Aún merecemos un gobierno que no nos mienta, que nos diga siempre la verdad

Dentro de una semana se cumplirán siete años de la rueda de prensa que veis en este vídeo. En plena jornada de reflexión, el entonces responsable de la estrategia electoral del Partido Socialista compareció ante los medios para acusar al gobierno de mentir acerca del atentado terrorista que catapultó al PSOE al poder en marzo de 2004. Desde entonces, Rubalcaba ha hecho de la mentira su principal divisa en política.

Mintiendo por escrito sobre el caso Faisán y el 11-M

Desde el falseamiento de las cifras de muertos en accidentes de tráfico a sus mentiras sobre el sistema de espionaje SITEL, pasando por las falsas negaciones de la militancia etarra de ciertos presos, la ocupación por Rubalcaba de la cartera ministerial encargada de velar por la seguridad de los ciudadanos se ha caracterizado por una descarada afición a la mentira y a la ocultación, un cóctel que ha llegado a extremos escandalosos en todo lo relacionado con dos asuntos que hoy en día siguen en manos de la justicia: el chivatazo policial a ETA en la tregua-farsa de 2006 -un caso en el que se le ha pillado mintiendo por escrito en una respuesta a la oposición en febrero- y la destrucción de pruebas claves para la investigación del 11-M (los atentados, insisto, que catalpultaron al PSOE al poder).

Ayer Rubalcaba fue pillado en dos nuevas mentiras, y bastante graves. Un diario de tirada nacional, El Mundo, puso en portada las pruebas de que el Ministerio del Interior ha mentido a la justicia y a la opinión pública al negar la existencia de un requerimiento judicial a ese Ministerio y al negar, incluso, que dicha solicitud fuese cursada hace ya un año, hechos sobre los que existen pruebas documentales. Precisamente esas nuevas mentiras pretendían tapar la investigación judicial de la desaparición -bajo responsabilidad de la Policía- de restos de explosivos hallados en los lugares de las explosiones del 11-M, unas muestras que eran claves en el esclarecimiento de la autoría intelectual del peor atentado terrorista de la historia de España, autoría intelectual por la que nadie ha ido todavía a la cárcel. ¿Qué pretende ocultar el Ministerio del Interior al mentir por escrito y con tanto descaro sobre este caso?

Las mentiras de Rubalcaba deben provocar ya su dimisión o su cese

En cualquier otro país europeo, Rubalcaba ya habría dimitido -o habría sido cesado- e incluso se enfrentaría a posibles cargos judiciales por el uso mendaz que ha hecho de su cartera ministerial. En España, sin embargo, este señor no sólo sigue siendo el vicepresidente con más poder de todos los gobiernos democráticos que ha tenido España, sino que además aspira a ser el sucesor del actual presidente. Éste, a su vez, no sólo no ha dimitido tras destaparse las mentiras sobre la situación económica de España de las que se valió para lograr la reelección, sino que además mantiene en vilo a sus correligionarios y a todo el país ante la posibilidad de que decida volver a ser candidato para renovar su presencia en ese cargo. Se lanza así a la opinión pública la idea de que el poder es patrimonio de quien lo ostenta y podrá abandonarlo cuando se le agote el plazo, haciendo entre tanto lo que le dé la real gana, incluso mentir repetidamente, como si los ciudadanos tuviésemos que aguantarnos y esperar cuatro años a pedir cuentas del uso abusivo y fraudulento del poder por quienes fueron elegidos para servir a los españoles, y no para servirse de ellos.

Siete años después de aquella jornada de reflexión que fue víctima de la campaña de agitación lanzada por el PSOE, en la mayor y más rastrera utilización política de un atentado terrorista en toda la historia de España, los españoles seguimos mereciendo un gobierno que no nos mienta, que nos diga siempre la verdad. El nada novedoso fenómeno del desprecio a la verdad desde el poder ha alcanzado cotas históricas con Zapatero y Rubalcaba, y estas alturas ni siquiera los que le votaron tienen por qué aguantar que este ejecutivo mienta un día sí y otro también en cualquier tema bajo su competencia. Hoy las palabras que veis en este vídeo deberían resonar sin descanso en los oídos de quien las pronunció, hasta forzar su dimisión o su cese. Y es que los españoles no nos merecemos tener como ministro y estar pagándole el sueldo y los lujos a un embustero como Alfredo Pérez Rubalcaba.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Juana de Arco

    Hay que pedir más que la dimisión de Rubalcaba, porque un gobierno de tiranos nunca dimite nadie.
    Estoy al 100% de acuerdo con Luis del Pino:
    http://blogs.libertaddigital.com/enigmas-del-11-m/un-aplauso-infinito-9209/

  2. Sauron

    Oye, Elentir, tu que estás muy puesto en leyes ¿qué sucedería si Rubalcaba no le enviara los documentos a la jueza en el plazo de 10 días? ¿Como actuaría la justicia?¿Cuales son los procedimientos judiciales?

    Te ruego que nos mantengas informados del desarrollo de esta historia. Yo por mi parte, voy a tratar de permanecer bien atento al final del asunto, pero como se que tu estas muy informado, te pido que le hagas un seguimiento especial.

  3. Juana de Arco

    Sauron. Si publican ese “seguimiento” en internet, imagino que cualquiera de nosotros puede “hacer el seguimiento”, al igual que hace Elentir.
    Lo malo de los españoles es que no nos molestamos mucho en informarnos, vamos viendo cosas en determinados medios a salto de mata, y si nos lo dan todo masticado, quizás por eso no nos movilizamos como deberíamos.

  4. Sauron

    Juana, no se si has leído mi comentario con demasiada ligereza o que no lo he expresado con suficiente claridad, pero por si acaso te lo repito: “Yo por mi parte, voy a tratar de permanecer bien atento al final del asunto, pero como se que tu estas muy informado, te pido que le hagas un seguimiento especial”.

    Creo que no hay que desarrollar más el contenido de la frase para comprender el mensaje ¿verdad? No al menos cuando a los lectores se les supone un nivel intelectual básico. Pero vamos, si crees que debo ahondar en la explicación de lo que he comentado para que puedas entenderlo, con gusto daría satisfacción a tu solicitud. He trabajado con discapacitados psíquicos, así que he desarrollado una cierta capacidad pedagógica para hacer entender mensajes sencillos a personas sencillas. No hay problema en atender tus requerimientos, si lo estimases necesario.

  5. Juana de Arco

    Sauron. Mis disculpas 😳

    Aunque hay noticias que las leo antes en este blog, o solo las publica Elentir, de ahí que me haya suscrito 😉

  6. Sauron

    Aceptadas, querida amiga.

    Yo suelo leer todo lo que puedo en todos los medios que puedo, pero como me interesa tanto ese tema, por eso le pedí a Elentir que le hiciera seguimiento especial: por si se me pasa a mi (que ya es difícil, pero bueno, por si acaso).

    Un cordial abrazo

  7. Jandro

    Discrepo. Sigo convencido de que Rubalcaba, príncipe de la mentira, mintió de manera especial cuando dijo que nos merecíamos un Gobierno que no nos mintiera. En tu artículo está la prueba. Que este tipo siga ahí y que incluso haya gente -mucha- que le vea con buenos ojos para presidente es señal de que merecemos que nos metan todos los bulos imaginables. Pagarían justos por pecadores, lo sé, pero es que hay demasiada gente atontada en España.

  8. Jandro

    En El País prefieren no poner nada de esto y arremeter contra monjas por supuestos delitos de hace cuatro décadas. ¿A que es raro?

  9. Sauron, no entregar esos documentos podría ser considerado un delito de obstrucción a la justicia. De hecho, creo que este ultimátum judicial va precisamente por ahí, Rubalcaba ya ha llegado demasiado lejos en este tema.

  10. El Tíol Bastón

    Alguien que miente tan descaradamente es porque no le importa que le pillen, luego, no lo hace porque tenga intención de dimitir, en cambio sí lo hace porque sabe que no le van a cesar, y también porque sabe que los beneficios de haber mentido le van a recompensar el haberlo hecho. En definitiva, quien miente así es porque sabe (o cree, al menos) que hay mucha más gente que prefiere oír mentiras que le gustan a verdades que no le gustan, que gente que prefiere vivir con la verdad. En realidad, todas las creencias políticas de la izquierda en general están basadas en esta premisa.

  11. Sauron

    Pero, ¿qué ha ganado Rubalcaba con mentir en esto? ¿Es que no sabía que lo iban a pillar de inmediato? ¿Cuál es su estrategia aquí?

    No termino de pillar el juego que me trae este tio. Me refiero a este caso concreto que existe un auto y debería saber que el Mundo lo iba a sacar.

    En casos como el Faisan si entiendo su feroz negacionismo. Pero en este caso…pues no.

  12. La pregunta que tenemos que hacernos, precisamente, es la siguiente: ¿tan grave es lo que tiene que ocultar Rubalcaba como para que incluso mienta en una cosa tan evidente?

  13. Sauron

    Buena observación…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.