Polémica por un libro cristiano no violento y silencio ante el libro islámico

¿PP, PSOE e IU pedirán que se censure el Corán por animar a pegar a las mujeres?

«Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonestad a aquellas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles!« Esto lo dice la sura 4:34 del Corán. El enlace lleva a una web islámica que contiene el libro sagrado de los musulmanes.

El PSOE quiere censurar una evidencia científica porque contradice su ideología
Para Llamazares esto que dijo Hasel no es apología del terrorismo, sino “disidencia”
Las Antígonas: mujeres francesas se rebelan contra el feminismo radical

Un libro que pide al marido estar «listo a morir por su esposa»

Traigo esta cita a propósito del revuelvo que se ha montado en España con un libro editado por el Arzobispado de Granada bajo el título de «Cásate y sé sumisa». Significativamente, de la misma autora dicha autoridad eclesiástica ha publicado otro libro dirigido a los maridos: «Cásate y da la vida por ella», pero éste no ha generado ninguna polémica. Curioso… Por su parte la autora de ambos libros, la italiana Costanza Miriano, explica así lo que quiere decir con el primero de ellos: «la sumisión indica otra lógica: la del servicio recíproco, que es el servicio al que está llamada la mujer». Según ella, «ser sumisas significa, literalmente, estar por debajo para ser el apoyo de todos los miembros de la familia, para acompañar a los más débiles. Es una cualidad propiamente femenina, a pesar de lo que diga la revolución feminista.» Y a los hombres, insisto, nos deja la parte más dura: «El hombre está llamado a servir de una manera diferente: debe estar “listo a morir por su esposa, como Cristo murió por la Iglesia”. Su papel no es más fácil que el nuestro.»

De hecho, el versículo previo al que ha utilizado Miriano como título para su obra es muy claro: «Sed sumisos los unos a los otros en el temor de Cristo.» (Efesios, 5: 21). En esa misma carta San Pablo añade: «Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella». Ya les gustaría a muchas feministas tener maridos abnegados -es decir, que se niegan a sí mismos por amor a sus mujeres- hasta dar la vida por ellas, porque si algo ha conseguido el feminismo es encumbrar el egoísmo masculino hasta cotas nunca vistas, llegando a hacerle irresponsable de sus hijos (sí, ésos que el feminismo ha convertido en exclusiva responsabilidad de la mujer al atribuirle a ella el «derecho» a matarlos antes de nacer).

El gran ‘delito’ de Costanza Miriano: atreverse a contradecir al fenimismo

No he leído el libro, y cada uno podrá estar de acuerdo o no con lo que expone la autora –en los comentarios cito una intervención de Juan Pablo II que explica mejor ese pasaje evangélico de lo que lo hace Constanza Miriano, en mi opinión-, pero en todo caso, de todo lo que dice la autora no deduzco que esté pidiendo a las mujeres que renuncien a sus derechos, y me refiero a los auténticos, no a los falsos «derechos» que algunos inventan a costa de los derechos humanos de los hijos, como ocurre con el aborto. Tampoco justifica la violencia dentro del matrimonio, a menos que se entienda por tal cosa que un marido deba estar dispuesto a morir por su esposa, claro… Ciertamente, el título es provocador, pero los argumentos de Miriano no suponen merma alguna en la dignidad de la mujer ni del hombre. Su gran «delito» es contradecir una ideología, el feminismo de género, que no tolera discrepancias, o por lo menos no las tolera si vienen del entorno cultural judeocristiano, ya que suele guardar un silencio sepulcral sobre el trato a la mujer en el Islam, por ejemplo. En este sentido, me pasma que se monte tal escándalo por el título de un libro y a la vez se guarde un absoluto mutismo, seguramente inspirado por el multiculturalismo, en torno al «pegadles» del Corán. ¿Es censurable proponer a una mujer un estilo de vida con el que muchas europeas se identifican, y no lo es animar a los maridos musulmanes a pegar a sus esposas si éstas se rebelan? Además de esta doble vara de medir, ciertas reacciones que ha generado el libro me parecen mucho más criticables que el libro, pues aquéllas se adentran ya en el terreno de la censura, es decir, de la coacción estatal para reprimir ideas legítimas. Cito a continuación algunos ejemplos.

Censura feminista desde un partido que mantiene a un dirigente condenado por maltrato

La diputada del PSOE Ángeles Álvarez ha reclamado que se censure el libro alegando que «no podemos es permitir que organizaciones como la Iglesia, que recibe dinero del Estado, se dediquen a hacer proselitismos de la desigualdad, de la discriminación y del sexismo». Incluso ha dicho que va a preguntar al gobierno qué opina del libro, como si aún existiese la censura previa. Sin embargo, los españoles tenemos que aguantar que el PSOE, que vive del dinero de nuestros impuestos (y que da lecciones de feminismo mientras mantiene en sus filas a un dirigente condenado por maltrato) promueva agresiones contra los derechos humanos como el aborto, la expulsión de la religión de la escuela y la censura de ideas contrarias a su hoja de ruta progre, todas ellas actitudes discriminatorias por razón de edad, creencias e ideas. Es más: en febrero Álvarez ya pidió censurar una campaña eclesial por defender una evidencia científica: la humanidad del embrión humano. Es el colmo que se crean con autoridad para imponer cánones ideológicos a los españoles quienes piden censurar evidencias científicas y llaman «derecho» a matar a ciertos seres humanos por razón de su edad. Esa salvajada sí que es digna de rechazo.

¿Brindar por ETA es ‘disidencia’, pero lo de este libro es ‘delito’?

El coordinador general de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Maíllo, ha pedido que la Fiscalía acuse al Arzobispo de Granada de «un delito de apología de violencia de género», e incluso ha comparado a Monseñor Martínez con el Imán de Fuengirola, condenado por animar a la pegar a la mujer sin dejar rastro. Es decir, que además de pedir una censura antidemocrática de un libro, IU calumnia a su editor. Por supuesto, ninguna de las dos cosas son ajenas a la tradición comunista, ideología que ha hecho de la censura y la mentira dos de sus más poderosas armas allí donde ha plantado sus dictaduras. Personalmente considero todo un avance que la ultraizquierda se conforme con encarcelar a Obispos en lugar de torturarlos y asesinarlos como hizo durante la Guerra Civil Española. No obstante, me parece intolerable que IU confunda a España con Cuba o Corea del Norte, reclamando a la Fiscalía que se dedique a perseguir a quienes defienden ideas legítimas simplemente porque no gustan a los comunistas. Lo que sí es perseguible por la Fiscalía es la apología del terrorismo. Recordemos que hace dos años se armó una polémica cuando el rapero Pablo Hasel afirmó: «Yo seguiré brindando cuando ETA le vuele la nuca a un pepero». Lejos de condenar esa clarísima apología del terrorismo, lejos de pedir a la Fiscalía que actuase contra el rapero, el diputado de IU Gaspar Llamazares defendió a Hasel afirmando que se había limitado a hacer «disidencia frente al sistema». Desde luego, al lado de IU hasta el Imán de Fuengirola parece un moderado…

El PP andaluz pide la retirada del libro. No, del Corán no: del otro

Completando el panorama de pensamiento único que reina en nuestro mapa político, el secretario general del Partido Popular andaluz, José Luis Sanz, ha pedido al Arzobispado de Granada que retire el libro, calificándolo de «auténtico despropósito». Y todo porque no le gusta el título (y digo esto porque estoy convencido de que, como en los demás casos, ni se lo ha leído ni ha procurado la más mínima información sobre el mismo). ¿Pedirá Sanz que el Corán sea retirado de las librerías? ¿Pedirá el PSOE que el Corán sea censurado? ¿Instará IU a la Fiscalía a acusar al Islam de apología de la violencia? ¿O es que su idea de la democracia implica una doble vara de medir, muy estricta para los cristianos y muy laxa para los musulmanes?

¿Lo de que todas las ideas son defendibles sin violencia sólo ese aplica a ETA?

Ya para terminar estas líneas, no deja de sorprenderme un detalle. En 2006 el PSOE, por boca de Zapatero, se dirigió a ETA diciéndole que si rechazaba la violencia y aceptaba las reglas del juego democráticas «podrán defender todas las ideas que quieran». En abril de 2013 el portavoz adjunto del PSOE en el Parlamento de Navarra pidió, hablando de ETA, que «todas las ideas se puedan defender con el uso de la palabra». En diciembre de 2011 y dirigiéndose al portavoz de Amaiur en el Congreso, Rajoy dijo: «En democracia todas las ideas son defendibles». En 2007 Izquierda Unida publicó un manifiesto sobre ETA en el que afirmaba que «la legitimidad de todas las ideas políticas, expresadas democráticamente, tiene en el marco parlamentario, la vía de defensa». ¿Por qué no dijeron entonces que sólo consideran defendibles por métodos pacíficos las odiosas ideas de ETA, y no los legítimos principios y el estilo de vida de los cristianos?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sobre lo que dice la autora del libro, frente a su interpretación de la Carta a los Efesios, me parece más acertada y autorizada la que hizo Juan Pablo II el 11 de agosto de 1982:

    «La expresión que abre nuestro pasaje de Ef 5, 21-33, al que nos hemos acercado gracias al análisis del contexto remoto e inmediato, tiene una elocuencia muy particular. El autor habla de la mutua sujeción de los cónyuges, marido y mujer, y de este modo da también a conocer cómo hay que entender las palabras que escribirá luego sobre la sumisión de la mujer al marido. Efectivamente, leemos: «Las casadas estén sujetas a sus maridos como al Señor» (5, 22). Al expresarse así, el autor no intenta decir que el marido es «amo» de la mujer y que el contrato inter personal propio del matrimonio es un contrato de dominio del marido sobre la mujer. En cambio, expresa otro concepto: esto es, que la mujer, en su relación con Cristo —que es para los dos cónyuges el único Señor— puede y debe encontrar la motivación de esa relación con el marido, que brota de la esencia misma del matrimonio y de la familia. Sin embargo, esta relación no es sumisión unilateral. El matrimonio, según la doctrina de la Carta a los Efesios, excluye ese componente del contrato que gravaba y, a veces, no cesa de gravar sobre esta institución. En efecto, el marido y la mujer están «sujetos los unos a los otros», están mutuamente subordinados. La fuente de esta sumisión recíproca está en la pietas cristiana, y su expresión es el amor.

    Juan Pablo II en esa misma intervención añadía: «El amor excluye todo género de sumisión, en virtud de la cual la mujer se convertiría en sierva o esclava del marido, objeto de sumisión unilateral. El amor ciertamente hace que simultáneamente también el marido esté sujeto a la mujer, y sometido en esto al Señor mismo, igual que la mujer al marido. La comunidad o unidad que deben formar por el matrimonio, se realiza a través de una recíproca donación, que es también una mutua sumisión.«

    Se puede leer su intervención entera aquí:
    http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/audiences/1982/documents/hf_jp-ii_aud_19820811_sp.html

  2. Xusto Otero

    PP / PSOE / IU quieren censurar 2 libros de Costanza Miriano : “Cásate y da la vida por ella “centrado en el varón y “Cásate y se sumisa” centrado en la mujer. Juan Pablo II hablaba del matrimonio como recíproca esclavitud de amor . Pronto será censurado.
    La Iglesia Católica dejó de poner nihil obstat a libros civiles al asumir que democracia conlleva gente adulta no necesitada de tutela. Tan buen deseo se malogra si el Estado se afana por cuidar las formas maltratando impunemente los contenidos .Es el caso.
    Hoy “adulta » no es palabra unívocamente homóloga a «madurez» porque ya aparece homologada a «corrupción» – ciencia de pecar sin remordimiento – . Occidente padece ahora una plaga de adolescencia mental en gente adulta que, por edad, tendría que ser gente madura ( el auge de consultorios psicológicos es síntoma inequívoco de aquella plaga ).
    Al aplicar censura “laica” a la periodista italiana los partidos delatan dos deseos inconfesables : 1 ) ser religiones de autoría humana 2) que la Iglesia sea partido político. Pero el resultado sería democracia fallida

  3. Eos

    Es que no han leído ninguno de los dos libros :-)(Corán y Cásate y se sumisa)
    Es muy frecuente desacreditar algo sin haberlo leido 🙂

    Yo creo que voy a comprarlo.

  4. Pelayo

    Estupendo y oportuno artículo. Conocíamos la estupidez y la hipocresía de la izquierda, pero hay que reconocer que el PP andaluz se supera cada día. Pero claro es el mismo PP que puso a Javier Arenas de cabeza de lista para perder 4 veces contra el PSOE.

  5. ¡Lo que hay que leer es la Biblia! 🙄
    Es tan clara como el agua clara.
    Lo que dice está en plena concordancia con lo que el arzobispo declara.
    Siempre he de ser así, porque el varón tiene que defender a la mujer
    QUE SE APAGUEN LOS FAROLES DE NOCHE Y YA VEMOS QUE PASA.

  6. Dos preguntas, Elentir.

    – Las personas que critican el libro ¿lo han leído?
    – Estas personas ¿han dicho algo contra los piquetes de CCOO y UGT que acosan a la juez Alaya? ¿Han calificado como «atentado machista» tal hostigamiento?

    No he leído el libro (entre mil motivos, porque tengo otras mil lecturas pendientes), pero hace unas semanas eché un vistazo a algunos artículos al respecto. En realidad, parece que el título, siendo provocativo y comercial, plantea una vida familiar y de pareja basada en ceder. Es decir, sería un libro contracorriente de una mentalidad que basa las relaciones en «yo no quiero ceder; si cedo, pierdo, y yo soy independiente». En fin, el tema da de sí, pero me quedo con las dos preguntas formuladas.

  7. Pepe

    El PP de Andalucía lleva mucho tiempo en una deriva más acentuada, si cabe, que el PP nacional. En lugar de defender principios éticos para ser alternativa al PSOE en Andalucía, ha optado por la vía de tratar de superar en demagogia al PSOE. De ahí que no me extraña que Sanz haya dicho eso. Al fin y al cabo creo recordar que Oña defendió a Ho Chi Mihn en su bitácora, y ya sabemos la opinión de Villalobos sobre el aborto.

  8. pacococo

    No os extrañeis de la reacción del pp, al fin y al cabo es también la casta y todos en la casta cierran filas.

    Lo de no censurar otro libro, no es por cobardía, que también, es por molestar a los católicos, que estos progres parece que la única obsesión, patológica a estas alturas, es cargarse a la Iglesia.

    Si lo mirais desde esta óptica, todo tiene mucho sentido.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.