El Puente de las Fiebres

El Puente de las Fiebres (en gallego “Ponte das Febres”), también llamado Puente de San Telmo, es un bonito paraje boscoso situado en la parroquia de Santa Comba de Ribadelouro, en Tuy (Pontevedra).

Este sábado al anochecer estuve en ese lugar e hice allí las fotos que veis en esta entrada. El Puente de las Fiebres se encuentra justo en el Camino Portugués a Santiago, a su paso por las Gándaras de Budiño. A menos que estés haciendo esa ruta de peregrinación y te pille de paso, llegar hasta el lugar de dejará más bien a cuadros. Y es que el Puente de las Fiebres está en un sendero forestal cuyo acceso es una de las cosas más raras que he visto hasta ahora por Galicia. Se llega a él por la carretera PO-2502, hasta encontrar el inicio de un camino señalado con un mojón del Camino de Santiago. Para facilitar un poco las cosas, he señalado el inicio de este camino en Google Maps (pulsa aquí). Se puede seguir en coche, pero el comienzo del camino es de tierra, muy pedregoso y cuesta arriba, así que id despacio. Unos metros más adelante este camino de tierra da lugar a un estrecho camino asfaltado y un poco más adelante nos encontramos con un ancho puente asfaltado que pasa sobre la Autopista del Atlántico (sorprende tanto puente para tan rústico camino):

De este puente desciende otro cacho de carretera asfaltada que desaparece para dejar otra vez paso a un camino de tierra:

Si habéis llegado en coche hasta ese punto, es mejor que aparquéis y sigáis andando. Aunque tengáis un todoterreno, no dispondréis mucho sitio para dar la vuelta y el trayecto que queda por delante hasta el Puente de las Fiebres se hace en unos minutejos. El camino desciente serpenteante hasta llegar a un pequeño claro marcado con unas piedras de formas cuadrangulares:

Al fondo a la izquierda hay una vieja cruz de piedra, un peto metálico (donde los peregrinos dejan sus peticiones al santo)…

… y un pequeño monolito con una roseta de seis pétalos:

Bajo esta roseta una inscripción recuerda la historia del lugar: “Caminante aquí enfermó de muerte San Telmo en abril de 1251. Pídele que hable con Dios en favor tuyo”:

La inscripción recuerda al caminante que en este sitio enfermó el Santo Patrono de Tuy en su peregrinación a Santiago de Compostela. Fue aquí donde se dio media vuelta para regresar a Tuy (donde murió poco después). Según otras versiones, San Telmo ya partió enfermo a hacer la peregrinación, y en este punto le llamó el Señor para volver a Tuy, donde había de morir.

Sobre el monolito y sobre la cruz hay pequeñas piedras que van dejando los peregrinos como testimonio de su paso por allí:

Un poco más adelante está el puente que da nombre al lugar, un sencillo arco de piedra que en su momento fue de estilo barroco portugués, algo que apenas se distingue entre el deterioro ocasionado por el paso del tiempo y la pasarela de madera que se ha situado sobre el puente para que los peregrinos puedan cruzar el pequeño río San Simón:

En fin, no sé qué tal será este lugar de día, pero me ha encantado visitarlo al anochecer. Siendo ya de por sí un lugar fascinante, verlo con las últimas luces del día hace que resulte aún más curioso y enigmático. Os dejo aquí con la serie completa de fotos.

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.