Regala a mamá un manual para instaurar una dictadura por métodos violentos

Lenin, que escribió este libro entre los meses de febrero y octubre de 1917, propugnaba la instauración de la “dictadura del proletariado” como paso previó a la extinción del Estado y el advenimiento de una sociedad sin clases.” Así presenta la tienda del diario Público el libro “El Estado y la Revolución” de Vladimir Illich Lenin, dictador y creador de la siniestra Cheka e instaurador en Rusia de los campos de concentración. Ayer me lo encontré cerca del pie de la web de ese diario. Lo más llamativo es lo que dice un recuadro: Día de la Madre Haz tu pedido antes de las 12:00AM del miércoles 27 de abril y lo recibirás antes del 1 de mayo”. En ese libro Lenin expone sus recetas para imponer sus ideas por medio de la violencia y de una dictadura. En dicho panfleto se leen cosas como éstas:

  • Conquista del poder por la violencia: “la doctrina de Marx y Engels sobre el carácter inevitable de la revolución violenta se refiere al Estado burgués. Este no puede sustituirse por el Estado proletario (por la dictadura del proletariado) mediante la “extinción”, sino sólo, como regla general, mediante la revolución violenta.”
  • La violencia como herramienta de control: “El proletariado necesita el poder estatal, organización centralizada de la fuerza, organización de la violencia, tanto para aplastar la resistencia de los explotadores como para dirigir a la enorme masa de la población, a los campesinos, a la pequeña burguesía, a los semiproletarios, en la obra de “poner en marcha” la economía socialista.”
  • El marxismo sin careta: “Marxista sólo es el que hace extensivo el reconocimiento de la lucha de clases al reconocimiento de la dictadura del proletariado.”
  • Por la dictadura hacia el comunismo: “La transición del capitalismo al comunismo no puede naturalmente, por menos de proporcionar una enorme abundancia y diversidad de formas políticas, pero la esencia de todas ellas sería necesariamente, una: la dictadura del proletariado.”
  • Represión violenta de la burguesía: “El Estado es una organización especial de la fuerza, una organización de la violencia para reprimir a una clase cualquiera. ¿Qué clase es la que el proletariado tiene que reprimir? Sólo es, naturalmente, la clase explotadora, es decir, la burguesía.”
  • Dictadura y represión con fines económicos: “la dictadura del proletariado implica una serie de restricciones impuestas a la libertad de los opresores, de los explotadores, de los capitalistas. Debemos reprimir a éstos para liberar a la humanidad de la esclavitud asalariada; hay que vencer por la fuerza su resistencia, y es evidente que allí donde hay represión hay violencia, no hay libertad ni democracia.”
  • La violenta idea leninista de la democracia: “La democracia es una forma de Estado, una de las variedades del Estado. Y, por consiguiente, representa, como todo Estado, la aplicación organizada y sistemática de la violencia sobre los hombres.”
  • Contra las democracias parlamentarias: “Decidir una vez cada cierto número de años qué miembros de la clase dominante han de oprimir y aplastar al pueblo en el Parlamento: he aquí la verdadera esencia del parlamentarismo burgués, no sólo en las monarquías constitucionales parlamentarias, sino en las repúblicas más democráticas.”
  • Los objetivos políticos de Lenin: “nosotros iremos a la ruptura con los oportunistas; y todo el proletariado consciente estará con nosotros en la lucha, no por “el desplazamiento en la relación de fuerzas”, sino por el derrocamiento de la burguesía, por la destrucción del parlamentarismo burgués, por una república democrática del tipo de la Comuna o por una República de los Soviets de diputados obreros y soldados, por la dictadura revolucionaria del proletariado.”

Una brillante y astuta idea del diario Público

Es un detalle que Público venda esta porquería ideológica para prevenir a las madres sobre los perversos efectos de los desvaríos de Lenin. Al fin y al cabo, las majaderías totalitarias que acabáis de leer son el fundamento político del terror rojo, que liquidó a 100 millones de seres humanos en las distintas dictaduras socialistas. Sin ir más lejos, Lenin fue un criminal de masas con cuatro millones de muertos en su haber en sus siete años de mandato. Sería bueno que Público añadiese ese dato a la presentación del libro, por si alguna mamá despistada se toma en serio el libro y se vuelve una chekista.

Lo que no me acaba de cuadrar es el siguiente dato: en 2009 Público presentó ese libro bajo el concepto de “pensamiento rebelde”. Supongo que se refería a rebelarse contra la cordura, contra la decencia, contra la democracia y contra los derechos humanos, digo yo (¿acaso imagina alguien a los chicos de Roures disfrazando al sanguinario y tiránico Lenin como si fuese el James Dean de los progres? Impensable, oiga). También me extraña que en la misma colección no se incluyesen otros ejemplos de literatura totalitaria como “Mi lucha” de Adolfo Hitler o “La doctrina del fascismo” de Mussolini. Publicar esos desvaríos ideológicos habría ayudado a los lectores del diario de Mediapubli a vacunarse también contra las franquicias nacionalistas del socialismo (que lo mismo se despista algún perroflauta y acaba tocando la “Horst Wessel Lied” o la “Giovinezza”, vaya marrón). ¿O no es el rechazo y la prevención lo que lleva a Público a vender ese repugnante alegato dictatorial de Lenin?

(Imagen original: axpam.com)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Pepín

    Mira, la definición de democracia parlamentaria como que la compartiríamos muchos liberales.?O no?

  2. Yo desde luego no comparto que la democracia sea “la aplicación organizada y sistemática de la violencia sobre los hombres”. No confundo la democracia con los campos de concentración, como hacía Lenin.

  3. Sí, Pepín.

    Pues sí, Pepín. Nosotros los liberales somos como los comunistas ¿no?

    Juer, juer, juer ¿no?

  4. Juana de Arco

    Vamos, que “Público” condena la “violencia del género masculino” pero en cambio promueve la violencia del género feminista.
    Las mujeres pueden ser violentas según “Público”, ya que aconseja regalar ese bodrio de apologia del terrorismo a las madres ¿no?.

  5. Juana, para ser justo, he de decir que en este caso no veo dónde defiende Público la violencia feminista. El libro que vende Público sí que defiende la violencia como herramienta para conquistar el poder e imponer las ideas marxistas a toda la sociedad. Pero vamos, que de feminismo no dice ni pío.

  6. Juana de Arco

    Ya. Me referia a que aconseje que se regale ese libro “En el dia de la madre”. Por ahí iba mi comentario. No me he sabido explicar.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.