Un repostaje en vuelo de un E-3 de la OTAN que pudo acabar muy mal

Este vídeo lo acabo de ver en Bacterios Club. La escena debe ser de las que quita el hipo a los tripulantes de los aviones cisterna.

El aparato cuatrimotor que veis es uno de los 18 Boeing E-3 Sentry de la OTAN, un avión AWACS (Airborne Early Warning and Control, alerta temprana y control aerotransportado). Se trata de una versión militar del famoso y ya veterano avión comercial Boeing 707, al que se le ha añadido un gran radomo en la parte alta del fuselaje, un radar pasivo de barrido electrónico gracias al cual este aparato es capaz de detectar aviones enemigos a gran distancia. Es un avión carísimo: cada unidad tuvo un coste de unos 270 millones de dólares.

El mástil que veis salir de la parte superior es una pértiga de repostaje en vuelo (o flying boom, como lo llaman en EEUU). Va sujeta a la popa de un Boeing KC-135T Stratotanker, otra versión militar del antes citado 707, en este caso una cisterna volante dedicada a aprovisionar de combustible a otros aviones, de tal forma que pueden desarrollar operaciones aéreas durante más tiempo sin tener que aterrizar. Mediante este sistema se puede transferir carburante del avión cisterna al avión receptor a un ritmo de 3.800 litros por minuto.

Según apunta The Avionist, el E-3 Sentry resultó dañado y varios de sus tripulantes heridos a consecuencia de esta maniobra. En NewsOk señalan que el incidente ocurrió hace unos años, aunque se conoció el pasado otoño al publicarse este vídeo en Youtube. El avión cisterna operaba con las 507th y 137th Air Refueling Wings desde la basea aérea de Tinker, en Oklahoma. La 137th ARW es una unidad de la Guardia Aérea Nacional de Oklahoma, mientras que la 507th forma parte de la Reserva de la Fuerza Aérea Estadounidense.

Como se observa en el vídeo, el E-3 se acercó demasiado al KC-135. La maniobra de aproximación en estas operaciones de reaprovisionamiento es muy arriesgada. En este caso la pértiga de repostaje consiguió engancharse, pero el E-3 ascendió más de la cuenta y el mecanismo de seguridad de la pértiga plegó automáticamente su extremo retráctil. Lo peor del incidente es que el E-3 ascendió casi hasta colisionar con el cisterna, descendiendo justo a tiempo para evitar el desastre. No siempre situaciones como éstas tienen un final así. Uno de los ejemplos más conocidos de desastre provocado por un fallo en el reabastecimiento en vuelo fue el incidente de 1966 en Palomares, España: un bombardero B-52 y un KC-135 colisionaron durante un repostaje, resultando destruidos los dos aparatos y muriendo 7 de sus 11 tripulantes.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Gracias por compartirlo. Es alucinante…

    Siempre me ha sorprendido esta manera de repostar en el aire. Menudo susto que se debieron llevar…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]