¿Ha leído los alegatos papales contra el aborto, el laicismo y el relativismo?

Zapatero dice que le gusta mucho el Papa Francisco: ¿lo dice por cosas como éstas?

Sab 7·12·2013 · 18:16h 10

Anteayer el cómic digital que dirige Enric Sopena publicó una entrevista a Zapatero. En ella se le preguntó al expresidente socialista qué le parece el Papa Francisco, y ésta fue su respuesta: “Una gratísima sorpresa. Su discurso está siendo renovador, valiente. Me gusta mucho y va a ser muy importante para los católicos. Ojalá sea ese el rumbo que tome la Iglesia católica.

Jarro de agua fría del Papa Francisco a los manipuladores: defiende al niño por nacer
El País vuelve a manipular: atribuye al Papa Francisco una cita que no ha dicho
El País intenta dibujar un Papa Francisco ajustado a la medida de su línea editorial

Ciertamente, yo del Papa me sentiría alarmado al recibir elogios de uno de los peores presidentes que ha tenido España, un personaje que ha hecho lo indecible por minar las bases morales de nuestra sociedad, aprobando leyes tan salvajes como la del aborto hoy vigente, que da barra libre para matar a seres humanos inocentes e indefensos en el inicio de sus vidas. Pero ¿merece el Papa la desdicha de que Zapatero le lance elogios? ¿Habrá leído Zapatero al Papa? ¿Acaso se siente identificado por afirmaciones de Francisco como las siguientes?:

Entre esos débiles, que la Iglesia quiere cuidar con predilección, están también los niños por nacer, que son los más indefensos e inocentes de todos, a quienes hoy se les quiere negar su dignidad humana en orden a hacer con ellos lo que se quiera, quitándoles la vida y promoviendo legislaciones para que nadie pueda impedirlo. Frecuentemente, para ridiculizar alegremente la defensa que la Iglesia hace de sus vidas, se procura presentar su postura como algo ideológico, oscurantista y conservador. Sin embargo, esta defensa de la vida por nacer está íntimamente ligada a la defensa de cualquier derecho humano. Supone la convicción de que un ser humano es siempre sagrado e inviolable, en cualquier situación y en cada etapa de su desarrollo. Es un fin en sí mismo y nunca un medio para resolver otras dificultades. Si esta convicción cae, no quedan fundamentos sólidos y permanentes para defender los derechos humanos, que siempre estarían sometidos a conveniencias circunstanciales de los poderosos de turno. (…) Precisamente porque es una cuestión que hace a la coherencia interna de nuestro mensaje sobre el valor de la persona humana, no debe esperarse que la Iglesia cambie su postura sobre esta cuestión. Quiero ser completamente honesto al respecto. Éste no es un asunto sujeto a supuestas reformas o «modernizaciones». No es progresista pretender resolver los problemas eliminando una vida humana.” (Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, 26 de noviembre de 2013)

Cada niño no nacido, pero injustamente condenado a ser abortado, tiene el rostro de Jesucristo, el rostro del Señor, que antes de nacer, y luego recién nacido ha experimentado el rechazo en el mundo. Y cada persona mayor -hablé sobre el niño: vamos a la tercera edad, otro punto- incluso si está enfermo, o al final de sus días lleva el rostro de Cristo. No se puede descartar, como propone la “cultura del derroche”. ¡No se puede descartar!” (Audiencia del Ángelus del 20 de septiembre de 2013)

“Saludo a los participantes en la «Marcha por la vida» que tuvo lugar esta mañana en Roma e invito a mantener viva la atención de todos sobre el tema tan importante del respeto por la vida humana desde el momento de su concepción. Al respecto, me complace recordar también la recogida de firmas que se realiza hoy en muchas parroquias italianas con el fin de sostener la iniciativa europea «Uno de nosotros», para garantizar protección jurídica al embrión, tutelando a todo ser humano desde el primer instante de su existencia.” (Intervención en la Plaza de San Pedro el 12 de mayo de 2013)

“Pero hay otra pobreza. Es la pobreza espiritual de nuestros días, que afecta gravemente también a los Países considerados más ricos. Es lo que mi Predecesor, el querido y venerado Papa Benedicto XVI, llama la «dictadura del relativismo», que deja a cada uno como medida de sí mismo y pone en peligro la convivencia entre los hombres. Llego así a una segunda razón de mi nombre. Francisco de Asís nos dice: Esforzaos en construir la paz. Pero no hay verdadera paz sin verdad.” (Encuentro con el cuerpo diplomático acreditado en el Vaticano, 22 de marzo de 2013)

“Cuántas veces, los párrocos –también yo, algunas veces lo he escuchado– oyen una pareja que viene a casarse: “Pero, ¿ustedes saben que el matrimonio es para toda la vida?”. “Ah, nosotros nos amamos tanto, pero…estaremos juntos mientras dure el amor. Cuando termina, uno por un lado y el otro por otro.” Es el egoísmo: cuando yo no siento, termino el matrimonio y me olvido de aquella “una sola carne” que no puede separarse.” (Encuentro con los jóvenes de Umbría, 4 de octubre de 2013)

“Los Padres sinodales recordaron la importancia del respeto a la libertad religiosa, considerada como un derecho humano fundamental. Incluye «la libertad de elegir la religión que se estima verdadera y de manifestar públicamente la propia creencia». Un sano pluralismo, que de verdad respete a los diferentes y los valore como tales, no implica una privatización de las religiones, con la pretensión de reducirlas al silencio y la oscuridad de la conciencia de cada uno, o a la marginalidad del recinto cerrado de los templos, sinagogas o mezquitas. Se trataría, en definitiva, de una nueva forma de discriminación y de autoritarismo. El debido respeto a las minorías de agnósticos o no creyentes no debe imponerse de un modo arbitrario que silencie las convicciones de mayorías creyentes o ignore la riqueza de las tradiciones religiosas. Eso a la larga fomentaría más el resentimiento que la tolerancia y la paz.” (Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, 26 de noviembre de 2013)

Podría seguir toda la tarde poniendo aquí citas del Papa Francisco que chocan frontalmente con el discurso abortista, laicista, cristianofóbico y relativista de Zapatero y con las leyes antifamilia que instauró. Por eso me sorprende que el expresidente diga que éste sea el rumbo que debe tomar la Iglesia Católica, como si esas declaraciones del Papa fuesen distintas de las que hicieron sus predecesores. En resumidas cuentas: o Zapatero se informa de lo que dice Francisco por El País, que intenta dibujar un Papa acorde a su línea editorial -aunque para ello tenga que silenciar declaraciones como las que acabo de citar-, o bien ha abandonado su radicalismo socialista. Personalmente, conociendo al personaje, me inclino por lo primero.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 1.100

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces desde Twitter y trackbacks:

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Anteayer el cómic digital que dirige Enric Sopena publicó una entrevista a Zapatero. En ella se le preguntó al expresidente socialista qué le parece el Papa Francisco, y ésta fue su respuesta: “Una gratísima sorpresa…….

Comentarios a esta entrada:

  1. Luis Carlos

    “Ciertamente, yo del Papa me sentiría alarmado al recibir elogios de uno de los peores presidentes que ha tenido España”

    Esto me recuerda una vieja fábula

    Un oso, con que la vida
    ganaba un piamontes,
    la no muy bien aprendida
    danza, ensayaba en dos piés.
    queriendo hacer de persona,
    dijo a una mona: “¿Qué tal?”
    Era perita la mona,
    y respondióle: “Muy mal.”
    “Yo creo, replicó el oso,
    que me haces poco favor.
    ¡Pues qué! ¿mi aire no es garboso?
    ¿No hago el paso con primor?”
    Estaba el cerdo presente,
    y dijo: “¡Bravo! ¡Bien va!
    Bailarín mas excelente
    no se ha visto ni verá.”
    Echó el oso, al oír esto,
    sus cuentas allá entre sí,
    y con ademán modesto
    hubo de exclamar así:
    “Cuando me desaprobaba
    la mona, llegué a dudar:
    mas ya que el cerdo me alaba,
    muy mal debo de bailar.”
    Guarde para su regalo
    esta sentencia un autor:
    si el sabio no aprueba, malo;
    si el necio aplaude, peor.

    Moraleja:
    Nunca una obra se acredita tanto de malo, como cuando la aplauden los necios.

    Coincido contigo que hay personas que hay personas, como Zapatero, por las que temerle más los elogios que las descalificaciones.

  2. pacococo

    Da gusto cuando alguien que no tiene ni idea de algo, pontifica sobre eso. Está claro que este maravilloso presidente no tiene idea de como funciona la Iglesia, pero él, incansable al desaliento, se lanza y dice lo que piensa que va a quedar bien.

    Y como está de moda entre la progresía pontificar sobre el camino que debe seguir la Iglesia, pues el hombre marca el camino que a él le parece. Lo malo de esto es que tantos obispos y cardenales aceptaron sin mayor crítica el camino que les marcó la progresía del momento y así nos vemos. Pero hoy ya nadie sensato, en la Iglesia, hace caso de los progres.

    Pero los progres necesitan que algien les recuerde sus ideas y este progre es tan bueno como otro o incluso mejor.

  3. Carmen

    Nada nuevo bajo el sol. Zapatero no escucha ni lee al Papa. Zapatero sabe del Papa lo que cuentan los periódicos progres de él. Y así, ha pensado que el Papa es tan rojo como él mismo. Algo así como cuando dijo que el rey de España era un gran republicano.

    De necios sólo podemos esperar necedades.

  4. Jandro

    Por decirlo de alguna manera, estoy convencido de que el Papa Francisco quiere que los necios le aplaudan. Habrá un momento en que esos profundos desconocedores de la Iglesia que ahora lo alaban deberán tragarse el resto de su mensaje, el que silencian determinados medios (y que él dosifica deliberadamente, creo yo), y afrontar que han estado ensalzando a quien repetía una vez más el mensaje de la Iglesia. A lo mejor no les queda más remedio que empezar a respetar estar ideas ante la coherencia palmaria del mensaje, y comienzan, por ejemplo, a replantearse el aborto. Quizá sea un escenario en el que debamos dar las gracias al periódico de Prisa y medios similares por la involuntaria labor de apostolado efectuada entre sus seguidores.

    Pero, mira por dónde, me inclino a pensar que, en cuanto se den cuenta de que no pueden ganarse al Papa para llevarlo por donde quieren, dejarán de silenciar los aspectos incómodos de su discurso, hablarán –hipócritamente– de cambio en el discurso de Francisco y comenzarán una nueva cruzada antipapal.

  5. El Tíol Bastón

    Pues sí, cuando leí el titular me acordé inevitablemente de la fábula de Tomás de Iriarte que cita Luis Carlos, pero cálmense los ánimos porque lo preocupante sería que Zapatero hablara sabiendo lo que dice, lo cual no ocurrirá jamás.

    ¿Qué se puede esperar de un tipo que es la encarnación de la quintaesencia de la progresía española, la masa ignorante que se traga las mentiras de ese irracional odio hacia la Iglesia tradicionalmente proclamado por quienes manejan los hilos, la mano negra a cuyos fines la herencia de Jesucristo y su labor estorban, una masa ignorante (ésa a la que representa ZP) en tal manera que no se entera de qué es lo que la Iglesia predica entre sus fieles porque nunca lee ni leerá un catecismo y mucho menos un texto del Papa o escuchará algo de lo que éste diga? De esto último ya se encargan los manipuladores por la cuenta que les tiene. Pues si la Iglesia tuvo “libros prohibidos” abiertamente en otras épocas, éstos los tienen también pero sin decirlo abiertamente, que esto es políticamente incorrecto y perderían adeptos.

    Zapatero se lee los panfletos que la llamada “izquierda” escribe para autoconsumo y para atraer a sus filas a las masas, sean éstas de la calidad que sean, que lo que importa es hacer bulto mucho más que la calidad. A la gente ignorante (y Zapatero sin duda lo es, lo ha demostrado con creces) se la atrae con la mentira; la verdad sólo resplandecerá entre los que estén dispuestos a buscarla. Lo malo es que esto cuesta trabajo.

  6. ioannes

    Lo de Zapatero en el mejor de los casos es palabrería, blablablá, locuacidad, verborrea, superficialidad intelectual -me temo. Ya aburren hasta a las ovejas.

  7. Las declaraciones del Papa se prestan a ser interpretadas en muchos sentidos. De este modo está atrayendo precisamente a los contrarios a la Iglesia y alejando a los partidarios.

  8. MR (Monárquico y Republicano)

    Muy bien, D. Carlos… No está mal recordar nuestros clásicos, sobre todo cuando vienen tan a cuento. En cuanto al hilo de la entrada, yo lo veo bastante claro: toda esa tropa de progres, que antes arremetía contra el Papa cuando era otro, no es que ahora de repente hayan visto la luz ni aprendido a respetar… Ellos no tienen ni la menor idea de lo que dice el Papa, ni les interesa. Extraen titulares cuyo objetivo es la más falsa adulación, puesto que este Papa ni siquiera les cae bien, con el único ánimo de desprestigiar a sus predecesores. Nada más. Y desprestigiando a sus predecesores, desprestigiar a toda la Iglesia y, desprestigiando a la Iglesia, a todos los fieles que también somos la iglesia y a su mismísimo Fundador, pues son presa de la más enfermiza cristofobia. A mí, que soy perro viejo, van a venirme con ese hueso…

  9. MR (Monárquico y Republicano)

    P.D.: En el orden de cosas de lo que comenté antes, convendría recordar las lindezas que esos progretas de baratillo de los Kirchner le dedicaron al entonces cardenal Berdoglio, tachándolo de troglodita por oponerse al matrimonio homosexual o al aborto… Ahora, mira tú que casualidad, qué majo que es Francisco. Falsos, más que falsos, que se os ve venir por la Cuesta del Avellano.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar "enviar" aceptas estas Condiciones de Participación

  → abrir emoticonos   → configura tu icono personal