Los proetarras resumen el chantaje lanzado por ETA: ‘sin amnistía no hay paz’

«Amnistiarik gabe, bakerik ez». Según el diario batasuno Gara ése fue el grito que corearon los proetarras que se manifestaron ayer por las calles de Bilbao para secundar la última pantomina puesta en marcha por la banda terrorista el pasado miércoles. La traducción de esa consigna la podéis ver entrecomillada en el título de esta entrada. Con esa consigna los secuaces de ETA empiezan a poner condiciones a la supuesta rendición incondicional de ETA que nos han vendido algunos con tanto entusiasmo estos últimos días.

Medios afines al gobierno omiten las exigencias proetarras de amnistía

De forma muy parecida a lo que ocurrió ayer con la eufórica nota interna de Batasuna ocultada por ciertos medios -incluyendo todos los que son afines al gobierno socialista-, El País y Público han omitido toda referencia a esas exigencias de amnistía lanzadas por los proetarras en su manifestación de ayer. Sí que han informado de ello otros medios como Abc o Elmundo.es. Mantener el injustificad entusiasmo generado por las mentiras de ETA tiene como precio de ocultar la verdad, igual que en la tregua-trampa de 2006.

¿Qué pasará si no se da a los etarras lo que exigen?

Obvia decirlo, pero con esa consigna y sin ningún rodeo que deje lugar a alguna duda, lo que pretenden los batasunos es que se deje libres e impunes a los terroristas de ETA como condición para que éstos dejen su actividad criminal. ¿Y qué pasará si no se concede esa amnistía a los presos etarras? Pues usad la imaginación: ETA no se ha disuelto, ni ha entregado las armas ni ha pedido perdón por sus crímenes. Nada le impide volver a matar, y mucho menos un anuncio de «cese definitivo de su actividad armada» que la propia ETA contradecía en el mismo párrafo al establecer sus exigencias a España y Francia para «la superación de la confrontación armada». Ya lo dije aquí el miércoles horas después de conocerse el comunicado de ETA: no estamos presenciando el final del terrorismo, sino otro chantaje de ETA. A ver ahora cómo disfrazan esto algunos sinvergüenzas que están haciendo lo indecible por hacernos tragar las trolas de ETA, disfrazándolas como lo que no son.

¿Qué hará Rajoy si gana el 20 de noviembre?

Hay que recordar, por lo demás, que el Artículo 62 de la Constitución Española permite al Rey «ejercer el derecho de gracia con arreglo a la ley, que no podrá autorizar indultos generales». O dicho sea de otra forma: en España la ley permite otorgar indultos individuales, pero no aprobar amnistías generales. Para conceder una amnistía general a los etarras el gobierno no sólo tendría que violar flagrantemente los más elementales principios de justicia, de ética y de respeto por las víctimas, sino también la legalidad vigente. Veo capaz al gobierno de Zapatero de hacer todo eso y más. Lo que hay que preguntarse es si las tremendas tragaderas demostradas el miércoles por Rajoy ante las mentiras de ETA se traducirían, en caso de ganar él las elecciones del 20 de noviembre, en una bajada de pantalones histórica ante ETA como la que requeriría la concesión a ETA de esa amnistía abiertamente ilegal. Es Rajoy quien tiene que sacar de dudas a sus votantes al respecto.

Entradas relacionadas:

Madrid, 29 de octubre a las 13h: sal a la calle contra la impunidad y por la justicia
No estamos presenciando el final del terrorismo, sino otro chantaje de ETA
Batasuna evidencia el engaño de ETA y algunos medios lo ocultan
Si crees que ETA ha renunciado al terrorismo, te propongo un reto
La traducción del comunicado de ETA
ETA ya sabía en 2004 como sacar tajada de la mayor debilidad de ZP
Una recopilación de las mentiras del gobierno sobre su negociación con ETA
Lo que hay tras los promotores de la “conferencia de paz” de San Sebastián

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Los proetarras se saben vencedores ante el Gobierno, y legitimados internacionalmente por esa deplorable Conferencia de Paz, y van a por todas. Si lanzan, con todo descaro, la consigna «Sin amnistía no hay paz», le corresponde al próximo Gobierno del Partido Popular enfrentarse a ellos, sin ningún complejo, con esta otra: «Nunca sin entrega de las armas, nunca sin sometimiento a la Justicia». ¡Pa chulo, el Gobierno!

  2. Si a los asesinos etarras les conceden lo que piden, entonces los nazionalistas catalanes empezarán a matar para conseguir la independencia. Creo que están a la espera. ¿Apostamos?

    Por esa regla de tres, si los terroristas etarras quieren amnistía, entonces que los presos comunes de todas las cárcels españolas pidan también ser amnistiados, al fin y al cabo no son terroristas ¿no?.

    ¿El PSOE se sienta a hablar con los delincuentes comunes?
    Si los delincuentes comunes dicen que «no volverán a delinquir», ¿los sueltan y los ponen en istituciones públicas? ¿Les concede el PSOE formar un partido y participar en las elecciones?

  3. Juana: «¿El PSOE se sienta a hablar con los delincuentes comunes?»

    ¿En gasolineras, por ejemplo?

  4. En algunos medios se usan eufemismos para no hablar de generosidad por parte de ETA, pero el fondo de la noticia es ese, en definitiva, que el terrorismo está acabado y que no lo hacen gratis. Ese lema de amnistía a cambio de paz significa, que no han cedido por un lado y por otro, que pueden perturbar lo que ellos llaman paz en cuanto quieran.

  5. ONNIVIGO

    El 20 N es la única oportunidad que tenemos de manifestar, de una forma clara y efectiva, nuestros deseos de no pasar por una claudicación del Estado frente a los terroristas. De nada valdrán manifestaciones y protestas más o menos multitudinarias.
    Y para ello, deberemos inclinar nuestro voto al partido que más claramente se sitúa enfrente de los terroristas; y ese, en mi opinión, no son ni PP, ni IU, ni mucho menos el PSOE y todos los nacionalistas.
    De hacerse realidad las encuestas, cuatro años darán para vomitar mucho. Al tiempo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.