Galicia: el nacionalismo en caída libre

Galicia está demostrando ser un caso único en el puzle que dibujan los distintos nacionalismos regionales en España. A diferencia de lo que ocurre en Cataluña y el País Vasco, el nacionalismo lleva años registrando un constante descenso en sus apoyos electorales. En las Elecciones Generales del pasado domingo el nacionalismo gallego se ha llevado un nuevo tortazo: el BNG no sólo no ha conseguido sacar tajada de la enorme pérdida de 300.000 votos por parte de los socialistas, sino que además ha perdido más de 29.000 votos.

La pérdida de apoyo electoral del BNG se reparte así en las cuatro provincias gallegas:

El BNG entra en crisis y empiezan los amagos de abandonar el barco

Que el BNG no haya conseguido aprovecharse del descalabro del PSOE en Galicia es ya de por sí grave, pero que además haya perdido tal cantidad de votos indica hasta qué punto el Bloque está recorriendo el camino de vuelta a la marginalidad. La crisis ya se ha iniciado en el seno de la formación nacionalista a raíz de estos resultados. Ayer Xosé Manuel Beiras, que fue el primer diputado del BNG en el Parlamento gallego en 1985 y su portavoz hasta 2005, declaró que el BNG está “enfermo” y amenazó con irse. Hoy el actual portavoz del BNG, Guillerme Vázquez, ponía su cargo a disposición del partido.

Hay que señalar que en 1997 el BNG se había convertido en segunda fuerza en Galicia, por delante del PSOE, con 18 diputados en el parlamento gallego. Desde entonces no ha dejado de bajar hasta situarse en los 12 diputados autonómicos que consiguió en 2009. Como ya señalé tras las Elecciones Europeas de junio de 2009, entonces el BNG perdió en tres meses el 40% de su electorado. En las Elecciones Municipales de mayo de 2011 el BNG consiguió 261.466 votos y 589 concejales, es decir, unos 53.000 votos y 72 concejales menos que cuatro años antes. Eso supone que entre las Elecciones Municipales de 2007 y las de 2011 el BNG perdió el 16% de sus votantes. La tendencia ha continuado en los comicios del 20N, en los que el BNG ha perdido el 13% de los votos que consiguió en 2008.

20N sin independentistas y con el nacionalismo moderado bajo mínimos

En estas últimas Elecciones Generales también han sido significativos la ausencia de candidaturas independentistas -ni la Frente Popular Galega (FPG) ni Nós-UP se presentaron a estos comicios, seguramente por las barreras impuestas por la nueva LOREG-, y los marginales resultados obtenidos por la única candidatura nacionalista alternativa al BNG que concurría a estas elecciones, Converxencia XXI, un partido nacionalista moderado que con sus 1.436 votos (el 0,08% de los emitidos en Galicia) ha quedado entre las candidaturas menos votadas de la comunidad.

Los datos son inequívocos: el nacionalismo es cada vez más impopular en Galicia. El radicalismo del que hizo gala el BNG en su paso por el gobierno gallego junto al PSOE entre 2005 y 2009, su apoyo a las más descaradas políticas de imposición lingüística y sus alianzas a distintos niveles con los socialistas han puesto en declive a una corriente política que nunca tuvo en Galicia el arraigo que tiene el nacionalismo en otras partes de España. Por mi parte, considero un motivo de celebración que el nacionalismo esté en caída libre. Lo que espero es que los dos grandes partidos nacionales, el PP y el PSOE, tomen buena nota y dejen ya de pagar peaje ideológico a esa corriente cada vez más minoritaria, pero que todavía es fuerte en ámbitos como el de la enseñanza, en el que tanto el PSOE como el PP han permitido enquistarse a los defensores de la imposición lingüística y del adoctrinamiento nacionalista.

Entradas relacionadas:

El nacionalismo digital se va al garete
Europeas en Galicia: fortalecimiento del PP, bajada de UPyD y derrumbamiento del BNG

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Me uno a la celebración… de forma amarga, por los resultados en País Vasco y Cataluña.

    PD: Me encanta la imagen del post!!!

  2. PNV, CiU, ERC y etc. no son sólo “nacionalismos regionales”, sino secesionistas. El BNG también tiene sus inclinaciones a ello, creo que incluso en sus estatutos.

  3. Pablo, es que me fastidia mucho ver ese pegote rojo en la bandera de Galicia. 😉

    Liberal Hispano, cuando hablo de nacionalismos regionales me refiero a los que aspiran a convertir determinadas regiones de España en naciones. El BNG, desde luego, es de los más radicales que han conseguido representación en el Congreso.

  4. aquisinvoz

    ¿Y el nacionalismo español no cuenta? ¿O es que no existe?

  5. Lo del “nacionalismo español” es la falsa coartada que usan los nacionalistas gallegos, catalanes y vascos un día sí y otro también para justificar sus imposiciones antidemocráticas. Yo no conozco a ningún partido en Galicia que quiera imponer el castellano en las escuelas por encima de los derechos individuales. Tampoco conozco a ningún partido con representación que diga que para ser un buen español hay que hablar en español. Ni siquiera conozco a partido alguno con representación que proponga multar a los que rotulan sus tiendas en catalán, gallego o vascuence, o que pretenda imponer a los medios de comunicación cuotas en castellano.

    El BNG sí que propone todo eso, en relación al gallego, y lo hace pasándose las libertades de los ciudadanos por la entrepierna. Si el BNG fuese un partido españolista y las imposiciones que reclama en relación con la lengua gallega las pidiese con la lengua española, algunos estaríais señalando con el dedo al BNG por ser un partido ultra, con razón. Pero como es el BNG, y lo que pide es imponer el gallego, pues no sólo os calláis, sino que además sacáis ese falso espantajo del “nacionalismo español” para defender las imposiciones del BNG cada vez que alguien recuerda el carácter puramente totalitario de las tesis del Bloque.

    Lo mejor es que con esa falacia cada vez engañáis a menos gente, y a las urnas me remito. Habéis tomado a los gallegos por unos imbéciles y os están dando la espalda.

  6. No les hace falta votar al Bloque, ya se ocupa el PP de darles los puestos en Educación y en Cultura. Y no es de ahora…

    Lo dice quien, en su adolescencia, se trasladó a Vigo a cursar estudios de 3º de BUP desde Madrid y el Sr. Fernández Albor le denegó la exención (acogida legalmente en aquellos tiempos) de estudiar gallego.

  7. disconforme

    Elentir, a la respuesta que le diste a aquisinvoz, simplemente… un enooorme +1000!!!!
    Siempre me irritó (por no decir otra cosa) que el bng se arrogara la potestad de repartir carnés de galleguidad y ese pegote infame de la estrella roja en la bandera. Ya vale. Nací en Galicia de familia gallega, crecí aquí, vivo aquí, y, si puedo evitarlo, nunca dejaré esta tierra a la que adoro y a la que tanto daño han hecho los nacionalistas. Nunca toleré que un bloqueiro me dijera que no soy un buen gallego sólo por reconocer abiertamente que mi única nación, mi única patria, es España, y que Galicia no es más que una región de la misma, eso sí, encantadora, ciertamente mágica e irresistiblemente atrayente.
    Gracias por este post, amigo. Un abrazo!!

  8. Caribbeanomics, por desgracia tienes razón. El PP ha estado cediendo en este terreno ya desde los tiempos de Fernández Albor. Y así nos va, con los nacionalistas dominando la enseñanza.

    Disconforme, suscribo lo que comentas completamente. Me repatea que los nacionalistas se crean los únicos buenos gallegos, cuando lo que están haciendo es un enorme daño a Galicia y a la lengua gallega al pretender convertirlos en el patrimonio exclusivo y excluyente de su ideología. Yo amo profundamente a Galicia y ni se me pasa por la cabeza irme a vivir a otro sitio, me costaría mucho vivir a diario sin tener mi Ría cerca. Junto a mí, en el escritorio, tengo siempre colgada de una estantería la bandera de Galicia junto a la española, pues precisamente porque como gallego soy español, y porque mi forma de ser español es ser gallego, y a mucha honra. Otro abrazo para ti.

  9. Me alegro muchísimo pero me queda una duda: ¿qué influencia está teniendo en la caída del nacionalismo gallego el hecho de que PSOE y PP hayan asumido su lenguaje, sus modos y en parte sus contenidos?

  10. Ésa es la pregunta del millón, Miguel.

  11. En la Comunidad Valenciana también hay guiños al nacionalismo por parte del PP, especialmente en educación, como ha hecho Feijoo en Galicia, pero el problema es que eso no garantiza que los galleguistas se pasen al PP, más bien parece que empuja a los socialistas a disfrazarse de nacionalistas para tener estrategias conjuntas como ha ocurrido en años anteriores.

  12. aquisinvoz

    Nótese que no digo que el BNG no sea nacionalista, solo que no es el único.

    Eso de ver la paja en el ojo ajeno está muy visto, pero a la hora de hacer autocritica todos nos quedamos callados. Si uno dice que un paisano debe conocer la lengua de su tierra a nadie le parece nacionalismo… a menos de que esté hablando de “ciertas naciones”. No sé cómo serán las cosas en Galicia, elentir lo sabrá mejor que yo, pero decir que NO EXISTE un nacionalismo español señala un punto de vista altamente subjetivo. Sospechosamente subjetivo.

    (De hecho, el ahínco con el que algunos partidos de derechas subrayan no ser nacionalistas me parece significativo. Por ejemplo el PP, que alterna esa frase con otras que si no son nacionalistas yo soy analfabeto. Ya se sabe, aquello de “Todos nosotros lo decimos, así que debe de ser verdad”)

  13. No has contestado a nada de lo que he señalado, ni pones ningún ejemplo por el que -según tú- haya de constatarse la existencia de un llamado “nacionalismo español” o haya que englobar en ese fantasma a partidos como el PP. Tu técnica, por lo que veo, es acusar sin más o hablar por hablar, sin respaldar de ninguna forma las cosas que dices. En fin, allá tú si te consideras satisfecho basando tus opiniones en “porquesíes” o lanzando afirmaciones que no justificas, pero otros no nos conformamos con eso.

  14. Natural que bajen los NACIONA-LISTOS, con representantes como el impresentable SantiDo en el Ayuntamiento de Vigo, es como para echar a correr.

    Independientemente que su único objetivo es chupar de la ubre del estado que tanto critican para crear sus reinos de taifas.

    Y luego, cada vez que abren la boca, pierden un “feixe” de votos.

    ¡¡A Galizaaaa! Por favor…

    Listas abiertas VOTA EN BLANCO

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.