Un ejemplo de aterrizaje extremo con un helicóptero Lynx en un barco

El helicóptero que veis en este vídeo es un Westland Lynx Mk.90B de la Real Marina Danesa, intentando aterrizar en la cubierta de vuelo del patrullero HDMS Ejnar Mikkelsen.

Aterrizar un helicóptero en un barco ya es difícil, pues se trata de una superficie en movimiento: el barco se desplaza, y al mismo tiempo cabecea y se balancea. Lo que vemos en estas imágenes es un caso extremo. El vídeo es de 2010, aunque lo vi ayer en el Foro Naval. Lo publicó Prism Defence, una empresa australiana que está especializada en sistemas de integración de helicópteros en buques. Las pruebas se hicieron en el duro entorno de las Islas Feroe. Desde luego, la tecnología ayudará mucho, pero hay que reconocer también la pericia del piloto de pruebas de dicha empresa, que era el que llevaba el aparato durante esta difícil maniobra.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Álvaro

    Qué pasada.

  2. Pelayo

    Acongojante

  3. Marcial

    No sé porqué te sorprende. Yo hago cosas parecidas cuando llevo al cole a mis hijos… :mrgreen::mrgreen::mrgreen:

    Por cierto, ¿es aterrizaje o apontaje?

  4. Según la RAE, aterrizar es: “Dicho de un avión o de un artefacto volador cualquiera: Posarse tras una maniobra de descenso, sobre tierra firme o sobre cualquier pista o superficie que sirva a tal fin.”

    De hecho, “apontaje” y “apontar” no aparecen en el diccionario, aunque son de uso habitual en medios navales para referirse a los aterrizajes sobre barcos. Por ejemplo, al gancho que llevan los aviones de la US Navy para amarrarse a los cables del portaaviones cuando aterrizan se le llama “gancho de apontaje” en español de toda la vida.

    En fin, que formalmente supongo que sirven ambas.

    P.D.: de hecho, la RAE acepta “alunizar” (“posarse en la superficie de la Luna”), y amerizar (“posarse en el mar”), pero no una palabra de invención más reciente: “amartizar”, referida a futuros aterrizajes en Marte. Al fin y al cabo, aunque la palabra “aterrizar” incluye etimológicamente una referencia a la Tierra, es una palabra que se ha extendido para referirse ampliamente a la acción con la que un avión se posa en el suelo.

  5. az

    El palabro ‘amartizar’ es absurdo a más no poder.

    El inglés solucionó de manera mucho más práctica el uso y significado de ‘aterrizar’ refieriéndose a tierraa como sinónimo de suelo y no al planeta Tierra.

    De esa manera el Apolo lands on the moon, al igual que un avión aterriza en un aeropuerto y el Curiosity lands on Mars. Creo que el francés lo resuelve de igual forma. También para el ‘amerizaje’ de un hidroavión en legua inglesaa se utiliza el verbo ‘to land’

    la lumbrera que en los años sesenta acuño el famoso ‘alunizar’ en lugar de decir simplemente aterrizar en la luna, cometió un grave error.

    De acuerdo con todo eso, si hipotéticamente pudiésemos ir a Venus.. pues las naves avenusizarían y si se pudiese aterrizar en Jupiter, ajupiterizarían.

    y llevándolo aún máas lejos.. si pudiesemos en cien años colonizar un exoplaneta llamado X-70.. ¿qué haríamos? ¿xsetentitizar? :- )))

    Y si hipotéticamente pudiesemos visitar cien planetas… tendríamos cien palabras para describir aterrizar en cada uno de ellos.

    De locos.

  6. Marcial

    Y ya puestos creo que los aluniceros son los que rompen lunas con el fin nada reconfortante de sustraer el contenido de los escaparates ajenos.

    En fin, que hace frío…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.