Cede a la exigencia de Marruecos de imponer el Islam a adoptados en ese país

¿Gallardón aceptaría adoctrinar en el comunismo a los adoptados en China?

El gobierno español ha decidido plegarse a las exigencias de Marruecos de que las parejas españolas que quieran adoptar niños huérfanos en ese país estén obligadas a educarlos en el Islam. El Ministro de Justicia español pretende modificar la Ley de Adopción Internacional para incluir una exigencia que atenta contra nuestra Constitución.

Firma: NO a la tutela islámica de los niños adoptados en Marruecos
Musulmanes piden que Suiza quite la cruz y use una bandera invasora

El Artículo 16 de nuestra Carta Magna es muy claro: Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.” Además, el tercer punto del Artículo 27 afirma: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.”

Con este precedente, China podría imponernos una exigencia parecida

Aceptar que otros país obligue a ciudadanos españoles residentes en nuestro territorio a educar a sus hijos en el Islam sería, por ejemplo, como aceptar que China obligue a las parejas españolas a adoctrinar en el comunismo a los niños chinos adoptados por ellas. Esa exigencia atentaría exactamente contra los mismos artículos constitucionales que lesiona la exigencia marroquí aceptada por Gallardón. Si España aceptase una imposición, los niños nacidos en China pero adoptados por españoles y residentes en España tendrían que ser adoctrinados por sus padres en los dogmas comunistas igual que si viviesen bajo la autoridad de esa dictadura comunista, y con absoluta independencia de la ideología que tengan esos padres. Si Gallardón acepta las imposiciones marroquíes habrá sentado un peligroso precedente que puede disparar exigencias como ésas por parte de otros países no democráticos.

Un huérfano cristiano marroquí también tendría que ser educado en el Islam

Obvia decir que un niño no tiene la obligación de ser musulmán por el mero hecho de haber nacido en Marruecos, un país en el existen comunidades religiosas no islámicas. Imaginemos que un niño cristiano marroquí pierde a sus padres y es adoptado por una pareja española, que se lo trae a nuestro país. Según la exigencia que se dispone a aceptar Gallardón, ese niño tendría que ser educado en el Islam. Es de locos.

HazteOir.org lanza una alerta para protestar contra este atropello

Si Marruecos no está dispuesto a respetar las leyes españolas de adopción ni un derecho humano como es la libertad religiosa, lo que no puede hacer España es mermar los derechos y libertades de sus ciudadanos por imposición de Marruecos. Que Gallardón se muestre dispuesto a plegarse a eso es una auténtica vergüenza, ante la cual te animo a firmar la alerta de protesta lanzada por HazteOir.org (pulsa aquí).

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. El tiol Baston

    Es que ya se necesita jeta, es lo último que nos faltaba por oír. O sea, que incluso hay quien adopta niños por caridad cristiana, y mientras tanto esa gente aprovechándose de esa caridad para hacer prosélitos de otra religión. Vaya morro, repito.

  2. Karenil

    Además de los artículos de la Constitución, yo diría que también vulnera lo previsto en el artículo 6. de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, el articulo 2.c de la Ley Orgánica 7/1980, de 5 de julio, de Libertad Religiosa y el articulo 14 de la Convención de los Derechos del Niño.

    Gallardón debería leerse la Declaración sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones, Proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 25 de noviembre de 1981 [resolución 36/55] que establece que:
    Artículo 5

    1. Los padres o, en su caso, los tutores legales del niño tendrán el derecho de organizar la vida dentro de la familia de conformidad con su religión o sus convicciones y habida cuenta de la educación moral en que crean que debe educarse al niño.
    2. Todo niño gozará del derecho a tener acceso a educación en materia de religión o convicciones conforme con los deseos de sus padres o, en su caso, sus tutores legales, y no se le obligará a instruirse en una religión o convicciones contra los deseos de sus padres o tutores legales, sirviendo de principio rector el interés superior del niño.

    3. El niño estará protegido de cualquier forma de discriminación por motivos de religión o convicciones. Se le educará en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y hermandad universal, respeto de la libertad de religión o de convicciones de los demás y en la plena conciencia de que su energía y sus talentos deben dedicarse al servicio de la humanidad.

    4. Cuando un niño no se halle bajo la tutela de sus padres ni de sus tutores legales, se tomarán debidamente en consideración los deseos expresados por aquéllos o cualquier otra prueba que se haya obtenido de sus deseos en materia de religión o de convicciones, sirviendo de principio rector el interés superior del niño.

    5. La práctica de la religión o convicciones en que se educa a un niño no deberá perjudicar su salud física o mental ni su desarrollo integral teniendo en cuenta el párrafo 3 del artículo 1 de la presente Declaración.

  3. Gracias por el apunte, Karenil, no conocía el contenido de la norma que comentas.

  4. pacococo

    ¿Por qué será que no se extraña?

    Y este es el futurible. el que nos va a mandar cuando el Sr Rajoy tire la toalla.

    ¿Quién es el padrino de este buen hombre?

  5. pacococo

    Claro que nuestro amigo el rey se quita de encima los huerfanos, que por poca comida que les den, les supone unos gastos y encima van creando una comunidad islámica en España, que además son hijos de españoles. Muy bien traido.

    Se me ocurren dos pensamientos diabólicos:

    1. No faltarán cretinos que vayan a Marruecos a adoptar, el número de los tontos es infinito.

    2. ¿Cuanto dinero del sultan se van a embolsar algunos?

  6. No es justo faltar al respeto a los adoptantes. Mucha gente va a países como Marruecos a adoptar, en primer lugar, porque tienen muy buen corazón. Ellos no tienen la culpa de las estupideces que hace Gallardón.

  7. Luis Carlos

    ¿En Marruecos sólo se permite el derecho de adopción a los musulmanes?

  8. Supongo que no. Total, si seas musulmán o no vas a tener que educar al niño adoptado en el Islam…

  9. Al leer el título de la entrada se me ha ocurrido otra pregunta: ¿Aceptará el Gobierno de Marruecos que los niños españoles adoptados sean introducidos a la fe católica?.

    Y en el fondo, me da igual la respuesta, porque viene a ser lo que estáis exponiendo: Libertad de los padres en la educación -sobre todo, derecho a no educar en algo en que no creen- y libertad del hijo que es educado.

    Karenil nos ha hecho una gran aportación, a la que añado lo poquito que puedo: Constitución Española, no discriminación por razón de sexo, creencias, etc. Es indudablemente anticonstitucional.

    Otra cosa sería que los padres biológicos velaran en su legítimo interés de que el hijo -ya creyente y conocedor del Islam- tuviera unos padres adoptivos musulmanes, a lo que el hijo -en edad consciente- accediera. No creo en Alá, pero defiendo que busquen una tutela oportuna. Lo que no admito es que por ley se haya de hacer así, cuando los padres que no pueden mantener a un hijo y lo dan en adopción jamás pueden decidir quién adoptará, lo que también es así por ley.

    Parece una tontería, pero me he encontrado en casos de “rescate” en que me pedían que adoptara yo al niño nada más nacer, lo que no es posible aunque mi mujer y yo queramos y los padres biológicos también. Pero lo entiendo y acato, comprendiendo que se hace para evitar que se encubran hechos infames bajo el título de adopción, como la compraventa de niños.

    Se dice mucho en el mundillo del derecho que “quien tiene derecho a lo más, tiene derecho a lo menos”. Lo parafraseo para calzarlo a lo que nos ocupa y me queda más o menos así: “Quien no tiene permitido lo menos, tampoco puede pedir lo más”, esto es que si no puede decidir quiénes serán los padres adoptivos, mucho menos sus creencias.

    La lógica extensión de esta norma conllevaría a que los padres cristianos españoles que dieran a su hijo en adopción, pudieran pedir que su hijo sea bautizado e instruido en esta creencia. ¿Qué brevas caerán? ¿Ni la una ni la otra?¿Sólo una?¿Las dos?.

    Vale, me he pasado, pedir a la gente el derecho a ser cristiano es demasiado…??? (Demasiado lo que sea). Imaginemos ahora que los padres pertenecen a una de esas sectas Khriss asesinas de las novelas de Salgari o a los Assasins musulmanes (Seguidores de Abdul Assàs, que mataron hasta al apuntador. De aquí proviene la palabra “asesino”, “assasí” en catalán). ¿Prevalece también la norma y los nuevos padres tendrán que enseñar al niño a ir apuñalando a diestro y siniestro?

  10. Caña y pincho de tortilla a que Gallardón cede.

  11. Javier Torrat

    Bueno, ya estan saltando todas las alarmas; bienvenida la histeria paranoica: un nuevo intento de crear una quinta columna musulmana en la reserva espiritual del mundo mundial!!!
    La cosa es mas sencilla: en los paises musulmanes no existe la figura de la adopcion, sino algo parecido a la “custodia”, y por lo tanto, Marruecos no puede dar ninos en adopcion. Como se explica en el articulo (alguien lo ha leido?) esto se “arreglaba” en Espana dando la adopcion legal una vez el nino/a estaba aqui, y por lo tanto, una vez adoptado el hijo/a y los padres tenian todos los derechos/deberes que la ley esapanola cubre.
    Problema: si el gobierno marroqui cinsidera que ese mecanismo es un subterfugio de las condiciones en las que el nino ha sido dado en “custodia”, pues puede dejar de asignar ninos a parejas espanolas.
    En el complicado campo legal de la adopcion internacional, esta claro que el pais de origen (al que le correspond ela tutela de los menores) puede poner las condiciones para seleccionar/elegir los potenciales padres adoptivos (por ejemplo, una cosa que gustara a esta audiencia es que China no da adopciones a matrimonios homosexuales…), y hay muchos casos de paises que no dan ninos en adopcion a ciudadanos de ciertos paises por incompatibilidad (real o figurada) de las leyes de adopcion.
    Espana tiene, ante esto, dos opciones: reformar sus leyes para admitir la figura de la “custodia” tal como funciona en los paises musulmanes, o no hacerlo y, en ese caso, lo mas probable es que el gobierno marroqui (y quiza el de otros paises musulmanes).
    Una buena pregunta para hacer a los padres que estan adoptando o quieren adoptar en Marruecos: estarian dispuestos a aceptar estas condiciones?. Si es asi, quiza que nos dejemos de meter en su vida, y si no lo es, pues, sencillamente, a nadie le obligan a adoptar en Marruecos, no?
    Espana no es (por suerte?) un pais que de mucho ninos en adopcion a extranjeros, pero tambien tiene sus normas (muy estrictas) respecto a quien y como se puede adoptar. Si hay alguna familia extranjera que quiere adoptar en Espana, debe cumplir esas normas, y estoy seguro que hay paises “vetados” porque el estado espanol considera que las leyes de esos paises no protejen suficientemente a los menores.

  12. Ya tardaba en aparecer algún comentarista de izquierdas para defender la imposición islámica de Marruecos. Lo que me pregunto es si Javier Torrat defendería tan presto una imposición así si un país exigiese a España educar en el catolicismo a los niños allí adoptados. Pero vamos, que estamos en lo de siempre: la misma izquierda que considera un intolerable “adoctrinamiento” que los padres elijan la formación moral que desean darle a sus hijos, cuando ésta es la católica, claro, al mismo tiempo es la misma izquierda que tiene una tolerancia infinita hacia las imposiciones islámicas.

    El colmo del sarcasmo es que Javier Torrat nos descalifique, tachando de “histeria paranoica” nuestra defensa de derechos constitucionales. Puestos a hacer análisis psiquiátricos, más bien el que sufre uno es Javier Torrat: esquizofrenia filomusulmana, diría yo.

    Por cierto, seguro que el señor Torrat nos puede indicar, de entre esas condiciones que dice que España impone a los extranjeros para adoptar en nuestro país, si ha conseguido encontrar alguna que pretenda imponer al niño la educación en una determinada religión. Es una pregunta retórica, claro. De la izquierda cristianófoba e islamofílica se puede esperar cualquier cosa menos una pizca de sentido de la lógica.

  13. Tratándose de Gallardón se puede esperar cualquier cosa. Sólo pretende quedar bien con todos y al final no queda bien con nadie.

  14. pacococo

    Creo que en mi anterior comentario no me expresé bien. Por supuesto que los adoptantes tienen todo mi respeto y admiración. Tengo dos sobrinas adoptadas, de modo que algo sé de eso. Me refería a que ante tan leoninas condicones, lo normal es no adoptar, pero que siempre habrá quien lo haga, por aquello de la progrez.

    Ahora bien, si en los paises musulmanes solo existe la custodia, pues naturalmente el niño debe ser educado de la forma que se indique y vuelvo a lo de antes, siempre habrá quien acepte esa situación. Pero normalmente lo que las parejas buscan es un hijo con todas las consecuencias. Pues ya sabemos que eso en los paises musulmanes no se puede lograr.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]