Eva

Esta tarde he visto la primera película dirigida por el español Kike Maíllo sobre un tema que me gusta mucho: los robots.

Daniel Brühl encabeza el reparto haciendo de un joven científico experto en programación emocional de androides. Asume el proyecto de crear un niño robótico de aspecto totalmente humano, y como modelo para el perfil emocional de la máquina toma a una niña, llamada Eva a la que ve por la calle. La película está mejor de lo que esperaba, cuenta con unos buenos efectos especiales para su relativamente bajo presupuesto, e integra muy bien los elementos futuristas con una estética retro que parece ambientada a comienzos de la década de 1980.

A diferencia de otras películas del género de robots, ésta no es de acción, así que no esperéis un ritmo trepidante como el que se pudo ver en «Yo, robot». En este caso, Maíllo se ha volcado en el aspecto emocional de la robótica y en las consecuencias que tendría que los robots gozaran de libertad, es decir, que no estuviesen obligados a obedecer la Segunda Ley de la Robótica formulada por Isaac Asimov (que afirma que un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la Primera Ley, que a su vez impide a la máquina hacer daño a un ser humano). Creo que ha acertado al hacer una película reflexiova y emocional, pero que no resulta aburrida. En fin, me alegra que el cine español se atreva a adentrarse en el terreno de la ciencia-ficción y que lo haga con apuestas como la de «Eva», que sin ser una película excepcional, sí es una opción a considerar si deseas disfrutar de un rato de buen cine. Os la recomiendo.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Carmen

    ¿Dirías que es para toda la familia? Con el cine español nunca se sabe, y ésta me llama la atención.

  2. No tiene ninguna escena no apta para niños. Otra cosa es que a los peques les resulte entretenida, claro.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.