Un repaso a mi primer teléfono móvil (2001): un Motorola Talkabout 180

Así era un teléfono móvil hace 11 años

Esta mañana, hablando con mi padre sobre como eran los teléfonos móviles de hace una década, me acordé de mi primer teléfono móvil, el pisapapeles azul que veis a la izquierda: un Motorola Talkabout 180.

Lo compré en el verano de 2001, un año después de su lanzamiento y cuando en mi pandilla tener móvil era ser un bicho raro. Tenía una pequeña pantalla monocroma, en la que aparecían sólo dos líneas de 12 caracteres de ancho cada una.

Si en un iPhone acabas antes diciendo las prestaciones que no tiene, con este Motorola pasaba todo lo contrario: podías hacer llamadas y recibir y mandar mensajes SMS. Y ya está. Disponía de 11 tonos -armaba un buen barullo-, y su batería soportaba 3 horas y media de conversación. Sólo almacenaba 10 llamadas: 5 recibidas y 5 enviadas. Sólo podías almacenar contactos en la tarjeta SIM. Por no tener no tenía ni reloj (hoy ya no llevo reloj de pulsera ni agenda porque ya lo tengo todo en el iPhone). Por supuesto, no podías ampliar sus prestaciones bajándote aplicaciones porque no tenía Internet ni nada que se le pareciese.

El Talkabout 180 tenía un grueso de 27 mm, es decir, que era casi tres veces más grueso que el iPhone 4 (que tiene 9,3 mm de grosor). Aunque más estrechito (47 mm frente a los 58,6 mm del móvil de Apple), medía de largo 130 mm, 147 si contamos la antena (el iPhone 4 mide 115,2 mm). Lo más curioso es que pesaba 140 gramos, sólo 3 más que el iPhone 4.

El Motorola lo compré con tarjeta prepago de Amena, la operadora española más barateira del momento, que fue absorbida por la francesa Orange cuatro años más tarde. Un año después de comprarlo lo liberé y me pasé a Movistar. Recuerdo que entonces recibir un SMS era todo un acontecimiento, pues no había tanta gente con móvil como ahora y por tanto no había el tráfico de SMS que hay hoy en día. Creo recordar que sólo me duró un año, pues la batería aguantaba cada vez menos. El verano siguiente me compré un Sony Ericsson CMD-J70, más pequeño y ligero y con batería de litio que daba para 6 horas de conversación. Quién me iba a decir a mí que ocho años después tendría un móvil de Apple en el bolsillo…

P.D.: si la evolución de un teléfono móvil a otro os ha sorprendido, ya veréis cuando publique algún día una comparativa de mi cámara de fotos de entonces y la que tengo ahora… 🙂

Entradas relacionadas:

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.100

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Urakhga

    Absorver en lugar de absorber es una de las faltas de ortografía más habituales entre la gente que no suele cometerlas.

  2. Gracias por la corrección, errata imperdonable siendo yo de Letras… Ya lo he corregido.

  3. Juan

    Pues sí te parece un pisapapeles el teléfono que tenías, no te cuento lo que era el mío. Era un auténtico zapatófono con forma de ladrillo, era un Motorola Microtac (creo que se escribe así). Creo recordar que guardo hasta la caja. Lo compré en una promoción en la que había que comprar 5000 ptas de las de entonces en gominolas, y te incluía una participación para un sorteo de la Cruz Roja. De eso ya hace la friolera de 15 años, y he seguido con la misma compañía y con el mismo número. Lo más curioso fue que había que incluir una fotocopia de un talón bancario, me imagino que sería para asegurarse de que tenías cuenta bancaria para los pagos. Podía recibir SMS’s pero no redactarlos; vamos igual que ahora, y en vez de un DVD con el típico video demostración, venía con una cinta VHS, que presentaba la periodista Marta Robles. ¡Puf! que tiempos…

  4. Mi primer móvil fue un Alcatel One Touch Easy (MoviStar), ¡¡un auténtico ladrillo!!. Hasta se me cayó en el metro (en los raíles) de Londres y ni un rasguño 😯

  5. Ja, ja, ja yo recuerdo cuando parecián el cajon de un limpiabotas, costaban sobre 300.000 pesetas y las llamadas eran caririmas.

    Saludos.

  6. mac

    El mío, en el siglo pasado, un motorola negro -no recuerdo el modelo, era un auténtico zapatófono, enooooooooooooorme y carísimo. Las llamadas prohibitivas. Hasta 2004 que se rompió, me dio buenos resultados. No sé que hacías tú que no le sacabas partido a tu móvil, porque el mío almacenaba bastante.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]