Sobre la línea de flotación de la imposición: réplica a Girauta y a García Domínguez

Como ya sabéis, el 30 de diciembre Alberto Núñez Feijóo dio a conocer su nuevo decreto lingüístico. Como han señalado Gloria Lago, presidenta de Galicia Bilingüe, y Libertad Digital en un editorial publicado el día 31, el nuevo decreto es una traición en toda regla a la promesa electoral de Feijóo de promover “un marco de libertad lingüística” sin “imposición lingüística de ningún tipo”. Sin embargo, desde las filas liberales se han alzado dos voces tan notorias como las de Juan Carlos Girauta y José García Domínguez apoyando el nuevo decreto de Feijóo. No comparto para nada los argumentos de ambos. Veamos lo que dicen.

Los argumentos de José García Domínguez

El 30 de diciembre, en la segunda parte de la tertulia política del programa “Es la noche de César” de esRadio, García Domínguez afirmó: “yo me daría con un canto en los dientes si esto se aplicara en Cataluña”, pues según él el nuevo decreto “responde mucho al espíritu constitucional, y el espíritu constitucional es bilingüe”.

El 31 por la mañana en esRadio, García Domínguez tachó la libertad de idioma de “anarquía”lo mismo que dijeron los socialistas gallegos en octubre, por cierto– y dijo que “la libertad de saltarse las leyes no existe”, para a continuación comparar el rechazo a dar matemáticas en gallego con la negativa a cursar una asignatura como literatura. Según él, “el catalán o el gallego no pueden estar recluidos, marginados a la condición de mera asignatura”, tras lo cual acusó a otro tertuliano -Agapito Maestre, afín a las tesis de Galicia Bilingüe- de “defender lo mismo de Carod Rovira”, una descalificación que ha indignado a muchos defensores gallegos de la libertad de idioma.

Los argumentos de Juan Carlos Girauta

Anoche García Domínguez publicó en Heterodoxias un artículo de Juan Carlos Girauta suscribiendo su tesis. Según el escritor catalán, los defensores de los derechos de los castellanohablantes “deberían considerar si no ha llegado la hora de abandonar la actitud testimonial –digna de encomio, pero sin un solo logro hasta el momento– y tomar la iniciativa atacando en su línea de flotación la práctica de la inmersión”. Girauta añade:

Han planteado siempre como un asunto de libertad (sin gran apoyo, por cierto, de los afectados) algo que chocaba con el núcleo de los nacionalismos contemporáneos.” (…) “En este contexto, Feijoo ha dado un paso valiente, ha hecho algo nuevo, ha alterado los parámetros del debate y ha ofrecido a su partido la oportunidad de articular un discurso de difícil refutación sobre la lengua en la educación. Sumarse a él exige un cambio de estrategia y un abandono de la tradicional actitud testimonial, pero ofrece una gran recompensa: la posibilidad real de acabar con toda discriminación lingüística en la escuela.”

En línea con lo que afirmó García Domínguez, Girauta considera que “ya no existe tal cosa como la libertad de excluir lenguas oficiales de la enseñanza”, e igual que su colega, se lanza a descalificar a los defensores de la libertad de idioma colgando sobre ellos el sambenito nacionalista: “sospecho que los excesos de los nacionalismos periféricos han despertado a otro nacionalismo que dormía en algún pliegue de la historia”. ¿Se referirá al autor de párrafos como éste?:

“Conviene comprender, para empezar, qué es lo principal y qué lo accesorio. Lo principal es reivindicar un derecho, así: denunciando que en Cataluña (y otras comunidades) se viola masiva y diariamente el derecho de los niños a ser educados en su lengua materna, derecho reconocido por la ONU; la Administración infringe sistemáticamente leyes y resoluciones judiciales y se incumple la obligación de preguntar a los padres la lengua de escolarización que desean para sus hijos.”

Lo escribió el propio Girauta en enero de 2008. ¿Qué ha ocurrido para que Girauta pase de reclamar al PP firmeza en la defensa de este derecho hace dos años, a defender ahora que debemos olvidarnos de la libertad lingüística?

La Constitución, Galicia Bilingüe y el bilingüismo

Sobre nuestra Carta Magna cito lo que decía García Domínguez en mayo de 2008, denunciando que nuestra Constitución es “la única del mundo que garantiza la persecución efectiva de la lengua nacional en gran parte del territorio sobre el que rige”. ¿Qué ha pasado para que don José pase de decir esto a considerar que “el espíritu constitucional es bilingüe”?

Quienes sí defienden el bilingüismo desde una óptica realista y afín a las tesis liberales son organizaciones como Galicia Bilingüe. De hecho, Galicia Bilingüe en su declaración de principios marca su posición sobre lo que aquí debatimos:

“Consideramos que cuando en un territorio existan varias lenguas oficiales, su enseñanza debe ser obligatoria, como asignatura, en los correspondientes planes de estudio; pero de manera que exista libertad de elección por parte de los padres o, si es el caso, de los alumnos respecto de la lengua en que éstos han de recibir el resto de la enseñanza.”

Esto no es una rareza “anarquista” de Galicia Bilingüe:

Sobre el apoyo social conseguido por Galicia Bilingüe

En febrero del año pasado Galicia Bilingüe entregó en la Xunta 102.330 firmas de ciudadanos apoyando esta idea. ¿Le parecen a Girauta pocos apoyos? En una comunidad como Galicia, desde luego, esa cantidad es enorme. Para que nos hagamos una idea de lo elevado de la cifra, la ILP por el bilingüismo presentada por Convivencia Cívica Catalana en 2007, y con unas tesis mucho más próximas a las de Girauta y García Domínguez que a las de Galicia Bilingüe, fue respaldada por 50.000 firmas, y eso en una comunidad cuya población es 2,6 veces la de Galicia.

Y hablando de apoyos, el pasado mes de febrero recorrió las calles de Santiago una multitudinaria manifestación de Galicia Bilingüe, una movilización histórica que fue respaldada por numerosas familias de la región y que superó con mucho en asistencia a todas las manifestaciones de este tipo en Cataluña.

La cuestión del conocimiento del idioma

En cuanto al conocimiento del idioma, puedo dar mi testimonio personal. Yo, igual que otros muchos jóvenes de mi generación, estudié en gallego la asignatura de gallego, y hoy por hoy domino sin problemas esta lengua. La única dificultad que encuentro hoy en día para dominar este idioma es que la normativa que me enseñaron a mí, y que domino bien, se parece cada vez menos a los sucesivos -y a mi entender incomprensibles- cambios que ha ido haciendo la Real Academia Gallega.

García Domínguez y Girauta opinan que el conocimiento de una lengua mediante una asignatura es insuficiente. Son muy libres de opinarlo, igual que otra gente es libre de opinar lo contrario. Si Girauta y García Domínguez tienen hijos, están en su derecho de elegir para ellos el modelo educativo que mejor les parezca. Eso sí, por favor: respeten que haya padres que prefieran otros modelos y que no admitan que la Xunta les imponga un sistema que prima a los idiomas sobre las personas.

Y digo esto porque las cuotas que defienden Girauta y García Domínguez ya las implantó Fraga. He visto a mi hermano pequeño sufrir las consecuencias de ese capricho político de imponer a los alumnos asignaturas como matemáticas en un idioma que no es su lengua materna. Con ello se complacía una aspiración política intervencionista a costa de dificultar el aprendizaje de los alumnos en asignaturas claves para su formación. Si quieren vivir esa experiencia, están en su derecho de elegirla para sus hijos, pero por favor, que no pidan que se la impongan a los hijos de los demás, y que tampoco nos vendan eso como el cumplimiento de una promesa electoral que hablaba de libertad, y no de equilibrios ni de cuotas lingüísticas.

¿Carod Rovira defiende la libertad de idioma?

Y llegados a este punto toca hablar del nacionalismo. García Domínguez y Girauta parecen olvidar qué diferencia sustancial hay entre los nacionalistas y los defensores de la libertad de idioma. Esa diferencia no es que sintamos más o menos apego a un país o que hablemos uno u otro idioma. Esa diferencia es que nosotros no queremos que el Estado usurpe nuestros derechos y los nacionalistas sí. La línea de flotación de la imposición sólo se ve amenazada, precisamente, por la libertad de idioma, como lleva demostrando Galicia Bilingüe desde julio de 2007 con notable éxito. Y es que el sistema de cuotas deja abierta las puertas a futuras imposiciones, y esto no lo digo yo: ya ha pasado. Repito: el sistema de cuotas lo implantó Fraga y bastó un cambio en los porcentajes para promover la imposición del gallego y la discriminación de los castellanohablantes. Pero la base es la misma: admitir que los idiomas tienen derechos sobre las personas y que el Estado tiene derecho a decidir por nosotros.

Ciertamente es ofensivo que García Domínguez nos compare a los defensores de la libertad de idioma con Carod Rovira, algo que es especialmente hiriente si tenemos en cuenta que el dirigente de ERC practica un nacionalismo radical que se asemeja muchísimo al de los ultras gallegos que han dirigido contra Galicia Bilingüe y sus miembros una campaña de acoso puramente mafiosa. Pero, a todo esto, ¿en serio piensa García Domínguez que Carod Rovira defiende la libertad de idioma?

¿Conformismo contra el intervencionismo lingüístico?

Es posible que después de tantos años de imposición lingüística en Cataluña, esta última pantomima intervencionista del señor Feijóo les parezca a Girauta y a García Domínguez algo así como la repanocha en materia de derechos lingüísticos. Pero Galicia no es Cataluña: aquí sí que ha habido una fuerte reacción social a la imposición lingüística, una reacción que ha llevado al nacionalismo a un derrumbe electoral único en España y que también empujó a prometer la libertad de idioma a un partido, el PP, que nunca había defendido tal cosa en Galicia.

No se nos puede pedir a los gallegos que aceptemos gato por liebre y olvidemos una promesa electoral que fue clave para la victoria del PP en Galicia, y menos aún si tenemos en cuenta que gracias a la promesa de Feijóo el PP gallego ha ganado por mayoría absoluta, lo cual le da libertad para cumplir sus compromisos. Si pretenden que los gallegos olvidemos la promesa de Feijóo y nos dejemos engatusar con mentiras, está claro que no es la estrategia de Galicia Bilingüe lo que ha de cambiar, sino lo que algunos entienden por democracia.

Artículos relacionados:

Promesas rotas, por Gloria Lago
Borrador decreto: Feijóo incumple sus promesas, por Vigueses por la Libertad
El PP cierra el año traicionando a sus votantes, editorial de Libertad Digital
Feijóo, un viaje de vuelta, por Cristina Losada
La traición de Feijóo, por Raúl Vilas
Feijoo ganó las elecciones, pero perdió la dignidad, por Juan Julio Alfaya
Feijóo ha mentido: libertad no significa que la Xunta imponga cuotas en tres idiomas, por Elentir
Feijóo mentiroso, por D45

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Elentir, hijo, que yo soy la “encargada” de votar a mis a migos en bitácoras.
    Y tu no actualizas allí desde el post de Gloria Lago.
    Feliz Noche de Reyes 🙂

  2. Como siempre, exhaustivo y sin fisuras. ¡Lástima que no se pueda decir eso de otros! Magnífica entrada Elentir.

  3. Galileo

    Mi país se llama España, yo soy español y quiero que mis hijos se eduquen y estudien en español.

    No me interesa el gallego, no quiero que mis hijos estudien en gallego ni siquiera la asignatura de gallego; salvo que voluntariamente así lo soliciten.

    Una vez fijadas mis preferencias irrenunciables, ningún politicastro puede imponerme que yo cambie y ceda mis derechos preferentes a escoger la educación de mis hijos, ni politicastro ni periodistuchos.

    GB es un planteamiento que apoyo pero que se queda corto, hay que expulsar a los Feijoos, periodistas, opinadores, votantes, politicastros y en general a toda la población de la educación de nuestros hijos; y dejar que sean los colegios y los padres los que arreglen sin ningún tipo de interferencias con cheque escolar y currículo libre.

    Lo único que tiene que hacer la administración es verificar que los colegios no son delictivos y cumplen con la constitución española; y aportar la financiación al alumno mediante cheque escolar.

    El P-Lib lo explica perfectamente:

    http://www.p-lib.es/category/educacion/

    El P-Lib cree necesario expulsar al Estado de las aulas y ceñirle a su papel de árbitro de la actividad educativa y garante de los derechos individuales. Para ello, queremos implantar el cheque escolar, ampliar la base (y la pluralidad) de la oferta educativa y hacer que todos los niños tengan a su disposición escuelas privadas de calidad, en un régimen de competencia que reduzca los precios y eleve la profesionalidad. Naturalmente, pensamos que la educación es un derecho universal y por ello las familias incapaces de pagar la escuela privada de sus hijos deben recibir un cheque de valor medio de mercado para escoger libremente, desmantelándose paulatinamente la escuela estatalizada.

  4. Pelayo

    El artículo de Girauta en el semanal digital y heterodoxias me ha decepcionado profundamente en alguien que consideraba muy lúcido. En fin, que poderoso caballero es don Dinero. No se puede perder la ola.

  5. Alejandro Campoy

    Lo de siempre. Parece que Girauta y Domínguez han entrado en la dinámica de “hay que salvar al PP de lo que sea”. Se sigue pensando que la solución a todos los problemas pasa por desterrar a Zapo y que gane el PP. Esto es inaguantable ya. El PP en el gobierno no va a solucionar nada de nada. Al final reventaremos por algún sitio. Yo, al menos, sí reventaré. Y Cristina Losada es colega suya, y discrepa profundamente. No sé, que cada cual piense lo que quiera, pero a mi el PP ya me engañó en las elecciones de 2008 y no lo va a volver a hacer. Al menos con Zapo llegaremos más rápido al hundimiento, que es la única alternativa real.

  6. El PP empieza a oler a poder y eso se nota ya en muchos ámbitos.

    En el politico, con la súbita obediencia de las voces habitualmente distantes de Rajoy.

    Y desde luego en los medios, donde los arribistas de toda la vida van haciendo cálculos, prestos a alquilarse de nuevo.

    Nada de todo esto me sorprende. Serán los años.

  7. José Jacinto Verde Colinas

    Aunque no soy experto en cuestiones lingüísticas, creo que una buena idea, basada, si no me equivoco, en algo que le oí comentar a César Vidal en su programa “La Linterna” cuando todavía emitía desde COPE, válido para aquéllas comunidades con dos idiomas oficiales, y que respetaría el derecho de todos a escolarizarse en el idioma que considerasen más oportuno, además de contribuir a que los idiomas oficiales no se perdiesen, sería la siguiente:

     Para los que elijan como idioma de escolarización el español o castellano, que la totalidad de las asignaturas se impartan en español, que para algo es el oficial en toda España y uno de los más difundidos a nivel internacional, incluyendo una asignatura obligatoria del otro idioma oficial una o varias veces a la semana, que podría impartirse en dicho idioma. Lo mismo se podría hacer con otros idiomas como el inglés, el francés, etc., según la elección de los padres o de los alumnos.

     Para los que elijan como idioma de escolarización el otro idioma oficial distinto del español, que la totalidad de las asignaturas se impartan en dicha lengua oficial, incluyendo una asignatura obligatoria de español una o varias veces a la semana, que podría impartirse en dicho idioma. Lo que dije antes para el inglés, el francés, etc., seguiría siendo válido para este caso.

    A mi entender, esta opción es claramente peor que la anterior, porque creo que los españoles deberíamos tratar de reforzar más aquéllas cosas que nos unen que las que nos separan, y una de las principales (si no la que más) es precisamente el idioma. Pretender realzar los idiomas propios de las diversas CC.AA. sobre el español produce, en mayor o menor grado, divisiones y conflictos que deberíamos tratar de evitar en lo posible. Además, salvo que uno tenga la intención de no salir jamás de la comunidad autónoma en la que vive, no es bueno conocer sólo por encima el español.

     Una tercera opción sería elegir como idioma de escolarización cualquier otro idioma de los más hablados a nivel mundial (inglés, chino, francés, etc.), pero incluyendo asignaturas obligatorias de español y del idioma propio de la comunidad autónoma correspondiente.

    Esta opción puede ser, quizás, algo mejor que la segunda, pero me decanto claramente por la primera.

    En todo caso, puesto que la Constitución española, si no recuerdo mal, reconoce el derecho a usar el español y el deber de conocer esa lengua, lo que nunca debería ocurrir, en mi opinión, es que se obligase a las personas de una comunidad autónoma a que utilizasen habitual y obligatoriamente el idioma específico, sino simplemente proponerlo como opción para su utilización. Por ello, creo que sería conveniente que los documentos, carteles, etc. se imprimiesen en ambos idiomas oficiales. Tampoco debería perseguirse, por ejemplo, que alguien rotulase carteles en español y no en un idioma específico, pues atentaría, a mi entender, contra la libertad de expresión.

  8. Mi hijo estudia en un modelo trilingüe por decisión mía, peor exijo mi derecho a que sea educado en la lengua que prefiera yo, su padre, sea euskera, castellano, bilingüe o trilingüe. Eso es libertad y liberalismo.Lo demás, PPrismo o algo peor.

  9. Hilarión

    Lo que llama la atención de la posición actual de G. Domínguez y Girauta es el cambio de posición. En el caso del último sorprende en menor medida después de su espantada de la órbita de LD, nunca bien explicada aunque visto lo visto perfectamente entendible.

    G. Dominguez además se empeña en decir que él siempre ha dicho lo mismo, cuando, evidentemente, no es así y llega a decir en su blog que en el manifiesto de los 2.300 se pedía lo mismo que pide él. Ayer le incluí comentarios con párrafos de ese manifiesto, donde queda claro que lo que se pedía era el derecho a educarse en la lengua materna y no ese extravagante 50/50. Por supuesto que no ha replicado. Y de paso acusa a los que le contradicen de actuar como los nacionalistas. Justo lo que hacen los nacionalistas: acusar a los demás de hacer lo que ellos hacen.

    G. Domínguez lleva más de una semana sin publicar en LD. Como ha habido fiestas esperemos a ver que pasa, pero igual hay detrás una espantada como la de Girauta.

  10. aris

    otros dos más que se han animado a viajar al centro.

    saludos

  11. A mi sólo me gustaría recordar que fue el PP y Fraga quienes implantaron el modelo de inmersión lingüística catalán en Galicia. Muchos del PP, por aquellos entonces, estaban callados como meretr…^W momias egipcias.

    Reconozco que cada vez me causa más tristeza como una lengua – la que sea -, que debería ser una herramienta de comunicación entre personas, se utiliza para levantar barreras, donde cada taifa tiene su particular campo.

    Por otra parte, el debate es mucho más profundo que el de la lengua. Los programas educativos que se paren en ministerios y conserjerías, ¿están para transmitir conocimientos o para transmitir ideologia?

  12. hare

    Completamente de acuerdo Elentir, la actitud de Girauta y García Domínguez es muy decepcionante.

  13. Muy bueno, elentir. Pero muy bueno.

  14. Blumun, es que no me da la vida… Estos días bastante tengo con actualizar el blog, lo siento.

    Galileo: “Lo único que tiene que hacer la administración es verificar que los colegios no son delictivos y cumplen con la constitución española; y aportar la financiación al alumno mediante cheque escolar.”

    Coincido plenamente con tu opinión. Por supuesto, la posición de GB se refiere al modelo actual de financiación de la enseñanza. Está claro que la mejor forma de conseguir lo que defiende GB sería, precisamente, el cheque escolar.

    Alejandro Campoy “Lo de siempre. Parece que Girauta y Domínguez han entrado en la dinámica de “hay que salvar al PP de lo que sea”.”

    Eso es precisamente lo que decía Gotzone Mora en la tertulia de la noche de esRadio el día 30. Atacó a Gloria Lago con una fiereza que me dejó pasmado, y se quejó de que estaba poniendo en problemas al PP, como si los intereses de un partido estuviesen por encima de nuestras libertades. La intervención de Gotzone me decepcionó muchísimo.

    Drizzt: “A mi sólo me gustaría recordar que fue el PP y Fraga quienes implantaron el modelo de inmersión lingüística catalán en Galicia.”

    No es así. El modelo de cuotas “50-50” que ahora predica García Domínguez y que fue implantado por Fraga en Galicia no era lo mismo que la inmersión lingüística al catalán implantada por Jordi Pujol en Cataluña. El modelo de Fraga, con ser malo, repartía a mitad y mitad las asignaturas entre gallego y castellano, mientras que el de Pujol marginaba por completo al castellano en la enseñanza. Son dos modelos intervencionistas y contrarios a los derechos de los padres, pero dentro de lo malo el de Pujol era peor que el de Fraga.

  15. P.D.: a propósito del decreto, Vigueses por la Libertad, organización cívica que preside Cristina Losada, dio ayer a conocer un comunicado denunciando el incumplimiento de las promesas de Feijóo con su nuevo decreto:

    http://www.viguesesporlalibertad.es/web/?p=118

  16. Hombre, aquí el problema creo que se basa en que Feijoo dijo una cosa para que le votaran y e hizo otra bien distinta cuando estaba gobernando.

    Esto, amigos míos, es mentir al electorado.

    También entiendo a G.Dguez. cuando dice que ojalá en Cataluña hubiese algo igual a lo que hay ahora en Galicia, tesis esta que también parece compartir Girauta.

    No creo que ninguno de los dos haya hecho un viaje al centro ni nada por el estilo. Lamenté en su día que LD no contase ya con Girauta (por causas aplicables sólo a este, en mi opinión) y esperemos que G.Domínguez no haga lo mismo. Además me gusta su blog heterodoxias junto con Cristina Losada a quien también sigo habitualmente.

    En cuanto al posicionamiento ideológico, pues yo también estoy con G.Lago y lo de Feijoo me parece una especie de visión de futuro de lo que sería un gobierno de Rajoy, estable en lo económico y muy débil en lo ideológico.

    Saludos a todos y acostaros pronto que mañana hay regalos.

  17. Epiro, si se habla de un cambio de opinión por parte de Girauta y de García Domínguez no es porque consideren envidiable el nuevo decreto de Feijóo en comparación con lo que ocurre en Cataluña, sino porque lo consideran lo más acertado. Y cito lo que ha escrito García Domínguez en Heterodoxias sobre el nuevo decreto:

    “Nos parece la leche, simplemente, porque eso se corresponde con lo que defendemos ahora y también defendíamos hace treinta años, cuando aún no existía la inmersión.”

    Algo que, dicho sea de paso, no es cierto, como demuestro en esta entrada. No es eso lo que venían defendiendo ambos hasta ahora, ni es desde luego lo que se decía hace 30 años, por ejemplo, en el “Manifiesto de los 2.300” de 1981, que reivindicaba la enseñanza en lengua materna.

    Todo el mundo tiene derecho a cambiar de opinión, incluso aunque el cambio sea -en mi opinión- para mal. Lo que no es de recibo es que ese cambio se haga faltando a la verdad sobre lo que la persona en cuestión defendía con anterioridad, y no sólo eso, sino además atacando y descalificando a los que seguimos defendiendo la libertad de idioma, acusándonos de nacionalistas (como hace Girauta) e incluso comparándonos con Carod Rovira (como hizo García Domínguez con Agapito Maestre). Eso ya me parece una bajeza.

  18. La verdad es que es más acertado el decreto de Feijoo que el de Cataluña. Ahora bien, eso es una cosa y que me parezcan bien uno u otro es algo bien distinto, porque estoy en contra de ambos, pero sí que es (dentro de lo malo) más respetuoso con las libertades el de Feijoo.

    No estoy de acuerdo con las manifestaciones hechas por uno de ellos contra Agapito, que creo que son un error a la hora de escoger un modelo con el que compararse más que unas declaraciones hechas con intenciones injuriosas.

    Supongo que, en este asunto, la posición de ellos sea como la de G.Mora que citó antes Alejandro Campoy, están con el PP y no tienen en cuenta otros aspectos de sus votantes que disienten de la dirección del partido.

    Precisamente, no hace mucho escuché en es.radio a G.Dguez. reprocharle a G.Mora un apoyo a Rajoy que no debía ser tal ya que el PP merecía una limpieza interior en su cúpula directiva mediante elecciones libres.

    También considero como tú, que tienen derecho a cambiar de opinión (yo también creo que lo han hecho) pero desde luego media un abismo entre el nacionalismo feroz y totalitario y su posición.

    Saludos.

  19. Un detalle. En la tertulia José García Domínguez también dice que no le molestaría que haya institutos para las personas que “estén de paso” y quieran estudiar exclusivamente en castellano. Y también señala que le parece bien que se utilice el castellano como lengua vehicular, en los primeros cursos de primaria, lo cual no es estar en contra de que los hijos estudien en su lengua materna; sólo limita el alcance de la elección hasta una fase de la enseñanza en la que, supuestamente, el estudio del otro idioma no les plantearía problemas.

    El problema es que las administraciones autonómicas y locales, que son las que tendrían que ocuparse de garantizar los derechos de quienes quieren estudiar exclusivamente en castellano, normalmente no se preocupan de las minorías y les ponen todas las trabas posibles, cuando no aprueban estatutos inconstitucionales.

    El bilingüismo no es inconstitucional, porque no se está discriminando ninguna de las dos lenguas cooficiales. No hay nada de malo en que quienes vayan a vivir aquí conozcan las dos lenguas. De todos modos, creo que con la asignatura de gallego -en mi caso valenciano- es suficiente, como mucho se podría poner una asignatura más, aunque el debate me parece una cuestión más pedagógica que política. No daña en absoluto al castellano, sino a los resultados académicos.

    Lo que va a pasar con el decreto de Feijoo es que en algunos institutos se estudiará un 66% de las asignaturas en gallego frente a un 33% en castellano, lo cual deja a éste en desventaja y probablemente perjudicará a los conocimientos de castellano de los que lo elijan. Yo preferiría que sea siempre cada padre quien lo decida directamente y no los consejos escolares.

  20. Hilarión

    Tener, tienen derecho a cambiar de opinión. Eso sería legítimo y más si se diesen las razones. Pero cambiar de opinión, negar tenazmente que se haya cambiado, usar como argumento de autoridad el Manifiesto de los 2.300 diciendo que dice cosas que no dice y por último comparar a los que le contradicen con Carod Rovira, huele a chamusquina. Hasta el joven sustituto de C. Vidal le tuvo que parar los pies por unas insinuaciones que tomó, y yo también, como ataques a la propia emisora en que estaba.

  21. Las recuerdo, el presentador del programa le recordó que en es.radio nunca se habían metido con el catalanismo creo recordar, que lo que defendían era el bilingüismo, y Dominguez reculó.
    ¿Eran esas?

  22. Hilarión

    “Xacto”, Epiro. Buenas orejas. 😛

  23. Galileo

    García Domínguez ha claudicado, lleva tantos años en el matrix nacionalista catalán que algo se le tenía que pegar.

    Personalmente me importa un bledo si rectifica o no; no necesito de su permiso para exigir lo mío al ciento por ciento.

    El error de García Domínguez ha sido comparar con Cataluña, cuando lo que hay que hacer es siempre comprarar con los mejores, los más competitivos y los más libres. Cataluña no reune ninguno de esos requisitos, por tanto la comparación NO sirve.

    Puestos a comparar pues con Finlandia, Suecia, con la Universidad de Harvard, el Kings College, El Brithis , Liceo Francés pero comparar con el oasis; es de paletos.

  24. Ya veremos cuánto tardan en colgarle en sambenito de “anticatalana” a esRadio como ya hizo Girauta con César Vidal cuando aún estaba en la COPE…

  25. Hilarión

    Veo que anuncian a García Domínguez hoy en el tertulia de la Noche de César. O sea que sigue y mi sospecha de espantada se ha quedado en eso: en sospecha.

  26. Todo en esta vida se puede comprar, casi absolutamente todo. ¿A como está el Kilo de Girauta?. Otro que tengo que bajar del pedestal. A este paso no quedará nadie.

    Saludos.

  27. Batecado, recuerda lo que dijo San Francisco de Borja ante el féretro de la emperatriz Isabel de Portugal, esposa de Carlos V: “No más servir a señor que pueda morir”. Todo ser humano está sujeto a cometer errores. Precisamente conviene tener claros los principios para que uno no se guíe de forma exclusiva por lo que digan Fulanito o Menganito.

  28. dani

    Ánimo, Galicia Bilingüe. Desde Murcia

  29. Marta

    “En cuanto al conocimiento del idioma, puedo dar mi testimonio personal. Yo, igual que otros muchos jóvenes de mi generación, estudié en gallego la asignatura de gallego, y hoy por hoy domino sin problemas esta lengua.”

    Un testimonio de cuando había libertad y se conseguía “domino sin problemas” en gallego, sólo con “la asignatura de gallego”…
    que fácil aprenderlo y que difícil usarlo para estudiar…

    El mismo modelo para el catalán en Cataluña con la diferencia de que con el castellano se convive más que entonces o hoy con el gallego.
    ¿Si con el bipartito era imposición cómo definiríamos lo que padeció nuestra generación?

    ¿Cómo era eso de cuando vinieron a por… no hice nada y cuando vinieron a por mi?

  30. Marta, mis padres pudieron elegir mi educación. En Cataluña esa elección no se puede hacer. No compares un sistema donde un alumno puede estudiar en su lengua materna a un sistema donde se niega sistemáticamente esa posibilidad. Me parece un insulto a la inteligencia ajena.

  31. Marta

    ¿En qué centro pudieron elegir que estudiaras en castellano o en gallego? ¿había alguno en Galicia? ¿qué % de gallego hablantes ha podido estudiar en gallego en la democracia?

    No creo ser la única que reconoce que a la inmensa mayoría nos las dieron todas o casi todas en castellano y sin preguntárselo antes, a los alumnos o a los padres.
    La educación ha “desgalleguizado” y lo sigue haciendo, ¿ dónde está Galicia Bilingüe en la universidad ?

    Si el gallego se ha impuesto, muchísimo más se ha impuesto el castellano en democracia(olvidándonos épocas pasadas).

    Y me parece tan temerario como errado, el que GB hable de dos comunidades lingüísticas en Galicia. Creo que la mayoría tenemos familiares que usan los dos idiomas, cuanto más mayores más gallego hablantes.
    Al que la lengua materna del nieto no sea la del abuelo yo le llamo “substitución lingüística”, y creo que influye e influyó algo más que la libertad.

    A mí no me vale ningún decreto que no asegure y se comprometa a una competencia real e igual de válida para las dos lenguas cooficiales. Y lo mismo con una educación que no garantice y busque mejorar unos niveles en todas las materias.

    El poder elegir la inmersión total en castellano haría que esos niños tuviesen una competencia peor en gallego que los catalanes en castellano. La convivencia diaria con un idioma tan minorizado como el gallego es tán dícil como fácil de evitarla.

  32. Marta: “A mí no me vale ningún decreto que no asegure y se comprometa a una competencia real e igual de válida para las dos lenguas cooficiales. Y lo mismo con una educación que no garantice y busque mejorar unos niveles en todas las materias”

    Es decir, que como a ti no te vale un modelo educativo, en vez de pedir libertad para poder elegir para tus hijos el modelo que a ti te gusta, quieres imponer tus gustos a todos. ¿Me puedes decir qué tiene eso de democrático?

  33. Marta

    ¿Sólo me contradices ese párrafo? 😉

    ¿Y cuántos modelos educativos ponemos para que todos puedan escoger el suyo? ¿Qué número de alumnos concretaría la posibilidad de escoger un modelo? ¿Habría las mismas posibilidades de elección en una ciudad que en un concello pequeño?

    ¿De qué resultados educativos partimos?(en competencias lingüísticas el 20% falla en el gallego, el nivel de castellano o inglés por encima de la media española)
    ¿También nos conformamos con el nivel educativo que hay en España?

    ¿Es un objetivo secundario y descartable el tener una competencia real en castellano y en gallego EN GALICIA?
    Creo que la democracia no tiene nada que ver con poder elegir lo contrario para tus hijos.

  34. Sobre lo que tú entiendes por democracia albergo serias dudas. Veo, por ejemplo, que no te has leído la Declaración Universal de los Derechos Humanos, concretamente su Artículo 26:

    “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.”

    Lo que tú pretendes es que una lengua tenga derechos sobre los derechos más elementales de las personas, incluso limitando sus libertades más elementales. Y sinceramente, no veo qué tiene eso de democrático. Más bien lo veo una forma de inmiscuirse en la vida de los demás que es más propia de una dictadura que de un estado democrático.

    En cuanto a los modelos educativos, veo mucho más fácil implementar un sistema de libertad de educación que un sistema de imposición. En todo caso, me pasma que apeles a dificultades técnicas para impedir a la gente el ejercer sus derechos. Según tú, y por la misma regla de tres, no deberíamos organizar elecciones porque un proceso electoral es algo muy complejo y costoso, ¿no?

  35. Marta

    ¿Y esa democracia sólo vale para que los padres aparten a sus hijos del gallego o el castellano en Galicia, o también para escoger las asignaturas, los contenidos, el calendario…?
    Porque en esto ni los centros tienen libertad para desarrollar un curriculum educativo propio, se lo marca el Estado vía Cortes con un pequeño margen para las CCAA.

    ¿En qué CA se cumpliría ese artículo con esa interpretación? ¿Buscaban sus redactores que los padres pudieran separar a sus hijos por clases o colegios en castellano o en gallego, EN GALICIA?
    Para Galicia Bilingüe esto es igual que Ciencias o Letras, a mí se me parece más a otra cosa… y no es precisamente el fomentar la convivencia.

    Yo no te apelé “a dificultades técnicas”, en tal caso serían ciertas imposibilidades. Que no lo son el poder votar a “x”, “y” o “z” partido.

    “Lo que tú pretendes es que una lengua tenga derechos sobre los derechos más elementales de las personas, incluso limitando sus libertades más elementales.”
    ¿Y para la química, las matemáticas, la historia… también pretendo que tengan derechos?
    Ah, que esto es demagogia si se trata de Lingua Galega o Lengua Española… los dos idiomas cooficiales en Galicia, ¿no?

    ¿También es antidemocrático suspender o hacer repetir a un niño por Lingua, Lengua o Inglés?
    ¿Deberían poder elegir los padres dónde está el 5 en un examen? ¿Sería una libertad elemental?
    ¿Es liberticida la Constitución Española por el “deber” de conocer el castellano?

  36. Vamos a ver, Marta: si crees que los padres no tienen derechos a decidir la educación de sus hijos, si crees que los niños no tienen derecho a escolarizarse en su lengua materna, y si crees que los niños han de hacer lo que el Estado diga y no lo que sus padres elijan, dilo sin rodeos pero no eches mano de tanta y tan burda demagogia, por favor.

    Si no crees en la libertad, dilo sin rodeos y no te escondas, pero no me sueltes tonterías como decir que ejercer tu derecho a estudiar en tu lengua materna es como negarte a dar matemáticas o como querer que los padres marquen las notas. Haz el favor de no tomas a quienes te leen por unos imbéciles.

    Si no quieres libertad de educación, renuncia a la tuya pero no pretendas pisotear la de los demás. Con 40 años de dictadura ya tuvimos bastante en España, ¿vale?

  37. Galileo

    Marta:

    “¿Si con el bipartito era imposición cómo definiríamos lo que padeció nuestra generación?”

    Tu generación no padeció absolutamente nada, recibieron mejor educación que la actual, y si estudiaste con Franco mejor, más nivel, más exigencia.

    Tanto lloriqueo, menudo falso victimismo. Para empezar, no es lo mismo suprimir la lengua española que la gallega, por múltiples motivos que a nadie se le escapan. ¿Dónde protestaban los que querían tanto gallego como lengua vehicular? Yo no los vi nunca, serían cuatro gatos, porque los gallegos estudiaban en español y les parecía lo más normal del mundo.

    Mi abuela, gallega de pura cepa, y aún viva a Dios gracias, con 90 años está indignada con la inmersión en gallego.

    Según mi abuela, el gallego era la lengua de los paletos; lo cual es cierto y tiene una explicación. En las ciudades y núcleos de más tránsito el español como lengua propia de Galicia que es, era lo que se usaba; mientras que en el rural aún pervivía el gallego con más vitalidad.

    Lo que pretende Marta es negar dos cosas: 1.Que el español es lengua propia de Galicia. 2. Que Galicia no es Espàña.

    Bien, pues falso; Galicia es España y el español lengua propia de Galicia. Negar esto es negar la evidencia, negar a la sociedad tal cul es y jugar a crear una nueva sociedad a partir de un molde totalitario y uniforme que niegue a los que no encajan en tal molde prefabricado. Nos quieren, ¿cómo se dice? ¿Normalizar? ¿Educarnos para la ciudadanía?

    Entérate Marta, si tú quieres todo en gallego yo lo quiero todo en español; como los que gritaban en Santiago “Na Galiza em Galego” yo grito ¡En España, en español!

    Saludos guapa, con gentuza como tú ya no me interesa ponerme en tu piel y preocuparme de si vas a tener libertad para elegir en gallego; eso ya me la refanfinfla. Yo lo que quiero es español para mis hijos, garantizado. EN ESPAÑA, EN ESPAÑOL…EN ESPAÑA, EN ESPAÑOL…EN ESPAÑA, EN ESPAÑOL…

    Pido disculpas a los liberales que se puedan sentir ofendidos, pero el quid del problema no es la libertad de elección de lengua sino la naturaleza política de Galicia, si es España o Galiza; si tiene dos lenguas propias (español y gallego) o una sola (el galego); si somos pueblo o ciudadanía pisoteable, si vamos a poder vivir como nos de la real gana o tendremos que vivir en “galego” exclusivamente y por imposición.

    Lo que nos jugamos no es la libertad de elección, sino nuestra filiación y nacionalidad; y yo no estoy dispuesto a dejar de ser español porque le de la ventolera a los independentistas.

    Yo nunca seré eu. (Al menos mientras se mantenga lo contrario Eu nunca serei yo).

    Es la guerra, las posturas son irreconciliables y tiene que haber vencedores y vencidos. El diálogo es absurdo, cada uno que defienda y exija lo suyo y lo mío es español en España; los que quieren gallego bien que se organizan y aturden con sus proclamas.

    Pedir libertad de elección, bilingüismo es pedir diréctamente la derrota. El bilingüismo o libertad de elegir no es una meta razonable; sino una resultante de dos fuerzas.

    Mientras unos claman todo en gallego hay que oponerse con todo en español; es decir, que se garantice el español con independencia de que otros logren su objetivo de todo en gallego.

    No sé si me estoy expresando correctamente; pero pedir libertad de elegir es como muy “light”; yo lo que quiero es poder estudiar en español en toda España y las preocupaciones de los nacionalistas me intersan tanto como las mías a ellos, es decir, nada.

    Ha llegado el momento de exigir cada uno lo suyo sin pensar en los nacionalistas; pues han demostrado con hechos que no son precisamente ialogantes ni tolerantes hacia nuestras legítimas inclinaciones de estudiar en español en España.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.