El rapero Pablo Hasel insulta a Alberto Garzón por criticar sus letras violentas

Izquierda Unida y la ultraizquierda violenta: cría cuervos y te llamarán ‘rata’ y ‘chapero’

Lun 7·1·2013 · 8:07h 14

El 5 de octubre de 2011 comenté aquí la descarada apología del terrorismo hecha por el rapero Pablo Hasel, un comunista que no disimula su simpatía por los terroristas de los GRAPO y que llegó a decir, en una entrevista publicada en 2010 por la web ultraizquierdista “Kaos en la red”: “Yo seguiré brindando cuando ETA le vuele la nuca a un ppero.”.

Para Llamazares esto que dijo Hasel no es apología del terrorismo, sino “disidencia”
Decir “contra la patronal, amonal” es una “crítica rítmica”, según un dirigente de IU

El 4 de octubre Hasel fue detenido por apología del terrorismo. La ultraizquierda lanzó una campaña de apoyo al rapero en Twitter. Entre los no pocos cínicos dispuestos a disfrazar como libertad de expresión la defensa de la violencia y del terrorismo como métodos legítimos para liquidar a los oponentes, el diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares escribió esto en su cuenta de Twitter:

La clarísima apología del terrorismo que Llamazares considera ‘disidencia’

No es raro que diga esto el mismo diputado que también llamó “desobediencia civil” a un robo con violencia en un supermercado. En el caso de Hasel, por si alguien no se ha enterado, con este tuiteo Llamazares se refería a un tipo que ha hecho afirmaciones como éstas:

Y éstos son sólo algunos ejemplos de las cosas que dice, escribe o canta este energúmeno. ¿Es esto lo que en IU entienden por ejercer la “disidencia”? Me pregunto qué dirían desde IU si los demócratas cubanos, que hacen su labor de oposición mediante métodos y expresiones pacíficas, emplearan afirmaciones como las de Hasel para atacar al régimen castrista.

Insultos a un diputado de IU por criticar las letras violentas de Hasel

En los partidos políticos siempre hay algún despistado al que no le llegan del todo bien las consignas. Anoche otro diputado de IU, Alberto Garzón, publicó esto en su Twitter:

Garzón no debió imaginarse donde se metía. De inmediato ultras de izquierda empezaron a lanzarle insultos y ataques: “puto reformista capitalista”, “traidor”, “revisionista” e incluso acusaciones de frenar “la revolución”. Por acusaciones más suaves que éstas encarcelan a la gente en la dictadura castrista a la que, por cierto, hicieron una amistosa visita Garzón y otros dirigentes de IU el pasado mes de junio…

Hasel llama ‘rata cobarde’, ‘chapero progre’ y ‘engañabobos’ a Garzón

Entre los insultos que le han llegado al diputado izquierdista están los del propio rapero. A través de su cuenta de Twitter Pablo Hasel contestó a Garzón con estos tuiteos, insultos incluidos:

En 2012 le llamó ‘señorito’, ‘sinvergüenza’ y ‘mierdas’ por criticar a los GRAPO

Hay que decir que no es la primera vez que Pablo Hasel la toma con Alberto Garzón. En agosto, y en respuesta a unas declaraciones del diputado en las que rechazaba a los GRAPO y les calificaba como lo que son -es decir, terroristas-, Hasel le dedicó un furioso e insultante artículo en el que le llamaba “señorito”, “sinvergüenza” y “muy mierdas” y le acusaba de “cobardía patológica” por criticar a los GRAPO. Y todo eso aderezado con afirmaciones como ésta: “desgraciadamente para hacer revoluciones se tuvo que matar y mucho”. Nada menos que 100 millones de víctimas lleva el comunismo, pero según éste, a los rojos no les quedó más remedio. Flipante.

No creo que la coalición comunista saque nada en limpio de esto. IU seguirá flirteando con la ultraizquierda violenta e incluso consintiéndola en sus filas, y ahí están dos recientes ejemplos en Extremadura y en Andalucía. A fin y al cabo, la violencia forma parte del ADN ideológico de una corriente totalitaria que ha competido con el fascismo en odio a la libertad y a la democracia y en maltrato a los derechos humanos. El comunismo ya debería haber pasado a la historia como lo hizo el fascismo, especialmente después de sembrar el mundo de dictaduras y de cadáveres durante tanto tiempo, pero algunos siguen ciegos a la realidad o se afanan en disfrazarla con absoluta desvergüenza, negando lo evidente: que toda ideología totalitaria es indisociable de la violencia y, como tal, está destinada a desaparecer en los países democráticos. Ya pasó con el fascismo y el nazismo, y acabará pasando con el comunismo, a menos que prefiramos que sea el comunismo el que acabe otra vez con la democracia.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 1.300

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces desde Twitter y trackbacks:

Comentarios a esta entrada:

  1. pacococo

    Ya sabemos lo que puede dar de sí este benefactor de la Humanidad (imaginen el daño que hubiera hecho si llega a ejercer la medicina), por tanto es un benefactor.

    Pero esto es culpa de quien debe velar por evitar los dleitos. Si un tipo hace apología del terrorismo, se le enchirona y listo. Pero si no se hace eso, luego no vale de nada protestar por lo que diga un soplagaitas.

  2. Luis Carlos

    Todo esto tiene una explicación muy sencilla. Son fanáticos sin la más mínima capacidad de autocrítica. Un democristiano puede ser muy testarudo (yo lo soy) pero al menos se da cuenta que para saber convencer debe tener en cuenta el punto de vista de los demás.

    Sin embargo para estos todo aquel que les lleve la contraria no merece dignidad como personas, porque somos los herejes a sus dogams, automáticamente somos almas condenadas, somos malos malísimos…porque no queremos admitir la verdad de su doctrina, esa que ha causado cien millones de muertos, el horror de las checas, las purgas de Stalin, el Holodomor de Ucrania, los laogai (campos de trabajo), la revolución cultural de Mao… del que no se sienten responsables lo más mínimo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar "enviar" aceptas estas Condiciones de Participación

  → abrir emoticonos   → configura tu icono personal