'Olvida' el asistencialismo estatal en no pocos países protestantes

En plena crisis César Vidal arremete contra las obras caritativas de la Iglesia Católica

Lun 5·3·2012 · 4:23h 43

César Vidal publicó hace unas horas su 19º intento de espantar a la audiencia católica de Libertad Digital. En sucesivas entregas se ha dedicado a atribuir a la Iglesia Católica la culpa de todos los males habidos y por haber, incluso de los numerosos defectos de la izquierda española. Esta auténtica obsesión del presentador de esRadio tocó ayer fondo con un artículo en el que carga contra las obras caritativas de la Iglesia Católica.

Confunde las obras caritativas católicas con el asistencialismo estatal

A nadie se le escapa, a estas alturas, que el propósito de este señor es atraer a nuevos adeptos al protestantismo, a costa incluso de hacerle perder audiencia a Libertad Digital y esRadio y a base de desprestigiar a la misma Iglesia Católica que no hace mucho le dio trabajo y le acogió en la Cope a pesar de ser él protestante (sigo esperando a que alguien me dé un ejemplo de alguna radio protestante que haya contratado a un católico para dirigir uno de sus principales programas). Desde luego, me parece muy respetable que Vidal quiera hacer proselitismo de su religión, pero no que lo haga mintiendo y difamando al catolicismo. Y menos respetable aún me parece que cometa la bajeza -y también la torpeza- de cargar contra las mismas obras caritativas católicas que están auxiliando a multitud de personas necesitadas en estos momentos de crisis. Hace falta ser muy sectario y rastrero para llegar al extremo al que llegó ayer Vidal. Hasta ahora sólo había visto caer tan bajo a la izquierda progre.

Hay que decir que César Vidal abunda de nuevo en las falsedades que ya incluyó en anteriores artículos, como decir que la Iglesia Católica tiene “una visión del trabajo no precisamente positiva”, mentira que ya contesté aquí Catecismo en mano, y que desmontó aún con más detalle Bruno Moreno en una excelente réplica. Lo más esperpéntico, y hasta cómico, es que César Vidal atribuye el asistencialismo actual a la Iglesia Católica. En primer lugar, ¿en serio cree que esas políticas sólo se dan en países católicos? Y en segundo lugar: ¿es que este señor es incapaz de distinguir las políticas asistenciales de ciertos Estados de la ayuda a los pobres que llevan a cabo las obras caritativas de la Iglesia Católica?

El Estado del Bienestar, un término atribuido a un Arzobispo anglicano

Ya puestos a hablar del asistencialismo actual, lo más sorprendente es que Vidal elude mencionar siquiera la autoría del engañoso término “Estado del Bienestar”. Se trata del fenómeno asistencialista por antonomasia no sólo del siglo XX, sino de toda la historia de la Humanidad, pero Vidal en su artículo ni siquiera menciona ese término. Para encontrar su origen, según algunos autores, tenemos que buscar en la historia el nombre de William Temple. Entiendo que Vidal no lo cite en su artículo, pues este señor era Arzobispo de York (Iglesia Anglicana) cuando declaró en 1941:

“El Estado es un siervo e instrumento de Dios para la preservación de la Justicia y para la promoción del bienestar humano.”

Se da la circunstancia de que William Temple se convirtió en Arzobispo de Canterbury al año siguiente (para el que lo desconozca, dicho cargo le convirtió en el Primado de la Iglesia de Inglaterra y en líder espiritual del anglicanismo en todo el mundo). Desempeñó ese ministerio hasta su muerte el 26 de octubre de 1944. En 1948 su sucesor en el cargo, Geoffrey Fisher, convocó la octava Conferencia de Lambeth (una reunión que celebran los obispos anglicanos cada 10 años). A su término, la Iglesia Anglicana hizo el siguiente pronunciamiento asumiendo las tesis estatistas y asistencialistas de Temple:

“Creemos que el Estado está bajo la ley moral de Dios, y está destinado por Él a ser un instrumento para el bienestar humano. Por lo tanto, damos la bienvenida a la creciente preocupación y el cuidado del Estado moderno por sus ciudadanos, y llamamos a los miembros de la Iglesia a aceptar su propia responsabilidad política y cooperar con el Estado y sus funcionarios en su trabajo.”

En línea con esta declaración, el Arzobispo de York, Cyril Garbett, declaró que el Estado de Bienestar encarnaba “la ley de Cristo”.

La apuesta por el asistencialismo estatal dañó al anglicanismo

La citada declaración de la octava Conferencia de Lambeth tuvo tales consecuencias para la Iglesia Anglicana que el historiador estadounidense Frank Prochaska, profesor en la Facultad de Historia de la Universidad de Oxford y miembro de la Royal Historical Society británica, la ha valorado con la siguiente afirmación: “La jerarquía anglicana había convertido a Jesús en un socialista.” Es más: Prochaska ha señalado que “la Resolución de la Conferencia de Lambeth en favor de la asistencia social gubernamental era poco probable que promoviese un renacimiento de la religión, pues el Estado era materialista, no espiritual, en la perspectiva. Se dio un golpe en el cuerpo a la caridad parroquial, que había sido crucial para la vida espiritual y la vecindad en el pasado. Por razones de doctrina y de recursos, la Iglesia de Inglaterra conscientemente “abandonó” la visita regular parroquial, que en 1939 habían ocupado a 60.000 voluntarios, la mayoría mujeres”. El historiador ha apuntado, además, que el entusiasmo de la Iglesia Anglicana por el Estado del Bienestar “jugó un papel en la disminución de la observancia religiosa más significativo de lo que cabría imaginar.” Según Prochaska, “en la creencia de que el Estado estaba cumpliendo “la ley de Cristo”, los líderes religiosos no apreciaron hasta qué punto el crecimiento de la asistencia social del gobierno mengüaba la caridad cristiana, y, en consecuencia, el propio cristianismo.”

¿Son España, Portugal e Italia los únicos países con Estados asistenciales?

Es llamativo que César Vidal no diga nada de esto. Significativo, sí, pero no nuevo: como ya he ido señalando en varias entradas, César Vidal se cuida mucho de reconocer cualquier error atribuible al protestantismo. Ni tan siquiera se ha detenido a la hora de presentar a tiranos como el puritano Oliver Cromwell como si se tratasen de grandes defensores de la libertad. En su último artículo, igual que en los anteriores, Vidal vuelve a ocultar esa parte de la realidad que no se amolda a sus prejuicios. En concreto, a la hora de hablar de esa “visión paternalista de la política” característica del Estado asistencial Vidal se limita a citar a tres países socialmente católicos: España, Portugal e Italia. Pero ¿son estos tres países católicos los únicos que tienen políticas asistenciales?

Algunos ejemplos de asistencialismo protestante que olvida Vidal

Un vistazo a la actualidad nos indica que no. Ahí tenemos el caso de Estados Unidos, país en el que Obama está implementando un programa de asistencia social que viola libertades fundamentales. El caso es que Obama no es católico, sino protestante (de la Iglesia Congregacional, para más señas) y gobierna un país mayoritariamente protestante, país que César Vidal no ha dudado en presentar como contrapunto al retrato demonizado que hace del catolicismo. Hay que decir que el proyecto de Obama no es nuevo: tiene un claro antecedente histórico en el New Deal de Roosevelt (del que hablé aquí en noviembre de 2008). Su promotor, por cierto, era también protestante (miembro de la Iglesia Episcopal de Estados Unidos, que forma parte de la Comunión Anglicana). Será por eso que al presentador de esRadio también se le olvidó citar este ejemplo…

Vidal sí que cita a Alemania, y en concreto al canciller Otto von Bismark, déspota protestante sobre cuyas políticas liberticidas y anticatólicas ya hablé aquí el pasado 13 de diciembre. Vidal lo cita muy de pasada, intentando quitarle hierro a sus políticas asistencialistas. Desde luego, cogerlo como ejemplo para arremeter contra el asistencialismo es tan torpe como poner a Hitler como ejemplo de antirracismo. Y es que Bismarck acabó definiendo su política con el término “Staatssozialismus” (socialismo de Estado), y no por mero nominalismo: su Ley de Seguro de Salud de 1883, su Ley de Seguro contra Accidentes de Trabajo de 1884 y su Ley de Seguro contra la Invalidez y la Vejez de 1889 siguen siendo la base de la legislación alemana en materia de seguridad social, y fueron tomadas como modelos para extender el asistencialismo estatal a otros muchos países, entre ellos el nuestro. Hay que decir que buena parte de estas medidas las adoptó Bismarck para apaciguar a la izquierda, es decir, para “tener la fiesta en paz”, como dice Vidal atribuyendo esa expresión de una canción de Jarcha también al catolicismo (ante lo cual ya no sé si pasmarme o reírme a carcajadas).

El presentador de esRadio también cita al Reino Unido, o más concretamemte a Lord Shaftesbury, pero igual que no dice ni pío sobre la enorme implicación de la Iglesia Anglicana en la promoción del asistencialismo estatal, tampoco menciona el Plan Beberidge de 1942 -a favor de un Estado asistencialista- y su aplicación por los laboristas del anglicano Clement Attlee cuando éste ganó las elecciones de 1945. Bajo su mandato, por cierto, se nacionalizó no sólo el Banco de Inglaterra, sino también el ferrocarril, la aviación civil, la electricidad…

César Vidal también olvida citar a otros países protestantes como Suecia, Finlandia y Dinamarca. Alguien tan poco sospechoso de simpatía hacia el catolicismo como el politólogo y sociólogo progre Vicenç Navarro afirmaba lo siguiente el año pasado en relación con esos países: El gasto en protección social en 2006 (antes de que comenzara la crisis) era en Suecia 29% del PIB, en Dinamarca 29.8% del PIB y en Finlandia 27.4% del PIB. Por el contrario, el estado del bienestar menos desarrollado es en el Sur de Europa y, muy en particular, en España 18.6% del PIB y en Portugal 22.4% del PIB, donde las fuerzas conservadoras y cristianas han gobernado durante más tiempo después de la II Guerra Mundial. ¿Querría decir el señor Navarro que en España y Portugal han estado gobernando cristianos protestantes? ¿Se habrán vuelto Suecia, Dinamarca y Finlandia países de mayoría católica de la noche a la mañana? En fin, a ver si César Vidal y otros detractores de la Iglesia Católica se ponen de acuerdo, aunque reconozco que es muy divertido verles contradecirse los unos a los otros a la hora de atacar al catolicismo…

Alterar hechos para amoldarlos a prejuicios no es digno de un historiador

En fin, por mi parte insisto en lo que vengo señalando en otras réplicas a Vidal: ni los países protestantes son el paraíso -por mucho que así parezca entenderlo César Vidal- ni los países católicos el infierno, ni viceversa. Errores se han cometido en todos ellos, seguramente por algo que explica muy bien el dicho latino errare humanum est. Como católico creo que mi religión tiene muchísimas cosas en común con las demás confesiones cristianas, y ciertamente me apenan los que en vez de tomar como punto de partida esas coincidencias, se dedican a exagerar las diferencias y a pintar paisajes tan maniqueos sobre el otro como los que pinta el presentador de esRadio. Desde luego, su empeño por culpar de todos los males habidos y por haber -incluso de los defectos de sus enemigos- a la Iglesia Católica denota una enorme falta de seriedad y demuestra un muy escaso rigor histórico. Este serial anticatólico de Vidal podemos enmarcarlo en el terreno de las obsesiones o en el de la propaganda, pero me niego enmarcarlo en el estudio serio de la historia, un estudio que requiere partir de hechos para sacar conclusiones, y no al revés, como hace Vidal, que altera los hechos -omitiéndolos, deformándolos o incluso falsificándolos- para ajustarlos a martillazos a sus prejuicios, algo que no debe hacer nadie que tenga un mínimo de honradez intelectual, y menos aún alguien que se dice historiador.

Entradas relacionadas en este blog:

- Algunos ejemplos de lo que César Vidal omite en su serial anticatólico
- César Vidal, el antisemitismo, la Iglesia Católica y el protestantismo
- La izquierda española, la Iglesia Católica y los olvidos de César Vidal
- César Vidal, el catolicismo, la libertad religiosa y la resistencia a la tiranía
- ¿Luteranos buenos, católicos malos?
- ¿Le dijo César Vidal a este sacerdote católico lo que opina de su Iglesia?
- No somos tan diferentes: países en que son perseguidos católicos y protestantes

Réplicas de Bruno Moreno (Infocatólica) a César Vidal:

- César Vidal y el prejuicio anticatólico (XI): la Iglesia y la izquierda (más madera)
- César Vidal y el prejuicio anticatólico (X): la Iglesia y la izquierda
- César Vidal y el prejuicio anticatólico (IX): Iglesia y masonería
- César Vidal y el prejuicio anticatólico (VIII): La Constitución de los Estados Unidos
- César Vidal y el prejuicio anticatólico (VII): La separación de poderes
- César Vidal y el prejuicio anticatólico (VIb): Asombrosa conspiración descubierta
- César Vidal y el prejuicio anticatólico (VI): La mentira y el robo
- César Vidal y el prejuicio anticatólico (V): El imperio de la ley
- César Vidal y el prejuicio anticatólico (III): La educación
- César Vidal y el prejuicio anticatólico (II): La prosperidad económica
- César Vidal y el prejuicio anticatólico (I): El trabajo

(Foto: esRadio)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 1.300

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces desde Twitter y trackbacks:

Comentarios a esta entrada:

  1. Eso es lo que se llama “pecar contra el Espíritu Santo”. Mucho cuidado, don César. Ay de los que llaman bien al mal, y mal al bien.

  2. Elentir, me encanta que haya vuelto a desmontar los artículos de César Vidal. Ahora no tengo tiempo para escribir más, debido a que este “vago católico” tiene que ir a trabajar en un rato. Enhorabuena.

  3. Juana de Arco

    Este artículo creo que se complementa con este y otros que has escrito Elentir.
    http://infocatolica.com/blog/delapsis.php/1203050224-muere-el-teologo-de-la-lmuert

  4. Este hombre ha perdido los papeles. Se supone que todos los cristianos deberíamos estar ahora más unidos que nunca.

  5. La idea supuesta del catolicismo sobre el trabajo que sostiene Vidal es la inercia de un tópico. La acrítica aceptación incomprobada de un tópico supone un daño grave para la vida intelectual. A ver si donde parecía haber inteligencia y rigor resulta que más que nada hay habilidad dialéctica y labia. Lo sentiría…

  6. Ameles

    Yo estoy disfrutando muchísimo con el sr. Vidal. Me hace reir y eso se lo tengo que agradecer. ¡Las vueltas que da la vida! En dos años ha caido en picado y ahora se estrella dejándose los piños.
    Gracias Elentir, tus entradas sobre él son gloria para mí.:dance:

  7. Miguel Picardo

    El nivel de César es tan bajo, que no tengo claro si se cree lo que dice. Nivel similar lo ha demostrado con su defensa acrítica del creacionismo acientífico (siendo coartada por su puerilidad del laicismo cientifista), o su infantil desprecio por la lengua catalana, llegando a expulsar de su programa a una persona culta y sensata como Juan Carlos Girauta( Moa no fue su primera víctima).

    Todo esto no es nada nuevo (de hace poco) sus primera etapa “chick-sectaria” fue espeluznante, defendiendo cosas que nadie con dos dedos de frente defendería. Siempre pensé que eran pecadillos de juventud, y que había evolucionado/madurado. Hoy vemos que no.

    Lo peor de todo esto es que a su alrededor le ríen las gracias (bueno, con las excepciones de las extrañas salidas de su programa de Lorenzo Ramírez o el preparadísimo chaval que le sustituyó en verano, que no recuerdo su nombre). Se entiende el silencio de los “precarios”, pero la gente trabaja en el grupo con vida resuelta… . Luis y Federico, están haciendo un papelón.

    Mi impresión es que César ha caído en el snobismo por la cultura del sur de USA. Su discurso no es más que una impostura snob, a mitad camino del KLAN y del simplón puritarismo de tópicos y pandereta. Afortunadamente la USA real, mayoritariamente nada tiene que ver con esa visión sectaria. Y digo impostura porque, ya he comentado que no me acabo de creer que alguien leído haga un discurso tan pobre , basado en trolas fácilmente constatables ( gracias Bruno y Elentir; Gracias D. Pío ). No quiero entrar en temas personales, pero tanto teatro , tanta impostura, reflejan muchas cosas, entre otras el deseo desesperado de autojustificación (autoengaño). Ni ha llegado el gran advenimiento, ni llegará …, ¡que mala es la desesperación! Ahí lo dejo.

    Miguel Picardo

    PD. El cesarismo es humo para incautos, pero cuidado que hay un anticesarismo que es igual o peor (todos conocemos a los católicos profesionales que nos venden la misma monserga ce césar pero al revés). El Sentido crítico nos salva de ídolos de barro y de vendedores de humo.

  8. Spencer

    El liberalismo económico ¿origen protestante o católico?

    Este artículo lo trata de pasada, pero correctamente:
    http://www.liberalismo.org/articulo/306/13/liberalismo/

  9. Chácaras

    No hay mayor ciego que el que no quiere ver, y este individuo no quiere ver el esfuerzo de la iglesia católica en socorrer a los ciudadanos españolesque se encuentran en situaciones desesperadas junto con sus familias ¿quizas Cesar Vidal y Libertad Digital sean el motor de ayuda al necesitado en ves de la Iglesia Catolica?, por que si no no me explico como pueden ser tan necios y criticar la entrega al necesitado que el no practica ni Libertad Digital tampoco, y si no que digan en que colaboran,con cuantos voluntarios y con cuantos €.

  10. Miguel Picardo

    ep!! error en mi post, donde dice “gran advenimiento” debe decir “gran avivamiento”. Perdón por el lapsus.

  11. Creo que incluso una persona sencilla, una persona que no haya podido recibir una gran educación, puede advertir las barbaridades que dice César y no solo dejar de confiar en lo escrito ahora, sino incluso en lo que escribió antes.

    Pocas por no decir ninguna, serán las personas que creerán lo que dice Vida, por muy escasa que sea su cultura. El amor por el trabajo manifestado por los miembros del Opus Dei, ,mostrado por el gran número de centros de formación profesional creados por éste; la obra de don Bosco, que se trabajó incansablemente para que los jóvenes más desfavorecidos pudieran optar por obtener un oficio. Las acciones llevadas a cabo por San Martín de Porres, que en el Asilo y Escuela de Santa Cruz, luchó porque los jóvenes desfavorecidos pudieran formarse en un oficio, desmienten las palabras tan falaces de Vidal de la sopa boba, por la vía de los hechos.

    Por cierto, a pesar de que los protestantes dejaron de lado la práctica de la Caridad, y que tanto el cierre de los conventos (responsables no solo de la atención espiritual, sino incluso de los enfermos); fueron responsables de la persecución de brujas, que en realidad en no pocas ocasiones escondía la persecución de las parteras, para que los médicos protestantes pudieran sentirse predestinados a la salvación, aumentando sus ingresos; como la contratación en países protestantes de gente con muy baja formación y peor soldada, para atender a los enfermos en los hospitales, crearon lo que entre los diplomados en Enfermería que han estudiado la Historia de la profesión, la “Época Negra” de la Enfermería allá donde venció el protestantismo; lo cierto es que en el siglo XIX se creó el “Ejército de Salvación” como una entidad benéfica protestante, y se crearon finalmente las bases de la profesionalización de la Enfermería en países protestantes.

  12. El Tíol Bastón

    El protestantismo, con su cuento de la libertad individual para interpretar la Biblia, abrio el camino a toda una serie de microrreligiones cristianas “de saldo” para que cada uno pudiera elegir al Dios que mas le conviene en lugar de adaptarse a lo que realmente deba ser Dios. Hacer a Dios a nuestra conveniencia en lugar de hacernos nosotros a la Suya. Y esta es la unica verdad.

    Vivo en ese sitio que tanto le gusta al sennor Vidal, y veo esto todos los dias. Aqui hay adventistas, baptistas, anabaptistas, metodistas, y todo un cacao de “istas” que ni ellos mismos a veces saben lo que son.

  13. El Tíol Bastón

    Lo que quiero decir con mi mensaje anterior, es que el protestantismo surgio en el Renacimiento como resultado de la sociedad de consumo que empezaba a surgir. Con el, la religion se convierte en un producto de consumo mas, a gusto y eleccion del consumidor. A la gente se la ensenna a leer para vender libros y no viceversa, se vendian libros porque se hubiera producido una alfabetizacion gratuita. Hacia 1450 se inventa la imprenta, y los europeos descubren entonces que, si la gente sabe leer, imprimir y vender libros sera un gran negocio. Y por esto, y no por ninguna filantropia, solo por esto, se ensenna a leer a la gente.

  14. MR (Monárquico y Republicano)

    Lo que yo iba a decir, me lo ha quitado María M. de la boca… Increíble hasta qué punto ha podido decepcionarme alguien, y qué engañado estaba yo.
    Pero éso es lo de menos, lo peor es el daño que está haciendo este señor… Claro que, si sigue así en un país de mayoría católica, no se extrañe si pierde oyentes, porque a los anticatólicos progres ya los tiene perdidos, pues odian todo lo que huela a cristiano. Y a los católicos también, porque contra lo que él se cree, de masoquistas no tenemos un pelo.

  15. elentir, buenas tardes.
    Creo que no se trata de un “intento de espantar“, sino de una ratificación en los objetivos cumplidos: cada vez más sé de personas ex de César Vidal.
    En esta línea, no dudo que, aunque, como dices, “tocó ayer fondo“, se provea de un pico o pala y se ponga a excavar para seguir hundiéndose. Querencia a ello se le aprecia.

    Enhorabuena y gracias, una vez más, por tu trabajo, y aunque digan que las comparaciones son odiosas, en este caso, comparar tu anotación (realizada en el plazo de pocas horas), con el artículo del historiador, preparado con no menos de una semana de tiempo, es reconocer con justicia tu brillante labor.

    (Y, por cierto, muy bueno eso de “quitarle hierro” al Canciller de Hierro. Si a lo que no que se atreva este hombre…)

    Un saludo.

  16. Yo no aguanté sus 19 intentos. Debí bajarme de su programa en el octavo o noveno.

    Con su pan se lo coma.

  17. EOF

    Muy bueno el artículo, e impresionantes tus conocimientos de Historia. César Vidal está haciendo un papelón con su serial anticatólico.

    PS: no es Beberidge, sino Beveridge.

  18. Juan M

    Ya están dando sus frutos los panfletos del furibundo telepredicador calvinista del Grupo Libertad Digital. Hoy viernes, 9 de marzo del 2012, ha cerrado definitivamente sus emisiones en Imagenio, Libertad Digital Televisión. El escoramiento del grupo hacia el protestantismo calvinista y su versión económica liberal. Los ataque, burdos, del telepredicador a la Iglesia Católica. El apoyo indiscriminado a su grupo político fetiche, el de Rosa Díez. La expulsión de periodistas discrepantes con el telepredicador y a mi juicio otros errores han llevado a una importante pérdida de oyentes, lectores y televidentes que van a dar al traste con el invento. Van a quedar para vender los libros de Cesar Vidal y objetos de las tiendas de veinte duros. Cierto que el Grupo parecía en sus comienzos otra cosa y podía haber sido una apuesta válida de un grupo conservador independiente. Pero ha devenido en un medio de comunicación fanáticamente sectario protestante y ahí tiene los resultados.

  19. Lourdes

    Se reconoce los aspectos positivos de don César Vidal, los libros que ha escrito, pero que no se esté de acuerdo con todas sus opiniones, no significa que se convierta una persona en enemigo suyo.Siempre ha dicho que en España, cada sector mira mucho por su ideología, “iglesia”, sea la derecha, la izquierda, y que, mientras, se critique al enemigo, todo va bien; pero, cuando se meten con la “iglesia” de cada uno, se rebota el personal. En parte tiene razón, pero, lo mismo se puede aplicar a su Iglesia, el protestantismo. Mientras se critique únicamente a la Iglesia Católica, todo va bien, pero, cuidado con meterte con los protestantes, sobre todo anglosajones, que salta don César Vidal, dispuesto a defender a capa y espada, a los anglosajones. Don César Vidal,nadie tiene la verdad absoluta. Estados Unidos tiene cosas muy positivas, y en general, los anglosajones, pero, no tienen la verdad absoluta. Criticar algunas cosas de Estados Unidos, no significa convertirse en un enemigo fanático.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar "enviar" aceptas estas Condiciones de Participación

  → abrir emoticonos   → configura tu icono personal