejemplo, de Cabrera, obviando que el general Cabrera comenzó a hacer la guerra sin prisioneros cuando los liberales apresaron y fusilaron a su madre. Uno de los incentivos para comenzar la guerra por parte de los carlistas fueron los ataques de los liberales radicales al clero, lo que también se suele ignorar. Y no lo digo simplemente yo, pobre internauta, sino algún autor faro de liberales como Pío Moa.

    Que las sucesivas constituciones mencionaran a la Religión Católica como oficial no significa que el poder político no se independizara de la religión secular de España. Sólo hay que ver como para financiar una guerra el Estado liberal procedió a desamortizar los bienes de la Iglesia, lo que por otra parte perjudicó a un gran sector del campesinado. De hecho, llama la atención tal desprecio a la propiedad de los representantes el liberalismo.

  28. El problema de empezar a remover la historia con intenciones políticas es que normalmente siempre salen miserias por todas partes, sobre todo si hablamos de guerra. Yo no tengo reparo alguno en condenar todas las salvajadas que se han hecho en nombre de la libertad. Sólo espero que tú tampoco lo tengas en condenar todas las que también se hicieron en nombre de Dios, de la Patria y del Rey, el trilema del carlismo.

  29. de lescure

    Cuando el Infante Don Carlos inicia la guerra civil en 1833 los liberales apenas habían gobernado en España. La guerra se inicia por razones dinásticas e ideológicas, no por una persecución religiosa que, en propiedad, no existió en el Trienio Liberal.

    Los carlistas no dudaron en desencadenar hasta tres guerras civiles en nombre de la Legitimidad, de unos príncipes que apenas sabían nada de España, y en contra del sentir de la inmensa mayoría de los españoles que no les siguió. No consiguieron entrar en Bilbao. Por supuesto tampoco en Madrid. No controlaron ni una ciudad importante. Contaron con la simpatía de Austria, el Vaticano ( que se fue desmarcando poco a poco) y de la Rusia de los zares.

    En la Tercera Guerra Carlista no dudaron en iniciar la guerra cuando el estado estaba a punto de hundirse, aprovechando además el levantamiento de los independentistas cubanos.

    Los fusilamientos de prisioneros de guerra por parte de unos y otros se remontan a la Primera Guerra Carlista. No surgen como consecuencia del asesinato de la madre de Cabrera. Existieron desde antes.

    Hay un carlismo romántico que es muy interesante históricamente.

    Hay otro oscurantista y tribal. De éste proceden algunos males que nos aquejan, al menos en parte.

    Saludos.

  30. Posturitas

    Elentir, por liberal, odia al Carlismo.
    Elentir, por liberal, odia y teme las libertades.
    Las libertades que durante siglos se dieron los españoles hasta que unos cuantos extranjeros vinieron con sus funestas ideas a inocular el veneno de la herejía, la ponzoña de la Revolución en nuestras tierras. Y así, de ser defensores de la Fe por todo el Orbe, hemos llegado a postrarnos, convirtiéndonos en marioneta de tercera de la masonería internacional, y campo de experimentos de príncipe de este mundo.

    El liberalismo es lo que destruye España, desde hace dos siglos, y Elentir es un secuaz del Anticristo.

  31. Posturitas: “Elentir es un secuaz del Anticristo.”

    Tío, tú necesitas urgentemente un psiquiatra… Eso, claro, si encuentras a un psiquiatra que sea capaz de curar la estupidez.

    En fin, era lo que me faltaba, leer que soy “un secuaz del Anticristo”. Son de risa las tremendas paridas que son capaces de escribir algunos sólo para desprestigiar a los que no opinamos como ellos quieren.

  32. Ataruxo

    Pero qué tienen que ver lo malos que fueron los carlistas para que los liberales hayan resultado ser peores.

    Que yo sepa con los carlistas no había ni aborto, ni divorcio, ni eutanasia, ni nacionalistas, ni Real Madrid, ni gaymonio, ni terroristas, ni transexuales, ni travestis, ni pederastas, ni bulímicas o anoréxicas, ni operadas para ponerse tetas, ni ecologistas sandias, ni reyes perjuros, ni comida basura, ni blasfemos, ni partidos, ni subecionistas, ni adoratrices del mercado, ni políticastros, ni liberticidas, ni libertarios,ni marxistas, ni socialistas, ni anarquistas, ni racistas, ni radios coperas, ni banqueros católicos con tesis liberal-católicas y puestos a poner no había ni vegetarianos.

    Demonios, digo yo que algo tendrían que ver los carlistas en todo eso porque antes no había de eso y ahora sobra por todas las esquinas y desde luego no van a tener la culpa los carlistas o los que somos omnívoros.

  33. Bend3r

    ¡Ja, ja, ja! Y yo que pensaba que gente como Posturitas no quedaban. Tronchante. Los males de España no proceden del liberalismo, España apenas ha experimentado el liberalismo, y siempre descafeinado. Mira las raíces del nacionalismo, el carlismo, que condenaba a los liberales como pecadores porque querían igualdad, como Lucifer, que quería sería ser igual a Dios; que defendían el conocimiento, como Adán y Eva al ser expulsados del paraíso. En fin, es de chiste. Esto es ver una discusión digna de un tiempo en que los autos de fe estaban a la orden del día, pero en plena web 2.0. De chiste.

    P.D: Para que luego Iracundo te llame poco menos que talibán. ¡Manda huevos! (Trillo dixit).

  34. Marinero

    Lo siento Elentir… pero tal vez si hubieses tenido conocimiento de lo que el bloguer de La cigüeña de la torre, el Sr. de la Cigoña, ya comentó acerca del padre Bru en su día en una situación similar a esta con Losantos y Sistach no te habría pillado de sorpresa su comportamiento. Conociendo esos antecedentes a mí no me extraña nada.
    Por si no sabes de qué hablo te dejo el enlace
    http://blogs.periodistadigital.com/laciguena.php?blog=233&s=bru&page=1&disp=posts&paged=4

  35. Ataruxo, eso de que con los carlistas no había nacionalismo, ¿por qué no nos cuentas con quién estuvo aliada la Comunión Tradicionalista en el Parlamento de la Segunda República?

    Pero bueno, si citas entre los problemas de España al Real Madrid y otras chorradas que dices, mira… ¿para qué seguir? No vale la pena contestar a un troll.

  36. Elentir… qué visitantes tienes hoy… Aunque no soy liberal, como he criticado al carlismo (que me parece como si adorásemos al caballo de Calígula… algo ligeramente pasado de moda), también soy “una secuaz del Anticristo”. 😈

    Que me río, por no llorar. 🙄

  37. Posturitas no es un nombre propio para un discípulo de Torquemada, haga el favor de cambiarlo. Uno como “Antídoto” (del veneno hereje) sería más apropiado
    Lo siento Elentir pero Bru pide libertad de expresión para quien no la permite. Los Sistach son un cáncer para la Iglesia. Muchos estamos lejos de la Iglesia por estos Sistach, por no querer que nuestros más significativos representantes estén alejados de su misión y, en algunos casos, practiquen lo contrario de lo que contempla la religión.
    Bru también hace daño al defender a un señor al que, más bien, debería criticar o deponer.

  38. Éstos vienen de un foro carlista. Lo digo por si alguien pensaba que teníamos epideamia de boinas rojas por aquí… 🙂

  39. Marinero

    … Y termino con este otro enlace para completar la información sobre “antecedentes” del padre Bru -nada que ver con el personaje de Chesterton-:
    http://blogs.periodistadigital.com/coradcorloquitur.php/2006/11/02/p53694#more53694

  40. Coño, qué fina ironía la de Posturitas.Hacía tiempo que no leía una mofa y befa tan acerba del pensamiento católico decimonónico.

  41. Ataruxo

    Bueno, hombre lo del Real Madrid era para darle algo de chanza al asunto porque no deja de ser divertido que tras un siglo XIX liberal y un XX al 60% liberal pues no deja de ser chocante que los liberales se desvinculen de la realidad y digan que lo malo de esta no tiene nada que ver con ellos.

    No claro es más fácil echarle la culpa a Islero y a los carlistas.

  42. Lo que es chocante es que culpes de todos los males -e incluso de cosas que ni siquiera son males- al liberalismo. Puestos a enumerar algunas de las cosas que has dicho, terroristas, pederastas, bulímicas, anoréxicas, comida basura, blasfemos, subvecionistas, políticastros, liberticidas y racistas ya los había en el franquismo y también en los tiempos de Carlos IV.

    Pero bueno, cuando de lo que se trata es de demonizar a una ideología y a los que la defienden presentándoles como el mismísimo diablo, hay que decir que en eso los carlistas sois unos grandes expertos.

  43. Ataruxo

    Sí pero la diferencia es que a los terroristas no se les daba un escaño, a los pederastas no se les ponía en la calle, bulímicas y anoréxicas por supuesto que no había como no fuera a la fuerza, había una basura de comida pero no una comida basura, a los blasfemos se les metía en la cárcel, las subveciones vinieron con los liberales junto con los caciques politicastros, los liberticidas actuaban con el rigor de santa inquisición y racistas solo lo fuimos con la raza de los diablos con la que no queremos saber nada.

    Además yo noy soy carlista. Yo soy católico a secas. Perdón romano y apostólico.

  44. No, hombre, no. En el franquismo los subvencionistas estaban en el poder. Los liberales no somos partidarios de las subvenciones. Te recuerdo que el actual sistema de subsidios es un calco del que inventó el franquismo, y no los liberales.

    Por lo demás, me hace gracia que digas que entonces “los liberticidas actuaban con el rigor de santa inquisición”. Es decir, que los liberticidas te gustan si son de tu cuerda. Muy significativo, sí señor.

    En cuanto a lo de meter a los blasfemos en la cárcel, supongo que también pedirás lo mismo para los homosexuales, los adúlteros, los fornicadores… ¿sigo? Mira, sinceramente, he visto a carlistas defendiendo posiciones más moderadas que las tuyas.

  45. Ataruxo

    Pues supones mal. A los blasfemos que por supuesto a la cárcel porque hay que ser muy miserable para odiar a Dios que todo te lo ha dado. En cuanto a los homosexuales, adúlteros y fornicadores la carne es débil como para ensañarse con ellos. Sólo si hay escándalo a la cárcel con ellos.

    Y efectivamente si se actua con el rigor de la santa inquisición por supuesto que liberticida.

    Y por supuesto que sois partidarios de la subencion. Lo que pasa es que le llamaís de otra forma aunque no la practicaís: lismosna.

    Y por supuesto que hay carlistas defendiendo posiciones más moderadas que las mías. Y por supuesto mucho mejores que las suyas.

  46. Lo siento, Ataruxo, pero hasta aquí hemos llegado. Como ya he dicho muchas veces, los totalitarios no son bienvenidos en este blog.

    Adiós.

  47. Bend3r

    Espero que le hayas baneado. Una cosa es la libertad de expresión (ya he explicado lo que es) y otra dejar entrar la basura en casa.

  48. Baneado está. No soporto a los liberticidas, y menos aún si son así de impertinentes. Qué le pague otro el soporte digital para difundir sus planes para acabar con la libertad de los demás.

  49. Roncal

    Yo condenaré lo que me de la gana, o no. ¿Qué tontería es esa de pasarse la vida “condenando” actos pasados o presentes, como para demostrar no sé qué legitimidad bienintencionada? ¿Es que te crees el secretario general de la ONU o qué? Tú, como yo, eres un mindundi. Trabajamos, tenemos nuestras opiniones y, llegado el caso, cada uno lucharía por lo que crea en conciencia. Yo jamás lucharé por las falsedades de la Revolución francesa, que por cierto, provocaron uno de los mayores genocidios de la Historia, en la Vendee. Yo, llegado el caso, por supuesto lucharé por Dios, la Patria y el Rey: el Dios de Cristo y su Iglesia, la Patria que no es el manipulador estado y el rebaño de borregos actual, y el rey que, claro está, no es el elemento que se hace llamar tal hoy día.

    Venga, a condenar, que mola mogollón. Seguro que en tu comunidad de vecinos están esperando impacientes saber qué actos bélicos condenas mañana por la mañana.

  50. Roncal, por la tarde: “!Muchos más católicos murieron contra los “católicos liberales” en el XIX. No olvide, caballero” (…) “Siempre se sacan a relucir los excesos por parte de los carlistas, pero siempre se ignoran los liberales.”

    Roncal por la noche: “Yo condenaré lo que me de la gana, o no. ¿Qué tontería es esa de pasarse la vida “condenando” actos pasados o presentes, como para demostrar no sé qué legitimidad bienintencionada?”

    Gracias por contestarte a ti mismo, Roncal, y también por demostrar que eres un perfecto hipócrita que tiene una memoria muy selectiva y aplica dos varas de medir a la moralidad de los actos cometidos en nombres de otras ideas y a los cometidos en nombre de las ideas que tú defiendes.

  51. Carlistón

    Vengo aquí y veo… Hay que ver el odio que destila este Elentir hacia el Carlismo. ¡Qué le habrá hecho el Carlismo! ¡Qué le habrá hecho la historia monárquica tradicional de España! ¡Qué le habrá hecho todo aquello por lo que lucharon generaciones y generaciones de españoles desde Covadonga hasta Montejurra y Lácar! ¡Qué le habrá hecho la España católica, monárquica y foral, la de todos los tiempos, a Elentir para odiar tanto!

    Yo que usted me lo hacía mirar.

    Saludos

    DPFR

  52. Mire, Carlistón, yo no tengo ningún problema con los carlistas. Es más, conozco alguno que es muy buen tipo. Ése que conozco no llama a sus amigotes para que entrar en mi blog en tromba a insultar, a acusarme de no sé cuántos crímenes pasados por ser liberal e incluso a llamarme “secuaz del Anticristo”. Dicho sea de paso, es el amigo suyo que me ha llamado eso el que se lo tendrá que mirar, a menos que usted y sus colegas se sientan cómodos con pirados como ése, claro.

    Ya para terminar, el día que se me ocurra defender un régimen absolutista medieval en pleno siglo XXI, no lo dude usted: ese día pasaré rápidamente por una consulta.

  53. Carlistón

    ¿Régimen absolutista y medieval? “Contradictio in terminis” que diría aquel. En la Edad Media no había absolutismo que valga. Y el Carlismo, por supuesto no defiende el absolutismo, sino la Monarquía tradicional española, que es desde luego mucho más “medieval” que absolutista y mucho más “liberal” que el liberalismo, si se me entiende. Ahora, eso sí, católica sin sombra de dudas.

    Ojalá todos pudieran decir lo mismo.

    En cuanto al resto… nadie me ha llamado, ni creo ser “amigo” de ninguno de los que antes escribió. Vi el enlace en un foro y vine de visita. Mi desagradable sorpresa al ver sus diatribas contra el Carlismo me animó a escribir. Y sí, yo también creo que el liberalismo, en todas sus vertientes es una ideología (en el peor sentido del término) criminal (literalmente).

    Quede con Dios.

  54. Hace falta cinismo para venir aquí como una damisela ofendida a lloriquear por mis críticas al carlismo, para al final espetarme que defiendo una “ideología criminal”. Mire, Carlistón, no le admito esto a nadie, pero menos aún al partidario de una ideología antidemocrática como la de usted, que sirvió de apoyo a una dictadura responsable de miles de crímenes contra los derechos humanos, empezando por el derecho a la vida. Así que si quiere usted pontificar sobre ideologías criminales, vaya al cuarto de baño de su casa y háblele al espejo.

    En fin, le digo lo mismo que a su colega Ataruxo: en este blog los totalitarios no son bienvenidos. Y menos aún los faltones como usted.

    Adiós.

  55. Roncal

    Oye, Elentir, ¿éso de insultar y descalificar lo has aprendido de Jiménez Losantos? Los tradicionalistas que hemos participado en tu blog lo habremos hecho con contundencia, y sin fuegos de atificio o términos huecos tan manidos por los liberales, pero si te das cuenta no hemos llegado al insulto personal. Eso parece más propio de quienes se llenan la boca de la palabra libertad, pero luego arremeten contra el prójimo para llamarle “hipócrita” o “damisela”. Muy cristiano tu estilo losantiano. Sinceramente, los socialistas y los liberales no sois más que diferentes caras de la misma moneda. Allá vosotros.

  56. Es decir, que usted viene aquí y dice de mí -y de los demás liberales- que el liberal español “se caracteriza en su vida social por amar su libertad y despreciar la del prójimo”. Varios colegas suyos me sueltan que defiendo una “ideología criminal” y que soy un “secuaz del Anticristo”, y a usted eso le parece contundencia. Pero si se lo hacen a usted, es insulto.

    Insisto: lo de ustedes es hipocresía pura y dura.

  57. Roncal

    Hipocresía es decir defender la fe y a la vez ensalzar que un agnóstico y un protestante hagan apología del liberalismo en medios católicos.

    Lo de secuaz del Anticristo no lo había leído, pero la verdad es que tiene gracia y quien sabe si -inconscientemente, claro- no defiende Vd. la falsa libertad propia del Anticristo. Libertad sin Verdad no es libertad, pero es lo que promueven Losantos y César Vidal.

  58. Como usted también me considera el Anticristo, le voy a ahorrar la molestia de seguir corrompiéndose con la lectura de mi blog. Váyase usted con sus colegas totalitarios.

    Adiós.

    P.D.: me chifla banear a estos antidemócratas, es más divertido que el Tetris.

  59. rOJOPARAO

    Pues me acabo de quedar de piedra cuando en la homilia de la Sta. Misa dominical en la COPE, el oficiante ha salido en defensa de los señores que usted comenta, por las, según el susodicho, “injustas” críticas de que han sido objeto Monseñor Martínez Sistach y director del área sociorreligiosa de la COPE, el sacerdote Manuel María Bru.
    Yo hace ya mucho tiempo que paso solemnemente de los programas del área sociorreligiosa de la citada emisora, desde que vi como una y otra vez, en vez de criticar las palabras del “avispa” Setien, salian en su defensa, diciendo que se le estaba interpretando mal.
    Nada nuevo, vamos.

  60. rafel sánchez i reig

    Siempre acostumbro a dar la cara, no me agrada comentar, ni responder a los que insultan y se esconden bajo un seudónimo, me resbala todo lo que pueden decir las santas y grandes jerarquías católicas, al igual que los curas que creen tener la verdad y la defienden creyéndose los amos del rebaño. Que lejos estamos todos del evangelio y de la VIDA y de las PALABRAS de CRISTO. Los que hemos sido esclavos de unas direcciones espitiruales que han destrozado nuestras vidas humanas, nos hemos dado cuenta tarde de lo que eran las palabras del SEÑOR y ahora en la vejez, ya perdimos el tren… se han reído de nosotros, y lo que preocupa mucho es lo que puedan decir Rouco, Losantos y el mismo Papa, ya tengo los suficientes años para decidir con mi verdad y mi conciencia, lo demás por aquí entra y por el otro sale. Los amigos de CRISTO, o sean los pobres, los… los del “cuarto mundo” vaya…, eso es lo que pesa y aparta de la verdadera Iglesia a muchos limpios de corazón, no puedo terminar sin decir que desde todos, todos, los palacios es ridículo hablar de erradicar la miseria, CON DIOS.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.