Ni los datos de Cáritas son erróneos, ni lo que hace el gobierno es 'austeridad'

Pobreza en España: en qué se equivoca Montoro y en qué se equivoca Cáritas

Cáritas Europa acaba de publicar un estudio titulado “La crisis europa y su coste humano” (ver PDF). La parte relativa a España se puede leer desde la página 63, y pueden leerse cosas que no he visto comentadas en los medios estos días. Por ejemplo, que “la deuda pública bruta aumentó rápidamente de alrededor del 36% del PIB en 2007 a más del 84% en 2012”.

Rajoy ya dijo lo que pasaría si se suben los impuestos en plena crisis
Argumentos socialistas, recetas socialistas y resultados socialistas

El insoportable peso de la deuda pública en la economía española

El informe también apunta que se prevé que dicha deuda “se acerque al 97% del PIB en 2014” y al 100% en 2015, escalada que Cáritas Europa explica por “el pago de intereses altos”. Ciertamente, los datos son alarmantes: los Presupuestos Generales del Estado para 2014 ya preveían una deuda pública del 99,8%% para finales de este año. El aumento de la deuda pública conlleva, por supuesto, un aumento de los intereses asociados a esa deuda: para 2014 está previsto que el pago de esos intereses suponga para las arcas públicas 36.590 millones de euros, el 3,5% del PIB. Algunos reclaman que no se pague esa deuda, olvidando que su impago dejaría a España en quiebra, pues ¿quién va a financiar a un país que se niega a pagar sus deudas?

El coste social de los aumentos de impuestos

Cáritas Europa también señala algo muy incómodo para el gobierno de Rajoy: “Los aumentos de los tipos de IVA, introducidos a finales de 2012, han dado lugar a un aumento de los ingresos [públicos], pero también a una menor demanda, lo que tuvo un efecto negativo en el PIB en 2013”. Dicho sea para que lo entiendan algunos: siguiendo el recetario socialista, el gobierno subió los impuestos para recaudar más y ha provocado que la economía se resienta aún más. De hecho, el gobierno del PP copió los argumentos del PSOE sobre la presión fiscal, y al final ha obtenido el mismo resultado que Zapatero: más deuda, más paro y más pobreza.

Cáritas alerta sobre la pobreza y, para más señas, sobre la infantil

Hablando de pobreza, el informe de la ONG católica cita datos de Eurostat que no dejan en buen lugar a nuestra nación: “El promedio EU28 fue dek 25,1% en 2012 y la tasa para España fue del 28,2%. Unos 13 millones de personas afectadas, un aumento de casi 300.000 personas en un año.” En esto, según el informe, sólo nos superan Rumanía y Grecia. Y con esto llegamos a la pobreza infantil, que es el objeto de la polémica surgida estos días entre el gobierno español y Cáritas. Cito los dos párrafos que le dedica a este tema el informe de Cáritas Europa:

España tiene la segunda tasa más alta de pobreza infantil en la UE (sólo superada por Rumanía y seguido por Bulgaria y Grecia). La tasa de riesgo de pobreza entre los niños menores de 18 años fue del 29,9% en 2012, comparada con un promedio del 21,4% EU28 (Eurostat, 2013q). El índice mostró un aumento especialmente significativo entre 2009 y 2010. La tasa de privación material de los niños se incrementó entre 2011 y 2012 (del 15,6% al 19,4%) (Eurostat, 2013R).

El número de niños que viven en hogares con intensidad de trabajo muy baja ha aumentado considerablemente en España desde la crisis (en 6,3 puntos porcentuales hasta 2011) (Comité de Protección Social, 2013). La Comisión Europea considera que se lograron avances limitados en las medidas para combatir la pobreza infantil y para mejorar la eficiencia de los servicios de apoyo a la familia en 2012 (Comisión Europea, 2013gg).”

Según Montoro, las estadísticas no sirven para analizar la realidad

A esto Montoro responde que los datos de Cáritas “no se corresponden a la realidad”. ¡Pero si son datos de Eurostat, señor ministro! Por otra parte, Rubalcaba se abraza ahora a Cáritas, olvidando que los datos señalados dejan en evidencia al gobierno del que él formó parte. Desde luego, es sorprendente que el ministro quiera descalificar a Cáritas por señalar datos emitidos por la oficina estadística de la Comisión Europea. Pero lo que ya es del todo pasmoso es que, además, oírle decir que esos datos no son válidos porque son “mediciones estadísticas”, e incluso invitar a la ONG católica a que no “provoque” debates en este sentido. Para empezar, si a Montoro los datos estadísticos no le parecen válidos para analizar la realidad social y económica de un país, ¿por qué no le pide a Rajoy que cierre el Instituto Nacional de Estadística, cuyas cifras de paro usa el propio gobierno para conocer la realidad social española? Pero además, ¿qué es eso de que un ministro le diga a una ONG los debates que puede o no iniciar, y más cuando hablamos de algo tan serio como es la pobreza infantil?

El PP señaló en 2011 que España era el 2º país de la OCDE en pobreza infantil

Montoro podría haber alegado que la pobreza de la que habla Cáritas es relativa, puesto que se trata de la situación de aquellas personas -independientemente de su situación familiar- cuya renta no supera la mitad de la renta media nacional. El problema es, entonces, cómo definir estadísticamente la pobreza, y sobre todo, cómo hacerlo con coherencia. Lo digo, por ejemplo, porque el 27 de febrero de 2011 el PP denunciaba que “España es el segundo país de la OCDE con la tasa de pobreza infantil más alta”, señalando que “uno de cada cuatro menores vive bajo el umbral de la pobreza”. Lo hacía apelando a un informe de UNICEF. Ahora, con más paro y más presión fiscal, ¿pretende sostener Montoro que esa situación ha cambiado? Si es así, ¿a qué datos va a apelar para demostrarlo? ¿Quizás a esas mediciones estadísticas que, según él, no reflejan la realidad?

La realidad social que se constata en los centros sociales de Cáritas

Si Montoro quisiera acercarse a esa realidad de otra forma, podría hacerlo dejándose caer por cualquier comedor social de Cáritas. Allí le contarían el panorama que relata el citado informe: “Cáritas España ha observado cambios desde los primeros años de la crisis en términos de los grupos que buscan ayuda de sus centros -en los primeros años, los inmigrantes eran más propensos a buscar su apoyo, pero a partir de alrededor de 2010 muchos ciudadanos españoles también han buscado ayuda, así como los migrantes que se habían convertido en indocumentados. Ven a muchas mujeres, muchas parejas jóvenes con hijos, así como familias monoparentales. Ahora observan más personas en riesgo de quedarse sin hogar y muchas personas sin un ingreso básico o mínimo, y también una disminución en la prestación de atención social por parte del Estado, con el correspondiente aumento en los esfuerzos de las organizaciones no gubernamentales para hacer frente a las deficiencias”.

El Estado nos exprime cada vez más y nos ofrece cada vez menos

Obsérvese, por cierto, un detalle: el Estado ha ido aumentando más y más -primero con el PSOE y luego con el PP- la presión fiscal, a la par que ha ido disminuyendo las prestaciones que ofrece. Es un fenómeno que se explica, en parte, en las consecuencias del envejecimiento de la sociedad española, con cada vez menos cotizantes para sostener a perceptores de subsidios estatales, en especial los pensionistas pero también los desempleados, cuyo número ha aumentado de forma dramática en España desde que empezó la crisis. Las políticas fiscales confiscatorias y la baja natalidad nos han metido en un círculo vicioso: los elevados impuestos penalizan el ahorro -con lo que no fluye el crédito necesario para establecer empresas-, ahuyentan a los inversores -con lo que no se generan nuevos empleos-, suponen un serio lastre para las empresas y los autónomos -muchos se ven abocados al cierre, aumentando el paro- y suponen un peso asfixiante para la economía de las familias. Esto conlleva más paro y más pobreza, ergo más necesidad de ayudas públicas pero cada vez menos población activa capaz de sostenerlas. Y a largo plazo, con cada vez más ancianos y menos niños, el sistema se hace insostenible. Ahora mismo sólo se mantiene a costa de saquear a las empresas que aún no han cerrado y a los ciudadanos que aún tenemos trabajo.

Para más inri, las políticas de aumento de los impuestos indirectos -como el IVA- están teniendo efectos muy perjudiciales para los menos pudientes: “En España, como en otros países, el efecto del aumento de los impuestos indirectos ha resultado ser regresivo -en otras palabras, ha tenido un mayor impacto en los hogares de menores ingresos”, señala el informe de Cáritas Europa.

¿Es ‘austeridad’ un 100% de deuda pública y un exceso de déficit público?

Lo que sí me parece objetable de dicho informe es lo que, por ejemplo, podemos leer en su página 82. Cáritas Europa afirma: “Sin un cambio de dirección de la política, esto apunta a muchos, muchos más años de austeridad, con sus efectos de reducción en el crecimiento y la continuidad del desempleo y las reducciones en los servicios.” Es decir, que Cáritas interpreta la situación que vivimos como una consecuencia de los planes de “austeridad”. Sin embargo, como hemos visto, en España la deuda pública está próxima a alcanzar el 100% del PIB, lo que ya sólo en términos de intereses va a resultar devastador para nuestra economía. Ayer conocíamos que el déficit público español alcanzó el 6,62% del PIB en 2013, es decir, que el Estado sigue gastando más de lo que ingresa. Los objetivos de déficit para ese año fueron incumplidos tanto por el Estado como por las comunidades autónomas.

Lo que algunos llaman “austeridad” no es más que la continuación de las políticas de despilfarro público, pero en unas condiciones que arruinan cada vez más a la sociedad. Esos despilfarros eran asumibles socialmente hablando en época de vacas gordas, pues la buena marcha de la economía proporcionaba unos notables ingresos al Estado, pero ahora los españoles se ven directamente afectados por los impuestos y por las cada vez más escasas contrapartidas que reciben a cambio. El Estado del Bienestar se las prometía como el cuerno de la abundancia cuando el sector privado podía sostenerlo, pero ahora que ya no puede, algunos siguen empeñados en mantener una ficción que no se sostiene. Querer que el Estado siga gastando a manos llenas es pedir que haya más paro y por tanto más pobreza. Que lo haga la izquierda que vive empeñada en vivir a costa de los contribuyentes, lo entiendo, pero no comprendo que se apunte a esa idea una ONG que se está viendo saturada en su magnífica labor de ayuda a los pobres. Entiendo que se deberían implementar medidas de emergencia para ayudar a los más necesitados -igual que se ha hecho con los bancos-, pero no vamos a salir de esta crisis con más intervencionismo. Antes bien, con políticas fiscales como las llevadas a cabo por el PSOE y el PP vamos a tener crisis para rato.

(Foto: Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Elentir. Muy buena tu nota aunque escalofriante. Las preguntas claves son: ¿Es que no se entera la clase política (toda)? ¿Y si sabe por qué sigue engañando a la ciudadanía y no dicen la verdad (otra vez todos)?

  2. jgario

    No es que no digan la verdad, lo que ocurre es que la mentira de ellos se hace realidad con la publicación de sus acuerdos en el BOE, leído solamente por los que lo imprimen. El Partido Popular si hubiese sabido todo lo que el Sr., Zapatero escondía debajo de la alfombra, hubiese pedido al electorado que no le votara, eso fué lo mismo que las herencias que aceptas aunque tengan deudas, que pensaban que los socialistas iban a decir que la crisis la habían ayudado ellos a crearse, de eso nada; el otro día falleció un Presidente de Gobierno,el último de la decencia política, después vinieron los socialistas con Felipe Gónzalez Marquez a la cabeza de la delincuencia y así nació la corrupción, seguida muy de cerca por el resto de políticos que vieron chollo en el silencio del código penal.

  3. Lean el blog de Molares do Val en ‘crónicas bárbaras blog’. Parece que contradice a las cifras de Caritas.

  4. James, acabo de leer la crítica que hace mi paisano a los datos de Cáritas. Me parece una buena contestación. Yo he preferido no contestar esos datos porque, sinceramente, no me considero con ánimo para contestar a Cáritas en lo relativo a la pobreza en España: ellos la ven muy de cerca. Además, es cierto que hablar de pobleza relativa en función de los sueldos no es lo mismo que hablar de pobreza en términos absolutos, pero hay que tener en cuenta que el sueldo medio de un país también condiciona sus formas de pobreza, además de otros factores. Por ejemplo, un mileurista llevaría una vida más complicada en Noruega que en España. Allí los sueldos son más elevados, pero también lo es el coste de la vida. Incluso dentro de España hay diferencias: no es lo mismo ser mileurista en Madrid, donde el coste de la vida es caro, que serlo en un pueblecito de Galicia en el que los alquileres son más baratos. Por eso no he querido entrar en el debate de la relativización de la pobreza.

  5. sofia saxe ivanovna

    Los ciegos insensibles que nos gobiernan.
    Es un asesinato someter a una población a esta vejación; mentiras, acudir a salvar la banca, el ladrillo. Pagar a unos diputados que aprietan el botón y no sirven para nada.
    17 gobiernos y otros tantos en la ue.
    Un senado de vagos. ¿A dónde nos llevan?
    Lo felicito Elentir.

  6. Elentir. Muy de acuerdo con lo que dices. De todas formas la pobreza y el desamparo de las familias se ve cada día en aumento. Hay políticos que se aprovechan como el alcalde de Vigo que para salir en la foto (diariamente) le regala, con nuestros impuestos, el alquiler de un piso a una pobre familia deshauciada como si Vigo y otras ciudades no tienen miles de gente en esa situación lamentable.

  7. La pobreza de España es muy relativa. Aquí nadie se muere de hambre. No caigamos en la trampa de justificar el 22M en nombre de una situación que provocó Zapatero y Rajoy está intentando solucionar.

  8. pacococo

    Da la sensación que las políticas seguidas por los gobiernos tienden al empobrecimiento de la población. Parece como si quisieran competir con los chinos, no con tecnología sino con sueldos bajos.

    Y además políticas fracasadas. Subieron el iva y recadan menos, ahora pretenden subir más impuestos, con la consecuencia de recaudar menos, pero aún así, los subirán.

    Esto es de locos.

  9. María M, ¿quién justifica aquí el 22-M? Lo que está claro es que España tiene un grave problema social y económico, y precisamente si no ha habido un estallido social es por el papel fundamental que ejercer la familia, como bien ha señalado Cáritas.

  10. Ahora además estamos entrando en una dinámica muy peligrosa con partidos políticos (los del extremo del “arco político”) comenzando a repartir ayudas en competencia con instituciones Cáritas (que es de lo poco que hay no gubernamental de verdad). Con el tiempo eso significarán nuevos impuestos, nuevos cargos políticos y eventualmente la prohibición de que entidades como Cáritas puedan ejercer esa actividad. Lo curioso es que en páginas católicas la mayor parte de la gente sigue pensando que la atención a los desfavorecidos debe ser una atribución del Estado y no se dan cuenta del peligro que todo eso entraña.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]