¿El PSOE es el Tea Party español?

El socialista Pedro Sánchez Castejón ha descrito en su blog lo que, en su opinión, identifica al Tea Party: primero, “practicar una política de confrontación, negando el pan y la sal al adversario político, y por ello, sin espacio para el acuerdo”; y segundo, “utilizar una retórica agresiva contra el adversario y engañosa hacia la opinión pública”. Irónicamente, es un buen retrato no del Tea Party, sino del PSOE.

El 7 de julio de 1910 un diputado dijo desde la tribuna de las Cortes: “estaremos en la legalidad mientras la legalidad nos permita adquirir lo que necesitamos; fuera de la legalidad cuando ella no nos permita realizar nuestras aspiraciones”. Ese diputado no era del Tea Party: era el fundador del PSOE, Pablo Iglesias, que acto seguido llamó a atentar contra el líder de la oposición, Antonio Maura: “hemos llegado al extremo de considerar que antes que Su Señoría suba al poder debemos llegar al atentado personal.” Quince días después, Manuel Possá Roca tiroteó a Maura en Barcelona, hiriéndole en una pierna y en un brazo. El pistolero no era del Tea Party: era un joven socialista y Pablo Iglesias se negó a sumarse a la condena de ese atentado en las Cortes. Desde entonces el PSOE se ha visto implicado en episodios tan siniestros como el golpe de Estado de octubre de 1934 para tumbar a un gobierno de centro-derecha salido de las urnas, la brutal persecución religiosa durante la Guerra Civil Española, el terrorismo de Estado de los GAL, el Pacto del Tinell para aislar a la oposición e “impedir la presencia del PP en el gobierno del Estado”, y el “agit prop” del 13-M con manifestaciones ilegales de acoso a los afiliados y a las sedes del PP en las que tomaron parte dirigentes y afiliados del Partido Socialista. A la vista de esa larga historia de violencia y de autoritarismo, que un diputado del PSOE acuse al Tea Party de excluyente y agresivo demuestra hasta qué punto el cinismo forma parte del ADN ideológico del partido de Pablo Iglesias.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. No hay nada más excluyente y agresivo que la ideología socialista. Hay que ver la película Camino a la libertad, donde se refleja esto claramente.

  2. Los crispadores y los violentos se quejan de la crispación y la violencia. Lo han hecho siempre. Los unos, el PSOE, desde principios del siglo XX. Los otros, ETA, desde 1960.

    Nunca han estado tan cercanos como en nuestros días. Y hasta puede que la ciudadanía ya esté preparada para verlos juntos gobernando en coalición. Es la consecuencia de 6 años de corrupción colectiva, magníficamente llevada a cabo por Zapatero con la anuencia y aun la complicidad de una derecha perfectamente prescindible.

  3. Es evidente que este hombre no tiene ni la menor idea de lo que es el tea party, al final viene a ser lo que hablamos en otra de tus recientes entradas, los medios manipuladores dan una versión distorsionada del TP y luego hay mentes blandas que tragan con el mensaje. He aquí un ejemplo.

  4. Karenil

    Acordaros del lamentable momento con Gabilondo( entre otros):

    http://www.youtube.com/watch?v=ImmH8Z1HJO8

    O de las declaraciones de Zarrias acusando al PP de estar detrás de la huelga de los controladores o de los videos que cada vez que se aburren realizan las Juventudes Socialistas…

    Ya sabeis Prestige y La Guerra de Irak…

  5. yo y mis circunstancias

    Siempre se quejan de la violencia hasta que te pueden encerrar en un gulag y torturarte hasta la muerte.
    El socialismo es incompatible con la libertad.Esa deberia ser la primera leccion de un supuesto manual para la educacion ciudadana que debieran estudiar en los colegios.
    Por mi parte,harto de soportar a los liberticidas de izquierdas,jamas les dejo que habran la boca estando conmigo,si quieren comentar algo politico,ya es suficiente con sus amos en el poder.

  6. yo y mis circunstancias

    Perdon “Abran”

  7. scabelum

    Todo el mundo habla del Tea Party, pero nadie dice qué es el Tea Party.
    Coincido con la entrada en cómo ejerce la función política el PSOE.

    No seré yo quien os recuerde cómo nació el Tea Party.
    El Tea Party es un movimiento republicano puro. Republicano en el sentido de sistema de Estado distinto de la Democracia y contrario al absolutismo, al colectivismo y por ende, al socialismo.
    La diferencia entre un sistema democrático y un sistema Republicano es que:

    La Democracia: Sistema colectivista donde los representantes de los ciudadanos ejercen su poder a través de la mayoría. Lo qe decide la mayoría, se hace posible. Lo importante es el bien común aunque para ello se exija sacrificio de la minoría. La Democracia defiende los Derechos colectivos. Los derechos de “todos”. Los bienes de un particular, pueden ser expropiados por el interés de la comunidad, un hombre puede ser puesto en prisión preventiva o puede ser espiado por la policía por motivos de seguridad. La democracia se basa en el relativismo, por lo que las “mayorías, tienen la “capacidad” de modelar la realidad social (si se aprueba una ley del aborto, eso significa que el aborto es bueno y legal y no constituye un crimen porque así lo decide la mayoría).

    La República: Sistema individualista donde los representantes de los ciudadanos se comprometen a defender siempre, las libertades y derechos individuales. Todos los hombres son iguales y la mayoría nunca está legitimada a exigirle sacrificios a particulares o minorías. Los derechos y libertades individuales son siempre inalienables. El estado no puede coaccionar al ningún ciudadano por cuestiones de interés general. Sólamente un juez puede limitar libertades por una causa justa (lo que significa la ineludible separación de poderes y el sufragio popular para la elección de jueces). Es un sistema estable basado en el objetivismo basado en un patrón cultural. Las cosas son lo que son y la opinión de la mayoría, no cambia la realidad (un feto es un ser vivo, tiene una carga genética distinta de la de la madre y por lo tanto, aunque la “mayoría” esté a favor, el aborto no deja de ser un asesinato)

    En estod dias convulsos y de profunda crisis de valores, la gente debe informarse de todas las alternativas posibles para que esta situación no la vuelvan a padecer nuestros hijos o nietos.
    Nos venden que la Democracia es lo mejor.
    Que los partidos, son lo mejor
    Que jueces funcionarios, son lo mejor
    Que la Constitución es estupenda
    Que ceder la soberanía a instancias supranacionales, es lo mejor (EU)
    Que debemos sacrificarnos por el bien común

    Hay más opciones
    y no nos vendría nada mal un Tea Party (movimiento cívico republicano) para conseguir un pais gobernado por y para Hombres Libres.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.