Rajoy desea libertad para educar a sus hijos

Soy bastante partidario de la libertad. Tengo dos hijos y quiero educarlos conforme a lo que pienso. Y es más importante mi criterio y el de su madre que el de un director general o el de una Mesa. (…) Lo más importante que tenemos las personas en la vida son los hijos. A mí me gusta que me dejen educar a mis hijos como quiera.” Lo dijo Rajoy en una entrevista en La Opinión de Coruña el sábado. Me alegra que el presidente del PP se diga partidario de la libertad. Lo que no me cuadra es que también se muestra partidario del decreto con el que Feijóo traicionó su promesa electoral de libertad lingüística en las escuelas. O dicho de otra forma, que Rajoy apoya un decreto que niega a los gallegos lo que él reclama para sus dos hijos.

Es más: Rajoy equipara las críticas a esa traición de Feijóo con las exigencias nacionalistas de más imposición lingüística: “Sé que hay críticas por ambas partes, como siempre suele ocurrir cuando uno adopta una posición equilibrada”. Disfrazar de “equilibrio” las cesiones del PP ante los fans de la imposición lingüística, es parte del manual de consignas de ese partido, el mismo manual que equipara la imposición del gallego que exigen los nacionalistas con la libre elección de idioma que defendemos los demócratas, presentando la defensa de la libertad como algo extremista, una forma insultante de eludir cualquier incómodo recordatorio sobre las promesas electorales de Feijóo.

La libertad implica que todos los padres tienen derecho a elegir el tipo de educación que desean para sus hijos. Ese derecho no es un privilegio exclusivo de Rajoy. Su reiterado apoyo a la felonía de Feijóo me reafirma en mi negativa a votar a un PP que entre la libertad de idioma y el fascismo lingüístico, decide quedarse en medio. Un partido que a pesar de haber obtenido la mayoría absoluta en Galicia, decide ceder a las presiones de los partidarios de repetir en Galicia el modelo lingüístico del régimen racista del Apartheid. Presentar esa claudicación ante el nacionalismo como un “equilibrio” es un insulto a la inteligencia de la gente, un gesto aún más ofensivo cuando Rajoy disfraza esa claudicación con una retórica liberal sobre los derechos de los padres.

Artículos relacionados:

Frases de Feijóo en diferentes medios durante la Campaña Electoral, por Galicia Bilingüe
Valoración negativa del decreto de Plurilingüismo, por Vigueses por la Libertad
Equilingüismo. El nuevo decreto de normalizacion lingüística de la escuela – Lo peor del decreto, por Mesa por la Libertad Lingüística
Feijóo ha mentido: libertad no significa que la Xunta imponga cuotas en tres idiomas, por Elentir

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Elentir, el PP le importa una higa el tema de la libertad de educación y lingüistica. Es más después de una semana por tierras valencianas, donde gobierna el PP, me reafirmo (por ponerte un ejemplo gili, en Castellón, donde está el PP con mayoría absoluta, todos los carteles de la empresa de autobuses en valenciano. El PP es tan responsable (Fraga) de todo lo que pasa en Galicia como el PSOE (divertido lo de Benicassim, por ejemplo, donde todas las indicaciones están en valenciano, donde están dando pábulo a unos grupúsculos radicales, que intentan imponer su particular visión.

  2. Estoy de acuerdo 100% con Drizzt. De aquéllos polvos de Fraga (en Galicia) vienen estos lodos (decreto de Feijoo); y en la Comunidad Valenciana pasará dentro de poco.

    A Rajoy le da lo mismo, exactamente igual que a Zapatero, la libertad de educación y la libertad lingüística. Lo que de verdd importa a Rajoy es esperar sin mancharse mucho para no generar demasiado rechazo a heredar el gobierno de la nación.

    Es una estructura partidista diabólica en que no importa para las libertades si nos gobierna el PSOE o el PP.

  3. Jandro

    La sola frase lo dice todo: “Soy bastante partidario de la libertad”. No mucho, sino bastante. Es que la virtud está en el término medio: ésa es la postura del PP.

  4. Da libertade ou se é partidario, ou non. Ser “bastante”, polo relativismo que implica, quer decir que non se é defensor da libertade..
    Pero como alguén comenta aquí, ó PP impórtalle un pemento o idioma; sí, digo eu, a tallada que poidan sacare no tema urbanístico, converti-la costa nunha cidade litoral, acabar co medio ambiente, posto que non defenden a aplicación das leis; son “bastante” partidarios de non acata-las sentencias do TS no canto de bradare pola súa execución, pola defensa do Estado de Dereito, que tamén lles importa un pemento. Como ós outros partidos.

  5. Juana de Arco

    Opino como “xesús lópez fernández”, o se es partidario de la libertad o no se es. A no ser que sea partidario de la libertad para él y sus hijos, y no para los demás y sus hijos.

    Este es el PP al que aún piensan votar muchos, aferrados a unos individuos que ya han demostrado por activa y por pasiva que son “mas socialistas que ZP”, según palabras de Rajoy.

    Si votan a este PP ¿se quedarán tranquilos a pesar de que también apoya la “libertad de las mujeres para abortar”?. A fin de cuentas Rajoy es “partidario de bastante libertad”.

    ¿Como queremos que nos diga que su línea es la del PSOE? ¿Hará falta que nos lo dibuje?. Al igual que Rajoy tampoco es partidario de la “libertad de religión”. O ¿alguien le ha oido defendernos a los católicos?, yo no.

    ¿Votarán a este PP SIN que lleve en su programa todo lo que dice que harán, como es el caso de la “abolición de la ley del aborto”? ¿Alguien le dará un cheque en blanco votándole?

  6. No sé si sabíais que Rajoy y Pepiño llevan a sus hijos al mismo colegio (de niños bien, of course). Cabe pensar que en ese colegio habrá “libertad lingüística”…

  7. El inglés

    Cuando un político habla, da igual el idoma que emplee, porque después hay que traducir.

    En este caso el traductor dice que todos los políticos, sin excepción, son ‘bastante partidarios’ de su propia libertad.

    Añade que la casta política actual adora la libertad como privilegio de su propio oficio tanto como la aborrece como derecho de los demás.

  8. Muy bueno el apunte que hacen Jandro y Xesús. Es muy revelador que Rajoy considere que la libertad es algo gradual, de lo que uno puede ser partidario en mayor o menor medida. Su afirmación, en la práctica, es como si hubiera dicho “soy un poquito partidario de la imposición”.

  9. O como decía el chiste: “se la metí, pero sólo la puntita…”

  10. Es que ese “bastante” implica “cuando me interesa”.

    Este tipo es infumable, intragable y no puedo con él. Es el responsable de que España se haya quedado sin Partido Popular y haya ahora un Partido P’ayudar.

    No hay oposición, no hay esperanza de cambio, no hay futuro. Y, encima, se acaban las vacaciones… Grrrrr

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.