Si no crees en los ángeles, aquí tienes uno con gorra, placa y pistola

Jue 29·11·2012 · 20:04h 24

Podéis leer la historia de este mendigo y este policía de Nueva York en La Gaceta. La foto la he descargado de la página de Facebook del Departamento de Policía de Nueva York.

Allí incluyen también este retrato de Larry DePrimo, que es como se llama este buen samaritano:

La foto que encabeza esta entrada ya ha sido compartida más de 114.000 veces en Facebook desde ayer. Su acto se merece esa difusión y más. Mi aplauso para este buen hombre, que con su gesto de generosidad ha hecho honor a un uniforme ya cubierto de gloria por los héroes de ese departamento que fallecieron intentando ayudar y rescatar a las víctimas de los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Por cierto, aunque nunca lo plasme una cámara, no son pocos los agentes de Policía también en España que asumen grandes sacrificios para servir a los demás y que podamos disfrutar de libertad, orden y seguridad. Algunos sólo se acuerdan de la Policía para dirigirle toda clase de insultos y acusaciones. Sirva esta entrada como pequeño homenaje a los que silenciosamente, y a menudo recibiendo muestras de odio e ingratitud, sirven a los demás como el agente DePrimo en las calles de nuestras ciudades. Para mí verles ahí siempre es motivo de tranquilidad.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 1.100

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces desde Twitter y trackbacks:

Comentarios a esta entrada:

  1. Marcial

    En España hay que recordar a los que murieron por salvar al joven eslovaco en Galicia, a los que te atienden en la oficina del DNI, a los que…

  2. Rogelio Latorre Silva

    La Policia, como la Guardia Civil, como el Ejército, no son profesiones: son vocaciones. Silenciosos, cumplen su deber. No conciben otra forma de entender la vida. Cuando es necesario, y suele serlo frecuentemente, afrontan el peligro como lo más natural del mundo, sin esperar, siquiera, el reconocimiento a su acción, que no es raro les cueste la vida. Como premio a su sacrificio, a lo sumo, unas palabritas en su sepelio, pronunciadas por el político de turno (¡Vaya latazo!), a todas luces falsas, artificiosas, no sentidas, y ¡A seguir viviendo del cuento!

  3. Luna

    Este agente ha pasado mucho frio por las noches y sabe lo que es. Nueva York es una ciudad muy fría. Se ha limitado a hacer por su prójimo lo que haría por él y en esto está la grandeza: Se ha limitado a esto, no buscando nada más, porque hay cosas que se hacen porque deben hacerse. Por el mundo rondan infinidad de dacálogos de polícía, Ordenanzas y otras fórmulas que pretenden recoger la conducta deseable en un policía o en un militar. En todos ellos podría estar esta foto.
    Esto me recuerda una anécdota de la División Azúl: Cuando se desplazaban de un lugar a otro y paraban en una aldea rusa los soldados alemanes y españoles, había unos encargados de buscar alojamiento en las casas de la villa. Iban con una tiza y escribían en la fachada el número de soldados que debían pernoctar en cada casa, en donde no siempre se les acogía de grado.
    Los alemanes entraban, daban las buenas tardes y pedían la cena. Cuando llegaba la hora, dormían en las camas de los lugareños y se acabó. Con los españoles no había manera, insistían en que los dueños de la casa no debían dormir en el pajar y que en todo caso, irían ellos allí. Tras largas discusiones, terminaban todos durmiendo apretujados junto a la estufa ya que no había quien durmiera en un pajar con tanto frío.
    Ninguna orden ni norma les obligaba a hacerlo, pero les salía del corazón. Acababn de pasar la Guerra Civil y sabían lo que eran los desastres.

  4. Mucho se deben acordar de los guripas los más viejos de Rusia… Desde luego, trataron a la población local mil veces mejor que los alemanes.

  5. MR (Monárquico y Republicano)

    Personas como este policía, hacen de éste un mundo mejor. ¿Pero cuántos casos no transcienden a la opinión pública? No son noticia… Y no pretendo quitarle mérito a este agente, al contrario… Precisamente digo que ya está bien de tanto crimen, lenocinio, homicidio y forricidio… A ver cuándo nos dan más noticias como ésta, que habelas, hainas.

  6. No te imaginas lo que me gustaría a mí poder dar más noticias como éstas a menudo… El caso es que casi todos los que hacen el bien lo hacen por amor a los demás, no porque haya cámaras delante. No esperan reconocimiento alguno. Los malos no suelen ser tan discretos.

  7. Luna

    Ya iría siendo hora de que el periodismo se plantease de otra manera. La división que encontramos hoy en día tiene dos claras tendencias: la información desastrosa y la prensa rosa. ¿Por qué no puede haber noticiarios y periódicos sobre buenas acciones, sobre hechos edificantes que consiguen que todos seamos un poco mejores y más felices?.

    Lanzo una idea para el periódico que la quiera recoger: Una sección de “buenas noticias”. Verá su consejo editorial como al cabo de un mes ha subido la tirada y al cabo de un tiempo, cómo el ejemplo arrastra. Algo de esto tuvo el gratuíto ADN en el modo de presentación, pero le faltó contenido. Creo que el enfoque de Elentir hubiera sido bueno para que ellos le imitasen y que noticias de este tipo no iban a faltar.

    Aquí traigo otra:
    En el 25-V de Barcelona hubo jornadas en que los antidisturbios de los Mozos de Escuadra tenían especial trabajo en contener a los manifestantes no autorizados que intentaban agredirnos a los defensores de la vida.En una ocasión, habia noventa de ellos y se encontraron con una verdadera batalla campal, que supieron contener pese a lo encarnizado del lanzamiento de botellas y los ataques de los “antisistema” (Convocados por el entorno de Kaosenlared.)

    Entreví en todo este pandemonium cómo uno de estos que se dedican a capitanear las agresiones en todas las manifas, le asestaba un doloroso golpe de monopatín en las espaldas a un agente. Se levantó como pudo y vió que se le había caído la cartera al provocador. En una acto que me maravilló, dejó la porra en un ademán que decía claramente “No la voy a usar,” tomó la cartera y le gritó a su contrincante que se la había perdido, la dejó sobre un fitón -algo lejos de él- y se quedó a cierta distancia, controlando que la pudiera recuperar. Luego, volvió al altercado y siguió con su cometido.

    Bueno, otra:

    En otro 25-V con provocadores, le dió un infarto a uno de ellos y se encontró abandonado porque los suyos habían salido correiendo ante una carga policial. Ví que era algo grave y que no se trataba de una estratagema, por lo que le socorrí y él mismo me dijo la dolencia que le aquejaba. Llamé a un policía a gritos y hubo de trasponer una barrera de agresores que parecía una “melé”. Llegó con varios golpes en la cabeza y contusiones. Aunque parecía aturdido por lo que acababa de pasar, estuvo atendiendo a la petición de un ambulancia y pidiendo por el walkie que se cuidara que la dejaran pasar. Quizá se salvó esta persona por su actuación.

  8. Luna

    Y ya que he caído en la tentación de las buenas noticias,m otra más, porque alegran el día:

    En el bloque de pisos de mi taller vive una señora que no puede ya bajar las escaleras para ir a hacer la compra porque está muy mayor. Un buen vecino la convenció un día para que dejara una cesta con una cuerda en su balcón y la lista de lo que había que comprar dentro, que él se encargaría de traérselo todo. Hace de esto ya varios años y lo que no sabe esta mujer es que la pensión no contributiva que cobra no le dá ni para empezar, por lo que esl buen samaritano y el del piso de al lado están pagando más de la mitad de lo que come. Muestran además mucha gracia y elegancia en esconderle esta noticia. Son las alegrías del barrio del Raval de Barcelona, que alivian las muchas penas que allí se ven a diario.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar "enviar" aceptas estas Condiciones de Participación

  → abrir emoticonos   → configura tu icono personal