Aznar y los tópicos sobre los gallegos

En este vídeo podéis ver al malvado José María Aznar dando pábulo a una serie de tópicos negativos sobre los gallegos: que somos unos cotillas y metomentodos (0:46), que somos ambiguos (0:55), que vamos de listillos (0:58), que nuestra palabra no es firme (1:12) e incluso que somos unos ignorantes que lanzamos zapatillas a los niños en vez de usar el mando a distancia (1:18). Este vídeo provocaría una enorme bronca política en Galicia si fuese cierto un dato falso que he dado sobre él: no sale Aznar. Se trata de una exitosa campaña publicitaria de la cadena de supermercados Gadis, propiedad de la empresa Gadisa, con sede en Betanzos (La Coruña). He visto docenas de veces este anuncio y otros de esta misma campaña en salas de cine sin que se oyese ni una queja. Y por si alguien aún no lo sabe, este blog no lo escribe un vasco desde Fuenterrabía, ni un valenciano desde Játiva, ni un madrileño desde Alcorcón: lo escribe desde Vigo un gallego, hijo de gallegos y nieto de gallegos.

Como la bronca política no se pudo armar por este vídeo, pues no aparece José María Aznar, la izquierda y el nacionalismo han tenido que recurrir a este otro en el que Pedro J. Ramírez pregunta al ex-Presidente sobre su sucesor al trono en el PP, Mariano Rajoy (pongo el vídeo en el momento exacto de la pregunta en cuestión):

Yo estaba escuchando en ese momento la entrevista en directo y recuerdo que me pareció una chorrada atribuir una supuesta indecisión de Rajoy a su condición de gallego. El problema de Rajoy, en todo caso, es de tibieza, no de indecisión. Pero bueno, la cosa no tenía más recorrido. Estamos hablando de tópicos de los que nos reímos muchas veces los propios gallegos, incluso cuando una empresa de alimentación nos pasa docenas de veces en los cines los tópicos más negativos sobre nuestro pueblo en clave de humor. El problema llega cuando algunos quieren sacar tajada política de cualquier alusión a los gallegos que haga alguien que no lo es. Aznar es madrileño, y aunque el tópico que soltó me parezca una chorrada, no veo en sus palabras el menor ánimo de ofender. Sus rivales políticos también lo verán así, pero no han querido perder la oportunidad de ejercitar el deporte de moda en las filas zapaterinas y sus aledaños: dramatizar un poco. Veamos a continuación algunas reacciones exageradas.

La Mesa critica a Aznar mientras le tacha de “catalán”

Para esa peculiar inquisición idiomática que se da en llamar A Mesa pola Normalización Lingüística estamos ante una “ofensa de Aznar contra la condición de gallegos”. La Mesa acusa a Aznar de “denigrar, a través de un tópico rancio” y se presenta a sí misma defendiendo “nuestro derecho a una imagen colectiva digna” (¿significará este “derecho” recién inventado que la Mesa pedirá la prohibición de los tópicos y los chistes sobre gallegos?). Eso sí, el portavoz de la Mesa Carlos Callón parece asociar esa actitud que tanto critica de Aznar a que el ex-Presidente actúa como un catalán: “Todo el mundo sabe que el castellano Aznar ejerce mucho más de catalán, aunque sea en la intimidad, que Mariano Rajoy de gallego”. ¿Será que sí se pueden soltar tópicos sobre los catalanes? Por cierto: por más que busco quejas de la Mesa contra Gadis por su famosa campaña, no encuentro ni rastro, y eso a pesar de los aires de comisarios políticos que se gastan estos señores. Qué extraño, ¿no?

El socialista Pachi Vázquez dice no haber oído “mayor insulto”

El PSdeG-PSOE ha ido un poco más allá y ha afirmado que Aznar “debe una disculpa a los gallegos y gallegas” (y los socialistas otra a la economía del lenguaje, diría yo). Sin ningún rubor, el líder de los socialistas gallegos Pachi Vázquez ha asegurado: “nunca escuché mayor insulto”, de lo cual uno deduce que este señor acaba de salir de la Casa de la Pradera o de los Mundos de Yupi, y que no conoce a su compañero de partido y alcalde de Getafe, Pedro Castro, aquel que tachó de “tontos de los cojones” a los votantes de la derecha.

El BNG se columpia acusando a Aznar de “racismo antigallego”

Sin duda alguna, las más surrealistas de todas las lindezas que se han dicho sobre estas declaraciones de Aznar las ha pronunciado el actual portavoz del BNG, Guillerme Vázquez. Sin ningún tapujo, ha acusado a Aznar de “racismo antigallego”. Vaya: ahora resulta que Galicia no es una región, sino una raza (juas). Pues mire, don Guillerme, no, aunque Aznar hubiese insultado a los gallegos -que no lo ha hecho- eso no sería “racismo”. Racismo es, por ejemplo, negarse a secundar una condena del Holocausto porque no se había censurado toda mención a los judíos. ¿Recordará don Guillerme quién hizo eso? Por cierto, que según el mandamás del BNG, “Aznar representa el pensamento español más reaccionario e intolerante con la diversidad nacional. No es de extrañar que el único gallego a quien el señor Aznar realmente profesa admiración sea Francisco Franco”. Como desbarre le ha quedado muy flojo a don Guillerme: no ha usado las palabras facha, fascista ni ultra. ¡Qué decepción! Lo mejor de todo el numerito del dirigente nacionalista es que Vázquez no ha dudado en desempolvar la pancarta de Nunca Máis para atacar a Aznar: “Las gallegas y los gallegos no podremos olvidar nunca el desprecio con el que fuimos tratados por él durante los días del Prestige”. El caso el PP ha ganado todas las elecciones autonómicas y generales en Galicia desde entonces. ¿Será que los gallegos que votan al PP no son en realidad gallegos?

Si te cagas en los gallegos por votar al PP, entonces no pasa nada

Para terminar, y sin duda alguna, la mejor reacción de todas es la de un bloguero de Público, el gallego Henrique Mariño. Al final de su reflexión, este hombre se sincera respecto de Aznar: “nos dio la excusa para aventar y poner a caldo su última parida”. Eso sí, lo hace después de evocar a Castelao, un ideólogo nacionalista que dijo uno de los tópicos más patéticos sobre nuestro pueblo: “Los gallegos no protestan, emigran”. Si eso lo hubiese dicho Aznar, ya estarían pidiendo su linchamiento, me temo… El tal Mariño dice que un amigo suyo considera que los gallegos “están locos”, a lo que él añade: “y creo que no va muy desencaminado”. Cita también a otro amigo suyo que “se caga en todos los gallegos en el sentido literal del término, en esa Galicia que ‘vota al Partido Popular después del Prestige'”. Busco una crítica a este sectario y escatológico insulto a los gallegos, pero ni rastro. Será que si insultas a los gallegos matizando que lo haces porque aquí no gana la izquierda, entonces no pasa nada. Tome nota para la próxima vez, señor Aznar.

Al menos Aznar no tacha de “antigallegos” a los discrepantes

En fin, visto este panorama, como gallego la chorradita de Aznar sobre Rajoy me ofende muchísimo menos que las burradas con las que otros manipulan la galleguidad de la forma más desvergonzada para fines partidistas. De Aznar, al menos, aún puedo decir que nunca nos ha llamado “antigallegos” a los que simplemente pedimos libertad de idioma y nos oponemos a la instalación de un régimen lingüístico como el del Apartheid en Galicia. Usar a los gallegos como pretexto para convertir en enemigos del pueblo a quienes discrepan de las tesis liberticidas de algunos fanáticos, eso sí que es un insulto a todos los gallegos.

Artículos relacionados:

Aznar, los gallegos y los xenófobos, por Aldros
Lo más peyorativo para los gallegos, por Elentir

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Desde luego, estos hacen sangre de cualquier cosa. Ya podría aprender un poco el PP a darle relevancia a los asuntos.

  2. Belén

    Elentir, que de lo que andan muy cortitos algunos es de sentido del humor. Yo desciendo de catalanes, y me río cada vez que alguien cuenta un chiste sobre ellos (generalmente relacionado con “la pela es la pela”). Me río más que nada porque mi abuela materna, extremeña, es muuuuucho más “agarrá” que cualquier catalán. Así que los tópicos no pasan de ser una tontería para pasar el rato, sin ofender a nadie, que no es ésa la intención.

    Por otro lado, estos “señores” no son quiénes para decir si los demás podemos o no contar un chiste sobre los gallegos (se incluyen las gallegas, no faltaba más XD ). De hecho, yo seguiré contando el que me sé :-).

    Y, si quieres ver un buen ejemplo de “economía del lenguaje socialista”, date un repaso a la Ley de Igualdad (los ciudadanos y las ciudadanas y demás). Aunque puede que te aburras.

  3. Completamente de acuerdo con lo que dices. Hace falta ser muy memo para interpretar las palabras de Aznar como una ofensa al pueblo gallego. A un pueblo como el nuestro no se le ofende con gilipolleces. Pero, claro, tratándose de Aznar, hay que calentar a nuestros paisanos para que se pongan en contra del PP.

  4. En el fondo todo esto viene de lejos. Es parte de la política de atar en corto a la derecha que viene desarollando la izquierda desde hace muchos años, con la aquiesciencia de buena parte de la propia derecha, por cierto, que se deja amilanar por las chorraditas progres. Así le va al PP, que los progres hacen con él lo que les da la gana.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.