El PP también desobedece al Constitucional

“La definición del catalán como lengua propia de Cataluña no puede justificar la imposición estatutaria del uso preferente de aquella lengua, en detrimento del castellano, también lengua oficial en la Comunidad Autónoma, por las Administraciones Públicas y los medios de comunicación públicos de Cataluña”. Esto lo dice la Sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán de 2006. Es decir, que es inconstitucional imponer una preferencia de uso de una lengua autonómica en las administraciones públicas. En una directa desobediencia a esta sentencia, este miércoles el PP apoyaba junto al PSOE una iniciativa de los nacionalistas del BNG para imponer el gallego como lengua preferente en la Xunta y en los “entes autonómicos, sociedades, empresas y fundaciones de ella dependientes”.

Es indignante que el PP desobedezca una sentencia constitucional que, para más inri, fue propiciada por un recurso presentado por el PP. Lo que ya es el colmo es que esta nueva imposición llegue sólo dos días después de las críticas lanzadas este lunes por el PP gallego al PSOE por su alianza con los nacionalistas del BNG en la “imposición de la lengua”. Es decir, que el PP critica las alianzas con los nacionalistas para imponer un idioma, y dos días después es el propio PP el que apoya a los nacionalistas con ese mismo propósito. La monda. Por otra parte, estas últimas semanas se han ido perfilando las maniobras del gobierno para saltarse esa sentencia. Lo que nos faltaba por ver era que el PP, que ha criticado esas maniobras, ahora se apresure a desobedecer al TC incluso antes de que lo hagan Zapatero y Montilla.

Muchos gallegos ya nos sentíamos desengañados del PP por su traición a la promesa que nos hizo de libertad lingüística en las escuelas. Esta nueva patada a ese derecho viene a confirmarnos la doble moral de la cúpula PP en estos temas que afectan a una de nuestras libertades más elementales. Por un lado recurren a la defensa retórica de ese derecho como arma arrojadiza contra sus rivales, y por otro hacen lo mismo que socialistas y nacionalistas a la hora de legislar. Lo más alarmante es que esta cafrada la está haciendo un PP eufórico por el descalabro del PSOE en las encuestas, una euforia que acabaremos pagando los ciudadanos, pues es muy perjudicial para el pueblo que un político crea tan asegurada su poltrona que no se considere obligado a rendir cuentas ante nadie en materia de libertades, hasta el extremo de prometer una cosa a sus votantes para después hacer justo la contraria desde el poder, que es precisamente lo que ha hecho en Galicia Alberto Núñez Feijóo.

(Foto original: Partido Popular / Flickr)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. puntilla

    Tranquilo, no tienen forma de garantizar esa imposición ya que eliminaron la obligación de hacer la prueba de gallego en las oposiciones a funcionario (ver art. 35 Lei da Función Pública Galega) hahaha

  2. Belén

    Elentir, el problema real que tenemos en España no es que el Gobierno sea pésimo (que lo es, y muuuuuucho), sino que la mayoría de los ciudadanos no vemos una alternativa clara al PSOE. Es decir, que no vemos claro que el PP no vaya a ser un PSOE 2. Todas las personas con las que he hablado me han dicho lo mismo.
    Por mi parte, como no veo bien lo que están haciendo (una oposición a la altura del Gobierno, no vaya a ser que les llamen fachas; unas propuestas que ni están ni se les espera por ahora a nivel nacional; y el incumplimiento en algunas de sus propuestas más importantes en algunas autonomías), creo que el voto me lo pensaré mucho.

  3. Como ya estoy harto, he decidido enviarle un mensaje en facebook a Feijoo para decirle un par de cosillas. Con mucha educación, eso sí, pero creo que le he dejado claro que es un perfecto traidor. Como no lo tengo como amigo, ni pienso hacerlo, he tenido que enviarle el mensaje y no he podido dejárselo en el muro.

    Os invito a hacer lo mismo, a ver si se entera de una puñ… vez, o por lo menos que vea que se juega el sillón, que parece que es lo único que entiende.

  4. Epiro

    Ya he hablado aquí de este tema, pero vuelvo a preguntarme lo mismo ¿Qué gana el PP con esta actitud? ¿De qué le vale?

    Los nacionalistas gallegos no van a votar ni a unirse al PP y los votantes del PP actual (los que van quedando) tan sólo quieren libertad de elección de idiomas y si no la tienen optarán por otros partidos.

  5. El Tíol Bastón

    También es verdad que qué autoridad tiene el Tribunal Constitucional después de la sentencia sobre el Estatut de Cataluña, donde tenía que haberse mojado en una interpretación íntegra de la Constitución (pues para eso está, para hacerlo en último recurso) y, sin embargo, escurrió el bulto pasándole la pelota a otras instancias en lo que no se atrevió a pronunciarse. Toda desobediencia que se haga al mismo, se la está ganando a pulso.

  6. Es verdad lo que dice El Tíol Bastón. Si el TC se hubiera ajustado estrictamente a la Constitución, el Estatut jamás hubiera salido adelante. Pero permitidme que os recuerde cómo se eligen los magistrados del TC (159.1 CE):

    4 propuestos por el Congreso de los Diputados por mayoría de 3/5.
    4 propuestos por el Senado por igual mayoría.
    2 propuestos por el Gobierno.
    2 propuestos por el CGPJ.

    Con estos mimbres y habida cuenta de cómo está el patio, ¿cómo queréis que ese Alto Tribunal sea independiente cuando el asunto de que se trata tiene un componente político, como era el caso del Estatut?

    Está todo atado y muy bien atado, como dijo aquél que hoy no se puede nombrar pero de quien los políticos han copiado sus peores maneras…

  7. A Feijóo se le vienen encima muchas cosas. Aparte de ésto, tiene lo de Tráfico, donde ha culpado al PSOE de no poder transferir las competencias a Galicia, cuando su propio partido impidió el tema absteniéndose (con sus votos habría salido adelante).

    Saludos.

  8. Puntilla, ¿te has leído el artículo que indicas? Su modificación en junio de 2009 ha dejado en el texto lo siguiente: “en las pruebas selectivas que se realicen para el acceso a las plazas de la Administración de la Comunidad Autónoma de Galicia y de las entidades locales de Galicia se incluirá un examen de gallego, salvo para aquellos que acrediten el conocimiento de la lengua gallega conforme a la normativa vigente”.

    Se puede leer aquí:
    http://www.xunta.es/Doc/Dog2009.nsf/FichaContenido/2038E?OpenDocument

    Eso sí, no dice que se haga ningún examen de castellano, ni que sea necesario acreditar el conocimiento de esa lengua. Si esto no es discriminatorio, qué me lo expliquen.

    Belén: “creo que el voto me lo pensaré mucho.”

    Yo ya me lo he pensado: no votaré al PP. No pienso votar a un partido que miente tan descaradamente a sus votantes.

  9. Es verdad lo que dice El Tíol Bastón. Si el TC se hubiera ajustado estrictamente a la Constitución, el Estatut jamás hubiera salido adelante. Pero permitidme que os recuerde cómo se eligen los magistrados del TC (159.1 CE):

    4 propuestos por el Congreso de los Diputados por mayoría de 3/5.
    4 propuestos por el Senado por igual mayoría.
    2 propuestos por el Gobierno.
    2 propuestos por el CGPJ.

    Con estos mimbres y habida cuenta de cómo está el patio, ¿cómo queréis que ese Alto Tribunal sea independiente cuando el asunto de que se trata tiene un componente político, como era el caso del Estatut?

    Está todo atado y muy bien atado, como dijo aquél que hoy no se puede nombrar pero de quien los políticos han copiado sus peores maneras…

  10. Juana de Arco

    Lo dije y lo repito: casi 42 millones de españoles protestando e indignados, y no sale un grupo politico opisitor, mientras vamos cada cuatro años a echar nuestra papeletita a cuatro pelgatos.

    Creo que ya paso de quejas, porque si ante lo que se nos ha venido encima, y lo que queda que es aún más, no reaccionamos poniendo manos a la obra en forma de partido, la urna donde me toque votar tendrá un voto en blanco, porque ¿en qué se diferencia el PSOE del PP? ¿en las caras de los lideres y de las respectivas planas mayores?.

    El hedonismo que padecemos es más grave de lo que queremos aceptar, de verdad. 🙄

  11. Anónimo

    Hola Elentir.

    Escribo un Off Topic para recordarles a todos los amigos de EsRadio que a pesar de que Veo7 ya no transmita la tertulia de la mañana, es posible seguirla sintonizando Libertad Digital Televisión a través de Zattoo.

    Es verdad que ahora se encuentra algo sesgado en cuanto a su oferta en comparación con la que llegó a ofrecer, pero esta plataforma ofrece en alta definición y de forma gratuita tanto LDTv como Intereconomía, y no deja de ser una gran alternativa para todos los que seguimos al equipo de Losantos:

    http://zattoo.com/view

  12. El Tíol Bastón

    Elentir:

    Casi siempre estoy de acuerdo con las cosas que dices, pero hay veces que no. Aquí estoy de acuerdo sólo en una pequeña parte y en el resto no, y te voy a exponer qué razones tengo para ello, no con el ánimo de llegar a una agria discusión contigo, sino porque me gustaría, a mi vez, ver qué opinas tú de lo que voy a decir.

    Como he dicho más arriba, ante estas “sentencias” light y blanduchas del TC veo absolutamente lógico y razonable, y hasta plausible, lo que está haciendo el PP: de perdidos al río, y ya que no se le da la razón a este partido en todo lo que se debería cuando interpone recursos, precisamente es él quien debe utilizar y aprovechar al máximo todas las conclusiones que se pueden extraer de tales “sentencias” para que, antes de que pasen años y la situación se enquiste volviéndose irreversible, quede bien patente lo más pronto posible cuánto daño le hacen al sistema, esforzándose para provocar de este modo un recurso en el que el TC tenga de verdad que mojarse. Es más: por el contrario a lo que dices, me parece que aquí el PP se adhiere escrupulosamente a lo que el TC dispone, utilizándolo, eso sí, de forma que genera dudas sobre si la puesta en práctica de la propia sentencia genera situaciones que pueden ser de nuevo recurribles. Galicia, siempre en general muy moderada en términos de nacionalismo, es la mejor comunidad autónoma para, una vez más (ya no es la primera) enseñar al resto de España qué se debe hacer y qué no.

    En primer lugar, y como reproduce esta sentencia sobre el Estatut, la Sentencia del TC 137/1986, fundamento jurídico 1, decía literalmente que no puede ponerse en duda la legitimidad constitucional de una enseñanza en la que el vehículo de comunicación sea la lengua propia de la Comunidad Autónoma y lengua cooficial en su territorio, junto al castellano. Pero todavía mucho más trascendente para el caso (y sobre todo aquí, ya que va en contra de posturas que has defendido en este blog) es lo que dictaminaba otra sentencia del mismo TC, la 337/1994, de 23 de diciembre, según la cual el deber constitucional de conocer el castellano no puede generar un pretendido derecho a recibir las enseñanzas única y exclusivamente en castellano. Esto supone que, para el TC, no es posible (por mucho que Galicia Bilingüe lo desee) una elección personal por parte de los padres sobre que quieran que a su hijo se le den las clases íntegramente en un idioma, y explícita y precisamente el castellano, frente a un no pronunciamiento específico del TC sobre el gallego en ese sentido. Feijóo parece haberse dado cuenta de ello cuando ya había ganado las elecciones, y ha tenido que anular el supuesto referéndum al menos hasta que se haya estudiado bien la cuestión, qué se puede y qué no se puede hacer. Pues elegir sólo el castellano para que nuestros hijos reciban clases en él, parece ser que es inconstitucional (y precisamente aquella sentencia iba por el caso del gallego). Es que las “cuotas por encima de los derechos de los alumnos y de los padres” de las que hablas en otro artículo al que nos remites, Elentir, NO es que las mantenga el PP, sino que ya vienen impuestas como deber desde el mismísimo TC. Otra cosa iría contra la sentencia de éste. ¿Por qué no recuerdo haber leído a nadie hablando de esto? Y mi conclusión: por algo, yo ya hace mucho tiempo que renuncié a invocar si esto o aquello es constitucional o no: ¿estamos, o no estamos en un país dictatorial de facto, por mucho que os guste a algunos invocar para todo la constitución?

    En segundo lugar Elentir, está muy bien que reproduzcas el fragmento de la sentencia sobre el Estatut en este artículo, pero harías bien en continuar lo que sigue: …sin perjuicio, claro está, de la procedencia de que el legislador pueda adoptar, en su caso, las adecuadas y proporcionadas medidas de política lingüística tendentes a corregir, de existir, situaciones históricas de desequilibrio de una de las lenguas oficiales respecto de la otra, subsanando así la posición secundaria o de postergación que alguna de ellas pudiera tener. No admitiendo, por tanto, el inciso “y preferente” del art. 6.1 EAC una interpretación conforme con la Constitución, ha de ser declarado inconstitucional y nulo. Empezando por el final, la sentencia ya acepta lo que el Estatut pretendía excepto en que el catalán sea “preferente” sobre el castellano. Pero es más: la vocación, una vez más dictatorial, de esa sentencia a la que invocas, no admite réplica si te detienes en el artículo 35.2: el deber de conocer el catalán sólo puede imponerse a los alumnos de la enseñanza oficial y a los funcionarios que traten con el público. Es decir, que no existe “preferencia” pero sí puede existir esa “referencia” a la que se refiere la iniciativa del BNG a la que el PP se ha unido. Muy importante (y grave) puntualización: para el TC, el deber de conocer una lengua autónoma puede imponerse. Y ya sabemos que los funcionarios tendrán que hacer lo que les diga su patrón con tal de que éste los mantenga, pero ¿qué hay de los alumnos de la enseñanza oficial? Si se puede imponer, será que también se les puede exigir que tengan clases en esa lengua. ¡No me lo invento yo: lo dice el TC! Así pues: ¿contra la sentencia del TC lo que hace ahora el PP? ¿Desde cuándo, Elentir? ¿No será que ahora, de repente, vamos a hacer caso al falso escándalo del panfleto El País sin someterlo a crítica, conociendo como ya conocemos cuáles son sus métodos? Cuando que presente así los hechos precisamente este libelo, ya es sospechoso.

    Pero volvamos a lo que no copias del fragmento de la sentencia, también interesante. ¿Cuáles son las “adecuadas y proporcionadas medidas de política lingüística tendentes a corregir, de existir, situaciones históricas de desequilibrio de una de las lenguas oficiales y bla, bla, bla…”? Pues piénsalo y busca legislación, que la hay. Este párrafo está abriendo camino a la famosa “discriminación positiva” a favor de las lenguas autonómicas, lo cual seguro que va a ser muy bien aprovechado por el victimismo de los partidos micronacionalistas. De momento no voy a continuar enrollándome por aquí porque da para mucho que hablar y huelgan comentarios, por ahora ya me he “enrollado” demasiado.

  13. Voy por partes, Tíol Bastón:

    1º. Si el PP quiere demostrarnos cuánto daño hacen a la democracia las sentencias del TC, que lo demuestren con muñecos de Playmobil o con los hijos de los dirigentes del PP, pero no recortando las libertades de todos los gallegos. Desde luego, no creo para nada que haciendo eso el PP pretenda dejar en evidencia al TC: antes bien, lo que queda en evidencia es la falta de valores de ese partido.

    2º. Dices: “no es posible (por mucho que Galicia Bilingüe lo desee) una elección personal por parte de los padres sobre que quieran que a su hijo se le den las clases íntegramente en un idioma”

    Es que Galicia Bilingüe no desea eso. Y cito de la declaración de principios de Galicia Bilingüe:

    “5. Consideramos que cuando en un territorio existan varias lenguas oficiales, su enseñanza debe ser obligatoria, como asignatura, en los correspondientes planes de estudio; pero de manera que exista libertad de elección por parte de los padres o, si es el caso, de los alumnos respecto de la lengua en que éstos han de recibir el resto de la enseñanza.”

    Así pues, GB no pide que deje de darse la asignatura de gallego en gallego. Por lo demás, el TC no impone cuotas. Es más: el TC ha llegado a justificar que un gobierno autonómico imponga toda la enseñanza en un idioma -el catalán- menos la asignatura de castellano. Es decir, que para el TC sería perfectamente legítimo lo contrario. Por otra parte, una cosa es que el TC justifique la ingerencia del Estado en la lengua de escolarización -que sí la justifica-, y otra cosa es que obligue al Estado a hacer esa ingerencia, cosa que el TC no ha dicho por ninguna parte, más allá de la mera presencia de un idioma en la asignatura que lo enseña.

    3º. En cuanto a la discriminación positiva, sé que el TC la justifica. Pero que el TC la justifique no significa que la imponga. Son cosas muy distintas. Eso el TC lo deja a la decisión del gobierno autonómico de turno, es decir, concede a los políticos la potestad de hacer con nuestros derechos lo que les venga en gana. Y entonces va el PP y los pisotea. Lo siento, pero esa imposición es injustificable desde cualquier óptica.

  14. El Tíol Bastón

    Elentir:

    “El TC ha llegado a justificar que un gobierno autonómico imponga toda la enseñanza en un idioma -el catalán- menos la asignatura de castellano. Es decir, que para el TC sería perfectamente legítimo lo contrario.” He aquí precisamente el “quid” de la cuestión: si vuelves a leer lo que he escrito, verás que es totalmente compatible con la primera afirmación pero no con la segunda. Y es que me parece muy optimista, por no decir aventurada y gratuita esa deducción por tu parte, cuya puesta en práctica estaría muy bien y sería muy igualitaria para ambas lenguas, si no fuera porque no tengo garantía alguna de que pueda ser cierta, sino más bien de que queda el camino abierto para que quien quiera pueda afirmar tranquilamente la opuesta, pues, de acuerdo con lo que ya he intentado decirte pero parece que no me he explicado muy bien, el propio TC da de entrada un tratamiento asimétrico (por tanto, desigual) a la lengua autonómica y al castellano: adecuadas y proporcionadas medidas de política lingüística tendentes a corregir, de existir, situaciones históricas de desequilibrio de una de las lenguas oficiales y bla, bla, bla…, tratamiento asimétrico que, por otra parte, excusa el propio TC como derivado de la naturaleza de una de las lenguas como oficial en todo el Estado español y no la otra.

    “GB no pide que deje de darse la asignatura de gallego en gallego”: pues sólo faltaría. Pero empecemos por la situación más simple: ¿y si el profesor sí deja, por decisión propia? ¿Hay que obligarle a darla en gallego, según GB? ¿Forma parte el gallego, por su propia naturaleza como constituyente de la materia en litigio, según se deriva de lo que ha dicho el TC, de “las enseñanzas” (sospechoso plural del TC elegido frente al abstracto y neutro singular “enseñanza”) recibidas en la lengua particular de la Comunidad Autónoma a que el TC se está refiriendo? Pero te expondré un caso general, aún más real y significativo: GB es partidaria de la obligatoriedad de la lengua cooficial como asignatura, pero ¿qué opina, por ejemplo, de los alumnos acogidos a una cláusula de la Ley de Normalización Lingüística tan poco sospechosa de ser inconstitucional, y contra la que nunca se ha quejado, como es la que, bajo ciertos supuestos, quedan exentos de tal asignatura, aunque sea temporalmente? Si quiere ser coherente con su propia demanda, y supuesta la obligatoriedad de que el profesor dé en gallego sólo la asignatura de esta lengua, GB tendrá que recurrir esta cláusula de exención al TC por inconstitucional también, ya que el TC mismo (en sentencia que ya te he comentado antes) declara que el deber constitucional de conocer el castellano no puede generar un pretendido derecho a recibir las enseñanzas única y exclusivamente en castellano, lo cual sería incompatible con el hecho de que, en virtud de la citada cláusula, existan alumnos, vengan de donde vengan que, conocedores del castellano, por exentos de la asignatura de gallego estuvieran recibiendo toda su enseñanza en la lengua oficial de todo el Estado, por mucho que sus padres así lo quieran. Se encontrarían en una situación inconstitucional según sentencia del propio TC. Insisto: me parece que GB trata de pedir algo a lo que ya el TC le cierra el paso atrapado en la blandenguería de sus propias sentencias (y no te voy a negar que me guste lo que pide GB). Se implica que más asignaturas que el gallego tienen que ser en esta lengua: yo veo bastante claro que las “cuotas” nos vienen impuestas desde arriba porque a estas alturas se han hecho demasiadas concesiones, no por ningún partido político concreto ahora mismo.

    “Una cosa es que el TC justifique la injerencia del Estado en la lengua de escolarización -que sí la justifica-, y otra cosa es que obligue al Estado a hacer esa injerencia, cosa que el TC no ha dicho por ninguna parte, más allá de la mera presencia de un idioma en la asignatura que lo enseña.” Pues no me atrevería yo a decir que el TC justifique tal injerencia, sino que simplemente la reconoce, y de facto el Estado ya se injiere desde que él como TC se pronuncia sobre el tema (¿o es que el TC no es el Estado también?) En realidad, no dejar que otros se injieran en un tema que es tuyo aunque sea para dejarlo tal y como está porque así lo decides, ya es injerirte en él. De momento, en el caso que nos interesa (el de Galicia), las competencias de Educación (y, con ellas, la de la injerencia en la lengua de escolarización por parte del Estado, legítima según el TC) están transferidas a (o delegadas en, si lo prefieres) la Xunta de Galicia, y mira lo que está sucediendo con ellas. Como, repito, según el TC, la injerencia en la lengua de escolarización por parte del Estado es legítima, y el Estado ha delegado en la Xunta esta competencia, no tengo claro de momento en qué se está desobedeciendo al TC desde este punto de vista.

    Otra: “Si el PP quiere demostrarnos cuánto daño hacen a la democracia las sentencias del TC, que lo demuestren con muñecos de Playmobil o con los hijos de los dirigentes del PP, pero no recortando las libertades de todos los gallegos”. Es que, como has visto que es mi opinión desde el principio, el PP no contradice en nada la sentencia del TC. De modo que, si he de concordar con el TC, no entiendo qué libertades se recortan, desde el punto de vista constitucional (ojo, no desde el mío propio). Pues precisamente en eso estamos: si alguien considera que las libertades se recortan en algo, y que el TC debe admitirlo así, lo que tiene que hacer es denunciarlo ante las autoridades competentes y poner en marcha el sistema democrático que está para eso. Si esto no se puede hacer, o bien si presumimos ya que el TC va a fallar en contra de esas que nosotros creemos libertades, es que presuponemos razón en el uso de la sentencia por parte del PP: ¿qué otra cosa podemos esperar de los partidos políticos, ya sea el PP de Partido Popular o de Perico de los Palotes, sino que hagan uso de los permisos para sancionar esos supuestos recortes de las libertades que el sistema pone en su mano, siempre que crean que van a salir beneficiados? ¿Qué falta de valores es utilizar lo que la “correcta” interpretación de la Constitución pone en tus manos? ¿O es que estamos aquí hablando de vidas humanas en juego? ¿Acaso lo que tiene permiso para hacerlo el PP, el PSOE o el BNG ya no lo puede hacer otro? Si las sentencias del TC lo sancionan como válido, ¿puedes decir qué es lo que hace de mal el PP en cuanto a recortes de libertades? ¿No se trata de un TC democrático? Quiero decir: ¿con qué cara protestamos contra ello si nos parece que, porque lo dice el TC, lo dice la Constitución, y si lo dice la Constitución es que díjolo Blas, punto redondo? Me parece una contradicción. Puedes no votarle al PP, pero no exhibiendo como razón que no acate las sentencias del TC.

    Y sigo: “[..] El TC […] concede a los políticos la potestad de hacer con nuestros derechos lo que les venga en gana. Y entonces va el PP y los pisotea […]” No sé tú, pero por mi parte, veo muy grave que, a cambio de pisotear derechos de los ciudadanos, el único castigo que pueda recibir un partido es que éstos no le voten y siga quedándose tranquilamente ahí, en la reserva, con el consentimiento de quienes tienen que hacer respetar al TC. Si de verdad el PP lo está desobedeciendo, ¿qué esperan estas fuerzas para sancionarlo? Veo grave que no se haga, porque el día que la mayoría de los ciudadanos se pongan de acuerdo en que quieren pisotear los derechos de una minoría, votarán al partido que les haga caso y tendremos tranquilamente un nuevo holocausto judío, de negros o de gente que cumpla cualquier otra característica arbitraria simplemente minoritaria que a la mayoría electora le parezca que deba ser “pisoteada”. Desafortunadamente, la mayoría también se equivoca, y mayor es la equivocación cuanto mayor es la mayoría equivocada.

    Pero en concreto, todo ese último párrafo que numeras como 3º es muy revelador, porque parece contradecir el título de tu propio artículo, ya que admites en él que el PP no desobecece al TC, sino que aprovecha la sentencia para pisotear los derechos de los ciudadanos con la aquiescencia del propio TC.

    Resumiendo: si lo que dices es verdad, algo de lo que tú mismo pareces dudar a tenor de tu párrafo 3, ¿hay que denunciar al PP o a quienes tienen que hacer respetar las sentencias del TC?

  15. Tíol Bastón, no esperes que GB emprenda persecuciones lingüísticas contra determinados alumnos que, por determinada ley, están exentos de la asignatura de gallego por su condición de recién llegados a Galicia. Se trata de una situación excepcional en la que el Estado no impone algo a los individuos. Para hacer ese tipo de persecuciones ya están los nacionalistas. En GB creemos que las personas están por encima de los idiomas.

    Tíol Bastón: “el PP no contradice en nada la sentencia del TC”

    Una sentencia del TC dice que una autonomía no puede establecer la preferencia por una lengua oficial a costa de la otra en la administración, el PP pide justamente eso junto al BNG, ¿y dices que no contradice la sentencia? 😯

    Tíol Bastón: “¿Qué falta de valores es utilizar lo que la “correcta” interpretación de la Constitución pone en tus manos? ¿O es que estamos aquí hablando de vidas humanas en juego? ¿Acaso lo que tiene permiso para hacerlo el PP, el PSOE o el BNG ya no lo puede hacer otro? Si las sentencias del TC lo sancionan como válido, ¿puedes decir qué es lo que hace de mal el PP en cuanto a recortes de libertades?”

    Me ha costado creer que has escrito esto, pero el caso es que lo has escrito. Según tu argumento, como el TC consiente la imposición lingüística en las escuelas -la consiente, no es que obligue a hacerla-, no podemos reprocharle al PP que opte por la imposición tras haber prometido en campaña electoral que daría libertad de elección lingüística a los padres. Lo siento, pero el positivismo jurídico no me sirve. Algo no es bueno ni irreprochable simplemente porque sea legal. Incumplir una promesa está mal, mentir está mal y engañar está mal por mucho que la Constitución y las leyes permitan mentir y engañar al electorado. Y desde luego, que el TC permita pisotear nuestras libertades en determinados ámbitos no significa que eso esté bien, ni quienes lo hacen no se merezcan reproche alguno. Claro que se lo merecen, ¿o es que ahora justificas la imposición lingüística?

    Para terminar, me temo que estás confundiendo cosas. En esta entrada me refiero concretamente a un texto de una sentencia del TC sobre el idioma en las administraciones públicas autonómicas. Valora la constitucionalidad de lo que ha hecho el PP sobre esa sentencia, haz el favor. Esa sentencia es muy clara. Y por cierto, yo ya he dicho que no pienso votar más al PP. Eso no me impide exigirles que cumplan lo que nos prometieron, y tampoco me impide denunciar las contradicciones en las que incurre un partido que dice respetar las sentencias del TC y después apoya una iniciativa nacionalista que contradice una de esas sentencias.

  16. Belén

    Elentir, lo que dije de pensarme mucho el voto iba más bien en el sentido que tú indicas. No votaré al PP, precisamente porque estoy hasta las narices de que los partidos (TODOS) se pasen por el forro las promesas electorales en cuanto están sentados en la poltrona correspondiente.

    Y, por cierto, más que fijaros en lo que dice el TC, cuya legitimidad está más que en entredicho, más que nada por la forma de elección, que ya ha apuntado Aguador anteriomente, lo que deberíais es tener en cuenta una cosa, muy simple, pero muy importante: El TC se limita a interpretar las leyes, a señalar si la Ley se ajusta a la Constitución. Es decir, una “ley de mínimos” puede ajustarse a la Constitución, pero quedar muy lejos de lo que queremos los ciudadanos. Así que lo que se debe exigir a los políticos es que se dejen de “paños calientes” y apaños varios para efectivamente legislar, de una p… vez y sin dar rodeos, lo que quiere la mayoría de los ciudadanos.

    ¿Hasta cuándo tendremos que esperar, si no se exige así, para que se atienda lo que quiere prácticamente todo el mundo? Lo que se pide es muy simple: Que la gente pueda elegir. Y eso, independientemente de lo que diga o deje de decir el TC (que se pueden usar muchos tecnicismos jurídicos para conceder una cosa sin concederla al 100%), encaja perfectamente en la Constitución.

  17. El Tíol Bastón

    Totalmente de acuerdo en que “legal” y “bueno” no necesariamente son sinónimos. Nuestra progresía identifica “legal” con “bueno e irreprochable”, y de ahí su empeño en, cada vez que llega al gobierno, intentar legalizar todas las felonías, barrabasadas y estupideces que piense que algún día puedan llegar a hacer sus adeptos en la puesta en práctica de su ideología, porque supone que por ser legales ya van a dejar lo que son para convertirse en respetables. Pero, insisto, esto a lo que nos debe llevar en primera instancia es a acusar al TC de haber declarado legal una fechoría, no a quien la comete de estar incumpliendo una sentencia. En realidad, me parece que hoy no le votarías al PP porque consideras que comete atropellos, en lo cual harás bien si ése es tu parecer, pero no porque tales atropellos desobedezcan sentencia alguna. La sentencia en la que insistes hay que leerla entera, no tomar de ella exclusivamente el fragmento que copias en la entrada, y además también completarla con otras sentencias anteriores en las que el TC ha sido más explícito. Por otra parte, no entiendo qué pretendes justificar con la distinción entre “bueno” y “legal”, cuando el punto de discusión que iniciaste tú mismo partía de que el PP estaba desobedeciendo la sentencia del TC, no de que ésta fuera mala. Precisamente lo que estoy tratando de decir es que me parece mala y, por consiguiente, si a ti también (que no lo sé, pero parece que sí por tu interés en diferenciar “legal” de “bueno”), me resulta una paradoja que reproches al PP desobedecerla. Desobedecer una mala sentencia me parece plausible, otra cosa es lo que se haga en el ejercicio de esa desobediencia. Por esto, puedo coincidir contigo en que no será para alabar lo que hace el PP, pero ¿para reprocharle justamente el desobedecer una sentencia mala? Algo me pierdo. Yo, al contrario que tú, sostengo que si el PP está errando es precisamente porque no la está desacatando, como sí haría, por ejemplo dando a escoger si queremos la enseñanza al cien por cien en un idioma o en otro. Y eso es lo que aplaudo, que quede bien claro que acatar una resolución del TC pueda dar como resultado la posibilidad de caer en una nueva (posible) inconstitucionalidad. Por cierto, a todo esto no sé dónde he dicho que no tengas derecho a pedirle a un partido político que cumpla lo que prometió.

    En cuanto a GB, veo bien que abogue porque sean los ciudadanos personal e individualmente quienes elijan en qué idioma o idiomas oficiales quieren que se les imparta la enseñanza, empezando porque soy totalmente partidario de esto; e incluso de más (no sé qué dice GB de esto, tú lo sabrás mejor que yo): se debería poder elegir a la carta un reparto de idiomas por asignaturas, ofreciéndose el arcoíris de posibilidades que fuera entre la enseñanza al cien por cien en uno de ambos idiomas y el cien por cien en el otro, ambas incluidas. Pero estos extremos son ilegales según la sentencia del TC sobre el gallego; y, en cuanto a lo que queda por el medio, los partidarios de la imposición (la cual, como ya comenté, es una posibilidad que el TC ofrece como legal al Estado, por tanto a aquéllos en quienes éste delegue, léase los gobiernos autonómicos) arguyen que el gallego lleva las de perder porque es la lengua históricamente más desfavorecida, de modo que no incumplen la sentencia del TC al obligarnos a todos a primar el gallego para “compensar” (la estúpida “discriminación positiva”). Como el uso de la ley tiene que ser muy estricto en el lenguaje, ya que conviene separar muy bien qué es una cosa de la otra, no se trata aquí de dar al gallego “preferencia”, sino de tomarla como “lengua de referencia”. Es lo que parece hacer ahora el PP, y, en pura utilización del lenguaje, sigo sin ver qué hay en ello de desobediencia a la sentencia del TC. Más bien me parece estarla cumpliendo, en uso estricto de la segunda parte de la propia sentencia (la que no copias). Y es que, ya que me pides: “Valora la constitucionalidad de lo que ha hecho el PP sobre esa sentencia, haz el favor. Esa sentencia es muy clara.”, lo haré: ya hemos visto que el TC legitima la imposición de la lengua, pero lo que “no puede justificar tal imposición estatutaria del uso preferente de aquella lengua [el catalán], en detrimento del castellano” es la definición del catalán como lengua propia de Cataluña. Y hasta aquí la parte que ofreces, porque la segunda admite que las adecuadas y proporcionadas medidas de política lingüística tendentes a corregir, de existir, situaciones históricas de desequilibrio de una de las lenguas oficiales respecto de la otra, subsanando así la posición secundaria o de postergación que alguna de ellas pudiera tener, pueden justificar tal imposición, al dejar el arbitrio de tales medidas en manos de quienes pueden ejercerla sobre el ciudadano. Si una de estas medidas es la imposición, estando ésta permitida, ¿quién la puede considerar contra la sentencia del TC?

    ¿Verdad que es dictatorial? Pues este resultado es consecuencia de que el propio TC contemple la legitimidad de la “imposición” por parte del Estado; por tanto, de aquéllos en quienes él delegue.

    Por esto sostengo que las “cuotas” ya nos vienen impuestas desde arriba, que con estas sentencias, el TC se está luciendo, los partidos nacionalistas se están saliendo con la suya y han conseguido instalar en la propia ley sus reivindicaciones de favorecer sus lenguas particulares, o al menos los principios para justificarlas. Por mi parte, aguardo ansiosamente a ver qué dice el TC sobre la desobediencia de la sentencia que da tema a esta entrada, pero me temo que soy pesimista. Por esto digo que no hay mucha distancia entre lo que Galicia Bilingüe reivindica y mis deseos, pero la diferencia es que yo soy plenamente consciente de que en este momento, lo que a mí me gustaría va en contra de lo que ha sentenciado el TC, mientras que lo que está haciendo el PP no lo va, y aquí sí que discrepo de ti.

    En cuanto a que GB sea partidaria o no de la imposición del gallego como asignatura, hasta donde yo sé, no me parece una asociación nacida con el objetivo de luchar contra o por la imposición de determinadas materias escolares, sino para reivindicar que el derecho a usar las lenguas constitucionales corresponde al ciudadano y no debe ser una imposición arbitraria de la Administración. Ser partidario del gallego como asignatura (que es lo único que me muestras enseñándome la cláusula de GB) no es incompatible con defender para el ciudadano que la desee la enseñanza integral en castellano. Esta posibilidad es la que ha declarado ilegal el TC, y me parece que sí compete a GB por su finalidad y espíritu. Como hemos visto, también el TC ha declarado legítimo que el Estado pueda imponer la lengua a los ciudadanos, lo que, según lo que he afirmado al principio, me parece que convierte a GB en una asociación que reivindica un derecho no reconocido por el TC como tal. Y esto me parece un mérito por parte de GB, ya que tal situación le pone las cosas muy difíciles.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.