Tras celebrarse un congreso de 'familias LGTB' pagado con dinero público

Una web gay ejerce presiones para que se censure el Congreso Mundial de Familias

La web «Universo Gay» está presionando al Palacio de Congresos de Madrid para que censure la celebración, entre el 25 y el 27 de mayo, del VI Congreso Mundial de Familias (WCF), organizado por HazteOir.org, al que acudirán expertos de los cinco continentes y que no ha recibido ni ha pedido ayudas públicas. En contraste, hace unas semanas se celebró en España un congreso reservado a familias de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, que no tuvo impedimentos y además contó con numerosas ayudas públicas.

Tachan de homófobo a un autor que propone «curar la homofobia»

En su burdo intento de censura la citada web recurre a la difamación, tachando a HO de «organización homófoba» y calificando de «personajes homófobos» a dos de los ponentes, el Obispo de Alcalá Juan Antonio Reig Plà y el escritor estadounidense Richard Cohen. Como ya señalé aquí en diciembre, Cohen es el autor de un libro que dedica 15 páginas a “curar la homofobia” y a “superar el miedo y el odio a la homosexualidad”. En el caso de Monseñor Reig basta con señalar que la web del Obispado de Alcalá recuerda que los homosexuales «deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta», una cita recogida del Catecismo de la Iglesia Católica. ¿Es esto lo que los intoxicadores tachan como «homofobia», es decir, odio a los homosexuales?

Mienten al Palacio de Congresos atribuyendo al WCF algo que no dice

Según «Universo Gay», desde el Palacio de Congresos de Madrid les han señalado que «no nos posicionamos sobre el contenido del Congreso». Dicha web afirma que el Palacio de Congresos les ha dicho que se limita a alquilar el espacio para el WCF. En vista de las respuestas ofrecidas por el Palacio de Congresos, desde «Universo Gay» echaron mano de la mentira para continuar sus presiones: «Universo Gay continuó insistiendo durante varios minutos en los peligros y el fraude que conlleva que Hazte Oír y sus ponentes homófobos defiendan que la homosexualidad es «una enfermedad»», reconocen, a pesar de que dicha expresión no aparece en la web del Congreso Mundial de Familias. Ya es el colmo que acusen de «fraude» a HazteOir.org quienes recurren a la mentira para intentar impedir el ejercicio de la libertad de expresión de quienes discrepan de las tesis ideológicas del lobby rosa.

Censurar el Congreso supondría vulnerar el Artículo 14 de la Constitución

A base de «insistir», los de «Universo Gay» afirman que la responsable de prensa del Palacio de Congresos se comprometió a contactar con HO para pedir una copia de los contenidos del congreso, «manifestando que en los próximos días nos remitirán un comunicado de prensa en caso de que, tras comprobar los contenidos homófobos que hemos denunciado, consideren que deben tomar alguna decisión respecto a la celebración del evento en sus espacios». No doy le menor credibilidad a una web que miente con tanto descaro, pero si se da la más mínima maniobra de censura, animo a HO a que acuda a los tribunales no sólo para denunciar una flagrante vulneración del Artículo 14 de la Constitución, que impide toda discriminación legal por motivos de religión y opinión, sino también para reclamar daños y perjuicios. Una institución pública no puede comprometer un contrato ya firmado y sobre el que se ha desarrollado una importante labor para preparar dicho Congreso, y menos aún apelando a las presiones de una web empeñada en taparnos la boca a quienes no compartimos sus opiniones.

Lobby rosa hipersubvencionado vs Congreso de Familias sin subvenciones

Para terminar, según Universo Gay el Congreso Mundial de las Familias «excluye a las familias homoparentales». Esto ya me ha parecido un ejemplo clarísimo de desfachatez. Y es que como ya dije aquí el lunes, hace unas semanas se celebró en España un congreso sólo para familias de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales. Para más inri, y a diferencia del Congreso Mundial de las Familias -que no ha recibido ni ha pedido un solo céntimo en ayudas públicas-, dicho congreso «LGTB» contó con el apoyo económico de dos ministerios, un gobierno autonómico, una diputación y tres ayuntamientos. No he encontrado en «Universo Gay» la menor crítica a que dicho congreso, pagado por todos los contribuyentes, excluyese a las familias naturales. Por lo que parece, éstos no atienden a más ley que la ley del embudo.

Si quieres defender la familia frente a la mordaza rosa, inscríbe al Congreso:

www.congresomundial.es

Entradas relacionadas:

La cara oculta del VI Congreso Mundial de Familias que se hará en breve en Madrid
En Twitter animar a violar a chicas provida sale gratis, pero disentir del lobby rosa no
¿Boicotearán también los libros que llaman ‘salud reproductiva’ al aborto?
UPyD, PSOE e IU violan la separación Iglesia-Estado en Alcalá de Henares

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Iñigo Ruiz

    Ahora veremos si Ana Botella dice lo mismo sobre la libertad de expresión a esta gente que nos dijo a nosotros cuando nos quejamos de la exposición blasfema.

  2. He alucinado con los contenidos de la web «universo gay». Tienen secciones de contactos para promover los «cuernos» y aún pretenen erigirse en defensores de algún tipo de familia.

    Ellos mismos reconocen que no tienen la más ligera idea de los contenidos que se tratarán en el Congreso Mundial de las Familias a la vez que tienen la caradura de inventárselos todos y dar una lista detallada de los temas que (según ellos) se tratarán. Antes se pilla a un mentiroso que a un [palomo] cojo.

  3. Íñigo, el Palacio de Congresos no depende del Ayuntamiento de Madrid, sino del Ministerio de Industria, en manos de José Manuel Soria. Sí, este mismo José Manuel Soria:
    http://blogs.periodistadigital.com/politica.php/2008/06/02/sms-manuel-soria-maria-san-gil-ponencia

    Luna, no sólo eso: «Universo Gay» enlaza la propia página del programa del Congreso…

    http://congresomundial.es/el-wcf-vi-madrid/programa/

    … en la que ni se llama «enfermedad» a la homosexualidad, ni hay manifestación alguna que pueda interpretarse como odio a los homosexuales. En «Universo Gay» no dan una.

  4. Muchas gracias, elentir, por dar la voz de alarma. Aunque sea por defender la libertad en España, hay que estar en el Congreso Mundial de Familias.

  5. Estamos en la dictadura de lo políticamente correcto.

  6. JVPG

    No me deja twittear esta entrada. Dice que tiene muchos caracteres… Help!

  7. JVPG

    Ya pude abriendo el twitter. Ah, la ternología…

  8. Sir Ewan de Griff

    Pero, incluso si HazteOir fuera una organización homófoba, que no lo es, ¿por qué les importa tanto a los de LGTB? ¿Es que en este pais no se puede opinar otra cosa que no sea lo que quieran ellos? ¿Dónde esta la libertad de opinión? ¿O el derecho a la «reunión pacifica y sin armas», art. 21 de la Constitución?
    En serio, en este pais no se puede pensar diferente. Existen unas barreras que no se pueden traspasar: no puedes considerar pecado la homosexualidad, no puedes estar en contra del Estado de bienestar, no puedes estar en contra del aborto, etc. Y todo el que las traspase es un fascista., aunque no sepan lo que es un fascista.

  9. José Jacinto Verde Colinas

    Como dijo Jesucristo, «El que no está conmigo, está contra mí». Y estar con Jesucristo supone estar con la Iglesia católica, porque ésta es la única que ha sido fundada por Jesucristo, y la única en la que se encuentra la Verdad en su plenitud. Las demás religiones, sectas o demás creencias no han sido fundadas por Jesucristo, aunque algunas religiones tengan algunos elementos de Verdad (según afirma el Catecismo de la Iglesia católica), porque o son escisiones de la Iglesia católica, o religiones pre-cristianas, o religiones elaboradas a partir de mezclas de elementos cismáticos cristianos y otros (como el caso del Islam). Y, por tanto, en ellas no se encuentra la Verdad plena.

    Además, como dijo S Cipriano, «Nadie puede tener a Dios por Padre si no tiene a la Iglesia por madre».

    Si el lobby gay tiene tanto interés para que se censure a los que no pensamos como ellos es porque, en realidad, están en las tinieblas de la mentira y odian acercarse a la única Luz que es Jesucristo y su Iglesia católica. Están empeñados en imponernos a los que no pensamos como ellos su pensamiento erróneo, totalitario y políticamente correcto, pero, si Dios nos da la gracia necesaria, no lo conseguirán. Algunos seguiremos pensando (eso creo y espero) que las relaciones homosexuales son intrínsecamente malas, y que se deben a problemas psicológicos o a algún tipo de enfermedad o similar.

    Quizás no estaría de más recordarles a los del lobby gay que, hasta hace pocas decenas de años, la homosexualidad se consideraba una desviación, una enfermedad, y nadie o casi nadie en su sano juicio dudaba de la inmoralidad de las relaciones homosexuales. ¿Hemos de suponer, acaso, que antes la gente estaba equivocada, y ahora no? ¿O es que nos hemos ensoberbedido tanto que se ha nublado nuestro entendimiento? Y, si no me equivoco, esto ha sido así por lo menos desde que Jesucristo vino a traer la Luz y la Verdad a este mundo, para salvación eterna de algunos y perdición eterna de otros.

    Ojalá Dios conceda a los que atacan a los que no comulgamos con las ideas del lobby gay el don del arrepentimiento y la conversión, antes de que tengan que lamentarse eternamente por no haber querido escuchar la Voz de la Verdad.

  10. jose luis

    Hola, soy GAY y Catolico, somos millones, y NO estamos de acuerdo con los colecivos LGBT (Gays) que dicen que nos representan y hablan por nosotros. Lo de Universo Gay es muy fuerte, y denota una vez mas todo lo que la izquierda manipuladora trata de hacer con los gays para su beneficio. Quieren ese 10% de los votos …pero no lo tienen.

    Nos hacen mucho daño, y puesto que todos estamos en el mundo seguro que conoceis a algun gay, y somos gente normal, fieles, buenos profesionales, buenas personas, buenos hijos, buenos hermanos, buenos amigos, familiares, catolicos etc como puede ser vuestro abogado, vuetro medico, vuestro hermano, vuestro amigo o vecino.

    Por favor pensar en nosotros como gente normal que no hemos elegido ser o no gays, pero no correspondemos (en un 95%) con el estereotipo que estos manipuladores tratan de dar de nosotros y tantisimo daño y rechazo producen. Pero ellos son los que hacen ruido. Suerte en el congreso!!! Hay que ser muy valiente hoy dia para crear una familia. Teneis mucho merito.

  11. Bienvenido a Contando Estrelas, José Luis. 😉

    Por mi parte descuida, que no identifico para nada a la totalidad de los homosexuales con esa minoría «mariprogre», como les llama mi amigo Fanfatal. Conozco a homosexuales que son buenas personas, aunque decir esto casi suena a obviedad: buenas y malas personas las hay homosexuales, heterosexuales, mediopensionistas e incluso del Celta. Yo tengo clara una cosa, y de hecho la tengo clara porque es lo que enseña la Iglesia: todos los seres humanos somos hijos de Dios, y por tanto hermanos. Esto, por supuesto, incluye a los homosexuales.

    En fin, espero que algún día esos talibanes dejen de daros mala imagen, porque si bien es cierto que no tenéis ninguna culpa de su actitud, lo que sí ocurre es que alguna gente les toma por algo representantivo de todos los homosexuales, cuando no lo son.

    Un saludo.

  12. Universo gay es mucho más sectaria y talibana que las «Dos Manzanas Pochas», y mira que ya es dificil que lo sea. Ese odio y mentiras que propagan continuamente los administradores de estas webs sería para hacérselo mirar. Luego son censuradores, porque si no escribes lo que ellos quieren, te borran los comentarios o directamente te banean. Muy democrático todo, por supuesto. 😉

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.