Críticas a la revista de 'El Mundo' por llamar 'nada gallega' a la mujer de Rajoy

Tópicos sobre gallegos: ¿el que usa Yo Dona molesta y los de este anuncio de Gadis no?

Sab 29·12·2012 · 18:22h 25

La revista Yo Dona retrata a Elvira Fernández, la esposa de Rajoy, como “nada gallega”. Este nuevo uso de los tópicos sobre los gallegos está provocando polémica en Twitter y críticas desde el nacionalismo. Nada parecido ocurrió hace unos años cuando la cadena de supermercados Gadis puso en marcha su campaña “Vivamos como galegos”.

Lo más peyorativo para los gallegos
Aznar y los tópicos sobre los gallegos

En el vídeo que encabeza estas líneas no es que se use un tópico sobre los gallegos, sino una catarata de ellos, y no todos positivos. A modo de ejemplo, el anuncio de Gadis nos caracteriza a los gallegos como cotillas y metomentodos (0:46), como unos ambiguos (0:55) y unos listillos (0:58), da la imagen de que nuestra palabra no es firme (1:12) e incluso -en algo que a Yo Dona seguramente le habría costado una bronca mucho mayor- nos retrata como unos brutos e ignorantes que lanzamos zapatillas a los niños en vez de usar el mando a distancia (1:18). ¿Protestas por este anuncio de Gadis? Hasta hoy no he leído ni una, ni en los medios ni en Twitter. Es más: los anuncios de esta campaña se han emitido en cines gallegos entre risas y muestras de aprobación de los gallegos que estaban sentados en las salas.

Critican el uso de ‘gallego’ como adjetivo mientras llaman ‘antigallegos’ a sus rivales

Lo realmente grave, pues supone una forma totalitaria de presentar como enemigos del pueblo a quienes no suscriben determinadas tesis ideológicas, es el uso habitual que han hecho el nacionalismo y sus portamaletas de la izquierda del adjetivo “antigallego”. Sin ir más lejos, en el mismo medio “Sermos Galiza” que enlazo en la entradilla de este artículo se pueden encontrar varios usos de ese adjetivo para descalificar a quienes no suscriben la imposición lingüística del gallego defendida por el nacionalismo. Significativamente, este uso de un gentilicio con fines políticos emula al que hizo la dictadura franquista, que a menudo tachaba a los enemigos del régimen como “antiespañoles”. Sin embargo, una actitud tan digna de rechazo como ésa no ha provocado ninguna moción de protesta del Parlamento gallego.

El Parlamento condenó un tópico de Rosa Díez, pero no la violencia nacionalista

No puede decir lo mismo Rosa Díez, que en febrero de 2010 dijo que “Zapatero podría ser gallego en el sentido peyorativo”. Las palabras de la diputada de UPyD fueron una estupidez que no merecía mayor comentario. Sin embargo, sus rivales políticos aprovecharon para montar una playa sobre ese granito de arena, y tanto el PP como el PSOE y el BNG firmaron una moción de condena en el Parlamento gallego en la que se tachaba a Díez de xenófoba, como si los gallegos fuésemos extranjeros para una española como la dirigente de UPyD. Significativamente, el Parlamento gallego no ha sido capaz hasta ahora de aprobar ninguna moción unánime de condena de la violencia nacionalista, un problema más grave que la mera torpeza verbal de una diputada. Que haya ultras nacionalistas agrediendo y amenazando a demócratas -a esos a los que tachan de “antigallegos” por defender la libre elección de lengua-, como le ha ocurrido en no pocas ocasiones a Galicia Bilingüe, es algo que hasta ahora no le ha quitado el sueño a los parlamentarios autonómicos tanto como les ha desvelado una declaración de Rosa Díez.

Aznar, tachado de “racista antigallego” sólo por referirse al origen gallego de Rajoy

En la primavera de 2011 se repitió la bronca, esta vez porque Aznar se limitó a referirse, sin afán peyorativo, al origen gallego de Rajoy. Esta vez la tromba de tonterías que se dijeron al respecto fue aún mayor que con Rosa Díez. A modo de ejemplo, el líder de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, declaró que “nunca escuché mayor insulto” (¿?) y dijo que Aznar “debe una disculpa a los gallegos y gallegas”. Más esperpéntica y demagógica fue la reacción del portavoz del BNG, Guillerme Vázquez: acusó a Aznar de “racismo antigallego” (como si los gallegos fuésemos una raza) e incluso le acusó de profesar admiración por Francisco Franco.

Sinceramente, que se usen los tópicos sobre gallegos, incluso con fines negativos, me parece mucho menos criticable que los exabruptos y estupideces que sueltan algunos políticos en cuanto ven una mínima oportunidad, y más aún cuando esos políticos pretenden ligar la condición de gallego a la adhesión a unas determinadas ideas o tesis políticas, convirtiendo en ‘antigallegos’ a los hijos de Galicia que no las sucribimos. Eso sí que es grave y criticable.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 1.400

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces desde Twitter y trackbacks:

Comentarios a esta entrada:

  1. MR (Monárquico y Republicano)

    ¿E o que se pode esperar do nazonalismo excluínte, veña de onde veña? Mira, por exemplo, o nazonalismo catalán: tanto tempo aludindo ós dereitos históricos para, logo de estar por anos coméndonos a cabeza, agora que -e ben tarde-, prodúcese a contraofensiva e amósase que eses dereitos sonche unha parvada, porque máis amosan a razón de ser de España, agora, de súpeto, trocan o discurso e din que “o qué concho importa o pasado”… Se o que verdadeiramente importa é que, agora, hoxe, neste momento, o pobo quere democráticamente a independenza… Aínda veredes ós bloqueiros abxurar dos celtiñas e Breogán. Riranse un dia dunha cousa, e outro da contraria, e aínda indignaránse.

  2. ¿La diferencia? “Nada gallega” es despectivo, este anuncio no.

  3. ¿Ah, no? ¿Que pongan a los gallegos como cotillas, metomentodos, ambiguos, listillos y brutos… no es despectivo, pero sin embargo un “nada gallega” sí que lo es?

    Sinceramente, el baremo que usáis algunos para decidir lo que es o no es despectivo me parece flipante.

  4. Oghaio

    Una de dos: o no te has enterado de nada, porque no eres gallego, o eres gallego y del PP. Creo que está clarísimo…

  5. Oghaio, respondo encantado a tus paridas: soy gallego, hijo, nieto y bisnieto de gallegos, y no soy del PP ni lo he sido nunca. Pero a ti eso te la traerá floja, claro, porque ya has dejado claro que prefieres prejuzgar y descalificar al que no opina como tú en vez de contestar con argumentos.

    Aviso: al próximo “Oghaio” que venga aquí descalificando le mandaré su mensaje a la papelera del blog. Si hay tipos que no saben argumentar como personas adultas y prefieren prejuzgar y descalificar al que no opina como ellos, les aconsejo que se busquen otro blog donde les aguanten esa actitud tan mezquina.

  6. MR (Monárquico y Republicano)

    Ja,ja, ja… Elentir, non es galego ou es galego e máis do PP… Qitáranche o carné, hai que ser simple.

  7. Ya se sabe que para ciertos individuos fanáticos e intolerantes no se puede ser gallego y no nacionalista. Además, cierta gentecilla sin escrúpulos, como nuestro alcalde, Abel Caballero ha copiado esta estrategia y tacha de antivigueses a todos aquellos que discrepan de sus tonterías.

    Esta estrategia es puramente emocional, porque el nacionalismo no tiene argumentos, tiene sentimientos, es decir, piensa con el corazón en vez de con la cabeza. El nacionalismo busca transmitir sentimientos, es tan irracional como las sectas.

    Respecto a los tópicos ya se sabe que al nacionalismo le importan un bledo, lo que busca es morder a quien ose oponerse a sus sentimientos, como en el caso de Aznar. Ya se sabe que Gadis es gallega y su dueño aún no se ha pronunciado contra el nacionalismo, el día que se le ocurra la misma campaña que estos aplauden será tachada como antigallega y se animará al boicot contra su grupo.

    Por cierto, si alguien quiere ver tópicos negativos de los gallegos, que busque en los programas de humor de la TVG, especialmente uno (que no sé si ya se emite) llamado Air Galicia que pone a los gallegos de idiotas para abajo.

    Saludos.

  8. Perdonad si en esta ocasión no he querido abrir el vídeo ni leer los enlaces. Me molestan mucho los tópicos que se difunden sobre cada región y creo que pueden constituir prejuicios muy perniciosos. No quiero saber lo que se diga de los gallegos, sino lo que ellos dicen para saber cómo son en realidad.

    Y acto incoherente seguido, lanzo uno sobre todos los gallegos que he conocido: Son personas cariñosas y muy amantes de lo familiar, siempre acogedoras. Es lo que he visto en todos y cada uno de ellos. Lo demás puede variar en cada uno, pero el perfil no coprresponde en absoluto con el pretendido retrato-robot de anunciantes ni revistas. Al menos, en los que yo conozco.

    Yo soy catalán, por lo que se dirá de mí que soy amante de la peseta…¿Para qué, si ahora tenemos euros?, que soy nacionalista…No hay error más grande, que soy buen negociante… ¡Qué más quisiera!.

    Me afeito con navaja, escribo con estilográfica en letras góticas, envío presupuestos escritos a mano por fax, casi nunca llevo tejanos,siempre camisa de manga larga y jamás voy a la moda. Compongo e imprimo con tipos a menudo, escribo frecuentemente a máquina, me gusta el gramófono y quisiera saber tocar el violín. Uso mejor el formón que la “virutex” y soy ambidextro. Todo esto no son tópicos, pero es mucho más característico de mi persona que el “pa amb tomàquet”, que no me pongo en los bocadillos.

    Por cierto, que de mi acento no se saca ninguna conclusión: Unos me toman por gallego, otros por vasco o extremeño y algunos, por ruso. Y creía que mi vecina era alemana hasta que me dijo que era de Castellfollit de la roca. (Un pueblo catalán). Pero veréis a políticos maños como Durán i LLeida, andaluces como Àngel Colom (Cuyo verdadero apellido es Palomares) o medio andorranos como José Luis Carod Rovira, que se las dan de catalanes de toda la vida.

  9. vigo1988

    Non me parece moi oportuno comparar as palabras de determinados políticos ou de Elvira Fernández cos anuncios de Gadis. Basicamente diferencianse nun punto clave: á maioría de nós, ditos anuncios fannos sentir identificados, fannos sentir orgullosos da nosa terra e a nosa forma de ser, fannos reivindicar un pouco o que é noso ou o que nos é característico. Pero bueno, supoño que para sentir así ditos anuncios, un tamén ten que sentir que ser galego non é igual a ser madrileño ou andaluz, non digo que sexa mellor nin peor, só que é distinto. Temos a nosa lingua, as nosas tradicións, a nosa cultura, o noso folclore e a verdade, nada diso se asemella co “típicamente español”, e eu que me alegro. Coñezo todos eses anuncios de Gadis e en ningún momento sentín que me chamaran cotilla, metomentodo ou ignorante. Supoño que iso xa depende do sesgo que teña cada un na súa visión das cousas, e tamén supoño que para os que teñan unhas ganas tolas de se mezclar entre todo o español non lle debe de facer moita gracia que lle recorden que, no fondo ou non tan no fondo, temos algo diferente, algo único. A min calquera palabra, evento ou anuncio que resalte a nosa forma de vida, tradicións, cultura… probablemente me agradará e, como comprenderedes, calquer palabra de galego renegando das súas orixes ou da súa terra causarame unha gran mágoa. Se non defendemos nós o que é noso, ¿quen o fará? Non hai nada máis triste que avergoñarse das propias raíces ou emperrarse en perder as nosas propias señas de identidade para entrar de cheo na masa española estándar que se promulga dende os sectores de dereitas. E ollo, non digo que ninguén dos de por aquí esté a promulgar tales cousas.

  10. Por supuesto que los gallegos tenemos particularidades: unas buenas y otras no tan buenas. Lo que no entiendo es que montemos una película cada vez que alguien señala las no tan buenas, y entonces nos quejemos de los tópicos, pero luego celebremos con euforia los tópicos que sí nos molan. O se está con los tópicos o no se está. A mí cuando me dice alguien de fuera que los gallegos somos muy reservados y desconfiados lo reconozco sin tapujos, igual que reconozco las cosas buenas de nuestra tierra. No entiendo montar jaleo por esto.

  11. Luis Miguel López

    Veo muy poca TV. Es la primera vez que contemplo este anuncio y lo he visualizado después de leer todos los comentarios de esta entrada. La impresión que me ha dejado es la de haber presenciado una soflama al más puro estilo fascista. De vergüenza ajena, vamos; una razón más para no entrar en un Gadis, al margen de sus precios.
    Feliz 2013

  12. David

    Hay un pequeño matiz, en la publicidad se suele recurrir a figuras retóricas como la hipérbole, exagerando atributos en clave de humor, dramatización… En una entrevista supuestamente seria no se deberían hacer juicios de valor en un contexto real, y menos aún en un titular. Esta publicidad es una ficción y ese recurso se utiliza para hacer énfasis y así llamar la atención sobre la matriz del mensaje.

    También hay que tener en cuenta otro matiz más, la campaña de Gadis es de una empresa gallega, creada por una agencia gallega, para emitir en Galicia. Dicho esto, si esta empresa hace una expansión a nivel nacional, pongamos Madrid, y empieza a decir que los Madrileños son unos chulos, prepotentes, de derechas o lo que sea… Lo más probable es que se cabreen con legitimidad ¿no?

    Es el mismo mecanismo que permite que yo acepte que si me equivoco en algo me diga a mi mismo: soy torpe, que tontiño soy…
    Si vienes tú y me dices lo mismo pero en segunda persona del plural, lo más probable es que recibas una contestación airada ¿no crees?

  13. Ponlo como quieras, pero sigo sin entender qué carallo tiene de ofensivo lo de “nada gallega”… ¿?

  14. Anticlimacus

    A mí me hace gracia eso de “no tiene nada que ver con lo típicamente español”. Trabajé en Londres y allí entendían lo típicamente español con la paella, el traje de faralaes y los toros. Soy de Soria y vivo en Madrid, me gusta la paella, pero prefiero la fabada, no me gusta el flamenco ni los toros. ¿Soy poco español? Tal vez a los ojos de alguien de fuera sí.

  15. Distintos,únicos, juntos

    Aunque un poco tarde, suscribo lo dicho por Anticlimacus. No se que manía hay en determinadas regiones con decir que “son distintas”. Todas son distintas, ¿o soy el único que ha escuchado alguna vez lo de que España es multicultural?. Cada región tiene sus fiestas típicas, sus comidas típicas y si no una lengua, sus palabras y forma de hablar típicas. Soy murciano, y si quiero que nadie me entienda hay muchas palabras que sólo un murciano entiende y dice. Soy antitaurino, el flamenco me da igual, porque no soy andaluz…soy distinto ergo no soy español? Todos somos distintos,pero tenemos algo que nos une, y esos nos hace grandes. Mientras ésto no se entienda seguirá habiendo personas que defiendan que son distintos y por ello no españoles. Es de una preponderancia muy grande asumir que tú eres especial y el resto son todos homogéneos, porque no te has parado a conocerlos.

    Muy bueno el blog, lo conozco ahora.

  16. Muy buena reflexión. Y bienvenido a Contando Estrelas. ;)

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar "enviar" aceptas estas Condiciones de Participación

  → abrir emoticonos   → configura tu icono personal