Defiende el 'escrache' incluso reconociendo que es 'ilegal' y 'violento'

La progresía se dispara en el pie apoyando el ‘escrache’: el autorretrato de Isaac Rosa

Anteayer el diario de ultraizquierda que dirige Ignacio Escolar publicó, en su blog “Zona Crítica”, un lamentable artículo de Isaac Rosa titulado “El escrache es ilegal, violento y yo no querría sufrirlo, vale, ¿y qué?”. Se trata de una descarada justificación del acoso a dirigentes del PP que está llevando a cabo cierta izquierda con el apoyo de sus corifeos mediáticos.

Escrache: la progresía puede acosar, pero un provida no puede ni quejarse por email
¿Y si aplicamos a Ignacio Escolar su teoría sobre lo intolerable y lo indigno de respeto?

Defendiendo una acción ilegal y violenta sin rodeos

El tal Isaac argumenta: ante la repetida acusación de ilegalidad y violencia, antes que seguirles el juego y entrar a discutir si es más violento poner pegatinas o echar por la fuerza a una familia de su casa, o si es más ilegal un escrache que un desahucio basado en una ley abusiva, habría que contestar: “sí, el escrache es ilegal y es violento, ¿y qué?” Y se queda tan ancho el tío. Obvia decir que esa opinión no es exclusiva de un ultraizquierdista aislado al que se le calientan los dedos escribiendo en un teclado burradas que pueden animar a otros a emplear la violencia contra quienes no opinan como ellos. Entre quienes han tuiteado el artículo sin manifestar ninguna objeción al mismo -y en algunos casos incluso elogiándolo- están Ignacio Escolar -como he dicho, director de ese diario digital ultraizquierdista-, el diputado regional de IU en Murcia José Antonio Pujante (que lo ha enmarcado en la clasificación de “historias solidarias”), el grupo antiglobalización ATACC España y también Ada Colau, la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que ayer lloraba quejándose del “descrédito” al que dice estar siendo sometida. En fin, viendo las cosas que secunda, cabe decir que se desprestigia ella sola…

Un involuntario autorretrato escrito por Isaac Rosa en 2008

Lo más curioso es que, como adelanto en el título de esta entrada, el propio Isaac Rosa hacía un profético análisis de las motivaciones de su miserable artículo de anteayer en una una columna del diario Público el 28 de mayo de 2008. Entonces el opinador de ultraizquierda escribió lo siguiente: creo que las motivaciones de ciertos periodistas no son sólo políticas. Hay, por supuesto, una voluntad matonista de demostrar de lo que son capaces, y el acoso a Rajoy tiene valor ejemplarizante para futuros dirigentes. Pero también veo un interés comercial en la maniobra. La bronca vende, y mucho. Y cuando un medio acostumbra a su audiencia a un producto, ya no puede privarle de él, tendrá que mantenerlo, y enriquecerlo.” Obvia decir que no se refería a sí mismo, aunque leído ahora lo parezca hasta el punto de provocar hilaridad en quien lo lea. A quienes se refería Rosa es a Federico Jiménez Losantos, al diario El Mundo y a Libertad Digital, que nunca han justificado la violencia con fines políticos.

“La violencia es detestable en todos los casos”

Añado una cita más: “la violencia es detestable en todos los casos, la violencia es incompatible con la política”. ¿Adivináis quién es el autor de esta afirmación el 17 de diciembre de 2009? Pues ¡Isaac Rosa!. Sí: el mismo que ahora escribe: “El escrache es ilegal, violento y yo no querría sufrirlo, vale, ¿y qué?” ¿Qué ha pasado desde entonces para que Isaac Rosa cambie de idea? Pues sin ir más lejos, que ha habido un cambio de gobierno y algunos han olvidado la monserga de la “crispación”, con la que nos bombardearon tipos como el citado Isaac Rosa a quienes nos manifestábamos de forma pacífica, legal y civilizada contra los dictados del PSOE durante el mandato de Zapatero. Entonces manifestarse conforme a la ley y sin usar la violencia era “crispar”. Ahora acosar y amenazar a diputados del PP a domicilio es la repanocha del progresismo. Y estos tipos aún tienen la jete de creerse con autoridad para dar lecciones de democracia…

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Ángel

    Es la nueva Ley de Lynch; no importa que seas inocente o no; lo importante es que alguien diga que SÍ eres culpable. Tras ello, TODO es JUSTIFICABLE.

  2. Álvaro

    Como siempre, espléndido.

  3. El Tíol Bastón

    Muy aguda la entrada. Para estos tipos, lo que no valía ayer vale hoy, o viceversa, según estén ellos mandando o no. El subjetivismo de siempre, no sé si se darán cuenta del ridículo que hacen y de hasta dónde cae su palabra así. No son de fiar, y es bueno que la gente se vaya empezando a dar cuenta de esto.

  4. Isaac Rosa

    Con permiso entro en su blog, al que llego por la mención en twitter. Tiene todo el derecho a discrepar, pero le ruego que lea con más cuidado, tanto mi artículo de ayer (para que entienda el sentido del “¿y qué?”, que se refiere al rechazo de falsos debates interesados), como sobre todo de mi artículo de 2009 que enlaza. Si lo lee con atención, verá que la frase que me atribuye no es mía, sino de Zapatero (así lo explico en el texto, añadiendo la expresión “gritos de rigor”, que cualquier lector entiende irónica), y el artículo es todo lo contrario de lo que usted propone: viene a decir lo mismo que dije ayer: que el debate sobre la violencia siempre es de parte, se consideran violencia unos comportamientos y otros, siendo tanto o más violentos, no se llaman violencia.
    La hemeroteca es de gran ayuda, pero lea con más cuidado.
    Saludos.
    Isaac Rosa

  5. Alucino con la demagogia, la falacia y la falta de cerebro de este personaje. Equipara lo que es manifiestamente ilegal con lo que es legal, ya que se basa en el cumplimiento de unas leyes. (Aunque sean injustas y abusivas.)Pero luego sucede que lo “ilegal-legal” del desahucio no admite un “¿Y qué?”, que sí puede achacar a esta presión kaleborrokista del escrache. Curiosa curiosidad.

    Se basa en lo falso de decir que lo legal es ilegal (falacia), acude a los sentimientos viscerales, obviando las circunstancias en que puede darse un desahucio, del que ve más el hecho violento que el de cumplimiento de la ley. (Demagogia).

    Ignora o desprecia las consecuencias públicas e implicaciones éticas del uso de la violencia, así como el mal en que consiste per se. (Descerebrado e incluso, cínico: Actúa con desvergüenza en apología de la práctica de actitudes vituperables.)

    Si con el tiempo se va montando Escolar un campo de concentración como el de Dachau y un día consigue llevar allí a todo el que pueda oponerse a la violencia, al pucherazo y a la dictadura que establezca, también dirá “¿Y qué?”.

    La moda de fin de siglo pasado y lo que llevamos de este es la de tildar de fascista a todo lo que no nos gusta, ¿no?. Bueno, pues voy a seguirla. Escolar es un fascista, en la misma medida en que emplea la estrategia de Benito Mussolini de justificar y enaltecer la violencia, o sea que no le llamo fascista porque sí, sino porque emplea la misma dinámica que el creador del fascismo.

  6. Isaac,
    ¿Y quién decide lo que es violencia y lo que no? ¿La ley? ¿Un iluminado?

  7. Isaac Rosa: “el debate sobre la violencia siempre es de parte, se consideran violencia unos comportamientos y otros, siendo tanto o más violentos, no se llaman violencia.”

    Típicamente relativista. Usted, por lo visto, reduce la realidad a una pura subjetividad… pero eso sí, sólo cuando le da a usted la gana. Si mañana un ultraderechista le agrede a usted por la calle -algo que estaría fatal y que yo condenaría sin rodeos- estoy seguro de que lo consideraría usted un acto de violencia fuera de toda discusión. Pero claro, en este caso los agredidos son otros y, mire por dónde, del bando político contrario al de usted.

    Se ponga usted lo selectivamente subjetivo que se ponga, violencia es ir al domicilio de un diputado y aporrear su puerta durante tres cuartos de hora con intención de amedrentarle (en el caso de González Pons, por ciertos, los amedrentaron fueron sus hijos, que eran los que estaban en casa en ese momento). Violencia es montar una manifestación ante el domicilio de un diputado y, altavoz en mano, injuriarle y amenazarle, como se puede ver en el vídeo que publiqué ayer aquí:

    http://www.outono.net/elentir/2013/03/26/escrache-la-progresia-puede-acosar-pero-un-provida-no-puede-ni-quejarse-por-email/

    Usted y otros como usted están actuando de una forma muy irresponsable al justificar actos como los señalados como ha hecho usted con ese lamentable artículo. Pero lo que ya es el colmo es que venga usted a este blog a decirme que lea con más atención -en todo caso aprenda usted a escribir con más responsabilidad y sensatez-, y eso sin comentar usted nada de lo que escribió en 2008, criticando a otros en lo que ahora parece un perfecto retrato de la rastrera actitud que usted ha demostrado con su último artículo.

    No espere de mí que entre en ese sucio juego de llamar “violencia” a cosas que no lo son para hacer tabla rasa entre esas cosas y la verdadera violencia de la que se vale cierta izquierda. Me niego a dar por válido cualquier argumento que sirva para justificar la violencia con fines políticos sea de forma directa, indirecta o retorcida. Rectifique usted, y no insulte la inteligencia de la gente escribiendo tales burradas, que sólo son explicables desde la perspectiva de alguien que antepone el jaleo de sus hooligans a la sensatez y al respeto por las más elementales normas de convivencia.

  8. Carlos J. Muñoz de Morales

    No obstante, cuidado con este personal que viene crecido. Y mucho me temo que, sin comerlo ni beberlo, habrá que atarse los machos en defensa de lo nuestro. La Manjón es una pobrecica con pretensiones, muy controlada por la Autoridad Competente, pero esta Colau es una outsider con mando en plaza, en medio de un corral de gallos sin cabeza, a la espera del elefante blanco. Militar, por supuesto.

  9. Miguel Picardo

    Este señor Issac Rosa es mister embudo, sólo es violencia lo que intimida a los que no comparten sus ideas. Los actos de “los suyos” son todos legítimos; de hecho hasta confunden la crítica legítima a “los suyos” con violencia.

    Es lo de siempre , el fin justifica los medios o la libertad os hará verdaderos. Todos los totalitarios de la historia han jugado a autojustificarse con estas cosas. La historia está llena de estos justificadores orgánicos. Las masas soliviantadas los necesitan , los poderosos los utilizan.

    Por cierto , es patético pretender recular de forma tan ridícula. Defender intereses en lugar de principios es lo que tiene; y si encima lo haces desde el fatismo, acabas gritando “muera la intelincia” o “¿y qué?” valga la rebuznancia.

    La diferencia en entre elentir y Rosa es que el primero defiende principios caiga quien caiga, y Rosa defiende “a los suyos”. Elijan, ustedes, en qué sociedad quieren vivir

  10. Miguel Picardo

    Con las prisas me he comido letras en el penúltimo párrafo:

    “…. y si encima lo haces desde el fanatismo, acabas gritando “muera la inteligencia” o “¿y qué?” valga ….”

    Gracias por tu labor Elentir. Espero que con esta entrada muchos más te conozcan. El sentido común y el gusto por la verdad no es patrimonio de ninguna ideología o de nigún partido. Encarnas muy bien esta forma de proceder.

  11. Gracias a ti por tus amables palabras, Miguel. 😉

  12. Biroinj

    La réplica que da aquí demuestra que este tío nos toma por idiotas. A todos. Lo que pasa es que los suyos deben serlo porque se lo tragan encantados, pero los demás ni somos tontos ni nos lo tragamos.

    Es peor que lo que dices, esto de relativizar la violencia, es el viejo argumento borde de la “verdadera violencia” o de “lo suyo es más violento” que tanto les gusta a los izquierdistas de la última modernidad desde hace siglo y medio.

    Y esta Ada Colau y sus camisas pardas, si de verdad estuvieran por ayudar ayudarían haciendo cuestaciones para ayudar. Algo bastante eficaz como se demuestra con lo que recibe cáritas. Están por lo de siempre, que el estado nos haga tragar a atodos con sus ideícas para meternos todos en su rebaño, ya que no es de grado porque no les votan, pues por la fuerza. Los camisas negras tenían la ventaja de que no se ponían detrás de ninguna desgracia humana para ocultarse.

  13. Biroinj

    Si empuran a la tipa esa, cosa que dudo, ya tienen el argumento: sufre un escrache peor: “Sufre un escrache legal, legítimo y merecido. Es violento y yo no lo sufriré porque no delinco ¿Y QUË, camisa parda?”

  14. pacococo

    Al menos el Sr Rosa ha tenido el detalle de escribir en el blog para rebatir las acusaciones. Si lo ha conseguido o no es otra historia. Pero eso hay que reconocerlo.

    No voy a entrar es si es ilegal, si tienen razón… Se ha escrito mucho al respecto.

    En lo que voy a entrar es en la respuesta del gobierno. Poner escoltas. Respuesta de un manso. Tenemos un gobierno manso. Debil con los fuertes y fuerte con los débiles.

    Si los del escrache violan la ley, actuese con toda la contundencia que da la persecución de un delito y si no violan la ley, dejense de monsergas. Eso de los escoltas es un gasto más que pagaremos entre todos.

  15. Ángel

    Propongo un desideratum:
    Nos reunimos unos cuantos que estamos en contra del escrache, pero siguiendo recomendaciones de sus sustentadores, hacemos un escrache -que no es tal- contra los acosadores de políticos del PP.
    Lo hacemos de forma pacífica; sólo nos permitimos llevar pancartas llamándoles H:P., enemigos del pueblo y una buena sarta de lemas muy al uso; vale con copiarles.
    Les seguimos a todos los lugares; “pacíficamente desde luego” ¿¡cómo no!?.
    ¿SERÍA POSIBLE TAL SITUACIÓN?
    PUES NO; NO Y NO.
    Nos encorrerían a gorrazos y nos laminarían después de llamarnos fascistas y nazistas; ¡no dudaríamos ni un minuto sin salir vapuleados!.
    Después ¿podríamos echarles las culpas al abuso de fuerza de la Policía que practicó ilegitimamente su autoridad?.
    No, no, no; ellos no estaban allí; sólo estaban unas fuerzas DEMOCRÁTICAS que defendían la DEMOCRACIA en función de su verdadera VERDAD.
    ¿Verdad qué es divertido imaginarlo? Saludos

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]