La esclavitud y el aborto: dos lacras sociales con muchas similitudes

¿Qué es lo que hacías tú mientras otros luchaban por la abolición?

Hace tres años conté aquí algo que mucha gente desconoce en gran medida: la defensa la esclavitud como un «derecho», concretamente el derecho a poseer esclavos. A los abolicionistas, que eran una minoría, se les consideraba unos extremistas y sus proclamas provocaban tanto rechazo social que las obras literarias abolicionistas llegaron a estar prohibidas, los profesores abolicionistas eran vetados en las escuelas y a partir de 1830 el servicio de correos se negó a entregar folletos abolicionistas en los estados sureños.

Una clase política dividida entre esclavistas y abolicionistas

Estados Unidos nació como democracia desde su misma independencia en 1776. A pesar de ello, los atentados contra la dignidad humana envenenaron esa democracia hasta extremos grotescos. La aceptación social de la esclavitud no sólo era fortísima en los estados del Sur, sino que también dividía a los habitantes de los estados del Norte. Así, si el Partido Demócrata era hegemónico en el Sur y defendía en ellos de forma acérrrima las tesis esclavistas, su gran rival, el Partido Whig, estaba dividido entre esclavistas y abolicionistas. La Kansas–Nebraska Act, que autorizó la esclavitud en los nuevos estados que se incorporasen a la unión, acabó rompiendo todo posible entendimiento entre ambas tendencias. Ese mismo año los abolicionistas del Partido Whig se escindieron y formaron el Partido Republicano, que pretendía abolir la esclavitud no sólo en los nuevos estados de la Unión, sino también en el Sur. Esta apuesta por la libertad de los esclavos le llevó a ser tachado en el Sur como «republicanismo negro».

En una democracia la justicia llegó a negar a los negros la condición de personas

En pleno debate entre esclavistas y abolicionistas se produjo un sonado escándalo el 6 de marzo de 1857, cuando la Corte Suprema de EEUU -el equivalente a nuestro Tribunal Constitucional, por así decirlo- publicó su sentencia sobre el caso Dred Scott contra Sandford, que negaba a los negros la consideración de «personas o ciudadanos», y se refería al esclavo negro como un «artículo» y como una «propiedad» que su amo tenía el «derecho» a llevar con él a otro estado. La sentencia, además, negaba la ciudadanía estadounidense a todo afroamericano -liberto o esclavo- y a sus descendientes, y negaba también al Congreso toda autoridad para prohibir la esclavitud en los estados de la Unión. La esclavitud fue, finalmente, uno de los motivos que hicieron estallar la Guerra de Secesión en 1861. En esa contienda, los sudistas lucharon a favor de la esclavitud refiriéndose a ella como «nuestra libertad» e incluyéndola en los «derechos sureños», como se escucha en la famosa canción sudista «Bonnie Blue Flag».

La esclavitud estaba tan incrustada en la legalidad estadounidense que hizo falta una enmienda constitucional, la 13ª, para prohibir la posesión de esclavos y otra más, la 14ª, para anular la citada sentencia caso Dred Scott contra Sandford. A pesar de ello, los efectos de la aceptación social de la esclavitud y del racismo en los estados del Sur se mantuvieron durante un siglo, tiempo durante el cual estuvieron vigentes en los estados del Sur las llamadas leyes de Jim Crow, una serie de normales estatales y locales que marginaban a los negros en todo tipo de ámbitos. Durante ese tiempo el Partido Demócrata siguió siendo hegemónico en los estados sureños.

Conocidos progresistas apoyaron las tesis racistas contra los negros

Entre los defensores de la segregación racial había personas aún hoy consideradas «progresistas» como Claude Bowers, miembro del ala izquierdista del Partido Demócrata y admirador del Ku Klux Klan. Me referí a él hace tres años en este artículo. Otro caso significativo fue el de Margaret Sanger, conocida racista y fundadora del poderoso lobby abortista Planned Parenthood. El año pasado ya conté aquí las palabras que escribió en una carta:

«El más exitoso sistema para educar al negro es apelar a su religión. No queremos que se corra la voz de que queremos exterminar a la población negra, y el pastor es el hombre que puede erradicar esa idea, si alguna vez se le ocurriera a alguno de los miembros más rebeldes.»

Ya señalé entonces que esta señora contó en su autobiografía como dio una charla a la rama femenina del Ku Klux Klan en Silver Lake, con tan buen resultado que recibió una docena de invitaciones más para dar conferencias para esa organización racista. A pesar de ello, el lobby abortista que ella fundó aún hoy da el nombre de Sanger a sus premios anuales. Ese mismo lobby ha sido uno de los máximos apoyos del actual presidente Barack Obama, firme partidario del aborto e incluso de su financiación con fondos públicos, a pesar de que Planned Parenthood concentra la amplia mayoría de sus abortorios en zonas habitadas por minorías raciales, lo que organizaciones provida de EEUU califican como «genocidio negro».

A pesar de su abolición legal, hoy en día hay más esclavos que nunca

El asunto de la esclavitud ha dado lugar a muchos tópicos. Por ejemplo, mucha gente piensa que la abolición legal de la esclavitud acabó con ese problema, pero no fue así: aún hay unos 27 millones de esclavos en el mundo. Para que nos hagamos una idea de lo que supone esta cifra, que tanta gente desconoce, posiblemente hoy en día hay más esclavos en el mundo que en ningún otro momento de la historia. A pesar de ello, hoy existen más leyes y más organismos nacionales e internacionales que nunca dirigidos a acabar con esa lacra social.

La comodidad de apoyar una causa a toro pasado y sin correr riesgos

Muchas veces me pregunto cuánto darían algunos por haber hecho más a favor de la abolición legal de la esclavitud cuando tuvieron la ocasión. A toro pasado, cuando buena parte de la humanidad ha conseguido superar la aceptación social de atentados contra la dignidad humana como la esclavitud, muchos asumen esta situación con naturalidad y con la comodidad del que no tiene que correr ningún riesgo para luchar contra esas lacras. ¿Cuántos que hoy ven la esclavitud como algo infame habrían corrido el riesgo de ir contracorriente en el siglo XIX?

La respuesta a esta pregunta la podemos encontrar en la aceptación social de otro atentado contra la dignidad humana que aún persiste hoy en día. Y es que en pleno siglo XXI aún hay gente que considera que ostenta el derecho de propiedad sobre otros seres humanos, incluso hasta el extremo de arrogarse el «derecho» a quitarles la vida, igual que los propietarios de esclavos en su momento. En pleno siglo XXI aún hay personas e instituciones que, igual que hizo la Corte Suprema de EEUU en 1857, consideran que determinados seres humanos no son personas y carecen de derechos, incluso del más elemental de todos, que es el derecho a vivir. En pleno siglo XXI en el ámbito político sigue habiendo división entre quienes aceptan o incluso defienden un terrible atentado contra la dignidad humana y quienes lo rechazan sin excepciones. En pleno siglo XXI hay gente que hace mofa, insulta e incluso amenaza a los abolicionistas, igual que lo hacían los encapuchados del Ku Klux Klan hasta hace unas décadas. En pleno siglo XXI aún hay gente que se mofa o muestra su desprecio hacia las víctimas de esa lacra, igual que los esclavistas humillaban a los esclavos negros.

Las primeras feministas lucharon contra la esclavitud y contra el aborto

Por desgracia, las similitudes no se acaban ahí. Aún hoy hay gente que considera «progresista» defender un atentado contra los derechos humanos, y que tacha de «extremistas» a quienes nos oponemos a él. La escritora feminista Daphne de Jong lo expuso así:

«Las primeras batallas feministas fueron luchar contra el estado legal de bienes muebles de las mujeres. Muchas feministas estaban entre los que volcaron contra la sentencia del Tribunal Supremo de EEUU de 1857, para la que un esclavo negro era “propiedad” y no titular de la protección de la Constitución. El feminismo rechazó totalmente el concepto de propiedad respecto de los seres humanos. Pero cuando el Tribunal dictó en 1973 que el feto era propiedad de su madre, y no titular de la protección de la Constitución, mujeres liberadas bailaron en las calles.»

Una de las pioneras del movimiento feminista en Estados Unidos, Elizabeth Cady Stanton, se pronunció en términos parecidos:

“Cuando consideramos que las mujeres son tratadas como una propiedad, es degradante para las mujeres que tratemos los hijos como una propiedad que se puede desechar como queramos.”

¿Esperando cómodamente a ver la abolición del aborto en los libros de historia?

Si en pleno siglo XXI ocurre todo esto, igual que en el siglo XIX era socialmente aceptada la esclavitud, ¿a qué esperan muchas personas que comparten las tesis abolicionistas en relación al aborto? En España mueren cada día más de 300 niños y niñas víctimas del aborto legalizado. Son seres humanos. No son propiedad de nadie. Nadie tiene derecho a decidir matarlos. A pesar de ello, mucha gente acepta esa barbaridad, o incluso la defienden alegando un inexistente derecho a tomar como una propiedad a otro ser humano. Algunos se escudan en que su abolición legal no acabaría con el problema. Otros niegan que los no nacidos sean personas. Algunos incluso niegan su humanidad, pisoteando la ciencia y la razón. Curiosamente, en el debate del aborto los abortistas están repitiendo una a una las mismas barbaridades que esgrimieron los esclavistas y con el mismo fin: defender un clarísimo atentado contra los derechos humanos. Esta lacra, desde luego, acabará siendo abolida igual que lo fue la esclavitud. Ese día muchos se escandalizarán al hablar de un periodo de la historia en el que los Estados autorizaban una costumbre bárbara y salvaje como es matar a los propios hijos antes de que nazcan. ¿Cuántos desearán entonces poder haber estado hoy con nosotros luchando por la abolición de este crimen y por una Ley de Aborto Cero? ¿Están esperando a que la abolición del aborto aparezca en los libros de historia? ¿Por qué no hacer historia hoy y aquí?:

www.marchaporlavida.org

Entradas relacionadas:

También llamaron derecho a la esclavitud
¿Es feminismo matar a 616.000 niñas al amparo de las leyes abortistas en España?
Feministas por el derecho a vivir
El aborto, medio de control social con fines racistas
El Partido Demócrata de EEUU, Planned Parenthood, el aborto y el racismo

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luna

    He de reconocer que a veces he estado tentado de enterrar una «cápsula del tiempo», con intención de dejar al futuro el mensaje de que me parece totalmente injusta la época en que me ha tocado vivir, que no comparto muchos absurdos que encuentro auténticamente vergonzantes. Pero ¿Para qué hacerlo? Mereceré librarme del oprobio de ser recordado como un imbécil más si logro para ese futuro lo que requiere. En caso contrario, no ganaré otra cosa que la merecida vergüenza con que se me recuerde. Esta es la justicia que hará el futuro con nosotros.

  2. Jandro

    La comparación con la esclavitud no es nueva, pero la has presentado como nunca en una incontestable entrada.
    De todas formas, admitamos que los defensores de la vida, incluso los que no nos quedamos de brazos cruzados y nos movilizamos, tenemos un mérito bastante discutible, porque tenemos de nuestro lado la razón, la ciencia y el sentido común. Así cualquiera…

    El aborto tiene que desaparecer: mañana, todos a la calle.

  3. Bueno, es el mismo mérito que tenían los defensores de la abolición de la esclavitud. Los que deberían avergonzarse son los que pisotean la ciencia, la razón y el sentido común para justificar una matanza de inocentes.

  4. Eso de los embriones es a causa del apartamiento de Dios. Una situación sobrevenida, a causa de la falta de escrúpulos en las personas que se someten a estas prácticas.

    Y la mujer no tiene soberanía sobre su cuerpo. De ahí que todos tenemos que usarlo en relación con los demás que también lo tienen. Esta bajo nuestra responsabilidad, pero no bajo nuestra soberanía.

    Desde la comprensión de los errores de todos, (porque yo no soy perfecto ni mucho menos), hay que decir que si nos ajustáramos a las ordenanzas de Jesús, respetaríamos no solo al feto, sino a la misma mujer a la que normalmente no se ha respetado.

    Donar un riñón es obra de misericordia, porque con un solo riñón se vive también perfectamente. Matar un niño en cualquier etapa de su vida, es matar a un hombre o una mujer, a la que tanto se dice proteger, cuando tienen tanta legislación a su favor.

    El asunto está, en que si echamos a Dios de nuestras vidas, o no lo recibimos, se perpetran toda clase de violencias. El aborto es una de ellas. No solo sobre los ya nacidos sino sobre todo lo que la anarquía del hombre ha instaurado.

    Lo que no tiene casuística no la tiene, y ya está. Si dejamos a Dios ya hay “casuística y problemática” para dar y vender.

    Se vende y… “El aborto es asesinato”.

  5. Jailón

    Es una excelente entrada,y efectivamente el aborto se parece mucho a la esclavitud y los argumentos bajo los que han sido defendidos son los mismos.

    Creo que hubiera sido bueno incluir el famoso argumento socio-económico y «paternalista», utilizado tanto para defender la esclavitud como el aborto.

    Los esclavistas afirmaban que sus esclavos estaban mejor alimentados y tenían un albergue más seguro que los mendigos y niños explotados de las nacientes ciudades industriales de aquellos países donde la esclavitud había sido abolida.

    Del mismo modo, hoy los abortistas afirman que para un ser humano es mejor morir en estado larvario que sufrir el abandono o la pobreza, a lo que añaden presuntas condiciones de pobreza de sus madres que les abocarían a abortar, por lo que piden que lo cubra la seguridad social de modo que estas madres no tengan que costear la operación.

    Evidentemente hay alternativas más humanistas que no pasan por cosificar a un ser humano «por su bien».

  6. sofia saxe ivanovna

    Magnífico escrito. No tengo palabras, solo decir que debemos luchar siempre para proteger nuestra especie que en este momento de nihilismo, las fuerzas supra-capitalistas de la globalización quieren reducir vidas, ancianos, disminuídos, para engrosar las arcas sangrientas del dinero.
    Mientras,se asesinan a los nacidos en el vientre materno,bajo la aceptación cobarde del padre y una clase política desumanizada-son los creadores de los nuevos campos de exterminio-, Nadie puede dormir tranquilo, hay en el fondo de nuestra alma un ángel aSESINADO.

  7. Miguel Picardo

    brillante, Elentir. Gracias.

    ¿para qué demonios quiere @Jocoserio su canal de tV si un día como hoy se dedica a dar un marathón de 24 horas de fúbol en lugar de 24 horas de marcha por la vida. De 13tv no esperaba nada, y de otros medios al dictado del PP o de los polítiamente correcto menos. El bueno de PedroJ, nos informa en su digital, que hoy hará manifas en 57 ciudades ….contra los PGE, Marhuenda de que hoy hay fútbol, y el de abc que Hugo Chavez es un cabrón con pintas ¡acojonante!

    Eso sí, si se manifestaran los cuatro gatos ultraizquierdistas de siempre, el seguimiento de JocoserioTV,y los demás, sería al detalle; con sesudos debates sobre quién lanza mejor los adoquines o qué policía es menos modosito. ¡vaya tropa!

  8. Marketin

    Miguel Picardo: «…Marhuenda de que hoy hay fútbol…» Sin embargo, cuando la marcha celebrada en Madrid se estaba aproximando a Cibeles, han repartido miles de globos con el rótulo «La Razón», muy azules todos ellos (qué casualidad, como el color del PP; sólo les faltaba la gaviota…)

    Fuera de eso, en ningún medio de comunicación y difusión nacional amplia ya sea escrito, radiado o televisado he leído, oído o visto referencia alguna a esta Marcha por la Vida, al menos hasta el momento de escribir este comentario (bueno, confieso que he hecho trampa: no he puesto la radio, ni he comprado ningún periódico, ni he encendido el televisor…, no me gusta perder el tiempo ni pagar para que me mientan).

  9. Marketin: «ningún medio de comunicación y difusión nacional amplia ya sea escrito, radiado o televisado he leído, oído o visto referencia alguna a esta Marcha por la Vida» (…) «no he puesto la radio, ni he comprado ningún periódico, ni he encendido el televisor»

    Es difícil leer, oír o ver referencias a los medios si no se consultan los medios. Basta con buscar en Google Noticias para encontrar referencias en los medios a la marcha de hoy:
    https://www.google.com/news/story?ncl=ddx9qZHAsrtzDCMEsYkfBorZRhJCM&q=marcha+por+la+vida&lr=Spanish&hl=es

  10. Marketin

    ‘Mea culpa’ :oops:. Me he sentido algo frustrado porque esperaba algo más de las portadas de los periódicos, al menos de medios como ABC y La Razón, y no he visto nada, excepto lo de los globos que he comentado. Luego, en la web, ambos periódicos -y algunos otros medios- sí llevan el tema (aunque siempre me parece poca la cobertura que se le da a la defensa de la vida).

  11. Luna

    Marketin (y un poco a todos):
    Aun estando eufórico porque la manifestación de Barcelona ha ido mejor que nunca
    he de deciros que vuestra mejor manifestación no será nunca la más cubierta por los medios ni la más multitudinaria, aun cuando suponga un baño de masas. Se dará ante una sola mujer, quizá en secreto. A ella -Si Dios quiere- le diréis algunas cosas que le llegarán al corazón y ahí, evitaréis un aborto.

  12. Álvaro

    Memorable este artículo.

    Deberías incluirlo en una nueva sección… los Top-10.

  13. Gracias, Álvaro. 😉 Me pensaré lo de hacer esa sección, ya llevo tiempo dándole vueltas a hacer al menos una selección de artículos por temas.

  14. ana dipietro

    coincido con Luna. Todo lo que podemos es ayudad directamente estando en contacto con las niñas y muchachas que pasan por esa terrible situación. El acompañamiento es fundamental !!!. . Pero, el Estado DEBE CREAR INSTITUCIONES ALTAMENTE CAPACITADAS PARA ASISTIR, PREVENIR, HACER CAMPAÑAS Y EDUCAR DESDE LA ESCUELA DESDE NIÑOS, OBSERVANDO EL ENTORNO FAMILIAR E INTERVENIR SI FUERA NECESARIO CON HERRAMIENTAS LEGALES ADECUADAS. . .¡¡¡ ES TODO UN CONJUNTO DE ACCIONES QUE SE DEBEN CUMPLIR PARA DARLE SOLUCIÓN A ESTA PROBLEMÁTICA !!!ABRAZOS !!!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.