La ultraizquierda clama por 'la guillotina' contra él y su esposa

Urdangarín y la justicia paralela

Hace unos días contesté a una de tantas encuestas telefónicas que me hacen de vez en cuando. Esta vez la encuestadora dedicó la mayoría de preguntas al último congreso del PSOE (por un momento hasta pensé si me habría confundido con un afiliado). Después, entre otros temas, me planteó dos cuestiones: si creía que Iñaki Urdangarín es culpable de los delitos de los que se le acusa, y si consideraba que la Infanta Cristina estaba implicada en el asunto.

A las dos preguntas contesté de igual forma: si es culpable o no, eso deben decidirlo los jueces. Noté a la encuestadora un poco cortada, y no me extraña: en nuestra sociedad se ha extendido demasiado la fea costumbre de juzgar a los demás y de opinar sobre sus vidas con total alegría, a veces sin haber recibido más información que la lectura de un titular. Pero más aún le debí romper los esquemas a la entrevistadora cuando me preguntó mi posición sobre la monarquía y le respondí que soy más bien republicano. Después de eso la encuestadora ya pareció más bien descolocada: ¿habrá descartado mis respuestas pensando que le estaba tomando el pelo? En fin, me parece algo elemental que mi opinión sobre una institución no condicione mi sentido de la justicia y mi respeto por los derechos que, como cualquier ciudadano, tienen los miembros de esa institución. Esto incluye el derecho a la tutela judicial, a no verse sometidos a una situación de indefensión, a las más elementales garantías procesales y -por supuesto- a la presunción de inocencia. No es que lo diga yo por mero capricho: lo dice el Artículo 24 de la Constitución Española.

Nostálgicos de la guillotina pidiendo un linchamiento

Digo esto, entre otros motivos, porque anteayer varias docenas de personas se congregaron ante los juzgados de Palma de Mallorca convocados por las juventudes de ERC, las de Izquierda Unida y otros grupos republicanos y de izquierdas. Allí los manifestantes tiraron huevos y lanzaron gritos de “ladrones” y “presidiarios” aprovechando que Urdangarín iba a declarar. No conformes con esto los simpatizantes de los citados partidos de extrema izquierda corearon gritos como “los Borbones a los tiburones” y “con Cristina a la guillotina”. Al enterarme de tales barbaridades no pude hacer menos que sentir vergüenza como republicano, y es que lo que querían esos energúmenos no es justicia, sino un linchamiento. No me extraña esa actitud en individuos de partidos que simpatizan con regímenes antidemocráticos como el de los hermanos Castro, pero que semejante basura se presente como republicanismo hace que a uno le entren ganas de declararse monárquico.

Hay que decir que la responsabilidad de lo ocurrido no es exclusiva de esos energúmenos. Hace poco ya vimos el lamentable espectáculo ofrecido por la izquierda cuando Baltasar Garzón fue condenado por el Tribunal Supremo por un delito de prevaricación. Ciertos medios y políticos ya habían dictado sentencia pasando por encima de los jueces, como estableciendo una justicia palalela a la que dictan los tribunales, dando por hecho que Garzón era inocente dijese lo que dijese el Supremo (ésa fue, de hecho, la afirmación del diputado de IU Gaspar Llamazares). Poco antes ya había pasado otro tanto tras la absolución de Francisco Camps. En vista de estos precedentes, de las salidas de tono y de las escandalosas declaraciones lanzadas por algunos en ambos casos, me pregunto qué harán si la justicia estima que no hay pruebas para condenar a Urdangarín. ¿Le perseguirán por las calles? ¿Formarán un tribunal popular para dictar una condena que sea de su agrado? Ya ha habido en la historia demasiados momentos en que una masa, instigada por ciertos demagogos, decidió tomarse la justicia por su mano saltándose los procedimientos jurídicos de toda sociedad civilizada. Por mucho que el sistema judicial español tenga notables defectos, prefiero eso a un batallón de linchamientos guiado por miras ideológicas. Desde luego, que no cuenten conmigo para instaurar la barbarie en el lugar que ahora ocupan los jueces.

(Foto: La Gaceta)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Uno llega a tener la impresión de que, cada militante de extrema izquierda, lleva encima una guillotina escondida, por si se presenta la ocasión de usarla. Lejos de aceptar las reglas democráticas, creen en la cuchilla que corta cabezas. Hoy, como ayer.

  2. Hilarión

    No le cargues la culpa solo a la izquierda. Hay por ahí medios y periodistas que no son precisamente de izquierdas y que están colaborando con fervor en el juicio paralelo y la condena anticipada.

  3. Muy cierto, Hilarión.

  4. Juana de Arco

    No sé lo que habrá hecho o deshecho Urdangarín, pero que se le está linchando desde todos los medios de comunicación está tan claro como el agua, y que los comunistas y socialistas quieren que se le condene está más que probado.

    No me gusta esta monarquía, y no la defiendo sin poner los “peros” oportunos, pero todo esto de la masificación en todos los medios (TV, internet y prensa escrita) que dia tras dia y durante las 24 horas nos traen, son muestras de varias cosas:
    – Que unos quieren desviar la atención de los corruptos socialistas que deberian estar sentados en el banquillo en un juzgado (Blanco, Rubalcaba, el equipo del 11M, del Faisán, de los GAL, de los ERE podridos de Andalucía, etc).
    – Que si no hay algo llamativo en este país, los periodistas tienen tan poquisima imaginación para hacer periodismo, que el dia que estemos tranquilos sacarán a pasear sus lenguas, bolígrafos, y ordenadores para que se ventilen y se desintoxiquen de tanta basura
    – Todos los perioditas que nos empachan de tanto morbo, tienen que ser seres perfectos e inocentes, nunca habrán cometido ningún juicio temerario, nunca habrán timado o engañado, nunca habrán sacaado una noticia falsa para tener audiencia, lectores, o seguidores inteerneteros, etc.

    No sé lo que habrá hecho o deshecho Urdangarín, pero no hace falta que le condenen, ya ha sido condenado y ejecutado por el populacho, bajo los acosos, las ofensas personales, las agresiones a distancia (tirada de huevos por una mujer de la masa enardecida), la difamación sin conocimiento de causa, guiados solo por los periodistas del morbo y el hundimiento de la honra de los demás, etc.

    No soy monárquica, pero causa veregüenza y estupor el linchamiento hacia Urdangarín. Estoy harta. Ya no quiero ver noticias, ni programas de tertulianos, porque siempre sacan a pasear este tema. Imaginaba que teníamos periodismo de calidad en “un medio”, pero han caído en la basura también.

  5. Hilarión

    Existe una curiosa hipótesis que explica la ferocidad de esos medios que no son de izquierdas y que están colaborando fervorosamente en el linchamiento: abreviar la espera de Letizia Ortiz para ser reina consorte. Lo podéis leer aquí:

    http://www.hispanidad.com/noticia.aspx?ID=146989
    http://www.hispanidad.com/noticia.aspx?ID=147097
    http://www.hispanidad.com/noticia.aspx?ID=147139

  6. Yo no voy a entrar en especulaciones o teorías de ese estilo, y menos aún tomando como referencia un medio que no ha tenido reparo en difundir chismes insostenibles en el pasado; para mí hace tiempo que perdió la credibilidad.

    Prefiero limitarme a los hechos. Y desde luego, el empeño de algunos de dar por juzgado a Urdangarín antes de que el juez dicte sentencia no me parece de recibo. Las motivaciones que tengan para hacer tal cosa, si es que tienen alguna, ya son más difíciles de constatar e, insisto, prefiero no entrar en especulaciones.

    Lo que sí es evidente es qué motivaciones tienen algunos a la hora de hacer aquelarres guillotinescos como el de este fin de semana: odian a la monarquía y querrían que se condenase a Urdangarín fuese culpable o no. A mí me puede parecer más razonable una república que una monarquía -aunque si viviese en Liechtenstein yo sería más monárquico que un pelotón de guardias reales, lo confieso-, pero una cosa es considerar menos defendible la monarquía y otra cosa es odiar a la institución y a sus miembros, y ya no digamos con tal saña. Esas cosas es lo que hace que algunos den una imagen del republicanismo que tira para atrás, pues recuerda más a los fanáticos de 1931 que a repúblicas serias y realmente democráticas.

  7. Hilarión

    Está claro que hay grupos añorantes de la II República, que aprovecharán la más mínima cosa para arrimar el ascua a su sardina, que me temo que es no una III República sino la vuelta a la II.

    Lo malo, para mí, es que hace nada eran cuatro y el cabo y ahora ya no. La monarquía está muy tocada, quizá porque, como apuntaba ayer García Domínguez en una columna, se han explicado las bondades de la Monarquía no por sí misma, sino por las cualidades del Rey y de su familia, y al aflorar más defectos que cualidades en estas personas, la Monarquía se queda con los cimientos al aire. Y conociendo nuestras experiencias anteriores y la calidad de nuestros políticos actuales, de los que saldrían los presidentes, me da pavor la vuelta a una república.

  8. Águila Real

    Escribes mejor y estás más documentado que muchos periodistas de periódicos nacionales. ¡Es una gozada leerte! Pienso igual que tú, sólo que tú escribes lo que piensas con una prosa quevediana que da miedo. ¡ENHORABUENA!

  9. En eso te doy la razón, Hilarión. Una de las mejores razones para hacerse monárquico en España la aportan las nefastas experiencias republicanas que hemos tenido… Yo podré encontrar más razonable una república que una monarquía, pero entre un régimen liberticida como la Segunda República y la actual monarquía -aun con todos sus defectos- como que lo tengo claro: mejor me quedo con esto.

    Águila, muchas gracias, pero hombre, que me sonrojas… 😉

  10. Muy buenas a todos:

    Me gustaría decir algunas cosillas alrededor del caso Urdangarín y por extensión de nuestra actual situación política. Lo digo para coger algo de perspectiva. A saber:

    1º/ El caso Urdangarín fue usado como cortina de humo frente al caso Campeón. Las filtraciones más groseras (posiblemente surgidas de la Fiscalía) de este asunto coincidieron con los indicios más sangrantes del comportamiento de Pepiño Blanco, reunión de gasolinera incluida con el sr. Dorribo.

    2º/ Que la izquierda sea monarquica o republicana es algo difícil de decir. Aparentemente lo es, pero lo único que quiere hacer la izquierda es ocupar el poder. Si tiene como aliado a un monarca que le ríe todas las gracietas, y se olvida de que representa todos los españoles, mejor que mejor. Pero si la institución se opone a sus intereses, o no es lo suficientemente ductil a sus pretensiones, van a cargársela sin el menor pudor.

    3º/ Que la izquierda mediática quiera hacer del caso de Urdangarín un caso mediático para lanzarlo contra el Gobierno me parece lógico. Lo que es indecente es que se hunda en el fango al Tribunal Supremo con la sentencia de Garzón, Y ESTE GOBIERNO NO TOME MEDIDAS CONTRA ELLO. Una cosa es libertad de expresión y otra muy distinta la patente de corso que tiene la izquierda en decir y hacer (muchas veces) lo que le viene en gana. Mientras tanto, la derecha cobardica, acongojada y generalmente democristiana, calla y permite eso. El rajoyismo es cobardía y claudicación ante la izquierda por metros cúbicos.

    4º/ Los juicios paralelos no me podrán gustar, pero la libertad de expresión es sagrada. El verdadero problema que tenemos en nuestro país es que el lector/telespectador/oyente medio es un inculto y se mueve sin el menor criterio crítico frente a quien le da la información en relación a su ideología.

    Siento vergüenza ajena de ver en tertulias de InterEconomía donde se dicen barbaridades casi tan gruesas como las que se puedan decir en la Sexta. Y sin embargo, en nuestros foros poca gente levantamos la voz por lo que se perpetra en ambos lados. Yo cada día veo menos tele porque es lamentable la ínfima calidad de los programas de análisis político, y más los que tratan de hablar o analizar política. Añoro “La Clave” de Balbín.

    5º/ Y para acabar con mi ladrillo: evidentemente, la izquierda actual no puede capitanear un cambio de la forma de jefatura del Estado. Si ya está sencillamente incapacitada para elegir a su lider, como para ordenar o coordinar un posible cambio constitucional de ese calado.

    Respecto al PP no me pronuncio. Es lamentable la deserción de sus promesas de regeneración democrática y reforma profunda del Estado. Con “Es la economía estúpido” no se saldrá de nuestra actual situación. Es triste decirlo pero de una dictadura militar monocolor hemos pasado a una monarquía bananera multicolor.

    ==========================================================

    Elentir, solo decir que el blog MUY BUENO y ahora que te he vuelto a localizar después de la “explosión” de mi disco duro, vendré a darte la murga.

    Un saludo a todos

  11. Águila Real

    Profesor M… yo creo que de “ladrillo” nada. Aquí parece que uno se tiene que disculpar cuando se escriben más de dos líneas, no vaya a ser que se nos agote la neurona y me parece una reflexión muy buena del nivel de “Elentir”. Hay que recuperar y dar de nuevo el esplendor de la lengua de Cervantes, Quevedo, Lope de Vega o Fray Luis de León por poner unos ejemplos de los representantes del Siglo de Oro de la literatura española. Me averguenza ver cómo nuestros compatriotas de Sudamérica tienen mejor léxico y vocabulario que nosotros la Madre Patria.

    Me ha gustado tu reflexión sobre “Intereconomía” que en sus tertulias te quedas boquiabierto con las “sobradas” que se marcan conscientes o inconscientemente. Yo personalmente he dejado de verlo porque coincido que los extremos políticos no llevan a ningún lado. En el equilibrio está la mesura, la cordura y la sabiduría de saber gobernar. Creo que Rajoy y sus ministros en el poco tiempo que llevan están haciendo recuperar el prestigio perdido en Europa y recuperando poco a poco el curso de la Historia de España que tanto daño ha hecho el gobierno de Rodríguez Zapatero y sus ministros.

    No he vivido los tiempos de la segunda República pero sí Pío Baroja escribió una reflexión que a pesar de los años que han pasado cobra igual fuerza que en los tiempos que lo escribió: “Me siento murciélago, son rechazado por los pájaros por tener pelo, cuerpo y cara de ratón y también soy rechazado por los ratones porque puedo volar como los pájaros”.

    Sinceramente, no encuentro mi lugar en la vida y apenas estoy en el verano de ella, en teoría en lo mejor y no tengo trabajo fijo ni discontinuo. La monarquía la respeto como institución pero si no la hubiese tampoco la echaría de menos. Tengo otros problemas en la cabeza más importantes. Pero como bien dice Elentir, yo antes soy monárquico que republicano fascista de ultraizquierda que es lo que se destila ahora.

    Saludos a todos.

  12. El Tíol Bastón

    Yo me declaro monarquico. Me parece un gran adelanto que un pais tenga un jefe de Estado constitucionalmente sin derecho a participar en las sucias rencillas que agitan a los partidos e ideologias politicas, sin siquiera derecho a votar o a opinar de los partidos, y esto no lo proporciona una republica. Otra cosa puede ser lo que yo considere o no en los aciertos de la actuacion del Rey vigente frente a cada caso, con arreglo a lo que le dice la constitucion respecto a eso. Que, como es humano (al igual que yo), no siempre acierta con lo que yo pienso que deberia hacer. Opino que, en todo caso, senales de que a un rey ya hay que cambiarlo son que se equivoque demasiado con respecto a esto.

    Dicho esto, si, me parece que demasiados presuntos republicanos, porque asi se autodenominan, especialmente los partidarios de republicas con jefes de Estado como Chavez o Evo Morales, y mejor aun como Castro o Stalin a ser posible, se dedican a prejuzgar y cacarear contra Urdangarin, pero en mi humilde opinion se mezcla en ello tambien una gran envidia por la posicion que esa persona ocupa. Y tambien, aunque creo que en menor grado, esto se da entre muchos republicanos de derechas.

    Ojo, que estoy viendo que aun va a salir con penas minimas o incluso absuelto. Y no es un prejuicio, es una prediccion viendo tal y como estan saliendo las cosas. Me pregunto si todos esos “republicanos” respetaran la sentencia de los jueces o si no veremos otro linchamiento de la justicia similar al del caso Garzon.

  13. Estoy de acuerdo con el tío Bastón. En este país les gusta tirar a los ídolos al barro; mucho más si pertenecen a la realeza.

  14. pacococo

    Uno es más bien republicano pero, efectivamente, vistos los “republicanos” que tenemos por estos pagos, uno no tiene más remedio que ser monárquico, pero sin pasarse.

    Porque el problema de estepaís no es otra cosa que nadie sabe de lo que habla. Ni la monarquía se ha portado como una monarquía que se precie, ni la república que nos quieren meter es una verdadera república, de la misma manera que el régimen que nos montaron no es una democracia.

    Una monarquía que no ha hecho nada, de la misma manera que no hizo nada cuando el felipismo, ante el desastre en que nos han metido los políticos. Cierto que las leyes no le permiten hacer nada, pero puede hacer de forma discreta, que otras veces lo ha hecho. Pero el rey les ha reido las gracias a los socialistas mientras despreciaba a los ppeperos, especialmente es famosa la enemistad que tenía con Aznar.

    Insisto que legalmente no puede hacer nada, pero ante el desastre, el despilfarro y la desvergüenza del zapaterismo, podía aún saliéndose de sus funciones haber llamado al orden al iluminado. En situaciones extrema,soluciones extremas.

    En cuanto a la república que pretenden estos, se trata de lo mismo que tenemos pero con un presidente elegido por las cortes y tan político y tan … como todos ellos. No se trata de una república como la USA con presidente elegido por el pueblo, responsable del gobierno y por supuesto con esa separación de poderes que no tenemos, ni estos republicanos pretenden poner.

  15. batlander

    Vaya, me identifico mucho contigo Elentir. Yo tambien soy “republicano” pero en España es imposible serlo, ya que aqui serlo es defender la 2ª republica o nada.
    es triste saber que podria ser republicano en cualquier otro pais menos en el mio.

  16. ml555

    Hola Elentir:

    Yo me informo y opino. No me hace falta ningún juez para opinar. Si sé que mi vecino gasta más de lo que ingresa, opino que está haciendo trampa. Si sé que falta a su trabajo sin causa justificada, opino que engaña a su empresa. Si sé que no declara ingresos, opino que defrauda a la hacienda pública. Si un juez dictamina que el delito ha prescrito, opino que se ha cometido un delito.
    Yo podría responder tranquilamente a la encuesta. Sí, creo que ha habido comportamiento inmoral y poco ejemplar.

    Tienes un grandísimo blog. Gracias y un saludo.

  17. Muy buenas a todos:

    Un par de preguntas para “El Tiol Bastón”. ¿Tu crees que S.M. el Rey no interviene o no ha intervenido en política en los últimos años? ¿Tú crees que determinados nombramientos, determinados silencios y determinadas acciones “fuera de plano” no tienen como principal inductor al Rey? Ejemplos los que quieras: desde el nombramiento de Suarez, pasando por determinados nombramientos en tiempo de Aznar, el silencio complice del jefe del Estado ante el Estatut catalán, así como LAS EVIDENTES MANIOBRAS en el caso Urdangarín para proteger a su hija.

    Evidentemente afirmas y con toda la razón de que el Rey debe de ser sustituido cuando falla demasiado. Pero, ¿no es sino ÉL MISMO QUIEN DECIDE cuando se va? ¿Que control democrático existe en una institución cuya forma de funcionamiento no tiene nada que ver con la democracia y sí más bien con la Biología?

    Dicho lo cual coincido con algunos de los aquí presentes. Ser republicano en España es imposible. Básicamente porque la república induce y aviva en la Izquierda lo peor y más repugnante de su ideario totalitario. Yo me declaro republicano pero otros utilizan ese calificativo para detentar el poder de la manera más vil y abyecta posible.

    Un saludo a todos.

  18. Entre todos los movimientos, siempre hay “broza” que limpiar, yo estoy por una “nueva y distinta” República centalista como Francia, tambien es posible como Alemania o EE.UU

    Saludos.

  19. A mí no me agrada el Estado de las Autonomías, pero el unitarismo francés tampoco me gusta. Es un unitarismo nacido al abrigo de la Revolución Francesa y que se propuso liquidar toda lengua regional porque los revolucionarios las consideraban reaccionarias. Yo no quiero para España algo así.

  20. ma.lourdes

    Muy bien informado Elentir. Y ademàs es un placer leer lo que escribes y ver como defiendes tus ideas. Honor a quien honor merece.:hola:

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.