La Xunta castiga a los medios que usan topónimos en castellano en sus anuncios

El 23 de mayo, el Diario Oficial de Galicia publicaba una resolución de la Secretaría General de Medios de la Xunta de Galicia con las bases reguladoras de las ayudas públicas a medios de comunicación en 2011, por un importe total de 1.720.035 euros (más de 286 millones de pesetas). Además de los habituales criterios para privilegiar a los medios que usan el gallego, llama la atención uno de los criterios de exclusión que establece el Art. 2 del Anexo I de dicha resolución, que deniega dichas ayudas a las empresas que “a lo largo del año 2010, incluyesen publicidad que no se atenga a lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 3/1983, de 15 de junio, de normalización lingüística, en materia de toponimia”. Esto quiere decir, por ejemplo, que un medio que publicase en 2010 un anuncio que se refiriese a la ciudad herculina como “La Coruña” quedaría automáticamente excluido de las ayudas.

El Art.10 de la citada Ley 3/1983 afirma lo siguiente:

1. Los topónimos de Galicia tendrán como única forma oficial la gallega.

2. Corresponde a la junta de Galicia la determinación de los nombres oficiales de los municipios, de los territorios, de los núcleos de población, de las vías de comunicación interurbanas y de los topónimos de Galicia. El nombre de las vías urbanas será determinado por el ayuntamiento correspondiente.

3. Estas denominaciones son las legales a todos los efectos y la rotulación tendrá que concordar con ellas. La junta de Galicia reglamentará la normalización de la rotulación pública respetando en todos los casos las normas internacionales que suscriba el Estado.

La RAE limita la obligatoriedad de la toponimia oficial a textos oficiales

El caso es que dicho Art.10 está comprendido en el Título II de la citada ley, referido al “Uso oficial del gallego”, es decir, a su empleo por parte de las administraciones públicas y en los documentos oficiales, y no a su uso por las empresas privadas. De hecho, y sobre el uso de los topónimos, la Real Academia Española recuerda que las formas oficiales sólo son de uso obligado en textos oficiales. Esto dice la RAE en el caso de La Coruña, por ejemplo:

La Coruña. Nombre tradicional en lengua castellana de la provincia y ciudad de Galicia cuyo nombre en gallego es A Coruña. Salvo en textos oficiales, donde es preceptivo usar el topónimo gallego como único nombre oficial aprobado por las Cortes españolas, en textos escritos en castellano debe emplearse el topónimo castellano. El gentilicio es coruñés.

Este castigo lo establecieron PSOE y BNG, y el PP lo ha mantenido intacto

Hay que señalar que no es la primera vez que la Xunta establece este castigo a la publicidad en los medios. Para encontrar una partida de ayudas de la Xunta a los medios sin ese criterio de exclusión tenemos que remontarnos a la resolución del 10 de julio de 2006, la primera dictada tras la llegada del PSOE y de sus socios del BNG a la Xunta. La primera resolución incluyendo el veto es la de 27 de diciembre de 2006, relativa a las ayudas del año siguiente. En su artículo 3 dejaba fuera de la concesión de ayudas a las empresas “que incluyan publicidad que no se atenga a lo dispuesto en la Ley 3/1983, de 15 de xuño, de normalización lingüística”. La resolución del 19 de noviembre de 2007 fue la primera en hacer mención expresa a la toponimia y de forma retroactiva, excluyendo de las ayudas para 2009 a las empresas periodísticas “que, a lo largo del año 2007, incluyesen publicidad que no se atenga a lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 3/1983, de 15 de junio, de normalización lingüística, en materia de toponimia”. La última partida de ayudas publicada durante el mandato de socialistas y nacionalistas, el 21 de noviembre de 2008, mantuvo tal cual esa redacción.

A pesar de sus promesas de cambio en materia lingüística, la primera partida de ayudas a medios publicada por el PP tras su regreso a la Xunta conservó ese criterio de exclusión: se publicó en el DOGA del 20 de septiembre de 2010 (ver la página 2, abajo del todo, a la izquierda), con un importe de 1.620.035 euros (más de 269 millones de pesetas), y en ella el gobierno de Feijóo no cambió ni una coma de ese veto. Sólo actualizó el año de aplicación, y así lo ha mantenido hasta hoy, como si aún siguiesen gobernando PSOE y BNG.

El PP apoya el bilingüismo en el País Vasco y lo combate en Galicia

Al imponer a empresas privadas un criterio propio de una administración pública, la Xunta lesiona el derecho a usar el castellano (Art.2 de la Constitución) y la libertad de empresa, al excluir directamente de una oferta de ayudas a aquellas empresas que hayan ejercido su derecho constitucional a publicar anuncios publicitarios con topónimos en castellano, que además es una de las dos lenguas cooficiales de Galicia. Este veto ilegal de la Xunta es, además, una clara herramienta de coacción contra los anunciantes, pues se empuja a los medios a marginar a aquellas entidades que deseen contratar anuncios en castellano y, en consecuencia, a poner los topónimos en castellano en esos espacios publicitarios.

Pero aún hay más: de acuerdo con la citada resolución, también los anuncios bilingües serían motivo de castigo para los medios que los hayan publicado. Bastaría que un medio hubiese recogido en sus páginas un anuncio en castellano y en gallego, y que por tanto incluyese el nombre de una ciudad en ambos idiomas (por ejemplo, “La Coruña / A Coruña”), para quedar automáticamente excluido de estas ayudas, conforme a la abusiva aplicación del citado artículo de la Ley 3/1983 que hace la Xunta en dicha resolución. Lo curioso es comprobar la doble vara de medir de quienes imponen este tipo de medidas. Hace un mes el PP votó contra de la forma oficial única en vasco de los topónimos de Vizcaya y Guipúzcoa. Sin embargo, la Ley 3/1983 que establece los gallegos como únicos topónimos oficiales, fue aprobada en el mandato de Gerardo Fernández Albor (Alianza Popular) y mantenida por Manuel Fraga entre 1990 y 2005. En 1998 el PP promovió y aprobó el cambio de los nombres oficiales de las provincias de La Coruña y Orense a una única forma en gallego, “A Coruña” y “Ourense”. ¿Es que para el PP los gallegos nos merecemos menos libertad lingüística que los vascos?

Se castiga usar “La Coruña”, pero se ha usado “Galiza” a nivel oficial

Lo más esperpéntico es que ese veto castiga el uso de topónimos castellanos como “La Coruña”, mientras formas no oficiales como “Galiza”, defendida por los nacionalistas, se han usado incluso en rótulos oficiales durante la anterior legislatura. La crítica al uso irregular de ese topónimo no oficial incluso le costó la expulsión a un diputado del PP de una sesión parlamentaria, molesto porque se había designado una comisión oficial con ese nombre no oficial de “Galiza”. No ha habido noticia de que ningún medio se quedase fuera de las últimas concesiones de ayudas de la Xunta porque un anunciante usase el topónimo “Galiza” -se habría armado un follón de cuidado-, pero sin embargo el PP mantiene ese veto nacionalista e inconstitucional a los topónimos en castellano.

Entradas relacionadas:

Galicia: la imposición continúa
Galicia: un niño de 6 años, nueva víctima de la traición de Feijóo
Los arquitectos, nuevas víctimas del monolingüismo de la Xunta
Vigo: queda en evidencia el coste de la traición lingüística de Feijóo
El gobierno de Feijóo confirma sus incumplimientos antes del 22-M
Una nueva y absurda imposición de la casta política que me niego a obedecer

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. El punto 2 del Artículo 10 de la Ley 3 (1983) me pone los pelos de punta, por su contenido totalitario:
    “Corresponde a la junta de Galicia la determinación de los nombres oficiales de los municipios, de los territorios, de los núcleos de población, de las vías de comunicación interurbanas y de los topónimos de Galicia. El nombre de las vías urbanas será determinado por el ayuntamiento correspondiente.”

  2. Precisamente de ahí vino el lío con el topónimo de “A Coruña”, que no gusta a muchos coruñeses pero se tienen que jorobar porque les han impuesto desde el fuera el topónimo oficial monolingüe en gallego. Una vergüenza.

  3. pacococo

    Estos son los del pp a los que se les llena la boca de libertad y malvados nacionalistas y demás consignas.

    Este es el ejemplo perfecto para que si yo pensara por un momento tonto votar al pp. se me quite semejante tontería.

  4. Von Manstein

    Elentir , pero vamos a ver , ¿seguro que es el PP el que gobierna Galicia? ¿No sera el PPBNGPSGIU ? (Joer , la que he liado con tanta sigla 🙂 ) Es que eso de Feijoo, ya suena y huele raro, en serio. Claro , que aqui, en la Comunitat Valenciana el PP , a nivel de Generalidad , no lleva camino diferente. Lo que yo te cuente.

    http://ausdembunker.blogspot.com/

    Grüße aus dem Bunker

  5. Precisamente Galicia Bilingüe denunció hace unos días el plan de la Generalidad de Valencia para copiar la política lingüística de Feijóo:
    http://www.galiciabilingue.es/index.php?option=com_content&task=view&id=497&Itemid=105

    La noticia ha salido en la prensa valenciana, por lo que he visto. La que se os avecina…

    En cuanto al PP gallego, una buena parte del partido está tomado por el sector que se conoce como “los de la boina”, gente del rural entre la que hay mucho galleguista estilo Baltar, el jefazo del PP orensano. El otro sector es “los del birrete”, gente universitaria y de las ciudades. En las grandes ciudades hay más partidarios de la libertad lingüística en el PP, pero en buena parte del PP gallega también ha calado la doctrina gallardonita…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.