¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sir Ewan de Griff

    Cuando lo ví, lo primero que pensé fue: ¿Qué mejor manera de expresar el error de quienes hablan del derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo?

  2. ABORTO, DE NUEVO

    Que le voy a hacer. Soy un fundamentalista, porque creo que el aborto es un terrible mal. Creo en la suave ley de Dios, y en Jesucristo. Y creo que la pobreza puede, si no resolverse como por encanto, por lo menos paliarse perfectamente. Se puede y no se quiere; sin paliativos ni polémicas. Izquierdas y derechas son igualmente culpables de la situación que existe en este mundo de las desigualdades.

    Ya está preparado el borrador del documento aprobado por el consejo de ministros que nos muestra hasta donde se puede llegar por el camino del desprecio a Dios. Yo soy fundamentalista, ¡mira por donde! pero el hecho de imponer a la mitad de la sociedad española una complicidad o un trágala, con el exterminio de niños no es por lo visto fundamentalista. Yo digo lo que creo que hay que hacer, pero ellos imponen lo que debemos tragar todos, y todas, ciudadanos, y ciudadanas, niños, jovencitas, y militares sin o con graduación. Para eso no fueron elegidos.

    Fueron elegidos, para proteger vidas y haciendas, de TODOS los que habitamos en esta pobre España, que está ya abocada al fin que se preveía por los que tienen dos dedos de frente: la «marxistización» y fragmentación del país, haciéndole abandonar sus principio so pretexto de modernizarlo. Para ello es necesario el aborto, y la llamada a los indigentes extranjeros, para que debidamente adoctrinados y domados con dinero de todos, sean un lecho cómodo de votos.

    Todo para llevarnos a una «bolibarización» del país más viejo de Europa. Si pensamos que ahora hace poco más de cien años, es decir, recientemente en términos históricos que se constituyó la nación alemana, vemos que rango tiene España como patria común de todos los españoles.

    Ahora, es mucho más difícil impedir que nos pongan a vivir como si la vieja y valiente España de antaño, fuera un país recién llegado a la historia y del que se puede hacer que reniegue de sus principios y de su prosapia. Como cristiano no puedo oponerme de ninguna manera, sino mostrando mi disconformidad, a la caída de la economía que era algo cantado. Se vive mejor o peor, y esas cosas son asimilables hasta cierto punto.

    La legalización del crimen en personitas indefensas, no es tolerable, y por ello pongo el grito en el Cielo. A unos por proponerlo, y si pueden llevarlo a cabo. A los demás, por la cobardía de no ponerse en jarras, y decir que así no se hace democracia y que no se consienten, ni así se pueden vulnerar las reglas del juego. Todos somos culpables, incluido el pueblo que apoya con su voto a los que quieren perpetrar semejante desacato y vulneración de la ley natural y la ley de Dios.

  3. mujer

    Yo digo que en todos los países donde se ha legislado despenalizando el aborto, es decir la “interrupción voluntaria de la vida”, asesinando un bebé en gestación, es un equivalente a haber establecido la “PENA DE MUERTE” a la más indefensa de las criatura de una sociedad. Y ese crimen, con ley o sin ley, pesará en sus conciencias por el resto de la vida. El despedazar y matar a un bebe mientras en el vientre materno es un acto bárbaro que atraerá ruina a esa sociedad irresponsable por admitirlo. Ejecutar niños nonatos- por encima de toda creencia religiosa o política – es un asesinato por donde sea que se lo mire. Un crimen no se resuelve con otro crimen. Es arbitrario y discriminatorio decidir quien vive y quien debe morir sin haber cometido ningún crimen. Es deplorable administir que la culta sociedad sea incapáz de evitar el avance de las mujeres abortistas y esas clases cultas terminan adoptando el lenguaje que les impone la propaganda abortista. Tal es el caso del derecho a “disponer de su propio cuerpo”. Un lenguaje absurdo que se burla de toda la sociedad que se opone, con trillados y demenciales mensaje que los demás repiten, incapaces de pensar por sí mismo.- :hola::ok::aplauso:

  4. Luna

    La viñeta que comprende la entrada nos da una idea de la imposible aproximación a la realidad. Aun cuando se reconociera el derecho del hijo a decidir, no lo estaría haciendo sobre su propio cuerpo únicamente, ya que al morir se perdería la transmisión hereditaria y esto causaría la imposibilitación de millones de personas. (Al no saber cuándo se terminará el mundo, es imposible calcular el alcance de esta muerte.)
    Es un grave error el de pensar que el aborto mata a una sola persona, como podemos ver.

  5. Hola Elentir

    Hace tiempo que tenia en mente enviarte este link. Aprovecho tu articulo.
    Aunque es probable que ya lo conozcas, verdad?

    Argumentario liberal contra el aborto:
    http://www.liberalismo.org/articulo/226/53/liberalismo/derecho/aborto/argumentacion/liberal/

    Un cordial saludo

  6. Sir Ewan de Griff

    No estoy de acuerdo con Luna. Para matar a alguien es necesario que ese alguien esté vivo.

  7. A Sir Ewan de Griff:
    ¿Quieres decir que el feto no está vivo?

    PD: Te sugiero que leas el articulo cuyo link indique en el comentario anterior

  8. Si el niño no nacido no está vivo, ya me explicará alguien cómo es que se alimenta, crece y tiene las demás funciones de un ser vivo. En fin…

  9. Luna

    Sir Ewan de griff:

    Entiendo que si hubieran matado a tus cuatro abuelos a la edad de sete años, no estarías en este mundo, igual que el resto de su descendencia. Lo lames como lo llames y los mires como lo mires, habrían acabado contigo y con los tuyos, que dstaríais d etodas las maneras posibles en la fantasía y de ninguna de ellas en la realidad.

    Llámalo eliminar, liquidar, exterminar, imposibilitar o como quieras. Pero es así.

    Con la excepción del personaje de Mafalda “Manolito”, quien dice que “si se empeña en nacer, nace” cuando le explican lo que es el aborto. (Y yo le creo, porque es bastante testarudo.)

  10. Sir Ewan de Griff

    Me temo que se ma ha malinterpreteado. El aborto es siempre es siempre el asesinato de un ser humano, pero solo de uno, puesto que sus posibles descendientes aun no han sido concevidos. A eso es a lo que me referia. Pero no niego ni he negado nunca que el ser humano concevido esté vivo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]