Vigo: el restaurante “El Castillo”

El restaurante “El Castillo” fue construido de forma ilegal entr 1948 y 1960 ante el Baluarte del Diamante del primer recinto de la fortaleza de Nuestra Señora del Castro, recinto que entonces aún era una propiedad militar.

A comienzos de la década de 1970 se le añadió al restaurante un segundo piso que acabó de destrozar del todo el entorno histórico-artístico de la fortaleza. El pastiche resultante acabó tapando el principal mirador de la ciudadela, limitando las vistas de las que se disfrutaba desde ese baluarte, coronado por una garita. En 2006 el Ayuntamiento no renovó la concesión del restaurante y se hizo con la propiedad del edificio, dejándolo abandonado. Inmediatamente empezó a hablarse de la necesidad de derribarlo. Dos incendios en la primavera de 2008 acabaron por hundir el techo y convertir el edificio en una ruina.

El recinto amurallado de Nuestra Señora del Castro, que tuvo usos militares hasta bien entrado el siglo XX, fue catalogado en 1968 en el Inventario del Patrimonio Cultural Europeo como Monumento de Arquitectura Militar. La Ley 8/1995 del Patrimonio Cultural de Galicia obliga a derribar todo tipo de añadidos hechos sobre monumentos históricos. A pesar de ello y de la oposición de sus socios del BNG, el alcalde socialista Abel Caballero aceptó en octubre de 2009 la propuesta de los hosteleros de convertir el viejo edificio de “El Castillo” en una escuela de hostelería. Cinco meses después, el edificio presenta el aspecto fantasmagórico y ruinoso que podéis ver en estas fotos (pulsa aquí) que hice en dos tandas, en septiembre y hace sólo unos días.

Enlace relacionado:

Fotos del restaurante “El Castillo” en Flickr, por Elentir

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Inma

    Independientemente del tema, qué bonitas las fotos, me han gustado mucho, sobre todo el blanco y negro, muy apropiado para el asunto.

  2. Me parecería bien que se derribase algo que se ha construido ilegalmente, aunque sea hace mucho tiempo, es la forma de que no nos acostumbremos a la política de hechos consumados, como pasa con las torres de García Barbón o con tantas otras cosas en Vigo.

    Pero aparte de eso, y exclusivamente por gustos personales, prefería el restaurante en activo, ya que no me gusta la fortaleza del castro (sólo fui una vez, no me gustó y ya no he vuelto más) y sin embargo me gustaba tomar el aperitivo en El Catillo disfrutando de las vistas de la ría y con una atención al cliente exquisita. Pero ya digo que es sólo un gusto personal, comprendo perfectamente que un pegote adosado a un monumento se derribe. Lo que no comprendo es que se convierta en una escuela de nada, o se derriba o se da la concesión al restaurante, pero es absurdo hacer otra cosa o tenerlo ahí sin uso que sólo vale para que se metan dentro los yonquis.

  3. miguel garcia

    yo estoy y no estoy de acuerdo con interruptor
    lo que no estoy de acuerdo con el es que por mucho que diga la ley esa que debe derribarse cosas ilegalmente eso no se deberia llevar a cabo en cambio lo que si estoy de acuerdo es que ese restaurante tenia muchisima apariencia y unas vistas super bonitas y lo que deberian es reformarlo o que hicieran una escuela de hosteleria asi le daria muchisima vida al parque do o castro

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.