¿Sería posible otra dictadura en España?

Ayer por fin vi “La Ola”, una película alemana que arrasó en las taquillas de su país el año pasado y que me anima a plantearos esta pregunta que veis en el título. Alguno pensará que es poco probable que pueda haber otro golpe de Estado en España, pero ésa no es la única forma de levantar una dictadura. Algunos regímenes autoritarios han surgido de democracias parlamentarias, como ocurrió con el nazismo y como está pasando ahora con el chavismo en Venezuela. ¿Estamos nosotros tan lejos como imaginamos de vivir una experiencia totalitaria en España?

Cómo hacer comprender una dictadura a unos alumnos

Antes de argumentar nada, volvamos a la película. “La Ola” nos sitúa en un instituto de bachillerato alemán. A un profesor anarquista le encargan hacer un proyecto sobre autocracia, un encargo que acepta a desgana. En la primera clase el profesor se ve incapaz de explicar a sus alumnos cómo surge una dictadura, así que decide iniciar un experimento con el que pondrá en marcha un pequeño movimiento totalitario, denominado “La Ola”, que sus alumnos van asimilando con total naturalidad.

Para ello, el profesor utiliza conceptos que los propios alumnos desarrollan de la única forma que cabe esperar en un grupo como éste: el colectivo como abrigo frente al miedo y la inseguridad; la uniformidad, la simbología y la disciplina como medios de cohesión del grupo y de supresión de las desigualdades sociales, en detrimento de la individualidad -que es tomada como una forma de egoísmo o un simple capricho antisocial-; y la exclusión de los diferentes, que no tienen más remedio que integrarse en el grupo o ser marginados, y de los discrepantes, que son tratados directamente como enemigos del grupo.

¿Os suena todo esto?

Un germen de totalitarismo en la España de 2009

Constantemente os estoy trayendo noticias de cómo crece en mi tierra una ideología que toma a Galicia y a la lengua gallega como objetos de veneración y herramientas para someter al individuo. Muchos gallegos castellanohablantes son empujados a usar el gallego bajo la amenaza de la discriminación. Y también os he contado aquí las amenazas y las agresiones nacionalistas contra los discrepantes, a los que tachan de “antigallegos” o “enemigos del gallego”, al más puro estilo fascista, y a los que coaccionan para que no ejerzan su libertad de expresión y de manifestación.

Claro que es posible otra dictadura en España. Es más: en algunas zonas y en algunos asuntos llevamos años descendiendo peldaños en las escaleras del autoritarismo. Merece la pena pensar en ello, porque una democracia no es algo que desaparece de la noche a la mañana. Entre una democracia y una dictadura hay toda una escala de grises en la que nos jugamos nuestra libertad.

“La Ola” existió en realidad, en 1967

En cuando a “La Ola”, hay que decir que esta película está basada en hechos reales. Ocurrió en Palo Alto (California, EEUU), en 1967. El profesor Ron Jones se vio incapaz de explicar a sus alumnos las causas por las que se desencadenó el Holocausto judío a manos de los nazis, y llevó a cabo un experimento muy similar al que sale en la película, si bien el grupo se llamaba “La Tercera Ola”. Duró cuatro días y la cosa llegó casi tan lejos como en la película.

Al comienzo del experimento había 30 alumnos en el aula del profesor Jones. Al terminar ese día, “The Third Wave” ya había seducido a 200 alumnos de la Cubberley High School. El lema que entonces usó el grupo fue: “Fuerza por disciplina, fuerza por comunidad, fuerza por acción, fuerza por orgullo.”

En fin, os dejo aquí con el trailer de “La Ola”, una película que os recomiendo encarecidamente y que deberían ver todos los que jamás han vivido una dictadura:

Artículo relacionado:

“La Ola” o cómo volver al totalitarismo, por José Sáez

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Una entrada para reflexionar en profundidad :-(. Intentaré ver la película, gracias por traerla Elentir.

    Feliz Lunes!

    famos

  2. vi esa película hace unos días también. Si podéis verla en alemán, os lo recomiendo porque es aún mejor.
    Escuché que en la historia real, que no es tan bruta como en la película, cuando acabó todo, aún había alumnos que cuando veían al profesor por los pasillos le seguían haciendo el saludo que se habían inventado…¡bastante fuerte!
    Es un peliculón y obviamente es posible una dictadura en España y en cualquier sitio de Europa. La Democracia es un poco como el fútbol: mientras haya resultados no hay problema, pero en cuanto deje de haberlos…¡a ver qué pasa!

  3. José Sáez

    Elentir, permíteme que arrime el ascua a mi sardina y os ponga aquí el enlace a la entrada que escribí hace tiempo sobre esa película. Espero que no te moleste que la ponga:

    http://blogs.hazteoir.org/tanabe/2008/11/28/%e2%80%9cla-ola%e2%80%9d-o-como-volver-al-totalitarismo/

    Por mi parte, te enlazo a mi post.

    Un abrazo.

  4. Galileo

    La dictadura es posible, es una tesis que sostengo desde hace tiempo. Y no lo digo por una película sino por los hechos que pueden desembocar en un golpe de estado.

    Paro estructural, lo que inevitablemente es delincuencia, que hay que comer.

    Crisis económica, de modelo de producción

    Crisis financiera, la estafa de los préstamos bancario

    Crisis nacional, los separatismos nacionalistas y también las dos españas del psoe y pp; cuando debiera ser una sóla españa y para todos.

    Sobrecarga de funcionarios y políticos viviendo a consta del resto de los españoles

    Problemas civiles en las escuelas

    Justicia politizada

    Fiscal a las órdenes del gobierno

    Medios de comunicacion al servicio del poder

    Deuda pública creciendo a ritmo de vértigo

    Generación endeudada con los bancos

    Posibilidad real de expulsión de la zona euro

    Cuando la crisis avance más, y empiecen los recortes en las prestaciones y la desesperación cunda entre las familias; lo que no resuelve la democracia puede que lo resuelva la dictadura; empezando por quitarnos de encima a tanto “servidor” público.

    Yo creo que la dictadura en España es posible, y no me extrañaría que Rodríguez Zapatero fuera el último presidente democrático.

    Y con esto doy por contestada la pregunta del post

  5. museros

    Me extraña que a estas alturas nos preguntemos si en España es posible una dictadura. Como si todavía no fuese una realidad. Como si el hecho de votar en una urna cada dos por tres descartase que vivamos en un régimen totalitario, acaparado por los partidos políticos.

  6. Galileo

    Museros,hemos pasado de la dictadura franquista al absolutismo democrático. Lo que vote la mayoría es legítimo porque sí, sin cotejar si es justo.

    Por eso, por ejemplo, en Galicia se impone la ley de normalización y sus decretos; por la mayoría parlamentaria del psoe y bng. A todas luces esta decisión es injusta y no hay mayoría que justifique la cercenación de los derechos de los padres.

    Hemos llegado a la implantación de una sociedad injustamente democrática.

  7. No es que podamos llegar a ello, es que ya la tenemos aunque sea encubierta. Ya sufrimos la corrección política según la cual se excluye a todo aquel que sea diferente.

    A poco que repasemos lo que sucede en España podemos comprobar las formas totalitarias que imperan:

    – Los que piensan distinto son excluidos (véase el ejemplo que has puesto de los hispanohablantes* en las comunidades con otras lenguas).

    – Los discrepantes son, en no pocas ocasiones, agredidos (patadas en los testículos a representantes de Ciudadanos, apedreamientos de sedes de la COPE, disparos con escopetas de plomillos a manifestantes de Galicia Bilingüe, etc.).

    – Las agresiones y discriminaciones son consentidas e incluso impulsadas por el poder político (véase el CAC).

    – La legislación deja de ser una protección de los derechos del individuo para convertirse en una sucesiones de prohibiciones y obligaciones en aras de un supuesto bien común, bien común definido arbitrariamente por los gobernantes (penas de cárcel para conductores que superan los límites de velocidad aunque esto no suponga si quiera un accidente, multas a quienes no separen la basura para el reciclaje, obligación de usar el cinturón de seguridad).

    – Incoherencias en la legislación que se pretende imponer (los niños deben llevar todos los elementos de seguridad en el coche pero se les puede matar en el seno materno, se obliga a usar el cinturón de seguridad pero se pretende legalizar la eutanasia).

    – Es estado se convierte en la única fuente de información (concesión de licencias de radio y televisión a toda emisora afín a las tesis del gobierno y restricción de licencias a los discrepantes).

    – El estado se convierte en la única fuente de formación de la juventud (eliminación de conciertos a los colegios que no comulgan con las tesis gubernamentales, imposición de una asignatura de contenido ético como EpC, imposición de la LOE que intenta destruir toda formación en valores).

    – Intento de cosas tan absurdas como pretender que la gente deje de pensar como piensa y creer en lo que cree o de borrar la historia como si nunca hubiese sucedido (eliminación de todo símbolo religioso de los espacios públicos, eliminación de todo signo que hubiese podido ser utilizado durante el franquismo).

    – Control del poder judicial hasta el límite de saltarse la ley para proteger intereses políticos (sobreseimiento de la causa contra ciertos políticos por negociar con miembros de organizaciones ilegalizadas por ser terroristas, absolución de médicos que practican sedaciones contraindicadas con resultado de muerte por ser defensores de la eutanasia, condenas a una madre por dar un cachete a un hijo preadolescente que previamente le ha lanzado un objeto porque van contra las tesis educativas oficiales, condena a un mudo por abuchear a políticos del gobierno).

    ¿No es esto una dictadura?

    Lo que sucede es que al no contar con el apoyo abierto y claro de las Fuerzas Armadas y al mantener los procesos electorales, aún estamos a tiempo de revertir la situación. Pero, si seguimos a este ritmo, no por mucho tiempo.

    * Me sigo negando a entrar en el juego nacionalista de llamarles ‘castellanohablantes’ como si fuese una lengua exclusiva de Castilla y no la común de todos los españoles.

  8. Galileo, en Galicia no se impone lo que vota la mayoría, sino lo que unos cuantos políticos quieren.

    Apenas un 15% del electorado ha votado al nacionalismo, sinembargo el PSdeG y el PPdeG se han subido al carro del nacionalismo y la imposición lingüística está apoyada por el PSdeG, que son socios de los nacionalistas, y no está siendo atacada por el PPdeG porque “de aquellos polvos estos lodos”.

    [Elentir, ¿por qué no ha salido el comentario que acabo de poner?]

  9. mac

    ¡Ya tenemos una dictadura y totalitarismo! Si no ¿qué hacemos aquí peleando?

    Me resultó mucho más convincente el libro; aunque de poca gracia literaria retrata mejor a los personajes y hace hincapié en cómo hay que moverse en el vida para no dejarse manipular.

    Lo que me estoy preguntando es que si está basada en hechos reales ¡cuál de las dos versiones finales es la buena: ¿hubo censura antes o se pasan ahora con el resultado?

    Si no la has visto no leas lo que sigue:
    ¿no se pasan en la peli con la matanza final? ¿no es más real achacar esas conductas a la psicopatía del autor que a un experimento?

  10. Creo que ya estamos en una semi-dictadura moral. Un saludo.

  11. Patroclo

    La acabo de ver.Inquietante!!!
    Muchas aulas hace años que se convirtieron en un gran laboratorio sociopólitico.

  12. Claro que es posible otra dictadura en España y en cualquier país del mundo. Hay mucha gente que se apunta al totalitarismo.

    Y aquí tenemos una de estas:

    http://libertadantipsoe.blogspot.com/2009/01/los-bomberos-de-vigo-no-pueden-hablar.html?showComment=1232915700000#c969685112397739735

    Esto para que se vea lo que se puede comentar por ahí.

  13. Es bastante difícil que se dé un golpe de estado, pero una dictadura… En España no creo, pero en una Comunidad Autónoma si consiguiesen algún tipo de independencia tipo República Federal, por evitar el triunfo de un partido pro-reintegración en España…

  14. José, anoche estuve buscando tu entrada para enlazarla pero no la encontré. La acabo de enlazar ahora. 😉

    Interruptor, los hechos que enumeras, desde luego, dejan a nuestra democracia bajo mínimos. Cada día tengo más la impresión de que nos quitan libertades como en una dictadura, pero con la excusa de que seguimos votando cada 4 años hay gente que se da por satisfecha, como si una democracia sólo consistiese en votar. Por esa regla de tres, también hubo votaciones en el franquismo, tan manipuladas desde el poder como lo estuvo el referéndum de la Constitución Europea en 2004, sin ir más lejos.

    Mac, sobre el final de la película –¡AVISO, SPOILER!-, en el caso real ocurrido en 1967 no murió nadie y que yo sepa el profesor tampoco acabó en la cárcel. En la película lo han dramatizado bastante, desde luego. En mi opinión, habría sido muy inquietante que el final fuese como en la realidad, es decir, que todo se acabó, el profesor les puso a sus alumnos un documental sobre el nazismo… y aún así algunos de ellos le seguían haciendo el saludo ritual por los pasillos… 🙄

    Por cierto, qué raro que El País no haya adelantado ya la sentencia del Tribunal Supremo sobre la objeción de conciencia a la EpC, ¿será buena señal? En fin, poca fe tengo ya en ese tribunal después de otras cosas que le he visto hacer… Hoy podemos tener noticia de un nuevo y serio retroceso en esta democracia.

  15. Creo que no estamos muy alejados de ella al observar lo que está sucediendo en el país, por algo se empieza.
    Saludos

  16. No estamos alejados de este riesgo de dictadura, pero quizás se la llamaría de algún otro modo con más talante. Las condiciones necesarias se dna desde hace años. Y ahora con la crisis, más.

  17. Luis Carlos

    Lo que sufrimos es una degeneración en populista, en que se vota al más popular, no al más competente. Ciertos lobbys consiguen más que millones de votantes, y una criptocracia, un poder en la sombra, se dedica a hacerle la vida imposible al gobierno que no baile a su son…(por ejemplo con linchamientos mediaticos como lo del Prestige/Nunca más, o el “No a la guerra de Irak”).

    El principal problema es que las masas piensan con el corazón en vez del cerebro, y los astutos saben manipular esos sentimientos para tenerlos bajo su voluntad.

    Ahora tenemos un PP que se preocupa más en evitar el voto de castigo de los progres que en convencer y contentar a los que en su día le votamos.

    En el pais vasco tenemos una dictadura virtual, y en Cataluña la burgesia que creaba empresas y puestos de trabajo ya no quiere estar allí porque la imposición del catalan les quita competividad en los negocios.

  18. MR (Monárquico y Republicano)

    Qué miedo me está entrando de leeros… Hombre, yo creo que no todo está perdido porque, por lo menos, estamos aquí diciendo cuanto nos place y no nos meten en la cárcel. Pero claro, en Cataluña no puedes hablar en la lengua que quieras, Galicia está en proceso de batasunización y el País vasco ya lo está. Y ahí es la vida lo que te juegas… Que todo eso se extienda a toda España es cuestión de tiempo, como sugiere el inquietante comentario de Luis Carlos.
    Yo creo que, si no lo remediamos, caminamos hacia algo peor que una dictadura porque, al menos, en una dictadura ves al enemigo. A lo que vamos es a una democracia ficticia de falso bipartidismo, donde además nos hacen creer que somos libres y nos manipulan como quieren… Me recuerda a un viejo chiste del otrora genial Forges, donde un señor con prominente chepa, suficientemente amplia para que se le subieran a ella, a la que llevaba incorporado un taxímetro con la bandera levantada, pensaba: “soy libre”.

  19. Ya nos gustaría ir a una democracia bipartidista, pues al menos eso implica alternancia, como en EEUU.

    Aquí, sin embargo, nos vamos de cabeza a algo más parecido al chavismo, donde el partido gobernante se vale de todos los resortes del poder e incluso fuerza y vulnera la Carta Magna para perpetuarse en el cargo.

  20. MR (Monárquico y Republicano)

    ¡No, Elentir! No dije “democracia bipartidista”. Dije: “ficticia democracia de falso bipartidismo”. De todas formas, permíteme discrepar contigo respecto a los EEUU. creo que de alternancia, nada de nada: políticas exteriores igual, políticas económicas igual… Eso sí, los demócratas van de progres por la vida y no le hacen tantos ascos a leyes injustas como la del aborto o experimentación con embriones… Pero esas prácticas no han dejado de hacerse en gobiernos republicanos. Con más restricción, pero se han seguido haciendo.
    Recibe un cordial saludo y adelante con tu blog, que se echa de menos espacios de debate como este, con fundamento.

  21. Hola Elentir,
    gracias por la recomendación (no conocía la película) y por la reflexión que nos dejas.

    Tengo la desgracia de ser de Valencia, capital de una comunidad con lengua local, y me horroriza ver lo que ha hecho el nazional-socialismo en Cataluña, el País Vasco y Galicia. Tarde o temprano caerá también la Comunidad Valenciana.

    ¿Qué más tiene que pasar en esas regiones para que hablemos de totalitarismo? En el País Vasco y Cataluña nada, y os deseo que la situación en Galicia esté a tiempo de ser revertida.

    Buen comentario, Interruptor.
    Un abrazo

  22. La respuesta a la pregunta inicial según el juez Ferrin Calamita (http://www.hazteoir.org/node/16800):

    En el fondo, lisa y llanamente, no estamos en un Estado de Derecho, en el que los poderes se contrapesan, en el que los derechos y libertades fundamentales que proclama la Constitución son efectivos y no se quedan simplemente sobre el papel.

    Así pasa con el derecho a la vida, con el aborto, con el derecho primario de los padres a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos, con Educación para la Ciudadanía, con la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

    Se discrimina por razón de sexo en contra de los heterosexuales, por razón de las creencias a los católicos, incluso a nivel colectivo se discrimina a las comunidades autónomas gobernadas por el principal partido de la oposición, etc. Se hace con el derecho al matrimonio, que sólo tienen según el artículo 32 de la C.E. el hombre y la mujer, no dos hombres o dos mujeres entre sí, para lo cual hubiera sido necesaria una reforma constitucional.

    Se hace con el derecho al honor y a la intimidad, tantas veces vulnerado por determinados medios de comunicación, esos sí, verdaderos lobbies al servicio del poder. Y con la libertad religiosa, porque se confunde un Estado laico o aconfesional con un Estado laicista. Se persigue y ridiculiza todo signo religioso católico. No se permite de facto la objeción de conciencia, pretendiendo por ejemplo la publicación de los datos de los médicos que se niegan a practicar abortos, de los objetores a la asignatura de adoctrinamiento antes aludida, etc.

    Un Estado de Derecho no se permite treguas para negociar con terroristas. Simplemente se les detiene y juzga. El Código Penal castiga a las autoridades o funcionarios que dejen de perseguir un delito.

    Para un Estado de Derecho todos somos iguales ante la ley. Sin embargo, hay muchos ejemplos de trato desigual, algunos de ellos muy recientes, de hace unos días.

    Lo que hay en España hoy se llama técnicamente, y así se estudia desde antaño en las Facultades de Derecho, una partitocracia. Algo parecido al pacto pacífico de alternancia en el poder de Cánovas y Sagasta desde 1876, que no era la expresión de la voluntad de los electores, sino que los dirigentes de los partidos lo acordaban y pactaban previamente.

    De esta forma, ambos partidos disfrutaban al mismo tiempo del presupuesto, esto es, vivían del erario público. Eso es lo que, mutatis mutandi, pasa ahora con la financiación de los partidos políticos y sindicatos.

    En aquella época finalmente jugaban un papel fundamental los caciques, al igual que en la actualidad. Su función, entre otras, intimidar.

  23. Magnífico post. Es la misma tésis que llevo defendiendo desde hace más de un año. Nada más que comentar.

  24. Galileo

    Elentir, hay un artículo de Fareed Zakaira que se titula “The rise of iliberal democracy”. Si tienes la versión en español no estaría mal postearlo. Porque lo que tenemos en España, es sin diuda una democracia iliberal sin límite constitucional. Constitución sí, pero como no se aplica, ni limita efectivamente el poder de los gobernantes es como si no existiese.

  25. John Galt

    Yo creo sinceramente que no la tenemos ni encubierta. O sea no juzgo la situación como una dictadura, eso si tampoco que la libertad induvidual sea el valor fundamental que lleve la actuación del Estado. ¿Pero que Estado lo hace?

    ¿Podría haber una dictadura en España? Si, en cualquier país podría haber una dictadura y por su puesto sin golpe de estado.

    “La rebelión de Atlas” la gran anti-utopía de Ayn Rand, muestra como una gigantesca crisis económica a principios de unos ficticios años cincuenta desemboca de manera silenciosa en una feroz dictadura donde el Estado lo controla todo eliminando al individuo en base al interes del grupo.

  26. Galileo

    ¿Pero quién es John Galt? 🙂

  27. jaruco

    bueno yo creo que ya estamos mas en dictadura que en democracia, una prueba de ello es prohibir el tabaco en bares,cuando lo correcto en una democracia es dar a escoguer, a cada propietario de establecimiento la opcion de escoguer si quiere que en su negocio se fume o no,QUE PARA ESO SE PAGA MUCHOS IMPUESTOS ,nos ganamos el derecho de poder eleguir,solo es una sugerencia por que de poco vale lo que yo opine,SALUDOS A TODO EL MUNDO

  28. vi la película ara unos días en clase y después de acabarla nos han mandado un trabajo lo cual toda la información me viene de gran utilidad. muy buena entrada muchas gracias! 🙂

  29. Desi

    Yo la vi la semana pasado con mi clase de 4 ESO estoy muy bien pero al ver vuestros comentarios y que habeis dicho que esa no es la original he sentido alivio porque está muy dramatizada. Si es verdad que si se puede hacer una dictadura como Hitler.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.