Galicia Hoxe: otro negocio inviable que echa el cierre al reducirse la subvención

El diario Galicia Hoxe anuncia que mañana saldrá a la calle por última vez. Se trata de otro negocio que echa el cierre en plena crisis.

En este caso, además, se trata de un negocio de un sector que con crisis o sin ella tiene los días contados: la prensa de papel. Sin embargo, y frente al absoluto silencio con que echan el cierre cientos de empresas, la desaparición de Galicia Hoxe está provocando una ola de comentarios en Twitter y algunas valoraciones periodísticas y políticas que son, directamente, para pasmarse del alejamiento de la realidad que demuestran algunos. El caso más significativo ha sido el del director del periódico Caetano Díaz.

Este señor ha publicado una carta en la que denuncia que cerramos por el indecente castigo institucional a todo cuanto ‘huela’ a gallego, concretado en un brutal recorte de más del 50% en las subvenciones que GH recibía de la Xunta, tanto con Fraga como con el bipartito”.

Desde luego, hay que tener jeta para escribir esto. Galicia Hoxe es un periódico que no estaba auditado por la OJD, así que nadie sabía a ciencia cierta cuál era la tirada real de ese medio. A pesar de ello, la Editorial Compostela -dueña de esa cabecera- recibió cuantiosas ayudas públicas. En algunos casos las ayudas no sólo fueron cuantiosas, sino también escandalosas, como lo ocurrido poco antes de las últimas Elecciones Gallegas, cuando Anxo Quintana (BNG) concedió 55.000 euros a Galicia Hoxe para que hablase bien de él. Obvia decir que no los pagó de su bolsillo, sino con el dinero de los contribuyentes.

Galicia Hoxe dejó 900.000 euros en pérdidas el año pasado

En Periodista Digital, Víctor Furelos, del comité de empresa de Editorial Compostela, ofrece datos muy reveladores: “cuando gobernaban PSOE y bloque había unas subvenciones que llegaban a 600.000 euros y este año son 130.000”. Furelos comenta, además, el “bajón anunciante” y la falta de lectores: “Parece que en Galicia a todos se nos llena la boca con decir que hay que defender lo nuestro y hay que defender lo gallego. Pero luego en vez de comprar el periódico en gallego, compramos otro periódico o ninguno.” El resultado, según señala, ha sido el siguiente: “las perdidas el año pasado fueron de 900.000 euros sólo en Galicia Hoxe”. ¿Qué pequeño periódico regional se puede sostener con unas pérdidas tan enormes? Lo que ya me provoca estupor, a la vista de esas cifras, es que el señor Díaz descargue toda su responsabilidad sobre el gobierno gallego. ¿Quién era el director de ese periódico, Caetano Díaz o Alberto Núñez Feijóo?

La subvención como medio para mantener empresas insostenibles

¿Pretenden ahora que los gallegos carguemos con las enormes pérdidas de un medio privado? Pues eso parece. Poco les importa que estemos hablando de un medio con una línea editorial marcadamente nacionalista -así pues, enfocado a un público minoritario en Galicia-, que no justificaba su audiencia ante la OJD, con problemas para conseguir anunciantes –¿quién se anuncia en un periódico que no audita su tirada?-, y que por lo que dice su director, parecía confiar su porvenir a la subvención, arrastrando unas pérdidas enormes. Galicia Hoxe es una cabecera propiedad de una empresa privada, que cuando obtiene beneficios no los socializa. ¿A cuento de qué pretende socializar sus pérdidas? Ya está bien de vivir instalados en la cultura de la subvención, en esa manía de querer ganar dinero con un negocio privado pero si la cosa va mal y resulta que no es viable ni competitivo, que seamos entonces los contribuyentes quienes lo aguantemos, incluso en plena ola de recortes en los gastos de las administraciones públicas debido a las enormes deudas que tienen acumuladas.

Artículos relacionados:

Hoy cierra el único diario en gallego, por Gloria Lago
O meu negocio non é competitivo: quero unha subvención da Xunta, por Elentir
Galicia Hoxe y la cultura de la subvención, por Daniel Sieira
No es cómo lo dices, sino lo que dices, por Vigilia Pretium Libertatis
El nacionalismo digital se va al garete, por Elentir

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. atroma

    Me imagino que ese dinero en pérdidas lo dejaran de pagar a alguien. Seguramente a empresas proveedoras de logística empresarial, ósea proveedores directos, a la empresa de limpieza, algún que otro marketing, algún que otro catering, a la telefonía, y no se me ocurren cuales otras más. Pero seguro, seguro, que el menda ha cobrado su mes de junio, con su finiquito. Y esos 900 mil euros que los sufran otros.

  2. Pues seguramente. Lo que más me pasma es que algunos en Galicia estén montando el escándalo porque le hayan reducido las subvenciones a ese periódico ruinoso. ¿Qué obligación tiene la Xunta de sostener un medio privado que no es competitivo y cuyo proyecto de negocio es totalmente inviable económicamente hablando? Ya está bien. Hay miles de profesionales, pequeñas empresas y comercios en Galicia que sacarían muy buen provecho de esas ayudas y no precisamente para echar el cierre nada más recibirlas, sino para poder lanzarse ahora que la banca es tan reacia a conceder créditos. ¿Con qué cara se niegan esas ayudas a tantas empresas y se le dan a un periódico?

  3. atroma

    Con las ayudas, elentir, hay que llevar mucho cuidado. Desvirtúas el mercado por completo. Y el ejemplo más palmario, a mi entender, puede ser mercadona, osborne, la azucarera, el ganado, la agricultura, etc. Mercadona como ejemplo, antes de convertirse en líder indiscutible del mercado alimentario, hizo suspensión de pagos con expediente de crisis. Un juez desestimo el cierre por todo el personal al que afectaba, la administración entonces se hizo cargo de esas pérdidas, y pudo reactivar la marca. Hasta ahí lo indecente es que mercadona tuvo respaldo necesario para poder endeudarse sin sufrir sobresaltos, a expensas de otros con las mismas dificultades, y con perjuicio de los impuestos pagados por incluso otros comerciantes que son competencia directa. Y entonces creo el lema de SPB –siempre precios bajos- cambiaron de estrategia sabiéndose respaldados si entraban en perdidas. Otro tanto es que osborne recoja subvenciones anuales por tener ganado, y por tener bodegas. Y claro como son gente bien relacionadas y con alto poder adquisitivo, el estar pendiente de todas las partidas presupuestarias de subvenciones es cuestión de personal dedicado a tal fin. Y si una de las condiciones para poder acceder a esas subvenciones es ser una empresa pequeña, no pasa nada, para eso se tienen empresas creadas a la sombra para ello. Por lo que cualquier cabrero, o ganadero de vacas que veas no se enteraran de las posibles ayudas, y cuando lo hacen, el presupuesto ya ha sido designado. Así año tras año, y sector tras sector.

    Lo mejor es, ni un duro, y el que quiera progresar que lo haga en base al ahorro, o bien al patrimonio. Como suelen hacer los fontaneros, panaderos, carpinteros, taxistas y demás autónomos de cada rincón de este país. Empresas como el pozo alimentación o danone, empezaron así, y mira tú. Saludos.

  4. Gloria Lago escribe hoy en su blog un interesante artículo sobre Galicia Hoxe, os animo a leerlo:

    http://elblogdeglorialago.blogspot.com/2011/06/hoy-cierra-el-unico-diario-en-gallego.html

    Vaya elementos…

  5. !!BASTA YA¡¡

    No se puede pretender abrir un negocio para ser mantenido por los “grandes” ya que parece la costumbre, somos los deshechos de la mala gestión los restos de una administración poco rentable y extorsionada.

    Aquellos que cuelgan el cartel de “cese de negocio” después de haberse “quemado” el dinero “REGALADO” deberían plantearse un ” ESTUDIO DE MERCADO” antes de comenzar con su negocio, como hacemos aquellos que el estado no nos perdona NADA.

    Por el negocio expansible, por un crecimiento justo, DIGAMOS NO a las estafas y engaños que nos rodean.

    Señores, es tiempo de reflexión

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.