La dureza de Rajoy frente a Amaiur: un buen inicio tras siete años de claudicación

Ayer le dediqué una entrada de crítica por sus silencios, y creo que hoy sería injusto no dedicarle al ya nuevo presidente del gobierno una sentida felicitación por estas palabras que ayer dirigió a los representantes de la franquicia electoral de ETA. Rajoy dijo, con claridad y sin complejos, lo que pensamos muchos españoles.

Venimos de soportar siete años en los que el relativismo moral del PSOE lo ha invadido todo de tal forma que hasta ha quebrado los principios más elementales de la lucha contra el terrorismo, empezando por el respeto a la memoria y la dignidad de las víctimas, la exigencia de justicia y el imperio de la ley, desarmando moral e ideológicamente a la sociedad frente a los asesinos hasta extremos que no se veían en España desde hace décadas Para el gobierno de Zapatero todo valía, incluso los medios más ruines, con tal de satisfacer sus falacias ideológicas: desde mentir repetidamente a la sociedad hasta sentarse a hablar de política con los asesinos, pasando por las órdenes de no actuar contra ETA durante la tregua-farsa de 2006, las verificaciones falsificadas, el chivatazo del Bar Faisán y el empeño del gobierno y sus acólitos de estigmatizar a aquellos que -empezando por las víctimas- rechazamos cualquier pacto con los asesinos, rechazo que el gobierno contestó con burdas calumnias como decir que no queríamos “la paz” y que incluso deseábamos que ETA volviese a matar.

El discurso de ayer de Rajoy significa empezar a marcar distancias con esos siete años de infamias y de mentiras. Digo empezar, porque la consecuencia lógica de esas palabras de Rajoy es que su gobierno promueva, lo antes posible, la ilegalización de Amaiur -cuya presencia en el Congreso es la herencia envenenada que nos dejan años de cesiones de Zapatero ante los terroristas-, y aún no veo a la dirección del PP con la disposición suficiente para dar ese paso. También habría sido conveniente, de cara a no infundir falsas esperanzas a los terroristas, que Rajoy hubiese añadido que la disolución de ETA no basta para poner fin al terrorismo etarra: los asesinos tienen que pagar por sus crímenes, una exigencia de justicia del todo irrenunciable. No obstante, la actitud de ayer de Rajoy frente a Amaiur, con ser sólo lo básico, me parece positiva y más aún si la comparamos con el nefasto mandato de Zapatero. Ya iba siendo hora de tener otra vez a un presidente del gobierno que planta cara a ETA en vez de andar buscando las formas humillantes de complacerles.

Entradas relacionadas:

5 estrategias que se usan para desarmar ideológicamente a la sociedad ante ETA
Una recopilación de las mentiras del gobierno sobre su negociación con ETA
Igualan a las víctimas con los asesinos para blanquear los crímenes de ETA

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Gondomar

    elentir, te veo muy callado con respecto al despido de Enrique de Diego y Pío Moa a raíz del acceso de Rajoy al poder. ¿Sólo consideras denunciables los “liberticidios” de la izquierda”?

  2. Si me ves callado será porque se me ocurre poco o nada que decir. Intereconomía y Libertad Digital son medios privados y como tales tienen todo el derecho a contar con los colaboradores que estimen más convenientes, igual que los demás medios, y cada uno es libre de seguir o no ambos medios en función de si esas decisiones son o no de su agrado. Me gusten o no a mí ambas decisiones, no veo qué tienen de “liberticidio”. Liberticida habría sido, por ejemplo, que un medio de comunicación le pidiese al gobierno que impida aparecer a los citados periodistas en cualquier medio. No confundamos la libertad de empresa -que es un derecho- con el ejercicio de la censura, que es una forma de coacción que lleva a cabo el Estado para impedir el ejercicio de derechos como la libertad de expresión o la de información. A modo de ejemplo, cuando en 2009 me suprimieron de los blogs de la COPE me limité a anunciarlo -por si alguien me buscaba aún por allá- aquí, pero no sólo no hablé ni de censura ni de liberticidio, sino que dije claramente que “con la misma cordialidad que me recibieron acepto mi baja, están en su derecho”, pues la COPE también es una empresa privada.

    Por otra parte, y ya que hablas de medios de izquierda, recuerdo dos ejemplos: cuando El País -un medio privado- despidió en 2007 a Hermann Tertsch por criticar al gobierno no publiqué aquí ninguna entrada hablando de censura ni de liberticidio. Tampoco dije nada aquí sobre el despido de Carlos Carnicero de El Plural. En este blog sí que he criticado liberticidios de verdad, tanto cometidos por la derecha como cometidos por la izquierda, así que no entiendo tu reproche.

    Espero que esto sirva para aclarar algunos conceptos que se confunden hoy en día con demasiada frecuencia.

  3. Juana de Arco

    Cuando vea esto aplaudiré: “…la disolución de ETA no basta para poner fin al terrorismo etarra: los asesinos tienen que pagar por sus crímenes…”

  4. leisis

    Me gustó la intervención de Rajoy, pero sólo al sesenta por ciento, podría haber dicho más, pero tal vez se contenga hasta ir viendo lo que viene. En cuanto a los filo-etarras de amaiur solo deseo que Rajoy sea firme y no traicione a las víctimas. Sería horrible. Sobre el tema Pio Moa, decir que comparto sus tesis sobre la Guerra Civil y otras de sus opiniones, no todas, por supuesto. Libertad Digital y los señores Losantos y Cesar V. a veces cometen graves errores.Esta vez, con Pio Moa, han llegado demasiado lejos. En la última polémica con Cesar Vidal, éste salió con el rabo trasquilado, pues más del setenta por ciento de los opinantes defendió a Pio Moa. César Vidal, a veces, es francamente prepotente y muy creido. Un poco mas de humildad le vendría bien.

  5. Es un buen comienzo, ayer oí en la radio que la gente está preocupada por lo económico, y es verdad, pero buena parte de los votantes de Rajoy no tolerarían carantoñas a ETA, es un cambio con respecto a la actitud de zapatero, esperemos ver más.

  6. Juana de Arco

    Lo tenemos más que jo…robado. En Justicia ha puesto a Gallardón, que es sinónimo de:

    – Paralización de las investigaciones del 11M
    – Legalización segura de la Eutanasia
    – Permisividad a los perseguidores de los católicos, que quedaran impunes, habida cuenta de que subvencionaba la caravana de gays.
    – Continuidad con la EpC
    – La no ilegalización de Amaiur, y la no penalización de ETA, etc, etc

  7. Ésa es una de las peores noticias del día, Juana. Y ver a Jorge Fernández –un defensor de la inmersión lingüística– en Interior me gusta tan poco como ver a Gallardón en Justicia.

  8. Juana de Arco

    En fin. Excepto en economía, tenemos por gobierno el mismo perro socialista con distinto collar. 👿

  9. Espectador

    ” … Ya iba siendo hora de tener otra vez a un presidente del gobierno que planta cara a ETA … ”

    Creo que es Usted un ingenuo; eso era puro teatro de cara a la galería. El verdadero enfrentamiento lo tuvo con Rosa Díez. Y el nombramiento de Gallardón en Justicia y el del Ministro del Interior es la prueba del algodón.

    Por iniciativa propia o por imposición de las logias o del Rey, Rajoy ha dejado claro cual es su verdadero programa, ese del que no habla, ni falta que hace vistas sus acciones: “por sus obras los conoceréis”.

    Solía decirse que la Socialdemocracia era el instrumento del Gran Capital para gestionar mejor sus intereses, manteniendo engañados a los trabajadores. Hoy deberemos decir que el PPOE es el gestor del progresismo políticamente correcto, adormeciendo a liberales y conservadores, sin la total ineptitud del PSOE.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.