IU pidió ilegalizar a la ultraderecha: ¿pedirá lo mismo para la ultraizquierda?

¿Condenará el Congreso el atentado contra El Pilar igual que el ataque en Blanquerna?

Hoy explotó una bomba en la Basílica de El Pilar en Zaragoza. Los primeros datos apuntan a grupos anarquistas. Ya sería el cuarto ataque con explosivos perpetrado por la extrema izquierda contra instituciones católicas en España en menos de un año, lo cual es alarmante. A la vista de estos hechos, no puedo evitar comparar la reacción oficial ante esta serie de atentados y la que mereció el ataque ultraderechista del 11 de septiembre.

El PSOE defiende el aborto entre lemas como ‘quemar la Conferencia Episcopal’
Los cristianófobos amenazan: “vamos a quemar la Conferencia Episcopal”
Para IU una agresión ultra es terrorismo, pero lo que hace Resistencia Galega no

Condena contra el ataque Blanquerna, silencio ante los ataques a la Iglesia

Como bien recordaréis, un grupo de ultras asaltó ese día el Centro Cultural Blanquerna de Madrid, agrediendo a varios de los asistentes a un acto institucional con motivo de la Diada catalana. Al día siguiente de esa agresión el Congreso emitió una declaración institucional de condena (ver Diario de Sesiones, Pág. 89), en la que el presidente de la cámara manifestó «la más rotunda condena por el ataque a los asistentes al acto cívico de la celebración de la Diada en la sede de la delegación de la Generalitat de Catalunya en Madrid, entre ellos varios diputados y diputadas de esta Cámara. Nuestra democracia es incompatible con actos violentos que vulneren la libertad de los españoles.» Esta declaración fue acogida entre aplausos por los diputados.

La agresión ultraderechista en Blanquerna se merecía esa declaración de condena -y también la ilegalización de los grupos que la han promovido, amparado y justificado-, lo cual no es óbice para echar de menos declaraciones similares cuando los agresores son independentistas y radicales de ultraizquierda. Dicho sea de paso, ninguno de los ataques con explosivos contra instituciones católicas en este último año ha sido condenado de igual forma. Desconozco si lo será el atentado perpetrado hoy contra la basílica de El Pilar. Espero que sí, pero conociendo el sectarismo ideológico de ciertos grupos políticos, mejor lo esperaré cómodamente sentado.

Unos totalitarios piden ilegalizar a otros totalitarios

De la misma forma, pero ya sin ninguna esperanza, cabría esperar una petición de ilegalizar a los partidos de ultraizquierda por parte de los mismos que el 23 de septiembre (ver BOCG, Pág. 19) pedían «iniciar los trámites para la declaración de ilegalidad de los partido políticos de extrema derecha, y su consecuente disolución». La petición la encabezó el portavoz del grupo parlamentario de IU, José Luis Centella, secretario general del Partido Comunista de España. Los lectores de Contando Estrelas se acordarán de este personaje porque, como ya comenté aquí, en abril de 2011 escribió una carta de apoyo al Partido Comunista de Cuba calificándolo como «ejemplo de democracia participativa», y otra carta más al mismo destinatario en julio de 2012 defendiendo la «revolución cubana», eufemismo que los comunistas usan para referirse a la dictadura castrista. Por si esto os parece poco, en marzo de 2013 cuando el 12º congreso de las Juventudes Comunistas de España manifestó su «solidaridad con Corea del Norte», lejos de criticarlo Centella manifestó su «orgullo» por haber participado en ese evento.

La rastrera actitud de IU ante la violencia de ultraizquierda

La doble vara de medir de Izquierda Unida a la hora de hablar de la democracia también es aplicable a su reacción ante la violencia según de donde venga.

A la vista de estos hechos es hasta cierto punto comprensible que IU no quiera aplicar a la ultraizquierda violenta el mismo rigor que pide contra la ultraderecha violenta: para la formación comunista sería un suicidio en toda regla.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. J. Roberto

    Si pilla a alguien a alguien en ese banco, lo hace fosfatina, lo de Blanquerna no tiene justificación, pero esto ¿tiene razón de ser por tener pintas de ser acción ultraizquierdista?, ningún acto vandálico puede tener justificación, y debe medirse con el mismo rasero, pero como somos el país de la doble vara, pasa lo que pasa, ¿y qué se puede esperar de un país en el que se entra en un colegio católico y se dice «dónde están los curas que los vamos a quemar»?

    Saludos.

  2. Es que la ultraizquierda no hace atentados, son bromitas…

  3. Chácaras

    Estamos como en 1934 en tiempos de la II República con los anarquistas, los separatistas, las izquierdas desestabilizadoras, la corrupción, el odio a el cristianismo y a los fieles que lo practican, esto nos llevará al caos y a la desesperación del pueblo español, y si el gobierno de España no tomas medidas drásticas nos llevará a una nueva contienda de hermanos contra hermanos que nadie quiere, solamente los separatistas y los destructores de la patria.

  4. Yo sigo pensando que lo de Blanquerna no es más que un sucio montaje. Condenable desde luego. Pero apesta a montaje…

  5. No es ningún montaje. A menos que ahora los grupos ultras que apoyaron esa agresión y a los que pertenecían los agresores sean también un montaje.

  6. Juan Español Español

    Chácaras. Pienso lo mismo.

    Mirad que son exactamente los mismos partidos de la izquierda y «nacionatas» que estaban antes de la Guerra Civil y durante la misma. PNV, Ezquerra, Psoe,

    Y siguen con su misma táctica. No han cambiado nada. Ahora creen que sí lo conseguiran por eso de que cada vez somos más blanditos, melifluos y demócratas.

  7. pacococo

    Lo más bonito de todo es que los chicos lo han hecho como aviso de lo que puede pasae si vas a una iglesia.

    Esta vez parece que lo tienen todo bien atado, nadie se va a sublevar como en el 36, de modo que montarán su dictadura progre, todo muy blandito y muy consensuado pero el quiera ser libre lo va a tener complicado.

    Elentir, las cloacas del Estado son muy profundas. Me da la impresión que tienen a los grupos ultras para sacarlos cuando conviene. Porque estos grupos ya ni siquiera defienden una ideología medianamente creible.

    Y la verdad es que estos grupos ultras se ganan el jornal.

  8. Ni falta que les hace, Pacococo. En esos grupos hay descerebrados de sobra como para llevar a cabo este tipo de acciones sin que el Estado mueva un dedo. Lo extraño, de hecho, es que este tipo de cosas no ocurran más a menudo.

  9. «Lo extraño, de hecho, es que este tipo de cosas no ocurran más a menudo», dices.
    Se está dando un continuo goteo de estos atentados terroristas, que parecen aislados y de poca importancia, pero no es así. Un día queman las puertas de la iglesia de Sarrià (Barcelona), otro, ponen una bomba en la Almudena o una simulación en el Rocío, en otras ocasiones profanan o roban sagrarios, queman la sacristía de la Sagrada Familia… ¿Sigo?. La lista de estos atentados viene siendo demasiado larga y nunca vemos que la justicia haga nada. Esto es un caldero que se va calentando lentamente, pero sin parar. Como la temperatura no aumenta de golpe, no los notamos, pero nos están pretendiendo asar. Así empezaron en el 34, terminando con auténticas barbaridades.

    Hay mucha diferencia entre quienes entran casi a cara descubierta en un edificio oficial a hacer un poco de paripé (Que no hicieron otra cosa, sabiendo que les van a detener (que casi iban a eso) y estos terroristas, que emplean el mismo modus operandi que el GRAPO o la ETA. No tenían medio de saber si por ahí iba a pasar alguien y morir por su canallada, como tampoco tendrían medio de parar el artefacto explosivo para evitarlo. No sólo son los hechos, sino las posibles consecuencias. Y recuerdo aquí la bomba del Liceo, que casi fue lo mismo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.