El IRPF, un complicado y cutre laberinto

Esta noche he acabado por fin el IRPF de 2008, y un año más me he encontrado con las mismas carencias de siempre. Y en fin, qué narices: un blog sirve para quejarse de muchas cosas, y el complicado y cutre laberinto del IRPF no iba a ser menos. Para empezar, nos encontramos con una web de la Agencia Tributaria donde la información está ordenada de forma pésima y donde cualquier búsqueda se convierte en una nueva entrega del “¿Dónde está Wally?“.

Pero mención aparte se merece el “Programa Padre”, esa paleolítica aplicación informática que te “ayuda” (es un decir) a hacer la declaración de la renta, y cuya cutrísima portada nos remonta a los tiempos del Windows 95:

Obsérvese el sofisticado juego de colores, el recurso a esa bella y modernísima fuente que es la Times New Roman y la estética retro de la ventana (la acabo de ver así en un portátil con Windows Vista, es tan anacrónico como meter una flecha de un arco medieval en el cargador de un fusil de asalto G36). ¿A que mola?

Por supuesto, si eres maquero o linuxero para Hacienda eres algo así como un tipo raro al que no hay que prestar mucha atención. Y es que el Programa Padre no tiene versiones para Mac ni para Linux, sólo para Windows. La única opción para Mac y Linux es un acceso mediante Cytrix para hacer la declaración en línea. Os recomiendo leer las instrucciones si queréis divertiros un rato.

En fin, como ya sabéis yo soy diseñador web, me dedico todo el día a hacer webs y a navegar por ellas. Meterme en la web de la AEAT me parece un suplicio. Imaginaos cómo lo pasan las personas que apenas tienen conocimientos de informática, sobre todo las personas mayores. Con tantos medios como maneja el Estado, ¿tanto les costará elaborar una web y unas aplicaciones bien hechas para que los ciudadanos cumplamos con facilidad nuestras obligaciones tributarias? ¿O es que prefieren invertir el dinero público en crear plazas de funcionarios -es decir, en crear voto cautivo- para resolver por teléfono todas las dudas que provoca esta pésima presentación de la información?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Bueno, teniendo en cuenta el botón de OK, suenda a las OWL de Borland (Ya sea C++ Builder o Delphi) en la distancia.

    De todas maneras, piensa también en esa máxima de la informática si funciona (más o menos), no lo toques, por lo que puede pasar.

  2. Anguí

    Creando nuevos puestos de trabajo, con el productor orientado e incluido en el lote, mejor.
    De cualquier forma, que montón de personas se pasean por las oficinas, sin dar golpe, pero como dices, util para su voto y el de su familia, que ormalmente viene aparejado y en el mismo sentido.

  3. aln

    Y la estética no es lo peor. Funcionalmente es una aplicación que deja bastante que desear desde el punto de vista de la usabilidad. Peor aún es el programa P.A.D.R.E.

    Por cierto, ¿alguien se ha fijado en la pantallita en la que pide los datos del declarante y su cónyuge, que permite las cuatro combinaciones de sexos ‘legalmente’ posibles? Para actualizar eso sí que se han dado prisa.

  4. Jandro

    Aún recuerdo cuando, trabajando como autónomo, me llegó una carta de Hacienda sobre un problema con unas cifras de las declaraciones trimestrales del IVA. Yo había copiado mal un dígito -un 4 por un 9, creo- y, de haberse molestado en comprobarlo ellos, se podrían haber dado cuenta al hacer la suma. Por supuesto, la corrección que sugerían era otra cosa completamente distinta, bastante conveniente para el erario público y estúpida e injusta para mí.

    Pues bien, ante la alegación que presenté, me vino una carta con la resolución, escrita en ese lenguaje absolutamente críptico que se complacen en usar, ante la que tuve que ir a preguntar qué venían a decirme, si aceptaban mi alegación o no. Tal era lo enrevesado de la redacción de la carta, que varios responsables de la propia sección del IVA estuvieron dilucidando un buen rato qué quería decir. Al final me explicaron que entendían que era favorable a mi alegación.

  5. Jandro

    Disculpas: mi comentario venía redundando en lo laberíntico de la relación de cualquier mortal con Hacienda; sé que ha sido bastante off topic.
    La cutredad informática de las “facilidades” que nos pone la administración, ya creo que clama al cielo. Desde luego, el programa PADRE debería llamarse Tatarabuelo.

  6. Si a la cutredad de la aplicación (yo hablo del programa PADRE, que es el que me toca como asalariado por cuenta ajena) le sumas los ‘beneficiosos’ que son para la hacienda pública determinados olvidos cuando no errores de bulto la cosa se torna en macabra broma anual…

    Lo conocen absolutamente todo de mí, y cuando digo todo es todo.

  7. atroma

    Si es que os quejáis de tó….

    Con lo fácil que es advertir del propio nombre; PADRE. ¿Qué es eso de padre? Luego, algunos, les molesta que les llamen papa estado. Si apenas lo ocultan. O hacerla coincidir con el día del padre, creo el 19 de marzo, el día de san José. Que viene a ser lo mismo que ocurre en los países socialistas. En china el día del padre se denomina el día de la república de china. O En Rusia el día del padre es el día de las fuerzas armadas.

    ¿Creéis que es casualidad?

  8. Hilarión

    Esa queja de que es imposible encontrar algo en la página de la AEAT, que suscribo totalmente, es extensible a la de cualquier organismo oficial. ¿Alguien ha intentado encontrar algo útil en la del Ayuntamiento de Madrid? Me costó una tarde encontrar un formulario de quejas que tiene, ya sabéis: que si aceras en mal estado, que si un montón de basura en mi esquina, etc. Luego un día y medio en localizar un enlace donde te informan del estado en que está tu reclamación, así que he optado por incluirlas en “mis favoritos”, ¡válgame Dios!, por si las necesito otra vez. Pero es que igual está la de la comunidad madrileña o la de cualquier ministerio.

    He padecido el entrar a hacer una gestión con certificado digital, y que se me haya puesto de rojo el navegador con cien mil avisos de que el sitio al que iba a entrar tenía un certificado foul y que tuviese cuidado que el sitio era peligroso, pues los hackers del otro lado me iban a crujir. Eso el Explorer, que el Firefox me bloqueba el acceso directamente. Ya sé que la administración chupa la sangre, pero no creo que se dedique a hackearme datos ¡¿para qué? si los tiene todos! Esto que cuento me pasó con el INEM y con la Seguridad Social. Parece ser que el probema era que ellos ¡tenían caducado su certificado!

    En fin, que doy por sentado que los que preparan estas páginas son profesionales de los bytes y que saben hacer páginas, mantenerlas y tener al día los certificados, pero como las páginas son un laberinto ¿es que enredarán también los políticos en eso?

  9. Hiel

    Venga, venga, no seamos ilusos: en los temarios de cualquier oposición hay varias páginas dedicadas en exclusiva al aprendizaje del ‘libro de estilo’ que hace que los funcionarios se crean descendientes de una estirpe única a la que no todo el mundo puede pertenecer, y cuyo objetivo único y final es amargar la vida del contribuyente. Pura esencia de lo que implica la palabra ‘estado’.
    Saludos.
    YO NO LE VOTÉ: ^^

  10. Jandro, tu comentario viene muy al caso. Otra de las cosas engorrosas del IRPF es el lenguaje que usa, un lenguaje que no entiende la mayoría de los ciudadanos. Me pregunto si tanto les costaba hacerlo en plan cuestionario, planteando cada epígrafe con mucha más sencillez. Pero bueno, lo dicho: si fuese así harían falta menos funcionarios para hacer declaraciones y atender dudas, y un funcionario es un voto cautivo. Volvemos a lo mismo.

  11. TT

    La última es que han empezado a cobrar 18 euros por los impresos. De modo que si, por la razón que sea no puedes hacer la declaración por Internet, tienes que pagar esa suma por cada impreso destinado a la declaración. ¿A que queda bien en medio de la crisis?

    Por cierto, que además, ya tampoco dan el programa PADRE en CD de forma que no necesites conectarte a Internet para hacer la declaración. Los que tenemos tarifa plana esto nos suena a chino, pero sé de gente que no tiene internet o que son personas sin conocimientos de navegar por la red, que se las apañaban con el CD.
    En fin, cosas de la internete de Hacienda…

  12. Se habrán inventado “tu otro 300”, les creo capaces de eso y más. Son unos cafres de cuidado, éstos con tal de recaudar más recurren a cualquier cosa.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.