Nuevo episodio de nula ética periodística en sus ataques contra la Iglesia

El País se salta otra vez su libro de estilo y ahora titula lo que no aparece en la noticia

«Rouco sigue con el mismo son: gais, familia, mártires y concordato». Con este título panfletario y digno de un artículo de opinión encabezaba anoche una noticia el mismo diario de PRISA cuyo libro de estilo afirma que su «independencia y la no manipulación de las noticias son una garantía para los derechos de los lectores, cuya salvaguardia constituye la razón última del trabajo profesional. La información y la opinión estarán claramente diferenciadas entre sí.«

El País ya puede leer tus pensamientos y convertirlos en noticia: lo hizo con el Papa
El Vaticano desmiente el bulo de El País de que el Papa haría cardenal a una mujer
El País vuelve a manipular: atribuye al Papa Francisco una cita que no ha dicho

¿El País titula las preocupaciones de Rouco o las obsesiones del diario?

El extracto citado, que figura en el punto 1.3 del citado libro de estilo, suena a chiste para cualquiera que se asome a las páginas de ese diario de forma habitual. En el punto anterior se lee: «EL PAÍS se esfuerza por presentar diariamente una información veraz». Sin embargo, aunque el citado titular habla de «gais», en todo el texto de la noticia no hay ni una sola mención a la homosexualidad ni a los homosexuales. Podría añadir que ni en la noticia ni en el discurso de Monseñor Rouco, que se puede leer completo aquí. En su intervención, dicho sea de paso, el Arzobispo de Madrid tampoco mencionó ningún concordato, sino los Acuerdos entre España y la Santa Sede vigentes desde 1979. Para ser más exacto, de los 53 párrafos que forman la citada intervención de Monseñor Rouco, sólo citó dichos Acuerdos en uno y lo hizo de esta forma (El País no recogió ninguna cita del mismo):

«En España, las relaciones entre la Iglesia y el Estado están suficientemente bien reguladas por los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado Español firmados en 1979. Los Acuerdos reflejan fielmente tanto los principios enseñados por el Concilio Vaticano II a este respecto, como los que emanan de la Constitución Española de 1978, especialmente de lo que esta establece en los artículos 16 y 27, máxime si son interpretados a la luz de lo que prescribe el artículo 10, 2.»

Sin embargo, y a lo largo de distintos párrafos, Monseñor Rouco habló de fe, caridad, amor y esperanza, habló también del terrorismo -criticó que no se haya tomado «el camino del arrepentimiento, del propósito de la enmienda y de la satisfacción de las víctimas»-, hizo un llamamiento a ayudar al pueblo filipino y también recordó a «tantos cristianos, de distintas confesiones, sometidos a presiones y persecuciones de diverso tipo en varias partes del mundo»; también se refirió al paro y animó a «manifestarse no solo en unos comportamientos respetuosos de las exigencias fundamentales de la justicia y de la solidaridad, sino, además, en actitudes de generosidad desprendida en favor del prójimo». Todas estas inquietudes humanas de Monseñor Rouco han sido silenciadas por El País en dicha noticia, firmada por Juan González Bedoya -supuesto experto en materia religiosa de ese periódico socialista- y encabezada con un titular que más que resumir las inquietudes del Arzobispo, plasma las obsesiones del diario de PRISA.

Los tópicos, bulos y errores garrafales de Bedoya en sus ataques a la Iglesia

Hay que decir que el señor Bedoya ha seguido su línea habitual con esta última manipulación. A modo de ejemplo:

No acabo de entender que un periódico con el prestigio que algunos le atribuyen a El País -del todo inmerecido, en mi opinión- se atreva a engañar de una forma tan burda a sus lectores, pasando como experto en cuestiones religiosas a alguien que tiene una cultura tan escasa en esta materia y que sostiene tópicos totalmente falsos, propaga bulos e incluye gazapos tan cómicos en las noticias que firma. ¿Tan grande es el odio de El País contra la Iglesia Católica que no teme hacer el ridículo en su cada vez más torpe afán por desprestigiarla?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Esta gente no atiende a razones. Es como hablar con las paredes.

  2. Antonio Muñoz

    Verá… en mi opinión, puede ser que el citado autor sea ignorante en cuestiones religiosas; de hecho, es lo más probable. Pero también es obvio para todos que el mencionado panfleto no está dispuesto a contar la verdad en determinados casos, de los que los relacionados con la Iglesia Católica son uno de los más claros ejemplos. Así pues se manipula y se miente con intención, y si el autor de esa porquería no lo hiciera así sus días como «profesional» de ese diario estarían contados. ¿Qué mejor ejemplo que el señalado de la negativa a publicar la rectificación de la Conferencia Episcopal? Pues aunque parezca mentira los hay mejores, porque durante mucho tiempo estuvo divulgando que la Misa volvía a ser en latín… y hay que ver si se ve pronto que es una falacia.
    En todo caso la mayoría de los lectores de ese panfleto no están por la labor de conocer la verdad de la Iglesia. Se les puede decir cualquier mentira, por estúpida que sea, que se la van a tragar: en parte también por ignorancia, y en parte porque no quieren conocer más a fondo qué hay detrás de toda esa manía que tiene el, en efecto, indebidamente renombrado diario.

  3. Monseñor ha estado muy acertado en sus declaraciones de ayer:

    «Nos inquieta que la unión fraterna entre todos los ciudadanos de las distintas comunidades y territorios de España, con muchos siglos de historia común, pudiera llegar a romperse. la unidad de la nación española es una parte principal del bien común de nuestra sociedad, que ha de ser tratada con responsabilidad moral.»

  4. Alfonso

    Juan G. Bedoya es una mina de información sobre las estupideces anticlericales; estoy escribiendo unos capítulos sobre ciertas leyendas negras, como disfruto refutando las grotescas mentiras de Bedoya respecto a la anestesia obstetrica, la vacuna de la viruela, el pararrayos y la disección de cadáveres…
    Aqui traigo un un pequeño fragmento:»El clero dio un apoyo entusiasta al pararrayos. Entre otras razones porque su coinventor fue el sacerdote y monje premonstratense Prokop Divisch. Prokop Diviš fue un conocido científico checo. En el año 1720 entró en el monasterio de los premostratenses de Louka cerca de Znojmo y se ordenó sacerdote. Desde el año 1736 fue párroco en Přímětice, donde en su tiempo libre realizaba experimentos, sobre todo, con la electricidad estática. De la serie de inventos sobresale, sobre todo, su pararrayos a la que llamaba maquina meteorológica. No solo eso: los sacerdotes Giuseppe Toaldo , el ya mencionado Prokop Divisch y el escolapio Battista Beccaria , entre otros muchos clérigos; dieron especial importancia al estudio de la electricidad atmosférica y a la protección de los edificios y casas contra los rayos y relámpagos por medio de pararrayos, y abogaron enérgicamente por su uso. Toaldo , devoto sacerdote católico, fue autor de obras como “Della maniera di difendere gli edificii dal fulmine» (1772y en monografías como «Dei conduttori metallici a preservazione degli edifici dal fulmine» (1774) contribuyeron enormemente a desechar los prejuicios contra el invento de Franklin y Divisch. Gracia a sus esfuerzos los pararrayos fueron colocados en la Catedral de Siena y sobre la Torre de San Marcos en Venecia y sobre polvorines y barcos de la armada veneciana. El propio Papa Benedicto XIV fue un entusiasta partidario del uso del pararrayos.»

  5. Alfonso

    Veamos lo que dice la prestigiosa enciclopedia Trecani de la afirmción de Bedoya de que la Iglesia se opuso al pararrayos: «Perfino la Chiesa, importante sostenitrice del parafulmine, incontrò resistenza. Lo stesso papa non riuscì a essere abbastanza persuasivo quando Giovanni Giuseppe Veratti (1707-1793), marito del fisico Laura Bassi (1711-1778), installò alcuni parafulmini all’Istituto di fisica dell’Università di Bologna poco dopo l’esperimento di Marly-la-Ville. Gli abitanti infatti erano così allarmati da questi dispositivi che Veratti fu costretto a smantellarli. Benedetto XIV, che era nativo di Bologna e particolarmente venerato in città, scrisse una lettera per raccomandare l’uso dei parafulmini di Veratti;».
    http://www.treccani.it/enciclopedia/l-eta-dei-lumi-i-parafulmini_%28Storia-della-Scienza%29/

  6. Alfonso

    Ha sido una lástima que Bruno Moreno, coordinador del libro , haya puesto límites a mi sarcasmo con la ignorancia histórica,teológica y científica de Bedoya, ya se sabe: lacaridad cristianas nos manda misericordia con los burros y los anticlericales (ambas categorías suelen ir unidas).

  7. Luis Carlos

    Se creen que son el Ministerio de la Verdad, y que lo que ellos digan será creído por la inmensa mayoría, y sólo unos pocos dudarán de su palabra..

    Son víctimas de su propia propaganda, porque no son capaces de darse cuenta que la gente cada vez se fía menos de ellos, que son la voz de su amo, el Pravda español.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.