En el interior de La Almudena

El 18 de abril pude tomar fotos del interior de la Catedral de la Almudena, en Madrid. Es un templo que me gusta mucho por su blancura y por los frescos que pintó Kiko Argüello en su interior.

Ese día, además, hacía un sol radiante que se colaba por las vidrieras de colores, proyectando luces rojas, amarillas y azules en las columnas y los frescos. Me gustó especialmente la cúpula central, llena de estrellas (no la conocía). Las Catedrales que he visto en Galicia y en Castilla son centenarias y muchos de sus policromados se han perdido con el tiempo, por eso me sorprende ver el esplendor de la Almudena con todo su colorido como recién pintado. En fin, una maravilla. Os dejo aquí con las fotos.

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Justamente eso es lo que quitaría de la Catedral, las pinturas de Argüello. Las formas me parecen un horror. Las vidrieras tampoco tienen un dibujo que me guste. Pero coincido en lo demás: el vivo colorido de todos los elementos. Así eran los frescos románicos y la decoración gótica en su momento.

  2. Xavi

    ¡A mi también me encantan! Siempre que voy a Madrid me paso para verla de nuevo. ¡Un saludo!

  3. Personalmente me parece un espanto. Lo mejor de la Almudena está debajo, es la cripta, que le da mil vueltas al templo principal.

    Los frescos y las vidrieras hechos por Kiko me parecen un terrorífico atentado contra la estética.

    Es mi opinión personal, pero es que fui una vez y me quedé absolutamente impactado con el horror que estaba viendo. No pienso volver allí nunca salvo que la cambien de arriba a abajo o que me vea obligado por algún compromiso ineludible.

  4. Esta “catedral” me parece mucho más interesante y estéticamente más ajustada a su tiempo (la de la Almudena me parece bastante anticuada), el único problema es que se ve hecha de materiales pobres por falta de presupuesto.

  5. En fin, para gustos hay colores. Yo insisto: las pinturas de Argüello me encantan.

  6. MR (Monárquico y Republicano)

    Bueno, las pinturas no me desagradan. Me recuerda al estilo de las iglesias cristianas orientales. Ahora bien, las vidrieras no sólo no me gustan, sino que además se dan de palos con las pinturas… No puede decirse que haya unidad de estilo, pero sí que es una diversidad que no pega ni con “superglú”… Con perdón por la propaganda.

  7. MR (Monárquico y Republicano), el “estilo de las iglesias cristianas orientales” que comentas es el que han tenido casi todas las iglesias occidentales hasta el Renacimiento. El arte cristiano, hasta el Renacimiento, muestra una gran herencia bizantina. Recuerda que la Iglesia católica es, en realidad, griega. Sus primeros grandes autores son de lengua griega, los grandes concilios, los evangelios…
    La propia palabra “iglesia” es griega, lo mismo que “Cristo”, “bautismo”, etc.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.