¿A quién sirve el Rey de España?

Hoy España desayuna con esta noticia, que afirma que la Casa Real presionó al PP y a ciertos medios de comunicación para que acogieran de forma positiva la última pantomima de ETA. Aunque el PP hubiese cedido a una presión del Rey, eso no le disculparía: es en el pueblo español en quien reside la soberanía nacional, no en Juan Carlos de Borbón. Pero al margen de eso, si se confirma esa noticia sería la gota que colma el vaso de la Casa Real en lo que se refiere a saltarse la neutralidad a la que está obligada.

Y es que de haber hecho el monarca lo que apunta El Confidencial Digital, no sería la primera vez que el Rey toma partido faltando a su deber:

  • En octubre de 2007 dos diarios, El Mundo y El País, desvelaron presiones del Rey a la Comunidad de Madrid y a la Conferencia Episcopal para acallar a un periodista, Federico Jiménez Losantos, que le había criticado desde Telemadrid y la Cadena COPE. Se da la casualidad de que el citado periodista era -y es- muy crítico con el gobierno de Zapatero. Un año después el diputado de ERC Joan Tardà gritó “muera el Borbón”, y en 2010 el diputado del PNV Iñaki Anasagasti llamó “farsante de tomo y lomo” al Rey, sin que se conociese ninguna reacción por parte del monarca. ERC y el PNV han sido dos de los principales apoyos del gobierno de Zapatero.
  • El 23 de abril de 2008 el Rey se deshizo en piropos hacia Zapatero en unas declaraciones a una periodista del diario El Mundo. Es algo que Juan Carlos I no había hecho con ningún presidente en activo de todos los que han pasado por el palacio de La Moncloa en tres décadas de democracia. Dos meses después de ganar las elecciones generales a base de mentirasnegando la crisis y llamando “antipatriotas” a los que alertaban de su llegada-, Zapatero fue definido por el Rey como “un hombre muy honesto”, “muy recto”, de “profundas convicciones” y “un ser humano íntegro”, dejando perpleja a la oposición e indignando a muchos españoles.
  • En febrero de 2010 el Rey salió en auxilio de Zapatero y de su propuesta de un pacto anticrisis que el PP consideraba un intento de Zapatero de descargarse de su responsabilidad sobre la grave situación económica y de silenciar las críticas de la oposición contra la pésima gestión del gobierno socialista. Nuevamente, la toma de partido del Rey causó indignación en las filas de la oposición, no sólo por la toma de partido del monarca, sino también por las formas. Y es que unos días después, el Rey puso en marcha ese pacto anticrisis, por su cuenta y riesgo, convocando a los sindicatos y excluyendo al PP. Finalmente, el Rey dejó la entrevista con Mariano Rajoy para el último lugar después de que el PP mostrase su malestar a la Casa Real.

El pasado 20 de octubre, cuando se conoció el último e infame comunicado de ETA, la Casa Real lo valoró como “tranquilizador”. Es la primera vez que la Casa Real ofrece una valoración positiva de un comunicado de ETA: en marzo de 2006 el Rey fue más precavido y reaccionó con un simple “cautela y a esperar” al anuncio etarra. La tranquilidad de la Casa Real contrasta con el escepticismo y la indignación de las víctimas, pero coincide con la posición del gobierno, de sus medios afines y de sus aliados nacionalistas y de izquierda. La noticia que da hoy ECD explicaría la hasta ahora inexplicable actitud del PP, aunque insisto: no la disculpa.

Por lo que al Rey respecta, somos muchos los españoles que no somos monárquicos pero procuramos tratar a la Corona con respeto puesto que, a fin de cuentas, las experiencias republicanas que ha tenido España han sido lo bastante lamentables como para que incluso muchos que nos decimos republicanos prefiramos dedicar nuestros esfuerzos a cuestiones más importantes que discutir sobre la forma del Estado. Es más: cuando ciertos energúmenos insultan al Rey no por ofender a la monarquía sino a España, no pocos republicanos nos sentimos también ofendidos. No obstante, y ante los hechos que acabo de apuntar, cabe preguntarse lo que esbozo en el título de esta entrada: ¿a quién sirve Su Majestad, a España o al gobierno? Un Rey que sirva a España tendrá el respeto y el aprecio incluso de republicanos como yo, pero no un Rey que sirva al gobierno, que tome partido por quienes han arruinado a España, han pisoteado nuestras libertades desde el poder y han sembrado el odio y la discordia entre los españoles durante los siete años de mandato de Zapatero.

Artículos relacionados:

Un Borbón que gallardonea, por Emilio Campmany
El Rey toma postura, por Luis del Pino
Lo del Rey, por Federico Jiménez Losantos
El Rey nos tranquiliza, por Juan Carlos Girauta

Entradas relacionadas en este blog:

No estamos presenciando el final del terrorismo, sino otro chantaje de ETA
La clase política cree a ETA. El pueblo no. ¿Quién nos representa?
Según Mariano Rajoy no existimos
Madrid, 29 de octubre a las 13h: sal a la calle contra la impunidad y por la justicia
Ahora si desconfías de ETA eres un ‘ultra’
Batasuna evidencia el engaño de ETA y algunos medios lo ocultan
Los proetarras resumen el chantaje lanzado por ETA: ‘sin amnistía no hay paz’
Si crees que ETA ha renunciado al terrorismo, te propongo un reto
La traducción del comunicado de ETA
ETA ya sabía en 2004 como sacar tajada de la mayor debilidad de ZP
Una recopilación de las mentiras del gobierno sobre su negociación con ETA

(Foto: Wikimedia)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. ONNIVIGO

    Con la Corona sufro una especie de conflicto mental del que me cuesta inclinarme hacia un lado concreto. Por una parte creo que es una institución anacrónica que no se corresponde con el tiempo histórico que vivimos, y por otra, la contemplo como un símbolo indispensable de cohesión nacional en tiempos donde estos símbolos escasean.
    El Rey hace tiempo que da muestras de faltarle tacto neutral, cuando no de simpatía hacia quienes desean su exterminio, no por ser quien es sino por lo que representa, y en mi opinión, sería muy conveniente una abdicación a favor de su hijo para dar paso, quizás, a una forma nueva de entender y aplicar la Institución. Si ello no diese resultado, entonces habría que pensar en una modificación constitucional que replantease el papel de La Corona o incluso su disolución.

  2. pupo

    Creo sinceramente que esta Monarquía da pena y asco. Este señor siempre ha estado mas cerca de la izquierda radical y no tan radical, que de los españoles de bien que no son social-comunistas. No recuerda como los Republicanos y la izquierda en general mandaron a su abuelo al exilio, incluso pudieron haberlo asesinado. Este país tiene un problema: la izquierda está envilecida, forma parte de su ADN, y la derecha es idiota. Además creo cada vez con más fuerza que los Españoles, en gran mayoría, estan contaminados por una corrupción cada vez mas extendia en todas partes.Una sociedad así sólo puede producir una clase política como la que tenemos: tan podrida que apesta. Aquí hace falta una profunda regeneración moral que nadie, repito NADIE, quiere hacer. Seguiremos produciendo mierda porque gran parte de esta sociedad es sólo mierda.

  3. ranaverde

    Queridos amigos, el Rey (que inició su carrera en la “pobreza” más absoluta y la total dependencia del estado) es ya, una de las fortunas regias más importantes de Europa. ¿Milagro? Tras el “quedese quietecito” de Aznar a Su maiestas, después del festin de golferío contubernio-empresarial del Sr. Juan Carlos I (monarquías del golfo incluidas) ahora se debe de sentir más “libre” de hacer y deshacer (como siempre) en estos tiempos donde el mundo es del viento y la comisión del Rey.
    El Rey es un pelota, interesado por sus intereses y no los de España. Vease firma de la última ley del aborto (ver comportamiento diametralmente opuesto del Principe Alois III de Lietchtenstain) sin pestañear y el espeto a las víctimas del 11-M de aquel sonoro “no sabremos nunca lo que pasó” (refiriendose al 11-M).

    De que va este Rey???. Mire Sr. Rey vayase Ud a esparragar. Deje de hacerse la víctima que es Ud parte del problema y no parte pequeña. Desaloje pronto o desmantele.
    En Portugal todavía le recuerdan. Las tardes de Estoril son preciosas.

  4. estremero

    Hasta el dia 23 de abril de 2008 fui Republicano y Juancarlista. A partir de ese dia solo REPUBLICANO. Cuando vi que el Rey alababa a ZP no me lo podia creer. Que alabara de esa forma al peor presidente de la democracia cambio mi forma de pensar. Nada espero del actual Rey(menos aun de su sucesor) ni de la institucion monarquica. Una Republica seria ideal para España. Por muy malo que fuera el primer presidente siempre se le podria cambiar tarde o temprano, pero con la monarquia eso no es posible. Solo me queda añadir a tu excelente articulo Elentir, “Viva la Republica”.

  5. A quien sirve está claro. La pregunta es ¿Por qué?
    ¿Por ideología?
    ¿Por intereses económicos?

    No creo que hubiesen otras causas, en tal caso si las hubiesen, también serían preocupantes.

    A este paso, no creo que la vía sea que abdique en nombre del hijo, sino que directamente pasemos a una república, eso sí, que sea democrática de verdad y no el engendro que padeció España en los años 30 del S. XX.

  6. carlos

    Posibiliadades pueden ser varias. A saber:
    -No le queda mas remedio que callar y estan cogidos y bien cogidos por corruptelas. Lo mas reciente son los negocios de los Duques de Mallorca, o sea, Iñaqui Urdangarin y la Infanta Cristina.
    -La mas optmista es que tragaran con el comunicado de ETA tanto el PP como la Casa Real hasta después del 20N. Si gana Rajoy soltaran toda la porqueria y se quitaran lastre desde el Faisan, 11m, etc. Esto con este PP arriolesco lo veo mas que improbable.
    -La ultima es que al Borbon le molesta que gobierne el PP, ya que considera que la derecha y la iglesia ya está representada por él, prefiere que gobierne la izquierda, con la que se entiende mejor y con la que considera que mientras este en el poder, mas tranquilidad para todos.

  7. ¿Es que nadie le ha explicado aún que sus “amigos” son republicanos?

  8. doiraje

    En efecto. Es un triste dilema el que vive todo español consciente de la situación que estamos atravesando con respecto al monarca.

    Por un lado, la institución monárquica sigue siendo muy necesaria como elemento vertebrador de la nación española. Pero, por otro, padecemos un Rey profundamente inepto e incapaz que ha propiciado activamente, no sólo de forma implícita, el estado de descomposición en el que está sumida nuestra querida España.

    Y entre estos dos desgarrros me muevo. No soy monárquico per se. Si la monarquía sirve a los intereses de España, adelante. Si no, pensemos en otra cosa. Personalmente estoy bastante harto de estos parásitos que encima juegan a ser (o son) progres. No vería con malos ojos su abdicación, pero tal vez vería aún mucho mejor una reforma constitucional en profundidad que afectara también al Título II de la misma.

  9. Desde luego, si todo esto es cierto, es incomprensible e indignante. A mí siempre me ha parecido la monarquía algo retrógrado e impropio de nuestra época, por muy parlamentaria que sea. En pleno siglo XXI es absurdo mantener una institución que cuesta tanto dinero, que apenas sirve para nada y que se perpetúa por sucesión de sangre. Un anacronismo flagrante. Sin embargo, como muchos españoles, no me he opuesto frontalmente a la figura concreta de D. Juan Carlos porque algunas actuaciones suyas me inspiraron simpatía, como su decisiva intervención para desmantelar el golpe del 23-F. También me ocurre que aplicarme a mí mismo el apelativo de “republicano” me cuesta, habida cuenta de la horrorosa carga histórica que tal opción lleva consigo en España. Pero parece que no hay demasiadas alternativas: o eres monárquico o eres republicano (las demás opciones son mucho peores). Si el Rey o la Casa Real sigue por el camino que desde hace algún tiempo parece que sigue, de estar a partir un piñón con los socialistas (claro que sabe que son republicanos, por eso seguramente les tiene pánico y les baila el nano para que no le echen), la verdad es que ya no me interesa para nada la monarquía y me parece que es una carga prescindible para un Estado que ya tiene bastantes cargas institucionales.

  10. Karenil

    Rex eris, si recte facies…

  11. ¿Que a quien sirve el rey? :-k

    – Firmó la “ley Aído” de aborto libre, y firmará la ley de eutanasia cuando se la pongan por delante.
    – No dice ni mú ante la persecución contra la Iglesia y los católicos
    – Su heredero es amiguisimo de Sabina y su pandilla (está publicada esta noticia)
    – Es un Borbón…
    – ¿Se ha pronunciado alguna vez sobre que los miembros de ETA deben ser encarcelados de por vida?. No. Solo ha salido lamentando los crimenes, sin más.

    Yo como “estremero”. Republicana del estilo de EEUU

  12. A mí me pasa un poco como Omnivigo, con la diferencia de que no deposito mis esperanzas en el heredero al trono, y menos aún de en su señora.

    Por cierto, hoy se ha conocido que por primera vez la monarquía ha suspendido en el CIS:

    http://www.libertaddigital.com/nacional/2011-10-27/la-monarquia-suspende-por-primera-vez-en-el-barometro-del-cis-1276439588/

    El Rey ha decidido su propio destino: entre una izquierda que odia a la monarquía y que no tiene el reparo en insultar al Rey o quemar sus retratos, y una derecha que con sus peros y todo siempre ha sido mayoritariamente monárquica, el Rey ha preferido decantarse por la izquierda y con ello ha perdido el respeto de la derecha.

  13. javilau

    El comunicado de ETA y, sobre todo, la pactada reacción posterior, con un discurso con idéntico guion -elaborado a todas luces antes de la exposición pública del comunicado de la banda-, de las dos principales fuerzas políticas de España, las únicas que pueden acceder al gobierno de la nación, han provocado la lógica indignación de los españoles decentes y mínimamente informados, por no hablar de las víctimas directas de los terroristas. Pero, al margen de la indignación, debemos mantener la mente fría para saber exactamente a qué nos enfrentamos y así, poder combatirlo eficazmente. A lo que nos enfrentamos es a un pacto de hierro que involucra a los terroristas y a las más altas instancias del Régimen político español, es decir, a ETA y al Régimen en su conjunto. La implicación en el pacto del PP a partir de la reunión en Méjico de Rajoy, poco después de las elecciones generales de 2008, es una evidencia a la luz de la actuación de este partido desde entonces: marginación de María San Gil y de todos aquellos miembros del PP, como Regina Otaola, caracterizados por su lucha contra el terrorismo -a Mayor Oreja se le designó como cabeza de lista para las elecciones europeas porque, según las encuestas, era el que garantizaba mejores resultados, pero está marginado en el PP y es mucho más acomodaticio que San Gil, Otaola y otros “desterrados” del partido- , alejamiento de las víctimas, apoyo sin fisuras a la política “antiterrorista” del gobierno, negando siempre la existencia de negociaciones con la banda, y finalmente, la declaración institucional de Rajoy ante el comunicado de ETA del 20 de octubre. Es indiscutible, por tanto, que el poder político, representado por los dos partidos de gobierno, es uno de los participantes y apoya con firmeza el pacto, y con él, en consecuencia, sus poderes satélites, el Poder Judicial y el Legislativo. Por otro lado, el apoyo del Rey a este proceso ha sido reiterado y constante, como cuando dijo, en referencia a la negociación con ETA, que había que intentarlo, y al calificar el comunicado de la banda como “tranquilizador”. Esta postura del Rey ha sido ratificada con rotundidad por el Príncipe de Asturias en su declaración durante la entrega de los premios que llevan su nombre. ¿Y qué sentido tiene que el Rey, y su heredero, estén a favor de un proceso que puede llevar muy verosímilmente, a la disgregación de la Nación española, con lo que eso supone de pérdida de poder y de inestabilidad para la institución monárquica? El hecho incontestable es que ETA es la gran beneficiada de este pacto de hierro al concedérsele prácticamente la totalidad de sus exigencias –aún no conocemos todas las concesiones hechas a los terroristas, aunque el documento hecho público en el aquelarre de San Sebastián del lunes nos puede dar una idea bastante aproximada- sin apenas contrapartidas por su parte, salvo el que lleven un periodo prolongado de tiempo sin asesinar, algo que ya ocurría, por otro lado, en la segunda legislatura de Aznar, sin que se hiciera concesión alguna a la banda, sino todo lo contrario. Lo que nos lleva a la cuestión esencial en este asunto: ¿porqué había que pactar a todo precio con ETA, concediéndole enormes beneficios, aunque para ello haya sido necesario dinamitar el estado de derecho, humillar y afrentar a lo más digno de la sociedad, a las víctimas del terrorismo y poner en marcha un proceso que, más que verosímilmente, va a conducir a la desmembración de España, sin obtener prácticamente nada a cambio de la banda? Y, derivada de ésta, se plantea una segunda cuestión: ¿porqué el PP abrazó, a partir de 2008, la negociación con ETA, modificando radicalmente su actuación en este asunto durante toda la legislatura anterior y arrinconando a sus mejores piezas, que eran las que habían liderado la batalla contra el pacto con los terroristas? Sólo existe una respuesta lógica a estas dos cuestiones: ETA dispone de información que le permite chantajear al Estado -no encuentro ninguna otra explicación coherente a la rendición, a cambio de prácticamente nada, del Estado ante ETA-. Podemos tener la certeza, por tanto, de que ninguna institución del Estado va a modificar un ápice el pacto de hierro con los terroristas, por lo que la única posibilidad de la sociedad española de acabar con este acuerdo es forzar el cambio, desde fuera del Régimen, del sistema político, obligando a establecer la separación de poderes con elecciones separadas a cada uno de ellos, y a implantar un sistema electoral para el Legislativo que garantice que los parlamentarios representen a sus electores y no a las cúpulas de los partidos –el mejor sistema, a mi parecer, es el de distrito uninominal-. De lo contrario, asistiremos, como convidados de piedra, a la consumación del pacto con los terroristas. Ese es nuestro reto como sociedad, aunque soy consciente de que el cambio del sistema político es prácticamente imposible, dada la realidad española, por lo que tendremos que contemplar el triunfo en toda regla de los terroristas, como pago por su silencio.

  14. meandmycircunstances

    Es hora ya de acabar con ese anacronismo y de paso prohibir de una vez el psoe.

  15. Xavi

    Mensaje entregado por S.M. el Rey de España un día después de haber salvado la democracia del golpe de Estado del 23-F a los líderes políticos (Suárez, González, Fraga, Carrillo y Calvo Sotelo), fragmento:

    “Sería muy poco aconsejable una abierta y dura reacción de las fuerzas políticas contra los que cometieron los actos de subversión en las últimas horas, pero aún resultaría más contraproducente extender dicha reacción, con carácter de generalidad, a las Fuerzas Armadas y a las de Seguridad.

    De la misma manera que el Rey está muy satisfecho por no haber perdido la calma y poder contribuir a salvar la situación -en algún momento crítica- dentro de las normas constitucionales, es necesario que todos los grupos políticos mantengan ahora la misma serenidad y prudencia.

    El Rey os lo pide encarecidamente en pro del mantenimiento del orden constitucional, de la democracia y de la paz.

    De lo contrario será preciso extraer meditadas consecuencias para determinar futuras normas de conducta.

    Mantenido el orden democrático, invito a todos a la reflexión y a la reconsideración de posiciones que conduzcan a la mayor unidad y concordia de España y de los españoles.”

  16. Javilau, por favor, intenta dividir en párrafos tus comentarios, sino se hacen muy pesados de leer.

    meandmycircunstances, ¿prohibir el PSOE? ¿Y qué será lo siguiente, prohibir todo partido de izquierda? Un poco de sentidiño, por favor.

    Xavi, gracias por el documento histórico, pero… ¿y qué? Que el Rey tuviese un destacado papel en la anulación del golpe del 23-F no le disculpa de los errores que está cometiendo.

  17. pacococo

    No sé si recordareis que el primer ministro de defensa de Aznar fue Eduardo Serra, conocido socialista. Me extraño mucho, por aquel entonces internet no funcionaba como ahora. Cuando las cosas comenzaron a contarse en internet, me enteré que Aznar mantuvo a un socialista, nada menos que al cargo de los militares, por consejo real.

    Hubo una gran tirantez con Aznar porque este censuró las amistades peligrosas que se dejaban ver por Palma. Desde entonces no lo podía ver.

    En fin, no es cosa de ir sacando trapos sucios, que los hay. Otra cosa es contar los hechos que afectan a todos, como se está haciendo en este hilo.

    Tampoco cuestiono la forma de gobierno, pero una monarquía parece que da como más cohesión al país, pero si la monarquía no cumple su misión, pues nos buscamos otra forma, sea república o lo que sea.

  18. Pues sí, Pacococo. Y mira tú por dónde, la presencia de Eduardo Serra en ese gobierno y su dominio sobre el CEDID garantizó al PSOE que no saldrían a la luz sus trapos más sucios, como el tema de los papeles de los GAL o los detalles de la intentona golpista de bandera falsa de 1985, de la que hablé aquí:

    http://www.outono.net/elentir/2011/02/22/los-insolitos-detalles-de-un-golpe-de-estado-que-pude-haber-visto-en-directo/

  19. Hola Elentir.

    Recuerdo que cuando el PP llegó al poder en el año 1996, creo que le impulso a Aznar el ministro de defensa, Eduardo Serra, y supongo, que para tener atado corto al CNI, y sobre todo, por nombrar a alguien que no husmeara demasiado en las alcantarillas del Estado. Habría que preguntarse porqué el PP no tiró de la manta en el 1996 con toda la basura que hay acumulada en la cuesta de las Perdices. Es más, a lo mejor, si lo hubiese hecho nos hubiéramos ahorrado algunos episodios muy tristes de la historia de España.

  20. Jandro

    Concuerdo con quienes, no siendo monárquicos, habían venido viendo con cierta simpatía a D. Juan Carlos, pero hay que admitir que su constante hacerse perdonar por los enemigos de la monarquía le está haciendo ir a la deriva desde hace bastante tiempo. Este hombre es muy consciente del anacronismo de la institución que representa y hay que reconocer que su situación es difícil, pero la verdad es que le está superando completamente y está haciendo que dé palos de ciego cada vez más con mayor despropósito.

    Lo inaceptable es que haya pasado por encima de la defensa del derecho a la vida por no generar conflicto –o no meterse en problemas o lo que quiera que haya sido–; es algo que no puedo digerir. Lo mismo que no lo digiero de Esperanza, que se dice contra la ley Aído mientras procura que se desarrolle con garantías en la Comunidad de Madrid para no “incumplir la ley”. Tanta pulcritud con los preceptos formales e institucionales para tan poco compromiso con los derechos fundamentales, tanto respeto a lo legal para tan poco respeto a lo legítimo, no sé si son muestras de hipocresía pura o de haber perdido el norte por completo en la distinción de lo que está bien y lo que está mal.

    En fin, creo que lo mejor sería una república democrática y tolerante, si es que eso es posible en España.

  21. Maca

    El Rey se sirve a si mismo, creo que va a dejar corto en traiciones, avaricias, etc. etc. a su antecesor Fernando VII. Empezó traicionando a su padre. Fue fiel servidor del dictador Franco. Un inconsciente jugando con armas y matando a su hermano. Aceptó regalos de empresarios y mandatarios árabes. Pidió un préstamo a uno de sus “primos árabes” que aun no ha devuelto. Sus viajes (a los que se refería Felipe González, diciendo que “andaba muy suelto”), para esquiar y cazar acompañado de amigos imputados y amigas. En fin, si el pueblo supiera su verdadera vida de vividor a costa de nuestro dinero… encima siempre influyendo para su beneficio en las decisiones de los Tribunales de Justicia, en los políticos, en los medios de comunicación, pero agachando la cerviz igual que su amigo Zapatero ante los nacionalistas.

  22. El Tíol Bastón

    Es verdad que mucha gente se dedica a perder el tiempo discutiendo el sexo de los ángeles con el tema de monarquía o república, como si todos nuestros problemas vinieran de eso, cuando de lo único que vienen y han venido desde que elegimos gobernantes es precisamente de la ineptitud de lo que elegimos. También es verdad que cada vez que hemos intentado una república ha sido peor el remedio que la enfermedad. También que ahora mismo un gran número (por no decir la mayoría) de las monarquías, se concentran en países ricos y avanzados, desde Japón a Gran Bretaña pasando por buena parte de los países nórdicos, mientras que precisamente la mayoría de los países más atrasados son repúblicas, habiéndose acuñado universalmente el término de “república bananera” mientras que no tiene mucha cabida su homólogo la “monarquía bananera” (precisamente porque lo “in” entre los países más tercermundistas es hacer eco a los Estados Unidos, no a Dinamarca o Suecia, cuando yo particularmente veo muy dudoso que estén mejor que en éstos en el país norteamericano, en cuanto a libertades y derechos sociales).

    No menos verdad es que el Rey siempre ha querido quedar de “guay” entre el republicanismo (bananeril, por cierto) progre español, como para demostrarles que, aun siendo monarca, es muy liberal y los tolera, les quiere e incluso los ve necesarios en la sociedad española. El PSOE hace mucho que es el máximo representante de ese republicanismo bananeril de izquierdas en España, y como tal siempre se ha comido los mejores roscos por parte de don Juan Carlos, como en cierto afán de éste por demostrarles que, como Jefe de Estado, el mero papel prácticamente simbólico que tiene no representa un peligro para sus ideales como partido. Mientras tanto, al centro derecha, cuya fidelidad considera más segura, lo ha dejado un poco de lado. Pero la mal pensada izquierda (y parte de la derecha, añado), siempre tendrá la duda de si los aspavientos de la derecha despreciada son auténticos o un simple juego al Rey por demostrar que no por ser quien es se la trata mejor desde la jefatura de Estado. Y sin duda es necesario que esto sea así porque nuestra izquierda bananera no considera real (nunca mejor dicho) ningún gesto si no va acompañado de ese paripé payasil al que llama la “discriminación positiva”.

    Dicha toda esta teoría, añado: el Rey tiene muy buenas razones para querer bien y estar muy agradecido a Zapatero; y es que éste, poniendo en práctica gran parte de las icónicas barrabasadas de la progresía republicano-bananeril celtibérica, ha ejercido una beneficiosa influencia didáctica en gran parte del pueblo español que ha llevado a esquilmar radicalmente las filas del republicanismo bananeril sociata, bravo enemigo histórico de la monarquía en general. Ojo, no vayamos a creer que al Rey se le escapa este último detalle.

  23. ONNIVIGO

    ¡Que tertulia más interesante!
    Va por usted, Tiol Bastón: ¿Cree que tanta sutileza es bien entendida por “la masa” que decide el voto? En mi opinión, no. La mayoría de la población contempla con agrado o con desprecio cualquier gesto superficial y no se para a analizar sutilezas, eso queda para los que participamos en este tipo de foros.
    Por ello, creo que La Corona debería estar mejor asesorada y “no permitir” ciertas alegrías que en nada la benefician, más bien al contrario.
    Este sábado se manifestará en Madrid una multitud, espero que sea histórica, en contra de la claudicación del estado frente a ETA.
    Si se hiciese una encuesta a los participantes preguntándoles por el papel de La Corona en todo este asunto, ¿alguien se imagina cual sería la respuesta ante la neutralidad de la Institución?

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.